miércoles, 17 de febrero de 2010

Manifiestos a favor de Garzón.

El juez Baltasar Garzón, acusado por los sectores más reaccionarios de la judicatura que intentan acabar con su carrera, sigue recibiendo acciones de apoyo de medio mundo. Una de ellas es el “Manifiesto por la Justicia de Garzón”, firmado por más de mil internautas, así como por un grupo de Facebook, con más de dos mil miembros.

Dice así el resumen del mismo: “El juez Baltasar Garzón ha ejercido una justicia de forma continuada y valiente durante veinte años en la Audiencia Nacional, comprometida con la defensa de los derechos humanos en España y en el mundo contra dictadores, terroristas, corruptos y enemigos de la democracia.

“El juez Baltasar Garzón, uno de los principales promotores del desarrollo en España del principio de Justicia Universa, es víctima de una campaña promovida por sectores de extrema derecha, Falange Española y Manos Limpias, con una sorprendente connivencia de algunos sectores progresistas. Y está siendo juzgado por una sala del Tribunal Supremo en la que la mayoría de sus miembros juraron lealtad al Movimiento Nacional del franquismo. Una sentencia adversa, tras agotar las instancias judiciales españolas, acabaría probablemente con una superior sentencia condenatoria del Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra el Estado español.

“El juez Baltasar Garzón representa el modelo de justicia basado en la defensa de los Derechos Humanos conforme con su Derecho Internacional que millones de ciudadanos y víctimas reclaman en todo el mundo. Ya en 2008 el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas recomendó al Estado español la derogación de la preconstitucional Ley de Amnistía de 1977. Este caso vuelve a demostrar la necesidad de la Justicia Internacional. Incluso España, el país que intentó procesar al dictador Pinochet, es incapaz de juzgar su propia dictadura. Y quien lo intenta, es juzgado por ello”.

Un grupo de intelectuales, entre los que se encuentran los escritores Juan Goytisolo y José Manuel Caballero Bonald, suscribe otro manifiesto de apoyo en el que muestra su “preocupación” por los pasos dados por el Tribunal Supremo. Firman el mismo manifiesto la política y abogada Cristina Almeida, el cantautor Paco Ibáñez, los escritores Fanny Rubio y Manuel Rivas, los catedráticos Pedro Martínez Montávez (arabista) o Joan Oleza (filólogo), el actor Jordi Dauder, el sociólogo José Vidal Beneyto, el hispanista Iam Gibson, el coordinador del grupo para la recuperación de la memoria histórica, Matías Alonso Blanco, la abogada Gloria Wilhelmi, el penalista Miguel Ángel Rodríguez Arias y Carmen Negrín, nieta del último presidente del Gobierno de la II República.
El periódico estadounidense “Los Angeles Times” salió el lunes pasado en defensa del juez Baltasar Garzón a raíz de las causas abiertas contra él y criticó en un editorial que la posible suspensión del magistrado se haya adoptado por “animosidades personales” en un contexto judicial “politizado”. El periódico denuncia que España “no ha asumido por completo su violento pasado”, y que, en este contexto, aún existen víctimas del franquismo por identificar y cuerpos por localizar. “Admiramos a Garzón –apunta el artículo– por una vida dedicada a perseguir criminales sin importarle la ideología o la inclinación política, asumiendo a menudo un gran riesgo personal”. No obstante, “también reconocemos que su desmedido ego y su ansias de atención le han enemistado con sus compañeros y políticos”. El periódico confía “sinceramente” en que los tribunales españoles “dejen de lado las animosidades personales y las 'vendettas' políticas, y los enemigos de Garzón no usen este caso para tumbar a un juez que no les gusta”. “Le quieras o le odies –termina el artículo–, se merece un juicio justo. Y una España democrática se merece una judicatura digna”.

4 comentarios:

Antonio Tello dijo...

Querido amigo Santiago,estoy de acuerdo -como ya habrás leído en mi Cuaderno- con todo lo que pones en este post. Creo que todos los blogueros demócratas y creyentes de la justicia deberían comprometerse en la defensa de este juez, independientemente de que cómo nos caiga personalmente. Un abrazo

Anónimo dijo...

Soy demócrata y creo en la justicia. Para defender a Garzón, hay que investigar que pasó con los asuntos Faisan y Banco de Santander. La traslación internacional y mediatica de su defensa, resulta cuando menos excesiva y por ello altamente sospechosa. Parece fundamentarse exclusivamente en los apoyos y la influencias, como si tal desplieghe de adhesiones pudieran proporcionarle la excusa o eximente de los hechos. Nadie se las ha pedido. Basten sólo las pruebas.

chiflos.

Santiago Miró dijo...

Personalmente, querido Chiflos, no creo que ésta sea cuestión. La cuestión es por qué se le critica permanentemente y por qué se iniciaron los trámites de suspenderle de sus funciones antes de ser enjuiciado. Los mismos funcionarios de Garzón dicen no entender esa "crítica permanente" a todas sus actuaciones.

JC dijo...

Hoy, es un día triste. Me viene a la memoria una novela sublime para describir la situación: "réquiem por un juez español", porque sí, lo han conseguido, los de siempre vuelven a ganar poniendo en entredicho la ceguedad de la justicia y la democracia de este jodido país, en el que al valiente que se atreve a molestar a los poderosos, se le hunde.
Que doblen las campanas por este juez.

Charo Morer