viernes, 30 de agosto de 2013

El diputado Hernando, del PP, asegura que la bandera tricolor es igual de “inconstitucional” que la franquista.



Rafael Hernando, portavoz adjunto del PP en el Congreso, ha asegurado en “Las Mañanas de Cuatro” que “la República llevó a un millón de muertos” y ha puesto en igualdad de condiciones, en lo que se refiere a “inconstitucional”, la bandera franquista y la de la Segunda República española. Hernando intentaba reprobar la actitud de sus compañeros de Nuevas Generaciones que posaron con banderas y actitudes fascistas. Hernando las calificó de “lamentables y deplorables”. Pero añadió que son igual de reprobables las actitudes de quienes posan con una bandera tricolor de la Segunda República. “Todos los españoles hemos decidido a través de la Constitución que tenemos una bandera y lo que hay que hacer es defenderl”, ha añadido Hernando, quien prefiere “descartar y desterrar los símbolos que atentan contra la sensibilidad de otras personas”, lo que incluye la bandera republicana. 

Hernando es uno de los portavoces más bocazas del PP, capaz de culpar a un ministro socialista del accidente del Tren Alvia de Santiago de Compostela, de comparar a Andalucía con Etiopía o Venezuela por dar de comer tres veces al día a los niños malnutridos, o incluso de intentar agredir a un diputdo rival. En el 2000 fue sujetado para que no agrediera a Rubalcaba en el Congreso y, dos años más tarde, tachó de “pijo ácrata” al juez Santiago Pedraz. Con estas últimas declaraciones achaca a la República las muertes de la Guerra Civil que provocó Franco. Juan Carlos Monedero, politólogo  y escritor español, profesor de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid, le achaca, en Público.es, de reaccionario y de ignorante. “¿Cómo puede un dirigente político igualar la democracia y la dictadura? Tontos y amables con el fascismo. Típica dirigencia PP. Le ha faltado decir que los judíos son responsables de seis millones de asesinados en los campos de exterminio, que los tutsis fueron responsables de asesinarse a sí mismos a machetazos en Ruanda o que los izquierdistas fueron los responsables de su asesinato por Suharto, que en realidad eran ellos mismos. Aunque, en verdad, van a decirlo en un par de días cuando las democráticas bombas del Nobel de la paz, Obama, masacre a la ciudadanía en Siria. La culpa, obviamente, es de las víctimas… Franco –dictador genocida que tuvo en sus gobiernos al fundador del PP, Manuel Fraga– es un fascista en todos los libros de historia de Europa. Menos aquí. Esas cosas de nuestra Transición. Empezamos este nuevo curso insistiendo en una vieja idea: sólo en España puedes ser demócrata sin ser antifascista”.

Monedero recuerda que, en España, durante cuarenta años, tuvimos una bandera franquista. “Son tan reaccionarios que ni siquiera entienden que, en democracia, la voluntad popular sirve incluso para dotarnos de una nueva Constitución e, incluso, de una república.  Mientras que la bandera franquista era la bandera de una dictadura que asesinaba o encarcelaba a los disidentes, la bandera republicana tenía detrás una Constitución que otorgaba el derecho a cualquiera para construir un nuevo régimen si tenía los votos para ello. Pero Falange, el partido al que confiaron los franquistas su política, sólo confiaba, como decía Primo de Rivera (hijo de dictador) en la ‘dialéctica de los puños y las pistolas’. Hernando es tan necio que no ve las diferencias. Portavoz adjunto del PP en la sede de la soberanía popular. Empezamos bien”.

“Los cachorros del PP –termina Monedero–, levantan el brazo a lo nazi, añoran el franquismo y volverían a cazar rojos como en los mejores años de sus mayores. El PP les ríe la gracia y avala ese quehacer. El Parlamento español sigue sin condenar en un pleno el golpe de 1936 y la dictadura franquista. No chirría. Siguen en las calles los nombres de los asesinos y los genocidas o la Catedral de Sevilla da reposo a un psicópata, Queipo de Llano, que invitaba a las tropas moras a violar a las mujeres españolas responsables del delito de ser esposas de los milicianos. Un buen católico. La ayuda para remozar la tumba del dictador en el Valle de sus caídos salió en el BOE el 18 de julio de este año. Somos la única especia animal que tenemos el sentimiento de repugnancia. Pues va a ser verdad”.

El secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina, considera que equiparar la bandera de la II República con la enseña de la dictadura franquista no es un síntoma de “maldad”, sino “simplemente ignorancia” de la historia.

1 comentario:

Antonio Graña dijo...

Que el señor Hernando es un grosero barriobajero es indiscutible, como indiscutible es la responsabilidad de mi paisano Pepe Blanco en el accidente del Ave en Angrois (Santiago de Compostela), por las prisas de dar de alta una linea ferroviaria (dando prioridad al electoralismo), sin dotarla de los elementos necesarios de seguridad imprescindibles en este tipo de infraestructuras. A posteriori, y poniendo sobre la mesa las numerosas personas fallecidas en el tremendo accidente, el "fallo" fue corregido.

El daño causado por los gobiernos del PP y PSOE, durante la "ejemplar" transición, tardarán años en desaparecer ... todo ha quedado atado y bien atado.

Un cordial saludo