viernes, 21 de abril de 2017

Presentación de “¡A sotavento!”.


Al fin llegó el día de la presentación de “¡A sotavento!”, novela publicada por la Editorial Tempestad, dirigida por Josep María Orteu, editor al mismo tiempo de Llibres de l'Índex.

Esta tarde a las siete, en el Centro Cultural de Sa Nostra, en la calle Concepción, 12, de Palma de Mallorca, el sociólogo Antonio Tarabini, el periodista y comentarista político del Diario de Mallorca, Pep Jaume, y Manuel Julbe, redactor de Radio Nacional de España, presentan mi primera novela publicada de la que me siento orgulloso. El mes que viene lo haré en Madrid. Espero no defraudar a los lectores interesados en leerla. 

jueves, 20 de abril de 2017

Jean-Luc Mélenchon, candidato a las presidenciales francesas.

 Jean-Luc Mélenchon, en el mitin de Marsella.

El día en que los católicos de todo el mundo celebraban el Domingo de Ramos, Jean-Luc Mélenchon, rama de olivo en mano, protagonizó una ceremonia cívica cargada de simbolismo ante varias decenas de miles de personas en el puerto viejo de Marsella.  “Con el Mediterráneo de fondo –escribe Guillermo Fernández Vázquez en un artículo en Cuartopoder–, el candidato de La France Insoumise, guardó con los presentes un minuto de silencio memorable en recuerdo de las 30.000 personas desaparecidas en sus aguas, mientras el grito mudo y frío corría por el mar violeta, en el silencio de la muerte. El viejo puerto enmudeció. ‘Cada día, dos niños se ahogan en el mar’ dijo mientras pedía a los asistentes un pensamiento para todos esos padres que aguardan en vano noticias de sus hijos. Como si de una misa laica se tratara, en otro momento los asistentes se tomaron de la mano en señal de paz, mientras discurría un discurso cargado de referencias a la herencia cultural mestiza de la sociedad francesa. Comunión de ceremonia republicana: Mélenchon espera resucitar en Pascua.

Se trata del candidato más popular en redes que roza la barrera del 20% de intención de voto según los últimos sondeos. Supera incluso a François Fillon y avista ya de cerca la cabeza de carrera compuesta por un Emmanuel Macron que se estanca y una Marine Le Pen declinante. El candidato de La France Insoumise ha ganado 6 puntos respecto al mes de marzo y experimenta un ascenso súbito que no tiene precedentes en la historia reciente de la política francesa. Algunos medios de comunicación hablan ya de ‘La Primavera Mélenchon’ o describen este fenómeno utilizando una palabra en castellano: ‘remontada’. El mítin del pasado domingo en Marsella es una buena muestra de que La France Insoumise ha variado su estrategia respecto de los meses precedentes y ha pasado a la ofensiva. En los mítines de La France Insoumise ya no se canta La Internacional, no se ven banderas rojas ni se observa ningún símbolo identificador de la izquierda. Tampoco se perciben banderas de ningún partido u organización. Y Mélenchon ha sido claro desde su canal de youtube: ‘A mí también me gustan las banderas rojas, pero esto ha de ser una demostración de fuerza ciudadana’.

“Las banderas rojas y las siglas de los partidos –recuerda Fernández Vázquez–  han sido sustituidas por la bandera nacional francesa. La tricolor, antes rara avis, es hoy omnipresente en los mítines de La France Insoumise. Esta utilización de la bandera nacional por parte de ‘la izquierda de la izquierda’ ha dejado perplejos a los periodistas que siguen al candidato Jean-Luc Mélenchon. Su partido ha modificado los códigos comunicativos habituales dentro de ese espectro político y ya no apela sólo a la izquierda sino al conjunto de los franceses: ‘he hecho la apuesta de no dirigirme a electorados pre-establecidos, sino a todo el mundo, o sea al conjunto del pueblo francés’, declaró Mélenchon un día antes del mitin de Marsella. Ante la sorpresa de su interlocutor, se justifica: ‘yo soy una persona de izquierdas, pero no les pido estar de acuerdo con la izquierda, sino con lo que estamos proponiendo’. Y añade: “No os pido que os caséis conmigo, ni que soportéis mi carácter, sino que apoyéis este proyecto”. La última genialidad de la campaña es organizar un mítin en 7 ciudades simultáneamente a través de un holograma: Dijon, Nancy, Clermont-Ferrand, Montpellier, Le Port, Nantes y Grenoble, todas de medio tamaño. Así consigue llegar a ciudades a las que de otro modo le costaría ir en campaña. Pueden imaginarse el desconcierto de sus rivales que le consideran un hombre del pasado”. El resultado en Francia es impredecible. Lo que está claro, según concluye Fernández Vázquez es que en Marsella asistimos a la entrada triunfante  de Jean-Luc Mélenchon (rama de olivo en mano) en domingo sagrado. Ahora algunos le piden dar un paso más: que camine sobre las aguas.

MÉLENCHON : Meeting pour la paix à Marseille - #JLMMarseille JEAN-LUC MÉLENCHON

miércoles, 19 de abril de 2017

Murió Carlos Slepoy.


Carlos Slepoy Prada, el abogado argentino que luchó contra las dictaduras latinoamericanas, defendió los Derechos Humanos e investigó los crímenes del franquismo, acaba de morir. Nunca dudó, durante su ejercicio como abogado en España desde 1979, de que, en la España del 36, se había cometido un verdadero genocidio. “España ha permitido el olvido, la desmemoria y, lo que es más grave, la legitimación de los dirigentes franquistas”, decía  Slepoy sin albergar ninguna duda de que había existido el asesinato, la tortura, el terror por parte de un grupo de paramilitares, como ocurrió en su Buenos Aires natal casi cuarenta años más tarde.

En su Argentina natal actuó en el campo del derecho laboral. Sufrió secuestro y torturas durante el gobierno constitucional de Isabel Martínez de Perón, en 1974, bajo el terror del grupo parapolicial Alianza Anticomunista Argentina, conocidos como la Triple A, responsable de la desaparición, secuestro y asesinato de muchas personas, o de los derechos humanos de intelectuales, escritores, académicos, artistas… En 1977, Carlos Slepoy fue liberado gracias a la intermediación de su madre, y se expatrió a España. Desde entonces ejercía la abogacía en favor de los Derechos Humanos y del ideal de Jurisdicción Universal. En enero de 1982, en Madrid, vio un incidente callejero de abuso policial y se acercó a defender a unos chicos que estaban siendo agredidos por un policía nacional en la Plaza de Olavide. El agente quiso detener a Slepoy por no llevar documentación y cuando éste se marchaba tranquilamente, el policía le disparó a quemarropa y por la espalda un tiro que alcanzó en la región lumbar. Al agente, que estaba borracho, le condenaron a prisión. Carlos Slepoy, desde entonces, arrastró graves secuelas de por vida. Años más tarde terminaría en una silla de ruedas.

Este próximo jueves, 20, estaba convocado para recoger del diario ‘Público’ su Premio Derechos Humanos, un homenaje con el que se quería reconocer la destacada defensa de los Derechos Humanos por parte del jurista y sus indiscutibles aportes al principio de Justicia Universal y a la lucha contra la impunidad. Un premio que se sumaba a los ya obtenidos por su labor por la Justicia. Su trabajo por la Justicia Universal tuvo su acción legal por juzgar a genocidas y criminales en serie como el dictador chileno Augusto Pinochet, quien, gracias a su labor y la de Baltasar Garzón, fue detenido, en 1998, durante un viaje al Reino Unido. También participó en las causas contra el ex teniente torturador argentino, Ricardo Cavallo, el dictador Videla o el de Guatemala, Ríos Montt.


Jorge Fonseca, profesor en la Universidad Complutense de Madrid, escribe sobre él: “Carli es uno de los abogados que, junto al juez Baltasar Garzón, impulsó la Justicia Universal. Inició las causas contra los genocidas de la dictadura cívico-militar argentina dirigida por Videla, que dieron lugar a que se detuvieran en España a varios torturadores argentinos, parte del aparato represivo que implantó el terrorismo de Estado, causante de la muerte de decenas de miles de personas, de las cuales más de 30.000 están “desaparecidas”, asesinadas y arrojadas al mar o a fosas comunes. Carli es también uno de los principales impulsores de la querella argentina contra los crímenes del franquismo, iniciada  el 14 de abril de  2010 –la coincidencia con el día de la República no es casualidad–, así como uno de los abogados que promovió el juicio contra el régimen terrorista de Pinochet, juicio que provocó que el genocida dictador fuera detenido dieciséis meses en Londres. También promovió el juicio contra el genocida guatemalteco Ríos Montt… Recordaremos a Carli con su sonrisa eterna, su voz y su guitarra. Nos resonará para siempre su voz cantando entre todos ‘Hasta Siempre’, canción que nos une a todos los que no queremos dejar de sentir ‘en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo’, como escribió el Che en la despedida a sus hijos”.

martes, 18 de abril de 2017

Todos contra la rubia Cifuentes.


“Cuando te reúnes con hombres y te haces la rubia, consigues muchísimo más”, declaraba el sábado pasado Cristina Cifuentes en una entrevista para SModa, de El País. “¿Cómo es eso de hacerse la rubia?”, preguntaba la entrevistadora. “Hacerte la tonta, hacer como que no te enteras…”. Y Eldiario.es remataba. “Si pensaban que para subir había que empoderarse, lo estaban haciendo mal. Considera la presidenta de la Comunidad de Madrid, presidenta del Partido Popular de Madrid que el tacón y el feminismo no están reñidos, y que pintarse el ojo, tampoco… La prueba es que tiene ‘amigas que son feministas y van perfectamente arregladas’. Si no lo es ella misma es porque ya no hace falta. Cifuentes piensa que el feminismo estaba muy bien en aquella época ‘en la que había que legislar para lograr la igualdad’ pero que ‘esa fase ya está superada, la igualdad legal ya existe’. Y ella tendría que saberlo porque se licenció en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.  

El Plural comenta sobre la misma entrevista de la presidenta de la Comunidad de Madrid  que su estrategia es “hacerse la rubia” sin bajar la guardia en reuniones con hombres. “Las declaraciones no han gustado nada a los portavoces del PSOE, Podemos y Ciudadanos, que se han mostrado absortos ante otras frases con las que ha bromeado Cifuentes como la de ‘sin tacón no hay reunión’. Para Podemos, Cifuentes “ha dado una lección a todas las feministas... No tomarla como ejemplo... jamás”. La presidenta regional ha defendido el papel “muy importante” del feminismo para lograr la igualdad, pero considera, eso sí, que “esa fase ya está superada”. “El problema del feminismo tradicional es que en algunas ocasiones se ha identificado con la defensa de las mujeres, pero a costa de ir en contra de los hombres”... Purificación Causapié, portavoz del PSOE en el Ayuntmaiento tilda las declaraciones  de Cifuentes de “machistas e irrespetuosas con mujeres y hombres”. ¿Dónde queda el tratar y ser tratados con respeto e igualdad?", pregunta Causapié. La secretaria general del PSOE-M, Sara Hernández, afirma que “feminismo es reivindicar igualdad, avanzar todas para no tener necesidad de hacernos las rubias”. E Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, afirma que su partido trabaja para que “ninguna mujer tenga que ‘hacerse la rubia’ para conseguir lo que se propone”.

Cristina Cifuentes contesta a las críticas recibidas por su entrevista que quien la considere machista es porque la conoce “muy poco” ya que desde que tiene “uso de razón” lleva “trabajando y defendiendo los derechos de las mujeres”, lo que le ha llevado a atacar el “oportunismo” de “políticos carroñeros”. “Quien tan siquiera sugiera que yo tengo actitudes machistas miente descaradamente y, desde luego, me conoce muy poco. Llevo desde que tengo uso de razón trabajando y defendiendo los derechos de las mujeres y sus capacidades en todos los ámbitos”. 

“La presidenta de la Comunidad de Madrid se ha puesto un kimono y le han aplicado un nivel de Photoshop cara de Alba Carrillo para una entrevista en SModa. Y no contenta con la cara, parece que se ha tragado a la modelo y tertuliana de amigas y conocidas (Ay)” escribe Ángeles Caballero en Público. ‘Sí, he llevado el pelo a lo chico, a lo afro, de color naranja. De joven yo era muy rebelde’. Hija mía, Cristina. Lo que entiende usted por rebeldía. Entonces, cuando yo me rapé al dos un verano, ¿en qué me convierte?, ¿en la Rosa Parks del sur de Madrid? Ahora, atentos a las bromas de ‘las chicas del equipo: Decimos que ‘sin tacón no hay reunión y que hay que hacerse la rubia’. Risas enlatadas aparte, no creo que haga falta rasgarse las santas vestiduras. Que levante la mano quien no ha dicho estas cosas.... o en la adolescencia o con unos roncolas de más. Pero mi favorita es cuando decide meterse en el jardín de la demagogia y habla del feminismo ‘tradicional’, que no es sino aquel que ha sido ‘a costa de ir en contra de los hombres’. Una feminista que se precie tiene que decir esa cosa tan bonita de que los hombres han de ser aliados, no enemigos. Menos mal que mi aliado se ha llevado a los niños a la playa para que yo escriba estas líneas”.

domingo, 16 de abril de 2017

A por la Tercera República española.

       Celebración de la proclamación de la Segunda República, en la Plaza de  Canalejas, Madrid.

Ochenta y un años después del alzamiento franquista, se celebró el pasado viernes un nuevo aniversario de proclamación de IIª República, instaurada el 14 de abril de 1931. Alfonso XIII abandonó el país sin abdicar formalmente y se trasladó desde Marsella a París (donde declaró: “La República es una tormenta que pasará rápidamente”), fijando posteriormente su residencia en Roma. En enero de 1941 abdicó en favor de su tercer hijo, Juan, y el 28 de febrero del mismo año moría. La República no había llegado por efecto de una conspiración de elites políticas, apoyada por un pronunciamiento militar seguido de una sublevación popular (como en la “Revolución Gloriosa” de 1868), ni como consecuencia de un vacío de poder provocado por la abdicación del rey (como en febrero de 1873 cuando se proclamó la Primera República). En abril de 1931, el rey se había marchado empujado, según cuenta Julia Santos en “La Constitución de 1931”, “por una fiesta popular revolucionaria, iniciada en Eibar en las primeras horas de la mañana del día 14 de abril de ese mismo año  y perceptible en Madrid –como en tantas otras ciudades– cuando el jornalero de los extrarradios, el artesano y el obrero de los barrios bajos, las obreras del textil o de las nuevas industrias químicas, el estudiante, el profesional y el intelectual de los ensanches se dan cita, a primeras horas de la tarde, en la Puerta del Sol para celebrar el resultado de las elecciones municipales del día 12 y proclamar festivamente la República. Fue, en fin, esa movilización la que dio su primer carácter al republicanismo, un sentimiento sin raíces profundas en la sociedad, tan amplio como difuso, emotivo, nada estructurado, sin partidos, casi sin afiliados; un republicanismo que había avanzado, incontenible por los cafés, las salas de conferencias, las calles, en las conciencias y en los corazones, sin que al mismo tiempo progresara en organización y en definición programática”. Así pues, como recuerda Julián Casanova en ‘República y Guerra Civil’: “La República no fue la conquista de un movimiento republicano con raíces sociales profundas, sino el resultado de una movilización popular contra la Monarquía, que recogió los frutos en el momento en que a la Monarquía le fallaron todos sus apoyos sociales e institucionales”.

A por la III república.

“Han transcurrido treinta y seis años –dice el Manifiesto de Intelectuales por la IIIª República– desde que se instauró en España la democracia con una monarquía constitucional como forma de Estado, con un Rey impuesto por el dictador y nunca sujeto a un referéndum de la ciudadanía. Éste fue el principal precio que se pagó en el proceso de Transición de la dictadura a la democracia, al no tener lugar la ruptura democrática y articularse una reforma pactada, bajo la presión ejercida por el Ejército surgido del golpe de Estado de 1936 contra la II República, los poderes económicos y la larga mano de los EE.UU. La instauración de esta forma de la Monarquía de Juan Carlos de Borbón fue acompañada, además, por la introducción en la Constitución de 1978 de toda una serie de preceptos que configuran a dicha institución con perfiles claramente antidemocráticos. La clave de bóveda de esta grave contradicción constitucional radica en que el artículo 1.2 proclama que ‘la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado’, y por otro lado el artículo 56, apartado 3, establece que ‘la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad’. Flagrante vulneración del principio de igualdad entre todos los españoles que proclama la misma Constitución. Treinta y cinco años después de aprobada la Constitución que ha regido desde entonces la vida de nuestra sociedad, tenemos la firme convicción de que ha llegado el momento de poner fin a tamaña anomalía. Es evidente que los escándalos de todo orden que han salpicado últimamente a la Casa Real han contribuido a acrecentar la desafección entre la ciudadanía hacia la persona del rey y su familia. Para nosotros, no es una cuestión de personas, sino de la institución monárquica en sí, a la que consideramos obsoleta, anacrónica y contraria a los principios de la democracia, conforme a la cual todos los que nos representan han de ser libremente elegidos por el pueblo, incluido el jefe del Estado... La III República no es una quimera, no es una utopía. Es una urgente necesidad de regeneración democrática. Y puede ser una realidad, si todos nos unimos y luchamos juntos por conseguirlo. Sin olvidar las experiencias republicanas del pasado, la III República ha de mirar hacia el futuro”.

La bandera republicana izada en la plaza de la Constitución de Cádiz.

El Servicio de Memoria Histórica y Democrática de la Diputación Provincial de Cádiz diseñó un programa de actos con motivo del aniversario de la proclamación de la IIª República Española. En una nota, explica que la iniciativa lleva por título 'Abril Memorialista', y tuvo su primera cita el martes 18, con la presentación de los libros 'El botín de guerra en Andalucía. Cultura represiva y víctimas de la Ley de Responsabilidades Públicas 1936-1945' y 'La Masonería en Andalucía y la represión durante el franquismo'.  El Ayuntamiento de Cádiz informó de su decisión de acatar la medida cautelar del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número dos de Cádiz y retiró la bandera de la II República ubicada en la plaza de la Constitución, “a pesar de que el proceso ordinario sigue abierto”. Critica que les “obliguen a retirar la bandera sin que se hayan pronunciado sobre la causa principal”. A su juicio, “esta orden es una demostración empírica de que el PP, a través de su Subdelegación del Gobierno, utiliza todas las administraciones que tiene a mano para intentar reprimir el derecho a la memoria”. Desde el gobierno local indican que “no comparten, aunque respetan”, esta decisión judicial, pues, como se indica en el escrito de alegaciones, “la colocación de esta bandera no incumple ningún artículo de la Constitución y su izada es totalmente legal”. Precisan que esta bandera “constituye un recuerdo de un determinado periodo histórico. E insisten en lamentar que “el PP vuelva a hacer uso de las instituciones que gobiernan para seguir ahondando en la herida en lugar de ser partícipe de su recuperación”, añadiendo que dichos “obstáculos” van “en la línea de la estrategia del miedo y de la línea de limitaciones a la libertad de expresión emprendidas desde su llegada al Gobierno central”. El Partido Comunista de España hizo un llamamiento a todos sus cargos públicos a ondear banderas republicanas en los ayuntamientos e instituciones con motivo de la conmemoración de la proclamación de la II República. La formación comunista recalcó que este acto es una declaración de “rebeldía democrática” contra “una ofensiva” iniciada por el Partido Popular que denunció la colocación de una bandera tricolor frente al monumento de las Puertas de Tierra en Cádiz. Los ayuntamientos de Rivas, San Sebastián de los Reyes, Pamplona, Silla y Sagunto colocaron banderas republicanas en sus fachadas para reivindicar la “memoria democrática”. Ante las denuncias constantes del PP, el Partido Comunista de España argumenta que estas son “una nueva muestra del carácter profundamente reaccionario y antidemocrático de un Gobierno con tintes del pasado franquista”.

      Miguel Rodero, coordinador provincial de Izquierda Unida.

IU recuerda los valores de la II República, reivindicando la llegada de la Tercera, en Béjar. El acto tiene lugar en la Plaza de la República, el pasado viernes. Como cada 14 de abril, la formación celebró la proclamación de la IIª República y reivindicó dignificar la democracia española con la llegada de la IIIª República. “Nuestra obligación moral y política era recordar el papel de los demócratas, del movimiento obrero y de la izquierda, recuperando la memoria histórica de rebeldía política y lucha social de nuestros pueblos. Fue una obligación respecto al pasado el reconocimiento de un período de apertura democrática, de compromiso social y de voluntad de construir una España próspera y plural. Pero también un compromiso respecto al presente y al futuro reivindicando que los valores que construyeron la España siguen siendo plenamente vigentes hoy también”, aseguró Miguel Rodero, coordinador provincial de Izquierda Unida. La lucha por la República es un modo de materializar su convencimiento por otro mundo posible. “Algunos pensarán que mejor dejar las cosas como están, que no merece la pena reformar la Constitución para tan pocos beneficios prácticos; ya que el Rey es un figura meramente representativa. Pero nosotros creemos que puede haber, y los hay, sistemas donde el Jefe de Estado es elegido formalmente por el pueblo”, termina el comunicado lanzado desde el partido de izquierdas.

Zaragoza or la República.

En Aragón se celebraron numerosos actos en conmemoración de la II República. Desde el jueves pasado hasta el sábado, 15 de abril, diferentes municipios de todo el territorio aragonés celebraron, como cada año, diversos actos para conmemorar la proclamación de la II República que sirvieron, además, como homenaje a todas las víctimas asesinadas por la dictadura fascista y franquista. El miércoles, se proyectó el documental ‘Sublevación de Jaca, Capitanes del frío’ en Casa del 3ª edad de Cuarte de Huerva. El jueves, el homenaje a la aviación republicana, en el Salón de actos de la Diputación de Uesca. El viernes, 14, se proclamó el Día de la República. Al mediodía, convocado por el Ateneo Republicano de Zaragoza, se sirvió un vermú republicano amenizado con poesía y música en la Plaza Rebolería y a las siete de la tarde una manifestación por la IIIª República. En Uesca, se llevó a cabo un recorrido histórico-cultural por el cementerio municipal y la proyección documental “El círculo, en 2016”. En Alcampell, un homenaje con ofrenda floral a las personas republicanas represaliadas por el franquismo en el cementerio municipal. En Balbastro, organizado por el Círculo Republicano de Balbastro, la concentración en homenaje a personas represaliadas por el franquismo en la Fuente de la República y el homenaje a republicanos y republicanas y a quien defendió la libertad frente al fascismo. Y otros muchos actos republicanos tuvieron lugar en toda la región aragonesa.

Pancarta en el balcón del Ayuntamiento por los 80 años de la capitalidad de la República en Valencia.

En las últimas semanas se ha podido ver cómo la justicia obligaba al Ayuntamiento de Alicante a restaurar los nombres de signo franquista de diversas de sus calles, mientras que la delegación del Gobierno de la Comunitat Valenciana prohibía a los ayuntamientos y diputaciones provinciales mostrar la bandera tricolor para el homenaje republicano. Desde la delegación dirigida por Juan Carlos Moragues se ha enarbolado la ley de banderas, argumentando que “la utilización de una bandera no constitucional vulnera el principio de neutralidad y objetividad que debe regir el trabajo de las Administraciones Públicas”. La circular enviada a las administraciones advierte que, “en el caso de que se produjera una infracción a lo establecido en la normativa citada, por parte de ese Ayuntamiento, se comunica que esta Delegación del Gobierno acudirá directamente a la vía judicial, a fin de restablecer la legalidad vigente”. No obstante, el año pasado, el delegado Moragues sí usó argumentos políticos para criticar que diversos ayuntamientos homenajearan el régimen republicano colgando banderas en los consistorios. Y afirmó que en este homenaje había “sectarismo”, mientras aseguró que “lo que queremos es que no haya división ni confrontación, sino todo lo contrario, unión y no abrir viejas heridas”. “Lo que queremos –sentenció–es que haya paz y concordia y que no esta provocación y esta polémica con la exhibición de banderas republicanas”. Pero este “sectarismo” o “confrontación” parece no existir en el recurso del PP de Alicante contra la retirada de los nombres franquistas del callejero de la ciudad. Y el juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Alicante ordenó la paralización de la retirada de los símbolos franquistas como requería el PP. 

Una manifestación reclama en Pamplona un 'nuevo proceso constituyente' que apueste por la IIIª República.

La justicia impidió a las instituciones navarras colgar la tricolor el 14 de abril. El titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Pamplona suspendió la decisión del Ayuntamiento por la que se acordaba colocar ese día la bandera republicana en la fachada del consistorio. En el auto, el juez  transcribe la argumentación expuesta por la Sala del TSJN respecto al mismo contencioso mantenido con el Gobierno foral. Los jueces del alto tribunal navarro invocaron la jurisprudencia existente sobre esta cuestión para recordar que la enseña republicana “no es bandera constitucional”. “Sin que se trate de negar el derecho que tiene cualquier partido o grupo político, en su sede o en sus propias dependencias, al uso de la bandera que estime conveniente, pero cuando se trata de un edificio público no se puede hacer uso en el mismo, ni en el balcón principal, ni en cualquiera de sus fachadas o ventanas, se trate o no de un mástil o cualquier otro tipo de exhibición pública, de otra bandera que no sea la oficial”. A la particular guerra de banderas en la Comunidad foral, con una recién derogada ley de símbolos para permitir que la ikurriña vuelva a los ayuntamientos, y una bandera de Europa desaparecida de los mástiles oficiales del Parlamento desde hace meses, se suma ahora la bandera republicana. Los grupos de Geroa Bai, Bildu, Podemos, Izquierda Unida y Socialistas navarros ratificaron recientemente su decisión política de permitir que el 14 de abril ondease en la Cámara foral la bandera republicana. El voto en contra de UPN y PP no sirvió para reconducir la iniciativa. “El Estado –agrega–, ostenta legitimación para recurrir el acuerdo citado de índole administrativa y no propiamente parlamentaria”.  Cuando se tomó la decisión, la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, pidió respeto hacia la “soberanía parlamentaria y la política que se hace en sede parlamentaria”, además de rechazar “la injerencia de otras instituciones como la delegación del Gobierno o los tribunales de justicia”. Recordó que la colocación de la bandera republicana fue una petición de la Junta Republicana de Izquierdas de Navarra y que se iba a atender “como se hace con los requerimientos de otros colectivos, se colocan banderas LGTBI, o se ilumina la sede del Parlamento de forma especial en el día del Parkinson o del Sida, o en contra de la violencia machista”. La Mesa del Parlamento navarro acordó respetar la decisión judicial pero aprobó una declaración institucional en la que denuncia la “agresión a su soberanía”. Además I-E se pregunta por qué la Delegación “no actúa con tanto celo contra los más de 300 símbolos franquistas que todavía hay en Navarra y prefiere actuar contra una bandera que evoca la libertad, la justicia y la igualdad”.

La bandera republicana en el Ayuntamiento de Sagunto.

El pasado Miércoles Santo, durante unos minutos, algunos concejales del Ayuntamiento de Sagunto homenajearon a la Segunda República, ondeando la bandera con el himno de Riego. La bandera tricolor republicana fue movida en el balcón del Ayuntamiento  al ritmo del himno republicano, en homenaje a las personas que defendieron la IIª República hace 86 años, desafiando la prohibición de Juan Carlos Moragues, delegado del Gobierno, quien había advertido que llevaría a los tribunales a los consistorios que exhibieran la bandera republicana. Los concejales Pablo Abelleira, Roser Maestro, José Vicente Muñoz y María Giménez secundaron este acto de apenas tres minutos en el balcón del Ayuntamiento de Sagunto y los concejales Guillermo Sampedro y Mónica Caparrós en la Tenencia de Alcaldía de Puerto de Sagunto. El Ayuntamiento promovió actividades para la rehabilitación política y cívica de todos los ciudadanos y ciudadanas que fueron víctimas de la represión franquista, ya fuese durante el alzamiento militar o durante la posguerra. La propuesta fue llevada al Pleno por Esquerra Unida, presentada por el miembro del equipo de gobierno y aprobada con los votos a favor de Compromís, Esquerra Unida, ADN Morvedre, PSPV-PSOE e Iniciativa Porteña, con el voto en contra del Partido Popular y la abstención de Ciudadanos. Según el texto, la IIª República “promovió el avance en la transformación de nuestra sociedad, en la defensa de las libertades individuales y colectivas, y en la consecución de la justicia social. Este sistema democrático acabó con la derrota en la Guerra Civil para dar paso a más de 40 años de franquismo, de represión y de retrocesos”. El 14 de Abril, según la propuesta municipal, “tiene que ser una fecha reivindicativa para reclamar el derecho a la República y hacer un homenaje a todos los alcaldes y concejales de los ayuntamientos de aquel período, así como para condenar el golpe de estado franquista contra la IIª República”.

      Pinto quiere la IIIª República, ya.

Algunos ayuntamientos de España celebraron el pasado viernes el Día de la República colocando la bandera tricolor en la fachada del edificio. Ocurrió en la localidad guipuzcoana de Zumárraga, donde se colgó del balcón principal, en Ortuella (Vizcaya), que ha amanecido con la bandera de la República colocada en la fachada de su Ayuntamiento, en Éibar o en  Barañaín (Navarra). Sin embargo, la más grande fue la de la localidad madrileña de Pinto, donde fue colgada de un mástil de grandes dimensiones y en mitad de una rotonda. Desde 2015 gobierna Ganemos Pinto con el apoyo del PSOE. También en Rivas Vaciamadrid (Madrid), reducto de Izquierda Unida,  al igual que en Tavernes de la Valldigna, Benifairó de la Valldigna, Xeraco, Silla, Barceta, Paiporta y Buñol, todos en la provincia de Valencia. Igual gesto se repitió en Cubellas (Barcelona), que celebró el día colgando la bandera tricolor junto a la local, la española y la de Cataluña. También en Blanes, en Gerona, donde cuelga de uno de los balcones del Ayuntamiento y en Algemesí, en la provincia de Valencia, en Trebujena (Cádiz) y Tarifa (Cádiz). Por su parte, en Zaragoza, donde gobierna Pedro Santisteve (Zaragoza en Común), ha desplegado una pancarta de apoyo a la II República en el balcón del Ayuntamiento. En ella se podía leer: 'Verdad, justicia y reparación. Sin justicia no hay memoria', una iniciativa con la que el gobierno de la ciudad quiso reivindicar la Ley de Memoria Histórica.

       Dani Mateo, en El Intermedio.

Miguel Sánchez-Ostiz, en su artículo “Nostalgias franquistas”, publicado en Cuartopoder, nos recuerda: “Que el sistema político español protege al franquismo, como régimen dictatorial, con apoyos policiales y judiciales, queda ahora mismo fuera de toda duda. Son los hechos, del dominio público, los que hablan como pruebas eficaces, y a diario, por mucho que los medios de comunicación afines al Gobierno los quieran silenciar, los tergiversen o los apoyen de manera expresa. No sé qué puede resultar más escandaloso (si todavía hay algo que consiga serlo), que el Gobierno declare que la exaltación o enaltecimiento del franquismo no es delito, que consienta que la Fundación Francisco Franco conserve documentos considerados como secretos de Estado o que un juez de clara inclinación política, exsenador del PP, admita a trámite una querella contra Wyoming y Dani Mateo por una burla sobre el monumento de Cuelgamuros, que no hace sino expresar lo que una parte significativa de la sociedad española opina de esa construcción y de su significado. Dicho sea de paso, querer convertirlo en un monumento ‘a la concordia’ por decreto es un abuso y un agravio… y una sandez. El Valle de los Caídos es lo que es y fue construido como fue construido, por mucho que historiadores afines al régimen franquista sostengan en su apoyo que quienes allí trabajaron lo hicieron poco menos que por gusto. Sus muros fueron rellenados, sin contar con las familias en muchas ocasiones, además de con los restos de los ‘héroes’, con los de personas ‘sacrificadas’ –pues esa es la expresión que figura en documentos oficiales de la Guardia Civil encargada de esas exhumaciones– y enterradas en campo abierto de las que ni siquiera se pudo establecer identificación alguna. La represión gubernamental que ha caído sobre humoristas y no humoristas ha tenido el efecto de radicalizar el discurso de la disidencia, de modo que los ‘chistes’ sobre Carrero Blanco o el Valle de los Caídos se han convertido en un aluvión, en claro desafío y respuesta a la demencial sentencia caída sobre la tuitera Cassandra. Burlas y feroces veras. A propósito, ¿esos chistes son sobre o son contra? Yo creo que son contra, pero no contra alguien en concreto, ni mucho menos contra las víctimas del terrorismo, sino contra la ideología que inspira el actual Gobierno español: policíaca y autoritaria. Esos chistes valen por columnas de opinión o editoriales, por tomas de posición y por gestos de rebeldía”.


En la sesión de fotomontajes respondemos a la pregunta ¿Cuánto nos cuesta la Casa Real?... Y Jaque a la Infanta.











Te queda claro, Felipito.

Cuando el pueblo sea una república, no habrá ejércitos, castillos, coronas ni dioses que la detengan.


El humor en la prensa de esta semana: El Roto, Peridis, Forges, Manel F., J. R. Mora, Fer, Vergara, Plac…





















Pep Roig, desde Mallorca, nos recuerda: La evolución involutiva, Imitadores del esperpento, Atacados todos, A salvo, Dejadme que la arme solo, Tot se compra…







Vídeos que hablan de la República: Viva la Tercera Republica! TheTollundWoman

 
A POR LA TERCERA REPÚBLICA ( AY CARMELA ) Santi Vaquero
 "A las mujeres" (1936), canción anarquista - anarchist song GiorgioFH
 Ay Carmela - Viva la Quinta Brigada - Rolando Alarcon limereth
 
Se habla mucho de los límites del humor. Un debate súper necesario del que nosotros también queremos formar parte y lo hacemos con un invitado que tiene mucho que decir. Hoy Carrero Negro gracias al talento del actor Miquel Ripeu. LATE MOTIV - Miquel Ripeu. "Carrero Negro y los límites del humor" | #LateMotiv217 Late Motiv