martes, 10 de diciembre de 2019

Kirk Douglas cumplió ayer ciento tres años.



Kirk Douglas con su hijo, Michael Douglas y su nieto, Cameron Douglas.

Kirk Douglas, en la película Espartaco, en 1960.

Issur Danielovicht nació en Nueva York el 9 de diciembre de 1916. Su padre era un inmigrante ruso de raíces judías que le abandonó cuando era un niño. A base de mucho esfuerzo, la familia salió adelante y él llegó a ir a la Universidad donde se interesó por el teatro. Pensó que debía cambia su nombre por uno más comercial y escogió el de Kirk Douglas como homenaje a Douglas Fairbanks, su héroe cinematográfico de la infancia y a Kirk porque sonaba muy americano. Debutó en el cine en 1946 con la película “El extraño amor de Martha Ivers” pero fue su amiga, Lauren Bacall, compañera de los escenarios, quien, en 1949, le recomendó para la película que acabaría lanzándole en Hollywood: “El ídolo de barro”. Con ella consiguió su primera nominación al Oscar y se convirtió en una estrella.

En los años siguientes los éxitos fueron llegando uno tras otro: “Duelo de titanes”, “El gran carnaval”, “20.000 leguas de viaje submarino”, “Los Vikingos”, “Senderos de gloria”, “Cautivos del mal”, por la que obtuvo su segunda nominación a la estatuilla, o “El loco del pelo rojo” por la que consiguió la tercera, interpretando al pintor Van Gogh… Participó en más de 90 películas y, en 1996, recibió el Oscar Honorífico por su trayectoria profesional El actor es una leyenda viva de la época dorada del cine de Hollywood, la única que queda junto a la actriz de ‘Lo que el viento se llevó’, Olivia de Havilland, también nacida en 1916. Douglas se glorificó en el cine con ‘Espartaco’ de Stanley Kubrick, en 1960. Sin embargo, su extensa filmografía comenzó en los años 40, con títulos como “Retorno al pasado” o “Carta a tres esposas”, y, en los años 50, ya se postuló como una leyenda del cine clásico.

Caracterizado por su barbilla hendida, se apoda a sí mismo “el hijo del trapero”, según el título de la autobiografía que publicó en 1988. Superviviente de un accidente de helicóptero el 23 de febrero de 1991 (otros ocupantes murieron), su vida está marcada por varias anécdotas (es de los pocos actores que realmente han escrito su autobiografía sin usar un escritor fantasma) y varios nombres, como su mentor en la actuación (Gary Cooper) o quien ha llegado a decir que era su ídolo (el presidente de EE UU, Harry S. Truman). En 1996 sufrió una apoplejía que le privó del habla y le dejó prácticamente paralizado. A pesar de ello, habitualmente se le ve junto a su hijo, Michael Douglas, en algunos eventos del medio. El célebre superviviente del Hollywood clásico murió numerosas veces, pero solo en sus películas. Pese a su avanzada edad y a los problemas que ha acarreado de dicción, el consagrado actor goza de buena salud.

A lo largo de su carrera fue nominado a tres premios Oscars y no fue hasta 1996 cuando el intérprete recibió la estatuilla honorífica para premiar una trayectoria profesional de más de 60 años. La American Academy of Dramatic Arts le galardonó con un premio en el que puede leerse: “Su talento empieza en la planta de sus pies y acaba en un espíritu que puede llegar más allá de las estrellas”. Kirk Douglas cumple 103 años.

domingo, 8 de diciembre de 2019

Exhibiciones lumínicas navideñas, crisis climática durante la COP25 y la llegada de Greta Thunberg a Madrid.


A media que nos acercamos a la Navidad, sube la euforia de luces, de compras compulsivas y de un Año Nuevo que inaugure una nueva etapa que, en el fondo, es más de lo mismo. El Ayuntamiento de Madrid gastará más de tres millones de euros en el alumbrado, un 27,7% más que el año anterior. J. R. Mora nos recuerda con este dibujo   la competición de los alcaldes por poner más y más bombillas de colores y por participar en la pornografía política. Y escribe acertadamente:  “Es un espectáculo obsceno, el populismo de baja intensidad al que ya nos hemos acostumbrado. El cateto del alcalde de Vigo, sabiendo que estos shows dan buenos titulares y que las redes se encargan de engordarlos, ha entrado en concurso con el alcalde de Madrid para demostrar cuál de los dos es el más castrojo. Para ello usaron más y más pasta del contribuyente, que no cabe en sí de excitación y orgullo, admirando el manto de chiribitas que ilumina las zonas comerciales. En el consistorio de Madrid no iban a ser menos. Agarraron y se gastaron un 27’7% más que el año pasado en luces de colores. En el resto de ciudades no es muy diferente. Cada alcalde retuerce o multiplica su presupuesto para exhibir su poderío lumínico como el emperador que planta un monolito simbolizando su conquista”.


Abel Caballero: “Me estoy armando de valor para subir a la noria”.

Pronto vendrá la avalancha de noticias manidas sobre cosas de la lotería y las polémicas ridículas sobre pesebres y cabalgatas. Cada vez son más las localidades españolas que aumentan sus esfuerzos por lograr los mejores alumbrados navideños. En Vigo, el alcalde, Abel Caballero, volvió este año con el encendido de las luces en noches navideñas. El primer edil de este municipio gallego se propuso convertir esta ciudad en todo un referente en este periodo. Hace poco, ya advertía a su homólogo madrileño, José Luis Martínez-Almeida, que la capital nada tendría que hacer frente a la localidad gallega, y, en las últimas semanas, no se ha cansado de reafirmar en castellano y en inglés macarrónico que Vigo tendrá “la mejor Navidad” de España. Más allá de cómicas rivalidades, por el momento, lo que sí ha logrado Caballero es multiplicar las ventas del comercio y el número de reservas en los hoteles, muchos de los cuales tienen todas sus plazas cubiertas para los próximos fines de semana. Su noria, de 62 metros de altura, iluminada por 198.000 luces led y con una pantalla gigante de más de tres metros, aspira a convertirse en uno de los grandes atractivos de la Navidad en este municipio gallego. Y, en los supermercados, ya se comienzan a ver productos relacionados con las fiestas: desde los clásicos polvorones, los turrones o los bombones hasta los panettones… 

      Alumbrado de Navidad en Málaga.

Todo nos recuerda que se acercan las fechas navideñas. Las colas son cada vez más habituales en los establecimientos que venden lotería y las luces adornan y decoran todas las ciudades de la geografía española, desde las más importantes a las menos conocidas. En este aspecto, el portal web de viajes Holidayguru publicó esta semana un ránking de las mejores localidades nacionales donde hay que ir a ver el alumbrado. El primer lugar, lo ocupa Málaga, que establecerá en la calle Larios una de las principales vías de la urbe malagueña– un bosque mágico que contará con 730.000 puntos de luz. Además, se incluirán los famosos pases musicales diarios que reúnen a miles de personas para ver el espectáculo de luces con un aderezo musical. Madrid y Vigo, respectivamente, se encuentran en el segundo y el tercer puesto. La capital española será la primera gran localidad en dar colorido a sus calles. El Ayuntamiento estrenará el nuevo alumbrado, con siete abetos repartidos por la ciudad y el regreso del Belén de Navidad a la Puerta de Alcalá. Los peatones contarán con más espacio, gracias a la ampliación de La Gran Vía. En la capital madrileña se invirtieron más de tres millones de euros en luces navideñas, mientras que la ciudad gallega superó el millón. Además, los alcaldes de ambos sitios, José Luis Martínez Almeida y Abel Caballero, mantuvieron en meses pasados cierto pique por ver cuál de los dos tendría la mejor iluminación. 

Pique entre Madrid y Vigo por las luces de Navidad.

El alcalde de Vigo proclamó que aceptaba “el reto” de su homólogo de Madrid de comparar el alumbrado navideño de ambas ciudades: “A ver quién tiene las mejores luces”. En una rueda de prensa, el regidor olívico apuntó que el alcalde de Madrid le “retó”, añadiendo que, por el momento, Vigo se adelantaba en el encendido (inaugurado el 23 de noviembre). “En el tiempo, ya ganamos por goleada”, bromeó. “Cuando enciendan las luces, haremos la comparación. Pero como van a ser mejores las de Vigo, yo invito a todo Madrid y a toda España a que vengan a verlas”, proclamó. Bajo el título “Luces de miseria”, Antón Losada escribe en Eldiario.es: “Después de andar semanas por las teles, vacilando como cuñados que compiten por ver quién tiene el Audi más fardón, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, procedieron a encender los alumbrados navideños; ya podemos comprobar quién lo tiene más grande con cargo a nuestros impuestos. El alumbrado de la ciudad del Madroño va a costar más de tres millones de euros y el de la ciudad olívica rozará el millón de euros. Esta exuberancia de luces navideñas públicas plantea uno de esos casos que desconcertaría a capitalistas decentes como Ludwig Von Mises. Según afirman unos y otros, responden a una demanda unánime de la ciudadanía y resulta un gran negocio para las ciudades en términos de turismo y comercio. Abel Caballero proclamó que, en 2018, la ciudad ingresó el triple de su coste. Ofreciendo un negocio tan boyante, los emprendedores privados deberían andar dándose de bofetadas por iluminar sus calles y mercados con semejante seguridad de triplicar su inversión. Existe demanda, pero, paradójicamente, la ley de la oferta no se cumple. Solo tienen que pasear por las calles y ciudades donde las luces navideñas no disfrutan de los beneficios de la intervención pública y se dejan en manos de la iniciativa de comerciantes y hosteleros, quienes, incomprensiblemente, renuncian a multiplicar sus beneficios para ahorrarse unos miles de euros en bombillas”. Mientras tanto, en Madrid, desde hace más de tres meses, familias enteras de refugiados acampan a diario ante el Samur Social. Duermen en la calle, en parroquias o donde les ofrecen los vecinos. El Ayuntamiento dice que no puede atender a tantos refugiados y culpa a Pedro Sánchez y sus políticas migratorias, “tan atractivas para millones de inmigrantes que vienen a robarnos nuestros servicios y nuestras luces de navidad”. El Ministerio dice que el Ayuntamiento sí puede, pero no quiere, porque utiliza a los refugiados como arma política en su contra, pero, desde el verano, ha sido incapaz de generar apenas ciento veinte plazas más. Por su parte, los trabajadores van a la huelga porque la empresa privada que gestiona el Samur Social –Grupo5 les obliga a trabajar en condiciones calamitosas.        

Pilar Estébanez: “Menos luces y más gasto social”.

Pilar Estébanez, presidenta de la Sociedad Española de Medicina Humanitaria, denuncia, en un artículo titulado “Menos luces navideñas y más gasto social”, que un ayuntamiento presuma de aumentar el gasto en capítulos que no son prioritarios, como las luces de decoración navideña mientras se olvida de las inversiones sociales. “Es un síntoma más de la insensibilidad de la que hacen gala muchos de nuestros políticos. El ayuntamiento de Madrid ha decidido este año aumentar el gasto en decoración navidena en un 27,7 por ciento más que el pasado año, hasta alcanzar los tres millones de euros. Madrid ha entrado, además, en una competición absurda con otra ciudad española, Vigo, para ver cuál de las dos puede presumir más de la iluminación. Y, mientras el alcalde de Madrid procede al encendido oficial de las luces, varias familias se ven obligadas a dormir en la calle en la entrada de la sede del SAMUR Social. Son familias solicitantes de asilo, algunas venezolanas, con niños, que llevan semanas durmiendo a la intemperie, envueltos en mantas y cartones, a la espera de que el ayuntamiento les dé una plaza en alguno de los albergues municipales. Desde hace año y medio varias familias han tenido que dormir en la puerta del SAMUR porque no tenían otro sitio donde hacerlo. Si el alcalde Martínez Almeida quiere un belén viviente, solo tiene que ir a la puerta del SAMUR. El Ayuntamiento se quita gastos sociales cediendo la gestión a empresas privadas que solo buscan el beneficio. Al final los ciudadanos pagan, pero los servicios son peores o se reducen. La insensibilidad del Ayuntamiento de Madrid llegó al punto de retirar un banco situado frente a la entrada del SAMUR Social para que no fuera usado durante el día por las familias que aguardan plaza en los albergues. Dijeron que se debía a una petición del SAMUR, cosa que los trabajadores han desmentido. La presión de los ciudadanos en las redes sociales, recogida después por los medios de comunicación, ha obligado al ayuntamiento a restituir el banco. Eso sí, a veinte metros de la entrada del SAMUR. Ni Vigo ni Madrid tienen ayuntamientos ejemplares en cuanto al gasto social, si comparamos sus gastos por habitante con el gasto social de otras ciudades… La realidad es que las familias solicitantes de asilo seguirán durmiendo en la calle y que el gasto social seguirá siendo bajo. La calidad de una ciudad no se mide por sus luces navideñas, que duran solo unos días: se mide por su capacidad de ser solidaria, por su lucha contra la pobreza”.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, durante la presentación de “Madrid Green Capital”.

Precisamente, en estos días de exhibiciones lumínicas navideñas, se está celebrando en Madrid la COP25, la cumbre internacional contra el cambio climático. Una ocasión excepcional para que los distintos gobiernos participantes en ella se comporten con arrojo y opten, por fin, por impulsar medidas claras y decididas ante la emergencia climática. “Una cumbre –según Chema Dávila en Elcuartopoder –que ha sufrido varios cambios de sede. Inicialmente prevista para ser organizada por Brasil, hubo que traspasar esa responsabilidad a Chile, cuando, tras su elección como presidente del país, el ultraderechista Jair Bolsonaro, en línea con su postura política negacionista sobre el cambio climático, declinó el encargo de llevarla a cabo. Pero Chile, a su vez, se vio obligado a retirar su candidatura, al no poder garantizar la seguridad del encuentro, ante los desórdenes ocasionados a consecuencia de las protestas surgidas a raíz de la subida del precio del transporte suburbano en Santiago de Chile y la posterior generalización de las movilizaciones sociales contra el gobierno de Sebastián Piñera. El gobierno de España ofreció la posibilidad de celebrarla en Madrid, bajo la presidencia de Chile. Propuesta que fue recogida favorablemente por el gobierno chileno y aprobada por la Mesa de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) el uno de noviembre de este año. El gobierno municipal del PP y Cs no ha perdido ni un minuto en ponerse manos a la obra y aprovechar la ocasión para intentar hacer un lavado de imagen de su desastrosa y errática política medioambiental…”.

El gobierno sigue sin tener claro el futuro de Madrid Central.

“Otro de los ejes fundamentales de esta propaganda engañosa – prosigue Chema Dávila   es presumir de movilidad sostenible en Madrid mediante imágenes de la Empresa Municipal de Transporte (EMT). Para empezar, han presentado un proyecto de presupuesto deficitario en la EMT, cuando, a su llegada, encontraron una empresa saneada y sin deudas, herencia del acuerdo del PSOE y Ahora Madrid en la anterior legislatura. Han privatizado sin concurso público el servicio de Naviluz, con la consiguiente pérdida para la EMT de más de 135.000 euros de beneficios, con adjudicación a dedo y sin pedir canon a la empresa. Las quejas de los usuarios se han disparado, ante la caída de la web de la empresa, al no poder adquirir las entradas con normalidad. Negocio redondo para el privado con peor calidad del servicio. ¡Unos cracks! La calidad del transporte público ofertado por la EMT ha disminuido a una velocidad de vértigo. Cada día dejan de salir entre 50 a 100 autobuses de las líneas regulares. Según datos sindicales, en el mes de septiembre ha aumentado el número de las reclamaciones por ‘esperas prolongadas’ en un 37% respecto a 2018, de 331 a 453, y diariamente se incumplen entre 50 y 60 turnos. Han paralizado la contratación de conductores en la EMT. Eso sí, para crear tres nuevas direcciones y dos subdirecciones con directivos muy bien pagados si han sido rápidos y sin problema por el coste económico. Pero lo peor no ha llegado todavía. En enero, está prevista la clausura de la línea 4 de metro por obras y es la EMT quien se hará cargo de reproducir en superficie el recorrido de la línea con lo que se necesitarán más conductores, según los sindicatos, al menos 110. No hay planificación ni previsión alguna, mientras día a día se deteriora el transporte público. Todo esto ha provocado una respuesta sindical y la convocatoria de huelga. Unos paros que hay que apoyar para defender el transporte público y de calidad que la ciudad de Madrid se merece. Una huelga en un tiempo récord para una nueva administración municipal. ¡Para que no se diga que este gobierno municipal no consigue logros!

Madrid Green Capital es un plagio de un galardón que concede la Unión Europea.
Madrid Green Capital es un plagio de un galardón que concede la Unión Europea cada año a la ciudad con mejores políticas medioambientales: el European Green Capital. En España solo lo ha obtenido Vitoria, en 2012. La ciudad de Madrid no solo no lo tiene, sino que además nunca ha presentado su candidatura para conseguirlo. Pero, para el PP y Cs, esto no es ningún problema, por lo que se permiten sin rubor llenar la ciudad con carteles y propaganda de Madrid Green Capital. ¡Es un despropósito de niveles difícilmente superables! “El siguiente logro en movilidad sostenible del flamante equipo de gobierno municipal es haber conseguido colapsar el centro de Madrid con atascos interminables hasta altas horas de la noche en el primer fin de semana de la campaña de Navidad. El hecho de no promulgar el tradicional decreto de Navidad de control del tráfico, abaratar las tarifas en los parkings públicos de la zona y el llamamiento a venir al Centro como mejor convenga, en nombre de la ‘libertad’ de usar según el coche según el capricho de cada uno, ha provocado un irresponsable ‘efecto llamada’. Un efecto con cero repercusión en los medios de comunicación. Como ya no gobierna la izquierda en la ciudad, los atascos no son noticia. Con ello, aparte de perjudicar la salud de la ciudadanía madrileña destruyen la habitabilidad del distrito Centro, en el que se habían conseguido muy significativos niveles de reducción de la circulación, calmado de tráfico y descenso de la contaminación. Su último hito en publicidad, y no por ello el menos importante, consiste en decir que Madrid tiene una estrategia para mejorar la calidad del aire: Madrid 360. Una estrategia que no está aprobada oficialmente, en fase de estudio y que contiene medidas que no cuentan ni con el consenso de los socios de gobierno, como, por ejemplo, dejar entrar a los vehículos C de alta ocupación en Madrid Central. Ni ellos mismos saben lo que quieren…En definitiva, humo, propaganda falsa y publicidad engañosa en un intento de lavado de cara que no cuela. Este equipo de gobierno municipal del PP y Cs representa un retroceso alarmante en la lucha contra el cambio climático y la protección de la salud pública, suponiendo un irresponsable retraso en la toma de medidas urgentes para afrontar la emergencia climática”.

         El logotipo de la Cumbre del Clima luce en uno de los pabellones de Ifema.

El Gobierno de España dispuso sólo de un mes para ornamentar Ifema de acuerdo con las características del mayor encuentro medioambiental del mundo. Nada más entrar en la denominada zona verde –el lugar más ajeno a las negociaciones políticas, donde se da espacio a los diferentes colectivos sociales– un panel luminoso, al fondo de la sala, resalta sobre el resto. Sobre él, la indicación “Iberdrola”. Justo al lado, en un tamaño menor, una pantalla blanca enuncia el nombre de otra gran empresa del sector energético, “Endesa”, la entidad que más contribuye a la crisis climática en España, según el Observatorio de la Sostenibilidad, con más de 30 millones de toneladas de CO2 en el último año, o “Iberdrola”, cuyos datos son de algo más de 3 millones de toneladas de CO2 durante el último año. La primera de ella acapara algo más del 9% de las emisiones totales de España y la segunda el 1%. Otras empresas españolas que patrocinan la Cumbre del Clima de las Naciones Unidas en Madrid: Suez, Acciona, Santander, Mapfre, BBVA, Tango, Abertis, Gestamp, Endesa-Enel, Indra, Iberostar, Iberia, Siemens-Gamesa, SEAT (Grupo Volkswagen) y Telefónica. De esta forma, en la Cumbre del Clima se pretende jugar a dos bandas con empresas que apoyan y contaminan a la vez, intentando conseguir arrancar compromisos eficaces de mitigación. La Cumbre es uno de los ejes centrales para conseguir arrancar compromisos eficaces de mitigación. Sin embargo, también puede convertirse en un espacio útil para que multinacionales que contribuyen a la crisis climática ofrezcan a la vez su versión más verde en materia medioambiental. Multinacionales que contribuyen a la crisis climática ofreciendo a la vez su versión más verde en materia medioambiental. Empresas que contaminan haciendo proclamas ecologistas. Y, ante las críticas de la presencia de gigantes empresariales, el Gobierno de España, anfitrión de la Cumbre del Clima, contó con el apoyo del sector empresarial en la COP25, como ejemplo de su “compromiso en el cumplimiento de la Agenda 2030”.

      Paco Segura, coordinador de Ecologistas en Acción. 

Entre los patrocinadores, también destaca el Grupo Volkswagen, uno de los gigantes de la automoción implicado en el dieselgate, el escándalo internacional que reveló que algunas marcas del mundo del motor habían manipulado de manera deliberada las emisiones de CO2 de sus vehículos. “Es intolerable”, comenta Paco Segura, coordinador de Ecologistas en Acción, que detalla que la contaminación de este tipo de vehículos genera en España cerca de 8.000 muertes prematuras anuales. “Ninguna de las empresas se va a poder lavar de verde con una campaña de financiación de una cumbre como esta”, añade. A esto se debe sumar la presencia del Banco Santander cuya presidenta, Ana Patricia Botín, participó el lunes en una charla de la COP sobre gobiernos, sociedad civil y descarbonización económica– y BBVA, que están entre las 33 entidades bancarias que más han invertido en combustibles fósiles desde el año 2015, según el último informe Banking on Climate Change: fossil fuel finance report card 2019. También entran en escena las aseguradoras. Mapfre, otro de los patrocinadores de la Cumbre, según las informaciones del Gobierno. De hecho, la compañía tuvo un espacio el lunes en la zona verde –casi al mismo tiempo que los jóvenes reclamaban su espacio en la Cumbre– para informar sobre “el impacto de las grandes catástrofes y los riesgos asociados al cambio climático”.  Susana Vera informa en REUTERS que “si bien es cierto que los grupos ecologistas han criticado en redes y en espacios públicos de la Cumbre la presencia de estas empresas como parte del decorado del evento, también han querido resaltar la utilidad de estos encuentros multilaterales como herramienta de acción global y conjunta. Queda, sin embargo, mucho por mejorar y ‘engrasa’ este tipo de mecanismos para que estén focalizadas al cien por cien a la acción climática. Al menos así lo ven desde las principales organizaciones medioambientalistas de España”.
    
 La Puerta de Alcalá, en Madrid, iluminada de verde con motivo de la celebración de la Cumbre del Clima.

“Los europeos –dice Cuartopoder– lo tienen claro: combatir el cambio climático y cuidar el medioambiente debe ser la principal prioridad del Parlamento Europeo. Sin embargo, los españoles deben tener preferencia en la lucha contra la pobreza y en los problemas de desempleo. Al menos, eso indica el último Eurobarómetro, cuyos resultados han sido comunicados por la citada institución y que indican que la preocupación por el planeta es creciente. La difusión de estos datos se ha producido unos días antes de que comenzase el pasado lunes la Conferencia del Clima en Madrid. Las últimas encuestas europeas, como el sondeo para las elecciones de mayo, ya indicaban que el cambio climático comenzaba a influir en el voto de los europeos. La semana pasada, el Parlamento Europeo declaró la emergencia climática, con 429 votos a favor y 225 en contra. Aun así, hay diferencias sustanciales entre los diferentes países. En Europa, una media del 32% sitúa la lucha contra el cambio como principal preocupación. En España alcanza el 36%, pero se conforma con la tercera posición por detrás de la batalla contra la exclusión social y la pobreza (39%) y el desempleo juvenil y el pleno empleo (38%)... Lo que sí comparten los españoles con la mayor parte de los europeos es la creencia de que, de todos los problemas medioambientales, el más urgente es el cambio climático. La contaminación atmosférica ocupa el segundo lugar en el ranking europeo, con especial protagonismo en países como Polonia o Bulgaria. Le siguen la contaminación marina, la deforestación y el creciente aumento de los residuos. Aun así, durante este año, España también se ha subido a la ola de las protestas por la emergencia climática y ha visto nacer colectivos como Extinction Rebellion. Pero esto ¿se traduce en influencia sobre las políticas y los políticos? Según el Eurobarómetro, el 60% de los encuestados españoles creen que las protestas de los jóvenes por el clima sí tienen efecto a nivel comunitario UE y 58% en nuestro país”.


Desde Menorca, Antonio Casero reflexiona: “Observo con pesimismo la cumbre COP25 –Conferencia de las Naciones Unidas para el Cambio Climático que se desarrolla en Madrid y que está siendo utilizada como exposición de marketing y de producto comercial por las grandes multinacionales que tienen gran responsabilidad de la situación en el planeta. Podemos ver la publicidad en los medios de Endesa, Ibedrola, Repsol, Acciona y otras tantas que se posicionan como lobbies para controlar los cambios y adaptarlos a sus inversiones. Los fondos de pensiones son sus mayores accionistas. Solo podremos frenar el proceso si no tomamos conciencia y una coordinación de gentes en todo el planeta. No nos confiemos en las promesas de estos gobiernos y menos de esas grandes empresas. La memoria, que hay que recuperar, produce esperanza y la amnesia nos produce desesperación”.

     Greta Thunberg tras su llegada al muelle de Santo Amaro, el pasado martes, en Lisboa 

El Despacho de Abogados W&T nos recuerda que “Greta Thunberg ha despertado la admiración por su lucha contra el cambio climático; los fascistas le han declarado la guerra insultándola, ridiculizando su autismo, a lo que ella responde: ‘Mi autismo es mi superpoder’. Aseguran que ‘se ha levantado una campaña periodística de la derecha cavernaria, acusándola de que ‘sus protestas están detrás de un negocio millonario’ Pero Greta lucha contra los millonarios que destruyen la tierra para enriquecerse más y más. Greta ha removido la conciencia de cientos de millones de personas en el mundo, sobre todo en la nueva juventud, que salen a protestar en casi todos los Países de la tierra. Es un tesoro de la humanidad, que lucha indirectamente contra el imperialismo capitalista, que son los que más contaminan el planeta”. 

       Greta Thunberg en una rueda de prensa en Madrid.

     El pasado viernes se celebró con la presencia de Greta Thumberg, la Marcha por el Clima como forma de inaugurar la Cumbre Social, paralela a la COP25 de Naciones Unidas y siempre más activista respecto al discurso oficial. “Es inadmisible que tantos gobiernos, parlamentos, partidos políticos e instituciones públicas, sigan entregados a las presiones de las grandes empresas, los bancos y los mercados financieros, en lugar de velar por el bien común, por las personas y el planeta que nos sostiene”, decía un manifiesto sobre la Marcha. “Exigimos a los gobiernos participantes en la COP25 que reconozcan que la inacción climática actual e insuficiente ambición que reflejan los compromisos más ambiciosos de los países nos conducirán a un calentamiento global desastroso para la vida, que superará los 3,5ºC”. Personas de todo tipo y llegadas desde todas las partes del mundo se dieron cita en Madrid para reclamar a los líderes políticos unas “medidas reales y vinculantes que deben ser tomadas con urgencia”. Diversos colectivos de indígenas abrieron paso a miles de personas que venían por detrás. Ataviados con sus trajes típicos, los indígenas expresaron su recuerdo a los chilenos que han sufrido la última escalada represiva por parte del Gobierno sudamericano, algo que transformaron en carteles con mensajes como “Piñeira tortura o asesina” o “en Chile se violan los Derechos Humanos”.

       Greta Thunberg, durante su intervención en el cierre de la Marcha por el Clima de Madrid.

“Algunas personas dijo Greta Thunberg el viernes en La Casa encendida– quieren que todo siga como hasta ahora y temen al cambio que los jóvenes estamos trayendo. Por eso intentan silenciarnos de una forma tan desesperada”, sentenció. Si bien durante la rueda de prensa intentó no acaparar toda la atención de la prensa –como ocurrió a su llegada a Madrid, no lo consiguió. “Soy una mera activista, una pequeña parte de un gran movimiento en sí. [...] por favor no me preguntéis solo a mí”, insistió con poco éxito. No obstante, alguno de sus acompañantes de Fridays for Future y Juventud por el Clima también dejó breves pero contundentes mensajes al sistema. “La vida es más importante que el dinero”, valoró la joven activista, tachando de “hipócritas” a las empresas contaminantes que se limitan a intentar lavar su imagen con promociones. Y reclamó a los líderes mundiales a colocarse “en el lado correcto de la historia” aprovechando que la COP25 que tiene lugar estos días en Madrid es la última antes de que entre en vigor el Acuerdo de París. Todos los medios buscaban sus declaraciones y el grueso de las preguntas iban hacia ella. Lo mismo ocurría con las cámaras, que apuntaban directamente a su rostro. La joven sueca contestó a todas las cuestiones y mostró, una vez más, su mordacidad contra el poder. “Algunos políticos quieren mantener su status quo, les da miedo el cambio y, por ello, intentan silenciarnos de manera desesperada, pero no lo conseguirán, vamos a seguir avanzando”, opinó la activista quien manifestó su pesimismo con el futuro del planeta debido a los escasos avances políticos en materia climática que se han conseguido en el último año. “Llevamos haciendo huelgas desde hace más de un año y no ha sucedido nada. No podemos seguir así. Tenemos que resolver el problema desde su origen e intentar hacer todo lo que podamos para evitar consecuencias peores de las que ya estamos viendo. No podemos permitirnos un día más sin que se tomen medidas políticas”. 

Marcha por el Clima.
Los convocantes de la Marcha contra el Cambio Climático, desarrollada el viernes en Madrid y convocada por más de 500 organizaciones ecologistas, para exigir soluciones a la emergencia climática, aseguran que participaron 500.000 personas (cifra rebajada por la Policía a 15.000). La Marcha, con más de 300 actos, programados desde el día 7 hasta el 13 de diciembre, tuvo lugar de forma paralela a la COP oficial e intenta dar voz a las personas y colectivos silenciados. El mismo viernes, Greta Thunberg, la joven líder sueca, no pudo acercarse a la cabecera de la marcha debido a la cantidad de personas que quería fotografiarla. Y no consiguió ir más allá del Paseo del Prado.  “Tenía muchas ganas de estar en la marcha, pero es una cuestión de seguridad”, lamentó Thunberg antes de subirse a un vehículo eléctrico, poco después de llegar al bloque donde se apelotonaban los jóvenes de Fridays For Future, el movimiento internacional inspirado por la adolescente sueca con sus protestas cada viernes frente al parlamento de Estocolmo. “La esperanza no está en la COP –declaró al final de la marcha–, está aquí, con vosotros” La Policía Nacional dispersó a una docena de encapuchados, vestidos de negro, que se habían infiltrado en la manifestación. Algunos de ellos fueron identificados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, tras lanzar objetos a la altura del Museo del Prado en el Paseo de Recoletos. El actor, Javier Bardem, tachó en su alocución de auténticos estúpidos a quienes niegan el cambio climático. El político de Ciudadanos y escritor, Juan Carlos Girauta, cargó duramente contra el cineasta, después de que éste calificara de “estúpido” al alcalde de Madrid por “querer revertir Madrid Central”. “Tú defraudas y luego das lecciones. Gilipollas”, escribió Girauta. Bardem se había referido al alcalde, “un señor que ama los coches” y que ha entorpecido “la lucha contra la emergencia climática”. José Luis Martínez-Almeida insistió en tacharle de “el típico listo que piensa que pagar impuestos no va con él”. Al día siguiente, Barden se disculpaba en su cuenta de Twitter por haber llamado “estúpido” al alcalde de Madrid. “El insulto –reconoció ell actor– ilegitima cualquier discurso y conversación. Por eso pido disculpas por haberme dejado llevar por un impulso en absoluto constructivo que flaco favor hace al verdadero mensaje, único y realmente importante”.


Fotomontajes, imágenes y frases sorprendentes:








Metáfora del Ayuntamiento de Madrid. 



Cartel de PETA en Times Square protagonizado por Joaquin Phoenix contra el maltrato animal. 




Para los amantes de los atardeceres.



El humor en la prensa de esta semana: Forges, El Roto, Peridis, B. Vergara, Pat, Eneko, J. R. Mora, Malagón, Manel F., Pedripol, Javirroyo…









La fórmula correcta. 

 Almeida, ecologista.

El discurso.

Greta es la excusa 


 Según el color del cristal con que se mira.

 ¿De qué pata cojea la democracia?
 Tierra de tiburones.
 Los viejos progres.
 Greta, en Madrid







Desde Mallorca, Pep Roig dibujó:  Recalcitrantes, Disimulaban, Años pasa, nada cambia, Incomprendidos, Cosas de mayores, ¿Falla la memoria?, Puños afuera….








Los vídeos de esta semana:

Regresa Andreu Buenafuente a los terrenos de juego tras dos semanas de ausencia y lo hace dando volteretas (si no se tratase del mismísimo Andreu, alguno podría pensar que ha utilizado un doble) y con un monólogo en el que repasa tanto la actualidad, con la cumbre del clima como tema principal, como el papel de sus sustitutos durante las últimas semanas.  Fueron dos semanas en las que estuvo alejado de 'Late Motiv', afrontando una operación de espalda rutinaria, sencilla pero dolorosa. Y coincidió con el comienzo de la Cumbre del Clima en Madrid, “la ciudad –dijo–  que más se preocupa por Clima. Se llama COP25. Y no llegó a ella ni Merkel, ni Macron ni, ni Donald Trump, ni Xi Jinping, ni ningún presidente de las potencias… Sólo Pedro Sánchez y José Luis Martínez-Almeida… Ah, y Greta Thunberg, que llegó desde Norteamérica en catamarán, aunque le rogaron que no pasara por Vigo, contaminada de luces…”. Por cierto, la precabecera fue obra del equipo de guion con la colaboración de United Unknown.
LATE MOTIV - Monólogo. El señor de los monologuillos | #LateMotiv627

Greta Thunberg, la adolescente que quiere cambiar el mundo

Bardem llama "estúpido" a Almeida por Madrid Central

#LaVanguardia
Macron, Trudeau y Johnson supuestamente burlándose de Trump

La cámara pasa de 166 a 154 mujeres diputadas y la mayoría de los políticos tiene entre 41 y 50 años
La caída de ADRIANA LASTRA y otras anécdotas del nuevo Congreso

Los artistas Amparo Sánchez (Amparanoia) y Juan Pinilla han hecho una versión del clásico italiano antifascista 'Bella Ciao' y la han traducido a la música flamenca como banda sonora del congreso del Partido de la Izquierda Europea (PIE) que se celebra en Benalmádena (Málaga) los próximos días 13, 14 y 15 de diciembre.

Asistimos a la presentación del último libro de Mariano Rajoy (Queco Novell) y descubrimos cómo fue el proceso de escritura y cómo recuerda su presidencia.
Polònia - Polònia - El llibre de Rajoy

Polònia - Polònia - 05/12/2019

Polònia - Polònia - La loca loca sede de Vox