jueves, 18 de agosto de 2022

“Tarán-Tran-Transición”

Un momento de la obra, en la que los muñecos clicks permiten reconstruir el asalto de ‘los grises’ a la iglesia de San Francisco de Asís en Gasteiz en 1976.

Bea Insa, como José Luis Balbín, presentador de ‘La clave’. 

¿Alguien cree que la transición fue como nos la cuentan? Bea Insa es la protagonista absoluta de esta obra, que se estrena en el Teatro Campos Elíseos Antzokia, popularmente conocido como El Campos, del 19 al 23 de este mes de agosto. Tenía 11 años cuando se produjo el golpe de Estado de 1981, pero Bea recuerda perfectamente lo sucedido. “Sobre todo, el miedo de mi madre, de mis abuelos... que se transmitió de generación en generación”, rememora la actriz. La compañía vizcaína trae al teatro Campos ‘Tarán-Tran-Transición’, en la que parte de testimonios reales y sucesos son documentados y de los propios recuerdos de su infancia que abordan la época de la transición española a través de una incisiva y sarcástica mirada teatral convertida en su seña de identidad. La obra se representará desde este viernes, día 19, al próximo martes, 23.

“Se oye constantemente lo bien que se hizo la transición en este país, modélica gracias al rey emérito... Pero han sucedido cosas a nivel político y social que nos hacen revisar esta época. Cierto que nos sacó de una dictadura, pero también sucedieron otros hechos de los que no se habla, que ni siquiera se resolvieron a nivel judicial. No se investigó lo que se tenía que haber investigado, policías torturadores, manifestaciones en las que los grises se excedieron, los Pactos de La Moncloa...”, declara Bea Insa a Maite Redondo en Deia “Diferentes personajes reales –solo hay uno ficticio– desfilan por este proyecto teatral sobre memoria histórica que La Pacheca Collective viene desarrollando desde el estreno, en 2020, de ‘Contado por ellas’. ‘Tarán-Tran-Transición’ es una suerte de segunda entrega en el proyecto teatral sobre Memoria Histórica”.

El show arranca como una disparatada entrega del mítico programa “La clave”, que conducía José Luis Balbín, en eñ que se van desgranando los diferentes “fiascos de la Transición”. Para cada uno de ellos, el espectáculo emplea un lenguaje escénico distinto: hay stand up comedy, teatro de sombras, de objetos, parodia o edición de vídeo en vivo, pero también momentos de notable intensidad dramática. Según Bea Insa, “es una obra para disfrutar de una manera muy lúdica de este ejercicio de memoria. Pasamos de la comedia al drama y del absurdo a la tragedia. Queremos reír y llorar, hemos querido concebir una pieza fresca que nos haga cuestionarnos, nos divierta, nos provoque...”.

La música en directo de la violeonchelista Ana Ispizua acompaña en todo momento a Insa, absoluta protagonista que se desdobla en múltiples personajes. Interpreta a la actriz, al rey emérito, a una bailarina en los Pactos de La Moncloa, a Billy el Niño, a Yolanda González, a uno de los manifestantes en la masacre de Gasteiz... “Ha salido un personaje muy divertido, con un humor bastante blanco, un poco incisivo e irreverente y en un momento muy cómico de la obra que pide a cada español un euro para ir y volver de Abu Dabi y para hacer sus cosas, porque se ha arruinado. No sabe por qué no le llega allí la pensión y piensa que hay problemas con la transferencia de la Seguridad Social...”

Para contar lo que sucedió el 23-F, se ha creado un personaje imaginario, que recrea una anécdota que sugiere el absurdo de aquella noche: “Interpreto a una camarera de la cafetería del Congreso de Diputados. Mientras los jefes militares negocian tratos inconfesables, los guardias civiles golpistas se ponen hasta arriba de alcohol y comida. Durante las doce horas que pasaron allí, se montaron una buena fiesta, tenemos la lista de todo lo que se consumió”. La obra da un salto al presente y acaba con un personaje actual, que está tomado de la vida real. “Es una joven política que, por desgracia, tiene unas ideas muy erróneas de lo que fue la Guerra Civil y de lo que fueron Franco, Suárez y la Transición. Tiene un discurso que no se estudia en las escuelas y en función de tus creencias, te lo vas construyendo. Este personaje que, por desgracia, existe, es una joven nazi, fascista, que ha estado en Alemania subvencionada por un partido nazi. Las nuevas generaciones tienen un batiburrillo de lo que sucedió porque no se cuenta bien. Si la Guerra Civil ya cuesta que se estudie en las escuelas, ya no digamos la Transición. Esta obra es una revisión al pasado para entender el presente.”, insiste la actriz.

TEASER TARÁN TRAN TRANSICION La Pacheca Collective



miércoles, 17 de agosto de 2022

Abel Caballero intenta hacer break dance y reta a Almeida.

Abel aballero, bailando break dance.

El pasado sábado, Abel Caballero en el Puerto de Vigo, sorprendió a propios y extraños al sumarse a bailar breakdance. El alcalde de dicha localidad se subió al escenario después de que le incitaran en reiteradas ocasiones. Tras quitarse la chaqueta, el dirigente socialista se atrevió a dar algunos pasos de baile, imitando algunas de las coreografías de los participantes. El regidor vigués incluso se echó al suelo, al más puro estilo urbano. Y no dudó en retar a su homólogo de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, a un duelo de breakdance.

Asimismo, el propio dirigente socialista se encargó posteriormente de compartir estas imágenes a través de su cuenta oficial de Twitter –el vídeo acumula más de 270.000 reproducciones –. Por otra parte, el vicesecretario de Coordinación Autonómica y Local del PP, Pedro Rollán, puso en cuestión la autoridad de Abel Caballero Y, en una entrevista concedida a Europa Press, el dirigente 'popular' reprochó a Abel Caballero que diera su aval, de manera “unilateral”, al plan de ahorro energético del Gobierno sin haberlo consensuado antes en el seno de la FEMP, del que el alcalde es presidente.

El alcalde Caballero, presidente, desde el 19 de septiembre de 2015, de la Federación Española de Municipios y Provincias, buscó un nuevo reto con el que competir contra Madrid, después de las anuales pullitas sobre el alumbrado navideño. Por eso apareció en la nueva edición del festival O Marisquiño de Vigo, bailando break dance y retando al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. “Quiero retar al alcalde de Madrid - aseguró Caballero, tras coger el micrófono- a una batalle de baile”. E incluso subió el vídeo a sus propias redes sociales.

Sin embargo, Pedro Rollán quiso pararle los pies. Y puso en cuestión la autoridad de Caballero, dada la intención de Caballero de aumentar cada año las luces de Navidad, aunque no cree que haya mayoría suficiente para desbancarlo como líder de la organización municipalista. En una entrevista concedida a Europa Press, el dirigente ‘popular’ reprochó a Abel Caballero que diera su aval, de manera “unilateral”, al plan de ahorro energético del Gobierno sin haberlo consensuado antes en el seno de la FEMP. En este contexto, Rollán puntualiza que Caballero quizá no sea la persona más apropiada para hablar de austeridad lumínica, porque un año sí y otro también pone el marcador para Navidad: “Seguro que hay infinidad de alcaldes con una voz más autorizada para poder haber efectuado esta cuestión”. Seguro, pero, hasta el momento, nadie le ha suplantado ni se ha atrevido a hacerle frente.

 

martes, 16 de agosto de 2022

La superluna de agosto, tras el faro de Favàritx, en Menorca.

 

Imagen excepcional de este fenómeno visual, captada por un colectivo de fotógrafos sobre el faro de Favàritx.

Fotografia Marga Pons Castejón

Un reportaje en Vilaweb firmado por Esperança Camps muestra cómo una superluna rosa engulle el faro de Favàritx, al noreste de Menorca. Una superluna rosa que es objeto de deseo de licántropos i fotógrafos. “El jueves 11 de agosto de 2022, un puñado de fotógrafos aficionados se encuentra en un punto muy concreto del Arenal d'en Castell, a unos siete kilómetros en línea recta del faro. Les separa el mar. A ojo descubierto, la linterna se ve como un objeto lejano, pero ellos saben que podrán censurar la imagen que tienen en la cabeza. Podrán captarla, por ejemplo, en el momento en que la luna emergerá del agua a mano izquierda del edificio, cuando apenas será un telón delgado, algodón de azúcar de la feria. Saben que va a ganar consistencia y que el color será de un rosa intenso y fotografiarán el proceso compulsivamente. Esperan y desean que la luna se ponga detrás del faro, como un telón teatral. Y todavía dispararán cuando siga subiendo y se sitúe a la derecha, bien fotogénica...

“Muchos de estos cazadores de lunas y soles llevan el universo en el bolsillo. Se llama Photo Pills y es una aplicación para el móvil capaz de marcar con exactitud qué día o a qué hora la luna permitirá realizar una composición inolvidable, o desde donde se puede fotografiar la vía láctea para que parezca la descarga de un camión de helados de vainilla sobre aquella casa medio perdida en un bosque. No se equivocan y por eso, este rincón de la costa, suficientemente urbanizado, es el punto de encuentro de un puñado de buscadores de tesoros”.

La luna sube. Los fotógrafos comentan que sí, que han podido hacer lo que querían, que es capturar el momento en que la luna mide 68 metros y traga el faro que mide 28 de altura.