jueves, 3 de noviembre de 2011

Nombramiento endogámico.




Lourdes Cavero.


No es cierto que el PP no sea capaz de crear nuevos puestos de trabajo. Arturo Fernández, presidente de los empresarios madrileños (CEIM), aseguraba el miércoles pasado que España podría detener el crecimiento del paro en “24 meses” y comenzar a crear empleo si el Gobierno que salga de las elecciones generales del 20 de noviembre (del que muy pocos dudan a estas alturas de que no sea del PP) aplica las medidas propuestas por la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales). Arturo Fernández no lo dijo, pero se da por hecho de que no va a votar al PSOE y seguro que lo hace por el PP. Probablemente por esta razón, el pasado mes de septiembre, Arturo Fernández creó un nuevo puesto de trabajo de Vicepresidenta y Adjunta al Presidente de CEIM, en el que colocó a la economista Lourdes Cavero, esposa del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Lourdes cobrará por el desempeño de este trabajo 78.000 euros brutos al año.

El nombramiento provocó cierto malestar entre un sector de empresarios que critican la dependencia de Fernández del poder político de Esperanza Aguirre. Aseguran que, con esta contratación, queda evidenciada. Cavero compaginó su puesto como responsable del área internacional en la Asociación Española de la Industria Eléctrica (ANESA), donde trabajó desde el año en que acabó su licenciatura en Ciencias Empresariales. Fue miembra del consejo europeo (CESE) y es presidenta y socia accionista de Subastas Segre, una empresa de subastas de obras arte en la que tiene entre sus socias a varias amigas íntimas de Ana Botella como Carmen Cafranga y Concha Tallada y en la que también son accionistas dos hermanas suyas: Carmen y Pilar.

Arturo Fernández justifica el nuevo puesto de Lourdes Cavero diciendo que cubre la vacante de Ana Cuevas, quien había dejado en junio pasado el trabajo en la patronal para pasar a ser concejal de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento de Tres Cantos con el Gobierno del Partido Popular. “Es público que la hemos contratado –defendió Fernández en El País–. Necesitábamos a alguien para suplir la vacante de Cuevas, y Cavero no trabajaba. Todo está muy claro. Es la primera persona que he contratado desde que soy presidente de CEIM. Pero, el nombramiento no ha sentado nada bien entre algunos empresarios que asisten a las juntas de la entidad”. Un empresario arguyó que el cargo de Cavero era una figura que estatutariamente no existe: “Nos vende Fernández el nombramiento como si fuera una sustitución y nos dice que es el mismo sueldo, pero es un cargo diferente. ¿Para qué necesitas un adjunto a la dirección teniendo 19 vicepresidentes? Puede ser legal, pero no es ético. Ese es el sentir generalizado y en la junta se han pedido explicaciones”. Otro miembro descontento del Consejo dijo que la CEIM “se ha burocratizado y se ha entregado a la política. Hace mucho que la independencia desapareció. No hay transparencia. Seguramente sea una buena profesional pero no tiene experiencia en el mundo de las patronales”. Y un tercer empresario añadió: “Cuando hay recortes en todas partes, que nosotros nos permitamos el lujo de contratar a alguien así no me parece bien”.

Arturo Fernández juzga horripilante el dato del paro y espera un gobierno fuerte tras el 20-N.


1 comentario:

Anónimo dijo...

En la España actual de los bandos, la que tanto interesa mantener, el enfrentamiento es de mentirijillas. Una simulación de la Democracia, reducida tan sólo a la posible alternancia en el poder y con ello a la "colocación" de los suyos cuando toca. Algunos deportistas, algunos creadores y quizá algún investigador, son los únicos que permanecen en la libertad y la excelencia de sus capacidades. Los demás -en el mejor de los casos- hacen oposición dinamitando y guardando pacientemente su turno para llegado el momento, decir a quien corresponda eso de "Que hay de lo mío." Y así estamos. Y así nos va.

chiflos.