viernes, 17 de febrero de 2017

Balti Picornell, un antimonárquico, presidente del Parlament Balear.



Baltasar Picornell fue proclamado el martes pasado, gracias a los votos de su grupo, del PSOE, MÉS, Gent per Formentera, de las diputadas expulsadas de Podemos, Montse Seijas y Xelo Huertas, a la abstención de Ciudadanos y al PI, nuevo presidente del Parlament balear por mayoría absoluta. Se trata de un declarado antimonárquico que abomina de la explotación turística del archipiélago. Balti Picornell, como le llaman sus compañeros, es lo más alejado al estereotipo de político que puede existir. Con una larga melena que lleva recogida en un moño y varios 'piercings' en nariz y orejas, este mallorquín de 39 años, carpintero metálico de profesión, ocupa un escaño en la Cámara balear desde el inicio de la legislatura, en junio del 2015.

Con su designación, se cierra la crisis institucional abierta en el Parlament a raíz del proceso de expulsión de Podemos de la diputada Xelo Huertas, que ha sido, hasta hace dos semanas, la presidenta. De este modo, se convierte en el segundo presidente de la Cámara autonómica de la IX legislatura del Parlament. Y, en un breve discurso tras su elección, Picornell ha manifestado su compromiso “claro y contundente” con la defensa de “más y mejor democracia”. Ha señalado que viene “de una casa humilde del pueblo de Felanitx”, de una localidad de “gente trabajadora, como la mayoría de la gente” de Baleares, y ha subrayado que con la enseñanza, que ha recibido “con esfuerzo y trabajo, es como se gana la confianza y el respeto”.

Baltasar Picornell mantendrá su actual sueldo (3.196 euros, incluido sueldo, indemnizaciones y complementos por cargas familiares, según la web de Podemos), no reclamará asignaciones extras por vestuario o asistencia a actos oficiales y no cambiará su imagen ni su manera de vestir porque “no hay que disfrazarse” para presidir la Cámara. El diputado de Podemos negó que vaya a ser “un presidente vigilado” y aseguró que el único texto que marcará su gestión es el de reglamento. Más allá de dirigir los plenos y buscar el acuerdo entre los grupos, su idea es “abrir al máximo el Parlament a la ciudadanía”. Balti Picornell se describe a sí mismo CANAL4 DIARIO