lunes, 8 de octubre de 2007

8 de octubre. SOS (..._ _ _...) a los cuatro vientos.


Soy como un marinero sin barco en el que navegar, un periodista sin medio donde publicar sus impresiones, un locutor sin micrófono donde hablar de sus alegrías y de sus cuitas, un músico sin auditorio que le escuche, un explorador sin tierra donde pisar y caminar, un cosmonauta sin cosmos donde perderse... Aún así, estoy dipuesto a navegar, escribir, hablar, musicar, volar en el espacio, y a continuar mi camino solitario...

Tengo la fe y la esperanza de que mis ideas, lanzadas a los cuatro vientos, no quedarán marchitas, mientras tenga aliciente y fuerzas para seguir haciéndolo sin un barco apropiado, sin periódicos ni medios materiales, sin ondas que extiendan mi voz, sin aplausos ni oídos que me alienten, sin tierra donde posar y descansar.

Lo peor, hoy en día, en una ruta sin rumbo, es tener el calzado apropiado pero sin pies que lo dominen, o permanecer en silencio, sin reacción alguna. Ese maldito silencio que aniquila toda respuesta y que provoca el aumento del número de los definivamente vencidos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Alguien te lee y comprende tu desgracia.Ánimo.

Anónimo dijo...

Yo tambien leo tus escritos. harto de tanto tertuliano de oficio, de colectivos, de sectores,de instituciones, de comunicados oficiales. Ese silencio preludia el pensamiento y su expresión en palabras-sonidos. (proceso de creacion del arte) Dolorosa bendición, siempre será recompensado.

Terricola dijo...

Sr. Miró, hoy se ha levantado vd. meláncolico como día de otoño. Pero creo que se ha equivocado, porque a sus reflexiones, les corresponde un día lluvioso y nublado, y aunque hoy es otoño, el día ha sido de lo más claro y brillante.
Al igual que las dos personas que han opinado antes que yo, puedes estar seguro que te leemos. Lo que pasa (por lo menos a mi), es que cuando escribes sobre algunos temas de la actualidad, y aunque son importantes, a mi no me seduce hacerte comentario alguno. Pero cuando es sobre el ser humano, representado en tu persona, si que me atrae el hacerte saber que aquí estoy leyéndote.
¿Has probado en hacer poesía?, creo que lo harías bien.
Buenas noches

Mari dijo...

Como puedes comprobar, somos bastantes personas las que leemos lo que escribes, y nos ponemos en tu lugar. No dejes de hacerlo, y no te sientas único en tu situación, los hay mucho peor.

Tengo que reconocer que estás inspirado.

Santiago Miró dijo...

Reconozco que, a veces, el tiempo no tiene nada que ver con el estado de ánimo personal. Y reconozco que no estoy solo en esta aventura. Los centenares de lectores que diariamente me siguen en silencio a veces me dan un toque de aviso de que siguen ahí, al otro lado de la pantalla de mi ordenador, lo me llena de alegría y gratitud hacia ellos.
Gracias, de nuevo, a todos por estas muestras de amistad y solidaridad.
¡Ah!, y no dejo la poesía. Aunque todo llegará a su debido tiempo.