miércoles, 23 de octubre de 2019

Mafalda, más de medio siglo cuestionando.


 Optimismo.
 Ciencia
 Igualdad.
Los valores de la familia.

El 29 de septiembre de 1964, nacía oficialmente Mafalda. Fue en la revista argentina Primera Plana. Dos años antes, el dibujante Joaquín Salvador Lavado, conocido como Quino, recibía un encargo para una estrategia publicitaria. Tenía que idear una tira cómica del estilo de Charlie Brown, pero protagonizada por una familia convencional -padre, madre, hijos- cuyos nombres empezasen por M. Así se establecía la relación con Mansfield, una marca de electrodomésticos de la empresa Siam Di Tella. Pero, al tratarse de un anuncio encubierto, la campaña no convenció y, dos años después, Mafalda apareció en la mencionada revista argentina.

El nombre de esta niña de seis años, de respuesta rápida y preguntas incómodas, proviene del personaje de la película “Dar la cara”, de David Viñas (1962). Tiene un padre que trabaja en una oficina y es fanático de las plantas y una madre que se convierte en ama de casa cuando deja sus estudios para casarse. Su mascota, a la que saca a pasear atada con una cuerdita, es una tortuga que se llama Burocracia. Le gustan los Beatles, posee una bola del mundo a la que cuida y que da pie a muchas de sus cavilaciones. Odia la sopa porque “es una alegoría de los gobiernos militares que nos teníamos que comer todos los días por estas latitudes”, según explica su autor en una entrevista.
En 1965, las tiras de Mafalda se mudaron al periódico El Mundo, donde aparecía seis veces a la semana. A partir de ahí se fueron incorporando nuevos personajes. Susanita encarna a la burguesía que toma el café por la tarde y contribuye a las obras sociales con lo que les sobra. Obsesionada con casarse y tener hijos, es el polo opuesto de Mafalda, quien sueña con hacer una carrera para “no ser una mediocre”. La cabeza pensante de Miguelito, que vive con una progenitora, obsesionada con el orden y la limpieza, fue la penúltima en aparecer. Libertad, hija de padres 'progres' y casi tan contestataria como Mafalda, completa el grupo. Vive en un apartamento muy pequeño con su padre, que trabaja en algo que odia y con su madre, traductora de francés. Además de amigos, Mafalda también tiene un hermanito.

La última tira de Mafalda se publica el 25 de junio de 1973 en la revista Siete Días. En 1977, el propio Quino le explica a Joaquín Soler Serrano, en el programa de entrevistas “A Fondo”, que había terminado con su personaje porque se estaba empezando a repetir. “Eso me pareció deshonesto, no quería que mi historieta fuera como esas que tienen ya 40 años y que uno las lee por costumbre y ya sabe cómo van a terminar.”. El primer libro, que recoge 240 tiras de Mafalda por orden de aparición, se publica en Argentina en 1966. La primera tirada, de 5.000 copias, se agotó en dos días y su éxito se empezó a dispersar por América Latina. En 1969, Mafalda dio el salto a Europa. La visionaria Esther Tusquets la trajo a España un año después. Su editorial, Lumen, sigue publicando sus historietas. En las primeras tiradas tuvieron que incluir la advertencia “para adultos” en la cubierta a instancias de la censura franquista.

Mafalda fue traducido a 20 idiomas y da vueltas por el planeta, impresa en papel, en camisetas, tazas, libretas y todo tipo de comercialización. Cuando empezaron a comercializarse, Quino no estaba cómodo. Confiesa que “eso lo tuve que hacer en contra de mi voluntad. Pero me vi obligado porque empezaron a aparecer muñequitos y posters piratas”. Varias estatuas de la niña se sientan ahora en diferentes partes del mundo. La más conocida es la de Buenos Aires (ahora también la acompañan Manolito y Susanita), obra de Pablo Irrgang, al igual que la réplica que descansa en Oviedo. Esta se inauguró cuando Quino visitó la ciudad para recoger el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, en 2014.

Las viñetas de Mafalda siguen teniendo vigencia en la actualidad. Los problemas sobre los que reflexionaba esa niña argentina siguen estando ahí, algunos más presentes, si cabe. Y Mafalda sigue estando indignada.

martes, 22 de octubre de 2019

“Noches de tele y fuego”


Detención del fotógrafo de El País.

“Creo que voy a apagar la tele. Me duele tanto lo que veo que no lo puedo soportar”, comenta Juan Tortosa en Píblico, bajo el título ‘Noches de tele y fuego’. “Cuando, a las once de la noche de este viernes, mi amiga Gemma Soriano colgó esta frase en twitter, yo estaba pensando exactamente lo mismo mientras iba cambiado de canal cada minuto. En TVE1, 24 horas, Antena 3, La Sexta, Telemadrid, TV3, mis compañeras (la mayoría eran mujeres) informaban por quinto día consecutivo ¡con casco! y entre fuegos, carreras, enfrentamientos, detenciones, calles asoladas y mobiliario urbano destrozado. Como en las cuatro noches anteriores, con el móvil en una mano y el mando de la tele en otro, me empeñaba en continuar negándome a mí mismo la importancia de lo que estaba viendo. (…) Las redes confirmaban mi diagnóstico mientras veía imágenes en las que dos policías se llevaban a rastras, detenido, al fotógrafo de El País Albert García. ‘Lo que faltaba —escribía el compañero Ferran Garrido. Nos hostian los indepes, nos corren a ladrillazos los radicales, nos insultan los fascistas y ahora nos detiene la policía. De puta madre’. Buscaba sin éxito en la red el punto de vista de los todólogos de las tertulias, esos sesudos próceres que a diario pontifican sobre lo divino y lo humano, pero ninguno bajaba a la arena, ninguno se mojaba. Silencio. Silencio ellos y silencio Torra, Colau, Moncloa…”

Tortosa se los imagina a unos y a otros, viendo en las teles cómo pasaban las horas y los fuegos continuaban, ahora en Balmes con Gran Via, con Diputació o Consell de Cent, ahora en Trafalgar, ahora en Roger de Flor, en Roselló, Passeig de Sant Joan… “Desbordada la policía, desbordados los bomberos, desbordada la capacidad de asombro. Silencio oficial mientras las horas van pasando. Continúo buscando analistas de guardia en la red, pero permanecen mudos, o de perfil, el periodismo está lleno de maestros en el arte de ponerse de perfil. Expertos en mojarse solo cuando tienen claro que pisan sobre seguro. Esta quinta noche de protestas les ha roto los esquemas, a ellos y a quienes, desde altos despachos, tanto en Madrid como en Barcelona, no saben ya cómo minimizar lo que está ocurriendo. Silencio.

Tortosa se lamenta de que cada minuto esté más cerca el diez de noviembre. “Son las doce de la noche y los fuegos se reproducen por esporas. Periodistas con casco continúan entrando en directo, cada vez desde emplazamientos diferentes, reforzando con su presencia la importancia de unas imágenes que hablan por sí solas. Un compañero de TV3 enseña a cámara un bate de béisbol y pelotas de goma de distinto calibre, todo ello encontrado entre los restos de la batalla que acaba de tener lugar en la esquina desde la que retransmite… Los alborotadores puede que sean cuatro gatos, cuatro desalmados, infiltrados o provocadores venidos de otros lares, lo que se quiera, pero ¿pensamos seguir regalándole al mundo estas imágenes muchos días más? ‘La gestión de la frustración escribe este sábado Jordi Évole en La Vanguardia va a ser compleja. De momento esta semana nadie ha sido capaz de pararla’. ‘No sabemos— señala Fernando Berlín en su video blog de Infolibre— si esto es el inicio de algo, pero lo que sí sabemos es que siempre que algo terrible empieza, lo hace de esta forma’…

“¿A quién beneficia todo esto?! concluye Tortosa. “¿Qué juegos ocultos hay detrás de tanto despropósito? ¿Qué pasa, Pedro? ¿Hay alguien ahí? ¿Era esto lo que tenías previsto?”

domingo, 20 de octubre de 2019

Reacción de los catalanes frente a la sentencia del “procés”.


A punto de cumplirse dos años desde que Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, conocidos como 'Los Jordis', ingresan en prisión y cuando Oriol Junqueras, número dos del Govern de la Generalitat, ya ha pasado un año y once meses entre rejas, esta semana llegó, al fin, la sentencia del juicio del 'procés'. En el juicio, que arrancó el 12 de febrero y finalizó el 13 de junio, los acusados defendieron su posición, así como la legalidad de sus actos, y pudieron escucharse testimonios como el de Oriol Junqueras, que insistió en que “el derecho de autodeterminación es irrenunciable” o el de Raül Romeva, quien advirtiera que lo que se estaba llevando a cabo en el Supremo era “un juicio político”. “Yo, al menos, así me siento”, insistió en la Sala. El Tribunal Supremo no ocultó su disgusto cuando comprobó la veracidad de algunos de los datos que se estaban difundiendo en la recta final del proceso. Filtraciones que hacían peligrar los planes para la notificación de los mismos al principio de la semana pasada. Ignacio Garriga, diputado de Vox por Barcelona pidió al Gobierno frenar “el estado de rebeldía absoluto de la Generalitat”. En declaraciones a los medios en la manifestación de este 12-O, el diputado pidió, además, la detención de Torra y “la suspensión de la autonomía catalana”. “Los separatistas —afirma— lo único que pretenden es sembrar odio y terror”. Por su parte, el presidente de la Generalitat llamó a la sociedad catalana a manifestarse “pacíficamente para defender la libertad, la democracia y, por encima de todo, la dignidad del pueblo” de cara a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el proceso independentista. Según Torra, la sentencia cierra una etapa reactiva y se abre otra en la que tomarán la iniciativa con el objetivo de la independencia. Torra aseguró que Cataluña es “un país a punto” que sería imparable sin el lastre del déficit fiscal. Por su parte el magistrado, Manuel Marchena, presidente del Tribunal, refiriéndose a las informaciones publicadas el sábado, 12 de octubre, afirmó rotundamente: “La sentencia no está cerrada hasta que no se firma” e instó a esperar que se comunicase el fallo de forma oficial.

El presidente de la Sala, Manuel Marchena, lamenta que “tres días antes” de notificarse la sentencia d
se filtrasen los datos más relevantes del histórico fallo.

El mismo lunes por la tarde, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, tiene intención de hacer una declaración institucional cuando se haga pública la sentencia del 'procés' pero, de momento, no comenta los detalles filtrados a los medios de comunicación. Sobre lo que pueda ocurrir tras conocerse la resolución judicial, el jefe del Ejecutivo considera que todo el mundo ha aprendido de lo ocurrido en 2017 —cuando se celebró el referéndum ilegal. En cualquier caso, reitera que el Gobierno tiene previstos “todos los escenarios” y que se irá actuando en función de cómo se desarrollen los acontecimientos. Pablo Casado, presidente del PP, dice haberse hecho eco de estas informaciones y, aunque no quiere valorar la sentencia de los nueve líderes independentistas, asegura que apoyará al Gobierno para “lo que tenga que hacer en Cataluña”. Por su parte, Albert Rivera evita comentar la sentencia del 'procés' y, en conversación informal con los periodistas durante la recepción de los reyes en el Palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional, asegura no querer hacer más comentarios sobre la sentencia hasta que se conozca oficialmente. Dos días antes, unas 10.000 personas marchaban en Barcelona por la Unidad de España y a favor de acatar la inminente sentencia del Tribunal Supremo. La marcha, convocada por la recién creada plataforma Cataluña Suma, arranca en el Paseo de Gracia y finaliza con un acto político en la plaza de Cataluña. En ella se despliegan numerosas banderas españolas, algunas 'senyeras' y banderas europeas, además de pancartas con lemas como “UE: solo los fascistas apoyan a los golpistas”, “Cataluña somos todos” o “Spain no surrender”. La movilización cuenta con la participación de dirigentes políticos como Inés Arrimadas, Lorena Roldán, Carlos Carrizosa y José Manuel Villegas (Cs), Cayetana Álvarez de Toledo, Dolors Montserrat y Xavier García Albiol (PP) e Ignacio Garriga (Vox), mientras que el PSC no se suma a la convocatoria. Por su parte, la defensa de los acusados Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull, no descarta “interponer la oportuna denuncia ante el CGPJ” (Consejo General del Poder Judicial) si la sentencia del Tribunal Supremo coincide con las presuntas filtraciones que se están publicando en medios de comunicación sobre el contenido del fallo. Fuentes de la defensa explican a Europa Press su “total asombro ante la supuesta filtración de la sentencia” de la causa que se sigue contra ellos. Consideran que, si ha habido filtración por parte del Supremo, sería una falta de respeto a los acusados y sus familias y una “flagrante vulneración del secreto de las deliberaciones regulado en el artículo 233 LOPJ”. “Aparentemente constata la defensa— se fija el tipo penal de la sedición y el detalle de altísimas penas que superan los 10 años de prisión para algunos de nuestros defendidos”. El presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, Manuel Marchena, lamenta “de corazón” que, “tres días antes” de que se notificase la sentencia del 'procés', se filtrasen los datos más relevantes del histórico fallo sobre la condena a los líderes independentistas.

Iglesias llama a acatar la sentencia del “procés” e iniciar la reconciliación.

La filtración de la sentencia no gusta en el Ejecutivo, según admite su portavoz, Isabel Celáa, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que prefieren esperar a que se conozca su contenido para opinar sobre el tema. El ministro asegura que no teme disturbios en Cataluña y confía en que las críticas que pueda tener se expresen pacíficamente. Carolina Bescansa, cabeza de lista de Más País por A Coruña, dice que el juicio a los dirigentes independentistas catalanes es “demasiado grave y trascendente” como para “especular” sobre la posible sentencia. Tras lamentar que se “especule” sobre cuestiones “que todavía no son oficiales”, Bescansa apela a tener “altura de miras” para “entender que, ocurra lo que ocurra con la sentencia, la crisis territorial española y la crisis política catalana no la tienen que resolver los juzgados sino los políticos”. Por su parte, Pablo Iglesias, secretario general de Unidas Podemos, asegura ante un inminente fallo que todo el mundo “deberá acatar la sentencia” y, a partir de ahí, “hablar de reconciliación” para solucionar la “fractura” de la sociedad catalana y española. Dice que las posibles movilizaciones tras la sentencia “están protegidas por la Constitución y la democracia” y que “existe un amplio consenso en la sociedad catalana” para que se produzcan “dentro de la legalidad y sin violencia”. Iglesias subrayado que es hora de “dejar de lado los discursos de odio” y comenzar un diálogo a “largo plazo y no pensar solo en la campaña electoral”. También el líder de Más País, Íñigo Errejón, se refiere a la decisión del Supremo en el caso del 'procés'. Y, durante la presentación de su candidatura en Barcelona, opina que la sentencia le parece “desproporcionada e inútil”, al tiempo que considera que no ayuda a reconstruir el diálogo y que “pone por delante los intereses de las siglas”. 

     Jordi Sànchez: “Nosotros guardamos más de 6.000 urnas y el Supremo no puede preservar una sentencia”.

Jordi Sánchez, expresidente de la ANC y cabeza de lista de JxCat a las elecciones generales, contrasta el secretismo con el que se ocultaron las urnas del 1-O con las filtraciones de la sentencia por el proceso independentista. “Ya tiene narices que el 1-O preservamos en la más absoluta discreción más de 6.000 urnas buscadas por miles de policías y decenas de periodistas y ahora el Supremo no puede preservar la discreción de una sentencia”, critica en un apunte en Twitter. “Marchena, no me creo tu indignación”, asegura sobre el malestar que mostró el sábado el magistrado del Tribunal Supremo y presidente de la Sala, Manuel Marchena, sobre las filtraciones de la sentencia en algunos medios de comunicación. El Govern, el Parlament, partidos soberanistas y entidades sociales preparan la respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo por el 1-O, y que se abordará a dos niveles: la movilización ciudadana para protestar contra el fallo y, por otro lado, la respuesta política a nivel institucional y de los partidos. El presidente de Omnium, Jordi Cuixart, publica el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter, refiriéndose a la filtración de la sentencia del 'procés': “727 días de prisión después, reiteramos que ninguna sentencia, tampoco la del Supremo, hará que dejemos de luchar por el derecho a la autodeterminación, ejerciendo derechos fundamentales”. Entre las respuestas desde el colectivo independentista, los CDR preparan acciones “sorpresa” de desobediencia civil no violenta, además de sumarse a las Marchas de la Libertad. Por otro lado, El Sindicat d'Estudiants (SE) convoca una huelga de 72 horas que se llevó a cabo el miércoles 16 de octubre, y las manifestaciones en Barcelona, Tarragona y Girona.

El lunes, 14 de octubre, el Tribunal Supremo da a conocer la sentencia del 'procés', en la que confirma la condena a 13 años de cárcel a Oriol Junqueras por sedición y malversación. Tras cuatro meses de deliberación, los siete magistrados decidieron de forma unánime descartar el delito de rebelión por el que acusaba la Fiscalía, castigado con penas más altas. La sentencia condena también por sedición y malversación a los 'exconsellers' Jordi Turull, Raül Romeva y Dolors Bassa, a los que impone 12 años de cárcel. Un escalón por debajo quedan Joaquim Forn, Josep Rull, Jordi Cuixart, Jordi Sànchez y Carme Forcadell, a los que se condena por sedición, pero no por malversación: nueve años de cárcel para los Jordis, 10 años y medio para los dos 'exconsellers' y 11 años y medio para la expresidenta del Parlament. El listado de condenas lo cierran Santi Vila, Meritxell Borràs y Carles Mundó, a los que se considera culpables de desobediencia, delito que no implica la pena de prisión. La Vanguardia publica que Junqueras declara ante la sentencia: “No sirve de nada estar nervioso”. El exvicepresidente catalán, para el que la Fiscalía pide 25 años de prisión y 25 de inhabilitación, asegura que, independientemente del sentido del fallo, “seguirá defendiendo lo mismo aquí y fuera, con cargo o sin cargo”. La defensa de los acusados Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull no descarta “interponer la oportuna denuncia ante el CGPJ” (Consejo General del Poder Judicial) si la sentencia del Tribunal Supremo por el proceso independentista coincide con las presuntas filtraciones que se están publicando en medios de comunicación sobre el contenido del fallo. Fuentes de la defensa explican a Europa Press su “total asombro ante la supuesta filtración de la sentencia” de la causa que se sigue contra ellos. Si ha habido filtración por parte del Supremo, consideran que sería una falta de respeto a los acusados y sus familias y una “flagrante vulneración del secreto de las deliberaciones regulado en el artículo 233 LOPJ”. “Aparentemente constata la defensa— se fija el tipo penal de la sedición y el detalle de altísimas penas que superan los 10 años de prisión para algunos de nuestros defendidos”.
.        Viajeros, con sus maletas y a pie, acuden al aeropuerto o van a Barcelona.

El mismo día en que se conoce la sentencia, decenas de independentistas organizan una sentada en la estación de Sants, de Barcelona, para pedir la libertad de los líderes independentistas. Es lunes, 14 de octubre y, a las 10 horas, los Mossos comienzan a desalojarla, sacando uno a uno a los manifestantes del recinto. En el exterior de la estación la gente grita “Fuera las fuerzas de ocupación”, aunque no afecta a la circulación ferroviaria. Mientras tanto, en Sitges, los independentistas preparan otra marcha en protesta por la sentencia. “Un fuerte destacamento de la policía militarizada —indica la convocatoria de la marcha— ha venido a alojarse en Sitges. Son los mismos del 'A por ellos' que, hace dos años, vinieron a pegar a personas catalanas pacíficas de todas las edades y condiciones… Digamos alto y claro que no son bienvenidos. Que no pueden venir con sus tricornios, sus porras y sus escopetas a hacer daño a personas pacíficas, ejerciendo sus derechos fundamentales”. Ocupar el aeropuerto de Barcelona es la consigna lanzada a la una de la tarde por “Tsunami Democrátic”, la principal plataforma independentista que pretende galvanizar la protesta en la calle. Copian el movimiento de protesta de Hong Kong contra el régimen chino, y tienen su objetivo en las pistas de El Prat, en donde pretenden crear el caos aéreo y aislar la Ciudad Condal. A las 14 horas, los accesos por carretera a la Terminal 1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat están colapsados. Cientos de policías y guardias civiles protegen los accesos y el interior del aeropuerto para impedir que se produzca un bloqueo al estilo de Hong Kong. La Policía produce varias cargas contra los manifestantes, que copan el aeropuerto pero, pese a ello, no consigue prohíbir el acceso a todas las personas sin tarjeta de embarque e identificación. De los 1066 vuelos programados para ese día, unos 131 son suspendidos. El motivo de dicha suspensión no es ningún sabotaje concreto a las infraestructuras sino la imposibilidad de que los tripulantes de cabina lleguen a las instalaciones y releven a sus compañeros.

      Guardiola responde a la sentencia de la mano de “Tsunami Democràtic”.

El Aeropuerto de El Prat se encuentra el lunes completamente colapsado, debido a los disturbios y los cortes en el transporte terrestre. Entre los manifestantes hay quienes intentan con sus maletas llegar al aeropuerto para tomar sus vuelos. El servicio de autobuses en Barcelona también se ve imposibilitado a continuar. La plataforma “Tsunami Democràtic” da por finalizadas las acciones de este lunes y califica las movilizaciones de “un éxito y una victoria”. “Hemos comenzado un ciclo de desobediencia civil no violenta”, aseguran en un comunicado. Josep Guardiola, entrenador del Manchester City, responde a la sentencia del “Procés” de la mano de “Tsunami Democràtic” y asegura en un vídeo, en inglés y subtitulado en español y francés, que “España vive una deriva autoritaria bajo la cual se utiliza la ley antiterrorista para criminalizar la disidencia”. Las protestas por la sentencia mantienen cortados 13 tramos de carreteras. Los manifestantes bloquean el tráfico en la C-58, en Ripollet, en sentido sur y, en Terrassa, en ambos sentidos, así como en la C-17, en Parets del Vallès, en sentido sur, y, en Vic, en el enlace con la c-25, en Gurb (Barcelona). El presidente de ERC, Oriol Junqueras, condenado a trece años de prisión por el 'procés' independentista, declara que “este conflicto se tiene que resolver mediante urnas”. En una entrevista Reuters, la agencia de noticias internacional, el dirigente catalán defiende su convencimiento de que, “tarde o temprano, un referéndum es inevitable, porque si no, ¿cómo podemos dar voz a los ciudadanos?”  Y añade que no tiene ningún arrepentimiento.

     Torra pide una reunión urgente con el Rey y Sánchez sobre la “crisis” que abre la sentencia

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, anuncia el lunes que remitirá una carta al Rey y otra al presidente en funciones del Gobierno, Pedro Sánchez, para pedir reuniones urgentes con ellos para abordar la “crisis” que se abre con la sentencia del Tribunal Supremo. Quim Torra les advierte: “Quien tendría que recibir sentencia son los agresores de aquella jornada”.  “Hoy —les dice quien debería ser condenado es quien ordenó la agresión indiscriminada a ciudadanos de paz que no cometían ningún delito con una papeleta de votación en sus manos”. El presidente catalán recuerda que los condenados a penas de entre 9 y 13 años de cárcel han pasado por dos años de una “vergonzosa y cruel prisión provisional, por haber defendido el voto y el derecho a decidir el futuro de todo un pueblo”. Fuentes soberanistas explican que estas entidades, junto con Òmnium Cultural y otras organizaciones, están empezando a trabajar en la organización de una gran manifestación de carácter “transversal” el próximo 26. Igualmente, para ese día está previsto un acto con alcaldes en el Palau de la Generalitat, presidido por Quim Torra e impulsado por la Asociación Catalana de Municipios (ACM) y la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI). Por su parte, Carles Puigdemont, ex presidente de la Generalitat, apoya “la respuesta de los catalanes y catalanas que, legítimamente, se manifiestan contra la represión del Estado. “Hoy —aseguró desde Bruselas—, nos toca movilizarnos. Debemos transformar la indignación por la injusticia en energía, contra los abusos que se han cometido contra nosotros”. Acusa a Europa de “callar cobardemente ante la agresión del pueblo turco contra Siria”, pidiendo que no hagan lo mismo con “dos millones de catalanes”, en alusión a los votantes independentistas. Puigdemont califica las penas impuesta por el Supremo a los líderes independentistas como “una venganza del Estado. El error del Estado tendrá consecuencias para todos los ciudadanos —dice—No nos podemos resignar como catalanes, pero tampoco como europeos.

Barcelona en llamas, tras una preocupante jornada de disturbios.

El Gobierno español admite que es “una minoría” quien “está queriendo imponer la violencia en las calles de las ciudades catalanas”, provocando destrozo y actos vandálicos. Afirma que su objetivo es garantizar la seguridad y la convivencia, “y lo hará, si es preciso, siguiendo su compromiso de firmeza, proporcionalidad y unidad”. Investiga quién está detrás del llamado “Tsunami Democrático” al entender que, en torno a este movimiento, puede estar la organización de los grupos violentos que están actuando en Catalunya, como promotores de los disturbios y actos vandálicos. Entre la noche del martes y la madrugada del miércoles, los Mossos d'Esquadra detienen a 51 personas por los altercados registrados en toda Catalunya. La segunda jornada de protestas da lugar a nuevos choques entre los Mossos, Policía Nacional y manifestantes independentistas en varios puntos de Catalunya, con especial crudeza en Barcelona, donde el centro se convierte en el escenario de una batalla campal, con cargas policiales y decenas de barricadas y contenedores ardiendo. Se levantan 157 barricadas con hogueras en la ciudad de Barcelona y las labores de limpieza provocan cortes de calzada en las calles centrales de la ciudad, provocando numerosos destrozos. El martes se salda con 72 agentes heridos, 54 Mossos y 18 agentes de Policía Nacional. En el caso de la policía autonómica algunos agentes sufren “fracturas y lesiones de consideración”. Cuatro furgonetas de los Mossos son inutilizadas. El Gobierno denuncia que el movimiento en Catalunya está coordinado por grupos violentos. Y se ve obligado a emitir un comunicado a medianoche ante los incidentes ocurridos en las cuatro capitales catalanas, en los que valora y felicita la coordinación policial y advierte que garantiza la seguridad. 

Los CDR piden a la ciudadanía a través de redes sociales que todo aquel que asista lleve su propio rollo.

Vuelve el fuego y la furia a Barcelona, de noche, con graves disturbios, barricadas, contenedores, incendios en varias calles y una violencia recrudecida en la tercera noche de esta semana. Se queman vehículos en el Ensanche barcelonés y en las principales ciudades catalanas, crecen los altercados, sobre todo, en Tarragona, donde un manifestante se encuentra grave en el hospital con un traumatismo craneoencefálico tras ser atropellado por un furgón de los Mossos. Quim Torra de estos actos a los infiltrados y afirma que “no se puede permitir esta actitud violenta”.  Como en los días previos, se activa un núcleo duro radical en primera línea, en su mayoría, jóvenes vestidos de negro, con la cara cubierta y algunos con gafas de esquí, y, detrás, gente prudente y curiosos. Y, como el día anterior, empiezan los enfrentamientos entre manifestantes con la cara tapada, provistos de petardos y bengalas y la Policía, con sus repetidas cargas.  Y, una vez más, vuelve la lucha con gritos, barricadas, petardos y golpes, sin que falten los ácidos lanzados contra los 'mossos' y los cohetes contra el helicóptero de vigilancia. Los CDR convocan una protesta en Barcelona con la consigna de llevar papel higiénico “porque hay mucha mierda que limpiar”.

Mensaje compartido por el líder de ERC, Oriol Junqueras.

Entre las nueve y media y las diez de la mañana del miércoles, las cuentas de Twitter de todos los políticos independentistas presos publican un tuit de rechazo a los actos violentos. El mensaje es compartido unánimemente por todos los políticos presos. Todos los tuits, con las mismas palabras textuales, van acompañados de una imagen de movilización independentista. A la misma hora en la que empiezan a publicarse estos mensajes de rechazo hacia los actos violentos, se suma a esta condena el cabeza de lista por ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, en una entrevista concedida a la Cadena Ser. “Los que regalan imágenes de violencia no nos representan”, subraya. Por su parte, el expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, destaca a través de su cuenta de Twitter la importancia de las movilizaciones sin violencia y pide “no caer en provocaciones”. Coincidiendo con el segundo aniversario del ingreso a prisión del exlíder de la ANC, Jordi Sànchez, y del presidente de Òmium Cultural, Jordi Cuixart, Puigdemont señala que “de haber alentado a la violencia, hoy estarían igualmente condenados, pero nadie en la Europa real se molestaría en defenderlos”. “¿Entendéis por qué es muy importante no caer en provocaciones?”, añade en el hilo de la red social. “Movilicémonos y desbordémoslos en aquello en lo que son débiles, no en aquello que son fuertes. Son débiles en democracia y derechos humanos, y fuertes en violencia. Por eso las marchas de hoy son una propuesta ingeniosa que les desborda. Como las urnas. Como el tsunami democrático”, escribe en un tercer mensaje. En la mañana de esta segunda jornada de protestas, el presidente en funciones, Pedro Sánchez, reclama al independentismo que condenara la violencia.

      Cargas policiales en El Prat.

“Ayer era día de analizar la sentencia escribe David Bollero el pasado martes en Público, bajo el título ‘La hora de la represión’ y hoy, como si de unas elecciones se tratara —dado que algunos partidos sólo centran su campaña en eso— toca hablar del día después. Y ahora, ¿qué? (…) La solución que los sectores más conservadores dieron para la cuestión catalana fue juzgar y encerrar a la cúpula política, si bien es cierto que hubieran gustado de penas aún más duras y el sambenito de una rebelión que nunca existió. Su solución para la masa social que, de hecho, votó mayoritariamente por el derecho a decidir en las últimas elecciones catalanas, ni siquiera es juzgarla, es reprimirla. Cuando uno escucha a la derecha pareciera que quiere implantar su españolismo a golpes. Las ansias de revancha de PP, Cs y Vox; su deseo desaforado de imponer su modelo de Estado es lo que realmente rompe con la unidad de España, que debería entenderse con toda su diversidad y posibilidades de fórmulas políticas. Ni la derecha ha realizado este ejercicio y, hasta el momento y como sucede en tantas otras materias, el PSOE tampoco, con un Pedro Sánchez anclándose en palabras sin saltar a los hechos. Si ayer nos hartamos de escuchar a la derecha sus amenazas y exigencias de represión, no fue menos la izquierda con el mantra de ‘es la hora de la política’. Lo es; de hecho, vamos tarde, porque este asunto jamás debió saltar de la esfera política a la judicial, pues nada ha resuelto como quedó demostrado ayer. Dado que la campaña electoral va a estar marcada por ese asunto, dejando de lado el resto de gravísimos problemas que asolan España, no voten a quién no se ponga manos a la obra más allá de los discursos pomposos, las banderas apolilladas o el ruido de sables”.

Barcelona en llamas tras una preocupante jornada de disturbios.

El centro de Barcelona vuelve a convertirse el miércoles, en el escenario de fuertes enfrentamientos entre Mossos y grupos de manifestantes, que queman coches y contenedores, levantan barricadas y lanzan cócteles molotovs y ácido a la policía, así como cohetes contra un helicóptero. La tercera noche de protestas deriva en choques de radicales con la policía y varios vehículos son quemados en Barcelona, así como en otras ciudades catalanas. Una batalla campal entre encapuchados y Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional se desencadena en la parte derecha del Eixample, después de que un grupo de miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) rompa las barreras que custodiaban la Conselleria de Interior. Algunos manifestantes montan barricadas y queman al menos cinco coches en la calle Roger de Flor. Y 33 personas son detenidas por los incidentes, siendo 96 y el número de atendidos por los servicios de emergencias, según el balance difundido en la mañana del jueves. 

     Reacción de Catalunya contra la sentencia.

Los violentos incidentes se producen el mismo día que el independentismo inicia las cinco “Marchas por la libertad” para protestar por las condenas a los líderes del 'procés'. Arrancan desde Girona, Vic, Berga, Tárrega y Tarragona y avanzan por etapas hasta llegar el viernes a Barcelona. Miles de personas participan en estas marchas, organizadas por la ANC con el apoyo de Omnium Cultural, a las que se adhieren los Comités de Defensa de la República (CDR), llamando a “bloquear el país de punta a punta” durante los tres días que dura la iniciativa. De esta forma, el tercer día de protestas contra la sentencia del 'procés' deja un rastro de caos y destrozos en el Eixample de Barcelona, donde manifestantes que participaban en una concentración convocada por los denominados Comité de Defensa de la República (CDR) protagonizan una nueva batalla campal contra la policía. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, participa en una de estas marchas, la que parte de Girona y a la que se une a la altura de Caldes de Malavella (Girona). En la medianoche del miércoles, en una declaración institucional en TV3, el president condena la violencia de los últimos días con estas palabras: “Siempre hemos condenado la violencia. No se pueden permitir los incidentes que estamos viviendo. El 1-O derrotamos al Estado sin romper nada. Esto hay que pararlo inmediatamente. Serenidad, determinación, civismo y no violencia”. En su opinión, los violentos “son una minoría que hace daño. No podemos permitir que grupos de infiltrados y provocadores estropeen la imagen de los catalanes. No queremos provocaciones, no las toleraremos. Nada ni nadie nos puede quitar la capacidad de avanzar”. 

Madrid, con el pueblo catalaán.

       Bandera republicana gigante, desplegada en la concentración de la Puerta del Sol.

Horas antes, en la Puerta del Sol de Madrid, decenas de personas desplegan una bandera republicana de grandes dimensiones, decorada con un lazo amarillo en solidaridad con los presos catalanes. Una concentración de unas 2.500 personas transcurrió sin incidentes a excepción de la irrupción de unas decenas de neonazis que son expulsados de la plaza por varios agentes de la Policía Nacional. De esta forma el propio cordón de seguridad de la organización evita que los enfrentamientos vayan más allá del cruce de insultos y soflamas. Varias banderas esteladas, tricolores y comuneras dejan ver el cariz de la manifestación, en la que se reclama la libertad de los “presos políticos” sentenciados desde el Tribunal Supremo por sedición y malversación. En un mensaje repetido durante la hora y media que dura la concentración, defienden que “no hay democracia sin derecho a decidir”. La movilización termina con la lectura de un comunicado en el que se relatan algunas situaciones que los organizadores, que no están identificados en la convocatoria, quieren destacar. La primera denuncia que leen a través de un altavoz versa sobre las filtraciones de la sentencia: “Además de ser una auténtica vergüenza, son un indicador de la falta de seriedad y rigor con que funciona la instancia superior de la justicia española”. Tildan de “durísima” la sentencia y condensan la lectura del fallo, relatando en que “es la desobediencia civil y colectiva la que ha sido condenada con esta sentencia y la que, a partir de ahora, sentará precedente para ser aplicada de forma extensiva”, criminalizando así la protesta social.  Hacen alusión a las reacciones acaecidas en Catalunya tras la publicación del dictamen: “Estamos viendo cómo la respuesta (…) por parte del Estado español sigue siendo la represión, nuevos juicios de excepción, nuevas órdenes de extradición contra personas exiliadas, la amenaza de la aplicación del artículo 155 y la total falta de voluntad de negociar una vía de resolución democrática” (…). Y muestran su “apoyo internacionalista a toda la gente que se manifiesta estos días en Cataluña, y en especial a quien sufrr la represión, con golpes o detenciones”…

      El líder parlamentario de ERC, Sergi Sabrià.

El líder parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, carga el jueves contra la actuación del departamento del Interior y los Mossos d'Esquadra durante los últimos días de disturbios en varias ciudades catalanas: “Una policía democrática no atropella a la gente”. Y pide depurar las actuaciones desproporcionadas. La formación republicana añade así presión al conseller del Interior, Miquel Buch, muy cuestionado en las últimas horas y que el miércoles, estuvo a punto de ser cesado por Quim Torra. Sin embargo, finalmente, el Govern, en el cual el ERC controla la mitad de las áreas, decide sostener al conseller, al menos hasta el fin de la crisis de orden público. Sabrià responde con desdén a la propuesta lanzada por Torra sobre volver a poner urnas y “validar” la independencia antes del fin de la legislatura. “Valoraremos la propuesta del presidente”, dice para, a continuación, añadir: “Pero es en los grandes acuerdos donde el independentismo ha avanzado”. Los grupos del Parlament no conocen la propuesta que el president hará, ni tampoco lo comentan con sus socios del Govern.

     Manifestantes de los CDR, sentados pacíficamente ante las vallas que después derribarían los infiltrados, provocando incidentes y cargas policiales.

Carlos Enrique Bayo sostiene en un reportaje en Público que infiltrados policiales provocan violencia en torno a la Delegación del Gobierno en Barcelona. “Público aclara en su introducción ha obtenido vídeos, fotografías y testimonios que demuestran que al menos tres encapuchados, ajenos a los manifestantes de los CDR, derribaron la larga valla que separaba a independentistas y mossos en Pau Claris con València, y después comentaron entre ellos: ‘Ya está, ya hemos tirado la valla y ahora se va a liar’ / ‘Ahora ya podemos hablar castellano, ya no hay problema’ / ‘Y destaparse; yo me destapo’”. Tras su intervención, se producen algunos incidentes y los antidisturbios acaban disparando pelotas de goma y de foam a los congregados, que sólo lanzan unas latas vacías

Ada Colau a Rivera: “Usted sí que es un pirómano, señor Albert Rivera”.

La oleada de protestas, disturbios, barricadas y fuego provocados en Barcelona no son nada nuevo, según explica Manuel Delgado, antropólogo y experto en conflictos urbanos, a Manuel Rubio en una entrevista en Público. “No es nada singular, único ni irrepetible. Ha pasado una multitud de veces. Son expresiones de rabia colectiva, consecuencia de una situación frustrante, emitidas por aquellas personas que no tienen otra forma de decir lo que piensan”. El antropólogo rehúye de aquellos que enmarcan estas acciones en la irracionalidad colectiva: “No son fanáticos enloquecidos que se abandonan a la destrucción. Se expresan violentamente porque llegan a la conclusión que es la única manera que se les hagan caso”. Delgado explica la causa-efecto que puede haber generado una constante apuesta por lo que, hasta ahora, ha sido una vía muerta, el pacto con el Estado: “Al final nos han convencido de que somos un pueblo pacífico, negociador y dialogante, pero la gente puede llegar a la conclusión de que le ha servido de muy poco, y que la única manera de tener impacto es liándola. Lo que no pueden hacer es atribuir estas acciones a un espasmo psicótico del populacho”. Delgado insiste en que las imágenes aéreas de una Barcelona nocturna con columnas de humo despiertan la comparación romántica con la Rosa de Foc (Rosa de Fuego), el sobrenombre que recibía la ciudad durante las primeras décadas del siglo XX. “Que Barcelona era la ciudad con más barricadas por metro cuadrado ya lo dijo Friederich Engels”. Y esta es una idea que rezuman los movimientos políticos catalanes: “Quiero recordar que Òmnium Cultural puso en marcha una campaña que se llamaba Lluites Compartides (Luchas Compartidas), porque si había algo tradicional, algo reivindicable desde un eje de cultura popular catalana, eran las barricadas y las luchas sociales”. Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, carga en la tarde el jueves contra Albert Rivera por un mensaje en su cuenta de Twitter, en el que el líder naranja parecía comparar el aspecto de las calles de la ciudad con el de Bagdag y Alepo. “Usted sí que es un pirómano, señor Albert Rivera, y pirómanos es lo último que necesitamos. Ni incendios en las calles ni en la política”.


Gabriel Rufián, critica el viernes la pasividad de los Mossos d'Esquadra ante las acciones de ultras la noche del jueves: “Se acabó el tiempo de las explicaciones y llegó el de las dimisiones”. El portavoz de ERC en el Congreso opina en Twitter, después de que una decena de ultras agredieran a un chico con palos en el centro de Barcelona “Cacería nazi en el centro de Barcelona bajo la mirada displicente de la Brimo (Brigada Móvil)”, añade Rufián, reprochando la actuación de la policía catalana ante las agresiones.

Barcelona, el pasado viernes por la tarde. 

Catalunya suma el quinto día consecutivo de protesta contra la sentencia del Supremo. Más de medio millón de personas asisten a la manifestación del viernes por la tarde, convocada por la Intersindical-CSC y la IAC. La huelga general se convierte en la enésima movilización multitudinaria del soberanismo catalán. La calle Aragó, una de las vías con más tráfico del centro de la ciudad de Barcelona, ofrece una imagen inédita, sin coches, mientras manifestantes venidos de todo el país y movilizados en las “Marchas por la Liberta” avanzan hacia los Jardinets de Gràcia para participar en la manifestación de la tarde.  La manifestación con una elevada asistencia —525.000 personas, según datos de la Guardia Urbana, 750.000 según la Intersindical-CSC—impide moverse con facilidad, llenando el paseo de Gracia hasta la bandera y es rápidamente desbordado, con muchos manifestantes ocupando las calles laterales. En cambio, a nivel laboral tiene un seguimiento desigual. Durante todo el día hay cortes en más de una decena de carreteras, como consecuencia de las acciones de la huelga y de la tercera y última jornada de las Marchas por la Libertad. Organizadas por Òmnium Cultural y la ANC — y también con el apoyo explícito de los CDR—, la Marcha es el acto más multitudinario, formado por decenas y decenas de miles de personas, después de ir sumando a gente en cada municipio donde llegan. De vez en cuando, algún manifestante increpa a los policías: “Hijos de puta!”, “Ocupantes!”, “No os da vergüenza?”, “Marchaos de aquí!”, “Aquí no pintáis nada!”. El balance desde que el lunes comenzaron las protestas deja un total de 128 detenidos y 207 heridos.

 Las Cinco Marchas por la Libertad en Catalunya, llegan a Barcelona. 

Elisenda Paluzie, economista, profesora española y, desde 2018, presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, organización independentista, anima a “acabar” lo que empezaron el 1-O. Paluzie lanza un mensaje contra las formaciones políticas, a quienes les recrimina: “Nos importa muy poco cuántos diputados saque cada partido”. En ese mismo tono crítico, reprocha también entre aplausos algunas actuaciones de los Mossos d'Esquadra, consideradas fruto de una “autonomía paralizada por el miedo y autocensurada”. Por su parte, Marcel Mauri, vicepresidente de Òmnium Cultural, celebra que una vez más la ciudadanía haga una “demostración”, y advierte: “No nos paramos ante un Estado que dice que no podemos manifestarnos y condena los derechos fundamentales. Será imposible que puedan aguantar su propia represión porque hay una ciudadanía movilizada”.  Y subraya que tiene que haber una solución política a un conflicto político. La imagen de las columnas que llegan a la capital catalana eclipsan una huelga que, sin tener el apoyo de los sindicatos CCOO y UGT, alcanzs un 30% de seguimiento en la función pública y afecta de forma desigual al sector privado. Entre un 60% y un 80% de los comercios cierran, según datos de la Conselleria de Trabajo. La actividad de Mercabarna se vr afectada, la Seat paraliza su producción y, en Nissan, se trabajaba con normalidad.

      Un grupo de radicales en una barricada incendiada en Barcelona, , lanzando piedras a los Mossos.

La jornada del viernes en Catalunya se salda con 182 heridos y 54 detenidos. Un total de 50 personas tuvieron que ser trasladadas a un centro sanitario de la ciudad condal, mientras que 102 fueron atendidas y dadas de alta en el lugar de los incidentes. En cuanto al resto de las capitales catalanas, en Girona 12 personas requirieron asistencia médica, de las cuales 3 tuvieron que ser trasladadas; en Tarragona, hubo siete heridos, con dos traslados, mientras que, en Lleida seis personas sufrieron lesiones, tres de las cuales fueron trasladas a un centro sanitario. Por lo que se refiere a los detenidos, la policía catalana practicó 12 detenciones en Barcelona, 18 en Lleida, 12 en Girona y nueve en Tarragona.

Xavi Hernández: “Estoy muy orgulloso del pueblo catalán. Para él, todo mi apoyo”.

Tras la polémica publicación que hizo Xavi Hernández en Instagram, después de conocerse la sentencia del procés, el exfutbolista del Barça vuelve a esta red social para mostrar su apoyo a la huelga general que se celebró el viernes en Cataluña. “Estoy muy orgullo del pueblo catalán —escribe el jugador con el hastag #libertadpresospoliticos — Todo mi apoyo y solidaridad. Visca Cataluña”. Asimismo, también da su opinión Pep Guardiola, muy crítico con el fallo del Alto Tribunal. En una rueda de prensa previa a la jornada de este fin de semana de la Premier League, el técnico del Manchester City deja el futuro de Cataluña en el aire: “No sé exactamente lo que va a pasar hoy en mi país”. Guardiola pide la mediación de la Comunidad Europea. “La comunidad internacional debe ayudarnos para resolver el conflicto entre Cataluña y España. Alguien, un mediador de fuera, debe ayudarnos para sentarnos y hablar”, sentencia el exentrenador del Barça. Gerard Piqué y Ousmane Dembélé se suman a la huelga. Entre las críticas a la sentencia del Procés, se cuenta a gente como Santi Millán, José Corbacho y Carlos Bardem a quienes no les gusta dicha sentencia. Y lo hacen público en sus cuentas de Twitter. Tanto Santi Millán como José Corbacho tienden a una indisimulada tristeza en sus tuits. 

Fotomontajes, imágenes y frases sorprendentes de esta última semana:

1   
      Dos hombres bromean jugando al ajedrez en medio de los disturbios que se están produciendo en Barcelona.


Tremending hace en Publico el siguiente comentario: “Durante la jornada del viernes, la televisión tuvo dos grandes eventos que se contraprogramaban: los disturbios y las cargas policiales en las calles de Barcelona y la gala de los premios Princesa de Asturias. En varios canales se optó por no dejar de emitir lo que pasaba en Catalunya, por lo que hubo planos que daban qué pensar sobre España. A un lado, los reyes en un acto oficial sin parar de sonreír y con toda la pomposidad que estos actos requieren y al otro lado, las calles de la ciudad condal con trifulcas de todo tipo. A muchos tuiteros no les pasó desapercibido tal contraste de imágenes”.

Tremending.  La cara de la reina

Durante la gala de los premios Princesa de Asturias, en los que se reconoció a los galardonados, una mirada de la reina de España cautivó las atenciones de Twitter. Un gesto inquietante en el que muchos han visto humor, pero también terror.


El aeropuerto de Barcelona.  Lleno total para quienes quieren volar más alto.





La Ejecutiva de C's en Álava dimite al completo. “El partido ha perdido el rumbo”, dicen. De la desintegración bestial de C´s provocada por el caciquismo de Riverta no vais a oír mucho en los medios.


 Sin cmentarios. 




El humor en la prensa de esta semana: El Roto, Peridis, Pat, Manel F, Eneko, Vergara, Enrique, Soc, Malagón, J. R. Mora, Atxe… 









 A río revuelto votos para el PP

 Incansables
 La política del aveztruz.


 ¿Qué hacer?


 Referémdum







Pep Roig, desde Mallorca: Dividendos, España aparte, Sentenciabilidades, Atizando las brasas, Buen provecho, Lo que les conviene.








Los vídeos de esta semana.

 El análisis de Antoni Bassas: '¿Qué está pasando realmente en Cataluña?'
Manifestaciones y altercados por la sentencia del 'procés' en el aeropuerto de El Prat Mossos cargan contra manifestantes en el exterior de El Prat Torra pide una reunión urgente con el Rey y Sánchez LATE MOTIV - Monólogo. Pasión de exhumaciones | #LateMotiv599 "Tengo una buena noticia. ¡Torra y Sánchez se han reunido! Pero por separado, no han entendido nada". Así comienza este monólogo que repasa un día más la actualidad política el día que el club de la lucha cumple 20 años, con una rendija para el humor. O dos o tres, o las que hagan falta. VÍDEO Guardiola, en nom del Tsunami: «Demanem a la comunitat internacional que intervingui» Pres@s Polític@s Libertad - Decidir No Es Un Delito - Concentración 16-10-2019