domingo, 15 de diciembre de 2019

Los fantasmas de la ópera, el supuesto recorte que pide Bruselas y gritos a toda España.

Ruth Zauner, autora de “Una muerte cantada”

El pasado domingo, Miguel Ángel Villena publicaba, en Eldiario.es, una entrevista con la periodista Ruth Zauner, quien debuta en la ficción con “Una muerte cantada”, novela policíaca de denuncia social ambientada en un teatro de ópera. El solemne y elitista mundo de la ópera sirvió a la veterana periodista y editora, nacida en Sabadell en 1955, para trazar un panorama sobre las miserias de la cultura en España, sobre todo aquello que se esconde tras el glamour y los espectáculos lujosos. “Una muerte cantada” (Autografía) narra la investigación de una periodista acerca de los crímenes ocurridos en un teatro de ópera que puede ser cualquier coliseo, pero guarda muchas similitudes con la historia reciente del teatro Real de Madrid. A través de una trama de intriga, la autora, que trabajó en el sector editorial durante años y fue responsable de publicaciones y actividades culturales del Real durante una década, refleja las miserias de la cultura. “Creo –comenta Ruth Zauner que las entretelas de las actividades culturales y artísticas han sido poco abordadas en la literatura española con la salvedad de la reciente Farándula (Anagrama), de Marta Sanz. Me decanté por la ficción porque un ensayo exigía un ingente trabajo de investigación que da pocos frutos a partir de un ambiente tan oscurantista y cerrado como la ópera. Además, siempre me gustaron las novelas de Agatha Christie con esos misterios, toques de humor y desfile de protagonistas muy variados, con sectas incluidas”. La novela retrata el Madrid de la crisis, los recortes y las protestas sociales a partir de la visión de la periodista extranjera que tropieza con todos los personajes implicados en una trama alrededor de esos crímenes en la ópera y que van desde camareros o tramoyistas a políticos, gerentes o cantantes. A juicio de Zauner, “las luchas de poder en la cultura dejan en ridículo los argumentos de las óperas más sanguinarias” y, a renglón seguido, la autora arremete contra la mayoría de directivos de la cultura que se convierten “en el principal enemigo del proyecto de un teatro abierto a todos, de vanguardia y de calidad para renovar la ópera y sus públicos y, de este modo, darle un futuro a este espectáculo”.


Desde ese punto de vista, la novelista opina que las áreas de dirección y gestión suelen estar ocupadas por políticos que sólo ven esos cargos como una forma de promocionar su carrera y donde abunda la ignorancia total. Miguel Ángel Villena advierte que, muy lejos de la extendida afición que existe en otros países, en especial los del centro y el norte de Europa, Ruth Zauner, hija de padre austriaco, traductora y veterana periodista cultural, alega que, en España, falta educación musical en colegios e institutos, mientras los programadores suelen ser muy conservadores y poco proclives a la innovación y el apoyo de organismos públicos deja mucho que desear. “La ópera es un espectáculo deficitario casi por definición”, argumenta Ruth, “que precisa, por tanto, de apoyo del sector público y de una afición joven y renovada. La diferencia en este sentido entre Estados Unidos y Europa radica en que los teatros europeos apuestan con más frecuencia por la innovación mientras en América los montajes tienden a lo tradicional y al éxito seguro porque allí la inversión privada es mayoritaria en la ópera y necesita generar beneficios con sus montajes”. Zauner comenta que las reuniones de los equipos directivos de un teatro se limitan, en general, a tratar de cuestiones de marketing o patrocinios y no se ocupan apenas de temas artísticos. Y, en “Una muerte cantada”, la autora describe ese ambiente entre el suspense dramático y el género bufo en una narración que recuerda algunas películas como “Cita con Venus” (István Szabo, 1991) o la clásica “Una noche en la ópera, de los hermanos Marx”.

       El belga Gerard Mortier, ex consejero artístico del Teatro Real de Madrid.    

Villena advierte que, a la hora de pronunciarse sobre las acusaciones contra el tenor Plácido Domingo, la novelista señala que el acoso laboral y sexual contra las mujeres, especialmente, aparece en todo tipo de ámbitos, pero matiza: “El abuso de poder es más probable en el mundo de la ópera porque representa una feria de vanidades y de egos donde los directores de escena se alzan en la actualidad como unas megaestrellas despóticas y soberbias. Antes, los cantantes eran los divos, pero han sido sustituidos por los directores”. Pese a tratarse de una obra de ficción, “Una muerte cantada” planea la figura del belga Gerard Mortier (1943-2014), un polémico y prestigioso director artístico, cuyo paso por el teatro Real durante cerca de cuatro años suscitó duros enfrentamientos entre los sectores más conservadores y los más vanguardistas y azuza el debate sobre el papel que debe cumplir hoy un teatro de ópera en una capital como Madrid. “No cabe duda”, aclara Ruth Zauner, “que Mortier dejó un legado. Es cierto que tuvo muchos detractores, pero también contó con un público fiel, entusiasta y más innovador que pretendía acercar la ópera y la música clásica a las nuevas generaciones. En cualquier caso, la ópera es un microcosmos ideal para mostrar las luchas de poder y las miserias de la cultura”. Y Ruth Zauner, autora de obras de ensayo, sobre todo de temas musicales, traductora y veterana periodista cultural, aspiró desde siempre a escribir una novela. “Ahora, ya tengo alojado el gusanillo y confío en publicar más narrativa. He sufrido mucho, pero también he disfrutado con ‘Una muerte cantada’, que critica el mundo de la ópera, pero desde el amor por este maravilloso espectáculo que debería ser accesible a todos los públicos”.

     Los fantasmas de la ópera: “luchas de poder”, “feria de vanidades” y “miserias de la cultura”…

Joana Oliveira, bajo el título “Misterios en torno al mundo del arte”, nos advierte que esta obra de Ruth Zauner es adictiva y engancha desde el primer capítulo. “Si eres amante de las novelas negras o policiacas que trabajan los personajes protagonistas, ‘Una muerte cantada’ te tendrá horas pasando páginas. Su personaje principal es Nora, una mujer que llega a Madrid dispuesta a desvelar el misterio que rodea la muerte de Sven Oloffson, el director artístico del Gran Teatro de Ópera de Viena. En su empeño por desvelar la verdad, se enredará en una maraña de corruptelas, poderes y tejemanejes en torno al mundo del arte. El género policiaco no renuncia a la crítica social, mostrándonos la cara más cruda y despiadada de un importante sector de nuestra sociedad. Paralelamente, un clamor popular pugna desde las calles madrileñas por una sociedad más justa e igualitaria. ¿Te animas a devorar la novela de misterio de Ruth este invierno? Zauner, directora del departamento de edición del Teatro Real de Madrid y siempre relacionada con los ambientes intelectuales de Madrid y Barcelona, transforma sus vivencias en ficción y pone sobre la mesa la actual mercantilización del arte en esta novela”.


Por otra parte, las redes sociales, como WhatsApp o Facebook, recuerdan un supuesto y extenso recorte pedido por Bruselas al Gobierno español. Y se espera que el número de sus cargos públicos que, por otra parte, se cifraba en 445.568 en el año 2011, se reduzca en 400.000, añadiendo que “cobran 30.000 euros para toda la vida”. “Este mensajito –se asegura–  no es ni de derechas, ni del centro, ni de izquierdas. Es un mensaje del 99,5% de ‘paganinis’, contra el 0,5% de ‘listillos’, (a lo mejor se salva alguno)… Así que léelo y pásalo. Por fin, se sabe el número de políticos que pululan por estas nuestras ‘Españas’. Y como era de esperar, tenemos más políticos viviendo de los presupuestos que ningún país de Europa…”. 


Luis María García, en su artículo “Bruselas no pide a España que reduzca a políticos”, escribe sobre el caso: “El mensaje es larguísimo y es todo falso, o casi todo. Es verdad que, en España, por proporción demográfica, puede haber más políticos que en otros países porque también hay más instituciones, como 17 parlamentos autonómicos y dos asambleas, más el Congreso y el Senado, sin ir más lejos. Pero está por verse esa cifra tan exacta de políticos y que la Unión Europea, la Comisión Europea o quien sea le haya pedido a España que los reduzca. Sería, en todo caso, un recorte bastante drástico restar 400.000 cargos públicos a 445.568. Bruselas le ha pedido muchas cosas a nuestro país hasta ahora. Sin ir muy lejos, acaba de pedirle que no gaste los 22.000 millones que ahorrará por intereses, si sigue la política del BCE; le pide recortar gastos, un ajuste extra de 9.600 millones de euros; le ha dado toques de atención por ‘desviación significativa’ del déficit público… Bruselas le ha pedido a España muchas cosas en las últimas décadas, pero reducir cargos públicos no figura en documento alguno de la Comisión Europea. Una cosa es gastar menos y otra aligerar administraciones. Aunque es normal que todo se malinterprete ahora, porque el mensaje en las redes que advierte de que Bruselas pide reducir cargos es de 2012; igual por eso habla de 2011. En cualquier caso, ajustarlo a ahora es tontería. Ese asunto se publicó al menos en un blog y de allí fue a Menéame, así que ha sido reinterpretado a demanda hasta llegar a nuestros días. Se puede cifrar el número de cargos públicos, más complicado es el de políticos porque la concepción es más amplia. En todo, desmenuzando administraciones, se acercaría a 100.000 el número de cargos públicos y políticos en toda España, atendiendo a los datos del Ministerio del Interior que, sin embargo, algunos han elevado hasta los 400.000. Tampoco cobran 30.000 euros al mes. Cobran mucho más, mucho menos y algunos ni siquiera cobran, si se trata de ‘políticos’. En cuanto a los diputados, al margen de dietas y otros conceptos variables, pueden percibir entre 10.000 y 15.000 euros mensuales oficialmente. El Ministerio del Interior pormenoriza este tipo de datos y los publica en su web. Pero es un clásico mencionar que, en España, hay casi medio millón de políticos y comparar el dato con los de otros países de Europa, sobre todo con Alemania”.

      Caricatura de Carmen Amigó y Perez-Mongay.

Pese a estos y otros desmentidos, Carmen Amigó y Pérez-Mongay publicaba el pasado 25 de noviembre un artículo (“Bruselas pide al Gobierno español que reduzca cargos”) que reproducimos, referente al número exagerado de nuestros políticos. “No es fácil –dice– desmontar el montaje. Pero –concluye– todos y cada uno de nosotros deberíamos hacer cuanto esté en nuestras manos para corregir la presente situación. De no hacer nada, somos corresponsables de todo lo que está pasando. Un pueblo amoral es un pueblo corrupto”.

Carmen Amigó continúa descifrando: “El número de políticos y representantes públicos que tenemos en España es el siguiente: 650 diputados y senadores; 1.206 parlamentarios autonómicos; 8.112 alcaldes; 65.896 concejales; 1.031 diputados provinciales; 970 cargos de confianza en diputaciones; 139 responsables de cabildos y consejos insulares; 13 consejeros en Valle de Arán; 2.800 políticos en mancomunidades; 40.000, contratados como cargos de confianza; 131.250 políticos empleados en empresas públicas o con participación estatal; 1.100, en la Unión Europea; 940 políticos en embajadas autonómicas; 60, en el Consejo de Estado; 1.600, retirados con pensiones; 120, en el Tribunal de cuentas; 4.800 consejeros económicos y asesores;  900 defensores del pueblo, menos, mujer, etcétera; 2.600 en observatorios y entes asesores; 1.600 en las fundaciones públicas; 65.130 sindicalistas liberados; 31.210 representantes patronales; 600 cámaras de comercio; 800 cargos políticos en la Tesorería General de la Seguridad Social: 2.400 cargos políticos en el INEM nacional y regionales…


“Hay 1.900 cargos políticos en entidades educativas; 80, en el Instituto Cervantes; 240, en embajadas nacionales; 230, en entidades de cooperación al desarrollo; 630, en medios de comunicación públicos;140, en entidades de gestión de fondos de formación; 860, en entidades de desarrollo rural; 480, en consejos reguladores;160 políticos ante organismos internacionales (ONU; OCDE, etcétera); 870, en consorcios; 440 en comisiones nacionales (Valores, Telecomunicaciones, etcétera); 680 como gestores de fondos públicos; 132, en la Casa Real; 460 en entidades financieras públicas; 40 en cargos de designación para gestores de clases pasivas; 390 cargos de designación para entes gestores de vivienda pública; 430, en entidades de publicaciones públicas;1.470, en entidades de difusión cultural en el exterior (estatal y autonómica); 910, en Agencias Públicas de Regulación; 630, en Tribunales y entes de mediación, 860, en entidades de conservación del patrimonio;182, entidades de investigación e I+D; 182, en entidades relacionadas con el tabaco; 164, en entidades relacionadas con el juego; 640 en Patrimonio del Estado y autonómicos; 450, en entidades de coordinación territorial y municipal. 1.360, en entidades de mutualidades públicas. Hay, además, 8.260 cargos de designación directa en el sistema sanitario; 9.390 en el sistema educativo; 4.270, en organismos de control interno; 2.470, en organismos de gestión catastral; 130, en las direcciones generales de Policía y Guardia Civil; 61, en Instituciones Penitenciarias; 700 en Protección civil y servicios de emergencias; 7.200 en seguimientos de medios de comunicación y gabinetes de prensa; 730, en servicios estadísticos y de padrón municipales; 7.800, en entidades de transporte público estatal, autonómico y local; 1.360, en entidades de conservación de infraestructuras; 870, en Correos y telégrafos; 120 en consejos deportivos; 280 en entidades bibliotecarias y museísticas; 1.415. en entidades vinculadas al teatro, cine y expresiones artísticas y culturales; 360, en entidades de conservación; 82, en entidades de reindustrialización y reconversión; 540, en entidades vinculadas a la gestión de la energía; 346 en mercados centrales; 1.315, en desarrollo de medios rurales, 860, en gestión del agua y cuencas hidrográficas; 2.105, en protección medioambiental y actuaciones en la costa; 26, en agencias meteorológicas;480, en agencias de cambio climático y reducción del gasto energético;795, en centros de estudios sociológicos, históricos y constitucionales; 2.330, en organismos de igualdad y prevención de la  violencia doméstica; 86, en organismos de trasplantes y donación; 36 en el Plan Nacional sobre Drogas; 2,450, en entidades estatales y autonómicas de comercio exterior, 34, en entidades de astronomía y astrofísica; 260, en entidades de investigación oceanográfica y pesqueras y 370 en parques tecnológicos y empresariales. Un total de 445.568 cargos”.


La autora de este texto termina así: “Este mensajito no es ni de derecha, ni del centro, ni de izquierda. Es un mensaje del 99,5% de ‘paganinis’, contra el 0,5% de ‘listillos’, (a lo mejor se salva alguno)... Así que léelo y pásalo. Pues resulta que, por fin, se sabe el número de políticos que pululan por estas nuestras Españas. Y como era de esperar, resulta que tenemos más políticos viviendo de los presupuestos que ningún país de Europa. EL DOBLE de políticos que el segundo país con más políticos de Europa (Italia). Tenemos 300.000 más que Alemania ¡con la mitad de población! Además, Alemania está mucho más descentralizada que España, al contar con 6 niveles administrativos (Estado-Länder-Regiones Administrativas-Distritos- Mancomunidadades - Municipios) y España sólo con 4 (Estado-Comunidad Autónoma-Provincia- Municipio). Pero, en España, tenemos más políticos (445,568, en el año 2.011) que médicos (165.967), policías (154.000) y bomberos (19.854) juntos”.


El humorista Pep Roig publica hoy, domingo, en el diario “Última Hora”, el artículo “Los buenos tiempos del humor gráfico en los malos tiempos”, en el que confirma que los mejores tiempos para el humor son los malos tiempos. “Disfruto de esa edad por la que antes la gente sentía respeto, por lo que tiempo he tenido para las comparaciones, desde 1947 hasta ahora, y basar mi afirmación del primer párrafo. Soy de los que de niño me gustaba leer ‘La Codorniz’ cada vez que mis padres iban a la Casa Catalana (Plaça de ses Columnes) a ensayar una obra de teatro para su compañía de aficionados. Allí siempre estaba la publicación semanal de la que pude disfrutar poco tiempo pues aquel espacio sólo era prestado. Me gustaba aquel tipo de humor, que no entendía pero que sentía como algo íntimamente mío, aunque con los años llegué a pensar que era la revista la que me había elegido y no al contrario. El humor gráfico en España alcanzó cumbre en los años previos y en los inmediatamente posteriores a la muerte de Franco, con una dictadura que concluía y una especie de democracia que renacía. Marcaron época ‘El Papus’, ‘Por favor’, ‘El Hermano lobo’, con un humor fresco y hasta entonces desconocido para los jóvenes de este país de malhumorados y rencorosos, y la gente perdió el miedo, sin Franco, a la risa franca, aunque aún existía la amenaza de la extrema derecha, que se demostró con la bomba a ‘El Papus’ que mató al conserje. Eso acabó con el avance de esta supuesta democracia. Ya sólo existe una revista de humor que pocos leen. El humor gráfico ya no es tan requerido, pues ahora se permiten otras fórmulas de libertad vigilada, antes permitida a las viñetas de los periódicos. Y los humoristas gráficos, ahí seguimos con dispar fortuna. Yo me siento afortunado”.
El supuesto recorte político.

Fotomontajes, imágenes y frases sorprendentes:


Niños refugiados y el alumbrado navideño




 Separados por un muro.



Si votas facha, aunque se disfracen de bellos y moderados, sufres facha en crudo. Eso es así desde que podemos votar. Luego, a despotricar y darte cabezazos contra las paredes, en tu casa.



El pasado martes Vox presentaba  en Cádiz una postal de Navidad sin el rey Baltasar (el negro, para más señas). Los tres eran blancos y ninguno era negro. El concejal de Unidas Podemos en El Puerto de Santa María, José Luis Bueno, compartió la imagen, preguntándose: “¿Qué le ha pasado al Rey Baltasar? ¿Lo habéis detenido en la frontera? ¿Deportado?”. Desde la formación regional del partido reprocharon la polémica, denunciando una cacería injusta. El diputado por Cádiz, Agustín Rosety, comentó: “Si 'El Español' hubiera contrastado la noticia se hubiera enterado de que ésta no es la felicitación de Vox Cádiz sino uno de los bocetos que presentó la agencia, que no fue seleccionado”. Dijo que Vox está sometido a una persecución y se intentó acusar de xenofobia al partido sin motivo, ya que la imagen de los 3 reyes magos sin ningún negro entre ellos era un boceto descartado que acabó en la prensa, en especial en el diario digital que mencionaba. En Twitter se acumularon los reproches al “racismo” de Vox. Uno de ellos, firmado por Elisa, decía: “No son racistas, pero se niegan a representar al rey negro Baltasar. No son machistas, pero exigen derogar la ley contra la violencia machista. No son fascistas, pero se niegan a condenar la dictadura franquista. Pues eso”.


Foto de Azucena  Andrés Valiente


Jaipur, India.


El humor en la prensa de esta semana: El Roto, Peridis, Eneko, Pat, Manel F.,   B. Vergara, Malagón, Javirroyo, Atxe…







 Se abre la veda navideña.
Delete humanum est. (Borrar es humano)


Cayetana contra las urnas. 
 Hechos y no palabras. 
¿Por qué no te callas?
 La larga negociación
 A la deriva.
 El estéreo.
 Una verdad incómoda.
 ¿Quién está detrás?


 Crisis climática. 



Desde Mallorca, Pep Roig: Hagas lo que hagas, Desmadre nacional, La clase trabajadora de usar y tirar, Tragedia nacional, Aquellos tiempos, como los de ahora…







Los vídeos del momento:

 EL RECORTE QUE PIDE BRUSELAS Y QUE TODA ESPAÑA DEBE DE PEDIR Hoy, en Polònia, se sabrá cómo fue la reunión entre Esquerra y el PSOE, y se verá que los dos partidos negocian a velocidades diferentes Polònia - 12/12/2019 .
 
La canción “Look at Me”, como todo el proyecto “Cartas a Bach”, viene a rendir respeto al gran maestro, Johann Sebastian Bach, quien trae su sublime música al momento actual. La letra de “Look at Me” inspirada en las mujeres palestinos e israelíes, insiste en ver la humanidad del otro lado, más allá del muro, negándose a rendirse al miedo, al odio, a los prejuicios y a la desesperación. Robi Damelin y Bushra Awwad, del foro de la familia del círculo de padres, madres deudos, rompen las paredes del miedo y el odio todos los días de sus vidas e insisten en construir puentes de esperanza y amistad en el desierto de su tristeza. Maya Smira, talentosa artista visual, hizo este hermoso y poético video Look At Me - Noa (Achinoam Nini).
  Impresionante FLASHMOB: Bolero de Ravel (España) Flashmob: Bohemian Rhapsody, Queen .
  Grease, Centraal Station Antwerpen.
Mozart ridiculiza a Salieri. 
 
Mozart toca a la manera de Bach y Salieri.
  SINFONIA PASTORAL. L. Mozart. Dir: José R. Encinar y Andrés Salado .

No hay comentarios: