sábado, 8 de marzo de 2008

8 de marzo. Balas contra votos y votos contra balas.

Isaías Carrasco, ex concejal del PSOE, asesinado por ETA

Desde mi puesto de periodista jubilado, me pregunto qué significado político tiene el crimen cometido a dos días de las elecciones. Me temo que, de nuevo, la manipulación política puede perjudicar a la democracia, aunque no es el primer caso sucedido en el tiempo que llevamos de democracia. En las 21 elecciones precedentes celebradas entre 1977 y 1996, ETA asesinó a 67 personas. Asesinatos con los que ha querido aprovecharse de una supuesta falta de entendimiento de los políticos y, en el caso particular que nos ocupa, de un fracaso en la fase final de un proceso que prometía la paz definitiva.

Con el tiro en la nuca contra Isaías Carrasco, un trabajador que había sido concejal socialista del Ayuntamiento guipuzcoano de Mondragó, ETA ha querido expresar, un día antes de terminar la campaña electoral, lo que piensa de esta democracia. Porque ETA ya no mata a generales ni altos mandos. Ni siquiera se atreve con los peones militares. Ahora sólo atenta contra ex concejales sin protección personal. Y se atreve a estar orgullosa de haber asesinado a un simple trabajador indefenso y sin escolta, cuyo único “error” consistía en haber sido concejal del grupo socialista.

Con ese nuevo crimen de la banda terrorista volvieron las condenas, los gestos de dolor, las declaraciones solemnes, las protestas espontáneas y no justamente meditadas, el llamamiento de manifestaciones multitudinarias que sin duda se celebrarán después de las elecciones y los comunicados de todos los partidos en contra de ETA, aunque con algunas fracturas. Tal vez, para luchar contra ese grupo terrorista que lleva más de cuarenta años en liza, no sean suficientes todas las manifestaciones, ni todas los discursos y palabras. Aunque es lo menos que podamos hacer frente a este grupo que ahora se ensaña contra concejales indefensos.

Otro muerto a manos de ETA por el que algunos se frotarán las manos. Pero lo que más sulfura no es que ellos crean que, quitando la vida tan vilmente a concejales o ex concejales, reivindican sus derechos políticos, sino la gratuidad con que se realizan estos atentados. ETA aprovecha el flanco dejado por la derecha o por la izquierda de los partidos más votados para atacar por donde más duele. Ella conoce y trata de explotar al máximo el punto de debilidad común de los partidos frente al terrorismo. Y sigue utilizando el pacto roto por la unidad contra el terrorismo para causar más muertes. Ella sabe muy bien que, cuando la lucha contra el terrorismo sufre una división por parte de los grandes partidos, sus acciones tienen más fuerza que cuando todos luchan unidos contra ella. Por eso aprovechó este momento para llevarlo a cabo.

El comunicado conjunto de las fuerzas políticas contra ETA y las negociaciones y manifestaciones que puedan llevar a efecto le hace mucho más daño que los insultos, condenas y manifestaciones de los mismos, independientemente y por separado.

Hoy, antes de emitir el voto, reflexiono sobre todo esto. Y elijo votos contra balas como un reto. Pienso que, si todos los indecisos y los que no acudan a votar, tuvieran en cuenta estas reflexiones, el número de los absentitas se reduciría a cero.

3 comentarios:

Antonio Tello dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Digo lo mismo en mi Cuaderno de notas. El voto es el arma de los demócratas; el recurso dialéctico de quienes confían en la palabra antes que en la violencia de plomo o verbal para hacer realidad una idea.

Santiago Miró dijo...

En realidad, soy yo quien está de acuerdo contigo, puesto que, antes de escribir este blog, ya habías escrito el tuyo, titulado "El voto de sangre de Eta" en el que me inspiré para escribir el mío.

Santiago Miró

Anónimo dijo...

No era ningún secreto que sobre estas fechas podría rondar la tragedia. Son previsibles. Existe en sus actuaciones una cierta lógica de fechas. Lo inevitable es el hecho en si mismo y la defensa del objetivo que han elegido para esta ocasión. -tan fragil persona- Hoy, una reflexión fácil y simplificadora de todos los términos podria ser: "Vencer para convencer." (pp) O "convencer para vencer." (psoe) La primera opción supone el hostigamiento policial en inicio. La segunda los intentos de diálogo y negociación, tambien como primera fase. Hay que elegir un camino acertado que de paso a posteriores desarrollos para la solución de este conflicto. Y ello -en cualquier caso- sólo se puede conseguir votando mañana. Suele decirse que la primera fórmula estuvo a punto de acabar con ellos.(los terroristas) Y de la segunda que "ha salido mal," por todo lo cual, debería retomarse la primera opción, o bien, algunos cambios de personas que posibiliten realmente la apuesta por el dialogo. Sea como fuere, sepan los orgullosos papás y resto de familiares del ilustrisimo hijo predilecto que ayer disparó, que han engendrado, amamantado, criado y consentido a un idiota. Un imbecil cuyo crimen contribuye a abundar en los argumentos de quienes sospechan que hay una causa antropológica y determinista, localizable en una geografia muy concreta y reducida. Su acción entorpece la lucha por las libertades de su pueblo, pero él no sería capaz de entender esto, porque además de tonto, se trata de un perfecto hijo de puta. Y esto último es un insulto. Lo anterior era un diagnostico.
chiflos.