viernes, 3 de septiembre de 2010

Los regalos envenenados de Matas.


Jaume Matas, ex presidente del Govern Balear.


Un agente de la Guardia Civil fotografía unas valiosas pinturas, durante el registro efectuado hace un año, en el balcón del palacete de Jaume Matas, donde daba más el sol. Foto de G. Bosch


Matas, abrazado por Rajoy, en otros tiempos felices.

Un conocido empresario del mundo de la construcción está siendo investigado, en Mallorca, al caer sobre él la sospecha de que regaló una valiosa escultura al entonces presidente del Govern Balear, Jaume Matas, a cambio de recibir favores en la adjudicación de obra pública durante su legislatura. La escultura fue descubierta en un registro judicial realizado en noviembre del año pasado en su palacete de la calle San Felio, antiguo caserón señorial. Los agentes de la Policía Judicial encontraron ésta y otras obras de arte y objetos de valor. José Castro, el juez que dirige la investigación para determinar si Matas incrementó su patrimonio personal gracias a su cargo político, ordenó que se identificara la autoría de estas obras de arte y se hiciera un peritaje para conocer su valor.

La escultura de referencia está valorada en unos 6.000 euros y es obra del artista Josep María Sirvent. Las pesquisas policiales permitieron descubrir que fue adquirida por un empresario muy conocido en Mallorca, especializado en la obra pública. Se sospecha que este constructor la regaló a Jaime Matas, presidente del Govern, a la sazón, en agradecimiento por hacer recibido numerosos contratos de esta y otras administraciones gobernadas por el PP, que le permitieron construir, en las islas, infraestructuras millonarias. Sirvent y otros artistas recibieron la visita de agentes de la Guardia Civil, que les interrogaron sobre las obras creadas por ellos que fueron a parar al palacete de Matas y de su esposa, Maite Areal. Los investigadores dedujeron que el ex presidente siempre sintió una especial predilección por los pintores y escultores mallorquines más caros de los que consiguió importantes obras, prácticamente regaladas, de la mano de empresarios, interesados en quedar bien con él.

Curiosamente, durante el anterior Govern del PP, este escultor ya fue elegido para realizar la escultura titulada “La fita de la paraula”, encargada cada cuatro años por el Parlamento balear, así como una serie de reproducciones en miniatura para los diputados de la legislatura 2003-2007. Una escultura del mismo fue también elegida para ser expuesta en el paseo marítimo de la Colònia de Sant Jordi, reformado durante la etapa de Matas como ministro de Medio Ambiente. La Colonia de Sant Jordi era el lugar elegido por el ex presidente del Govern para veranear en un apartamento de su propiedad. Demasiadas coincidencias.