sábado, 20 de mayo de 2017

Anticorrupción acusa a Iberdrola de manipulación del precio de la luz.


La Fiscalía Anticorrupción sospecha que Iberdrola urdió un plan durante una ola de frío en 2013 para alterar el precio de la luz. El ministerio público habría presentado una denuncia en la Audiencia Nacional contra la compañía al considerar que habría obtenido un “lucro ilícito de 20 millones”. En 2015, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ya multó a Iberdrola con 25 millones por los mismos hechos. La eléctrica recurrió la sanción y está todavía pendiente de resolución. Los hechos investigados sucedieron entre el 30 de noviembre y el 23 de diciembre de 2013, cuando el Gobierno, en una decisión sin precedentes, anuló la subasta eléctrica y modificó el sistema para fijar los precios de la luz. La compañía sostiene que “su comportamiento fue perfectamente racional y legítimo” y que la CNMC interpretó los hechos “de una manera sesgada e incorrecta”. El juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, admitió la denuncia contra la compañía.

Según la denuncia presentada por Anticorrupción, “Iberdrola, con la finalidad de lucrarse ilícitamente, ideó y puso en funcionamiento un sistema para incrementar el precio de la energía que vendía, más allá del que debiera resultar de la libre concurrencia de la oferta y la demanda”. Con esa conducta Iberdrola logró un beneficio que la denuncia de Anticorrupción considera “superior a los 20 millones”. Ese “artificio”, en expresión de la Fiscalía, coincide con un contexto de escalada de precios en el denominado 'pool' eléctrico que forzó la anulación de la subasta trimestral (Cesur) con la que hasta entonces se fijaba la tarifa doméstica (actualmente conocida como PVPC). Esas subastas fueron sustituidas por el sistema actual, basado en el precio horario del mercado. La práctica que ahora investiga la Audiencia Nacional consistió en elevar los precios ofertados por las centrales hidroeléctricas de Duero, Sil y Tajo, propiedad de Iberdrola, para que buena parte de su energía se quedase fuera de la casación del mercado diario en favor de otras centrales más caras, como el gas.

Entre el 1 y el 23 de diciembre de 2013, la energía ofertada por esas tres centrales a menos de 70 euros/MWh se desplomó un 83%, hasta un promedio de 13 GWh, mientras la ofertada a más de 90 €/MWh se duplicó con creces respecto a un mes antes, al pasar a unos 105 GWh de promedio diario. La mayor parte de esa energía se ofertó por encima del precio del mercado diario y, por tanto, fuera de la casación, a pesar del incremento que iba sufriendo el 'pool'. Según Competencia, “la estrategia de Iberdrola Generación tuvo su fundamento en el propósito de hacer entrar ciclos combinados más caros, asegurando así un precio de mercado más elevado que el que se habría obtenido de otro modo”. La CNMC estimó un incremento del precio de mercado de unos 7 euros por MWh por esa “estrategia de manipulación de mercado” con la que “se ofrece producir una energía que no se pretende producir, y se desarrolla una determinada estrategia para que, en un contexto de incremento de precios, se haga posible la producción de los ciclos combinados”. Esto “se consigue mediante la retirada de una capacidad de producción hidráulica que hasta entonces venía programándose”.

No hay comentarios: