domingo, 25 de febrero de 2018

Valtonic, el rapero condenado por el Supremo, y otras faltas de libertades.



Josep Miquel Arenas, conocido por Valtonic, recita más que canta sus letras explosivas en un ritmo sincopado, de carácter provocador. Y lo hace en su conocido estilo musical de origen afroamericano. Esta semana, el rapero mallorquín ha hecho llegar sus letras al resto del estado español, sonando más allá de la isla y siendo condenadas varias de sus canciones por el Tribunal Supremo que le impuso, el pasado martes, una condena de tres años y medio de cárcel. El joven carece de antecedentes penales pero la condena, superior a los dos años, implica su entrada obligatoria en prisión cuando entre en fase de ejecución. Pero, ojo, porque, en un artículo de The New York Times, publicado el pasado miércoles, se critica con dureza la falta de libertades en España, “un país donde los riesgos de la libre expresión han aumentado silenciosamente en los últimos años”, apostilla el texto. El periódico estadounidense disecciona el panorama actual español: la obra de Presos políticos censurada en ARCO, las condenas a los titiriteros, músicos o tuiteros, o el “exilio autoimpuesto” de los políticos catalanes… The New York Times termina señalando el Efecto Streisand de la censura de las libertades, pues “los intentos de suprimir obras pueden resultar contraproducentes”. Como es el caso del secuestro de 'Fariña' que ha disparado la venta de ejemplares, o el de Valtonic. Al día siguiente, jueves, fallecía Forges, el viñetista que retrató con humor los complejos y vergüenzas de España. ‘Forges’ (el término significa “Fraguas”, en catalán) cuando publicó su primera viñeta a los 22 años, utilizó la fórmula que el humorista pergeñó para salvar la incompatibilidad de poder firmar como humorista gráfico si trabajaba al tiempo como funcionario de TVE. Forges declaraba en sus entrevistas: “¡Es mejor oír a mis personajes a que hable yo!”. Y creó un mundo sobre ellos y su manera de expresarse. La idea se la debía a su madre, que hablaba en catalán también, de vez en cuando, cuando eso no estaba nada bien visto en la España de Franco. De su obra nos ocupamos aparte, más adelante.


 “Casos como el de César Strawberry son una aberración jurídica”, cualifica la abogada penalista, Laia Serra.

La sentencia ratificada por el Supremo contempla un delito de dos años de cárcel por enaltecimiento de ETA y los Grapo en sus letras, otro por un delito de injurias graves al Rey y seis meses más por amenazas contra el presidente del Circulo Balear, Jorge Campos. Valtonyc no es el primer rapero en ser condenado por el Tribunal Supremo, después del año de cárcel que impuso a César Strawberry, cantante de Def Con Dos, encausado por varios 'tuits', pero sí el primero que tendrá que entrar en prisión para cumplir su condena. El anterior en engrosar esta lista negra, aunque en forma de sanción de 480 euros, fue un joven jienense de 24 años por publicar un fotomontaje de un Cristo con su cara. César Strawberry o la tuitera Cassandra fueron otros de los casos más polémicos y mediáticos. Y ¿a qué se debe este repunte de condenas, incluidas penas de cárcel y multas? Para el periodista y humorista Edu Galán, que también presenta el espacio televisivo “Informe Mongolia sobre libertad de expresión” en el programa 'Al rojo vivo' de La Sexta, lo que se está haciendo es “frenar la creación y la libertad artística”. La paradoja es que los condenados, salvo excepciones, suelen ser creadores muy poco conocidos que, tras ser condenados, se convierten en noticia, y con ello sus mensajes, creaciones o tuits alcanzan una fuerte repercusión al ser ampliamente divulgados. Es lo que se denomina el efecto Streisand. “A Valtònyc no lo conocía nadie –reflexiona Gonzalo Boye, abogado especializado en derecho penal–. Si era tan ofensivo, lo mejor era no darle difusión, menos enviándolo a la cárcel”. El mensaje que se está enviando, asegura, es el de “generar miedo”. Galán coincide en que el fin es “amedrentar a los que vienen detrás”, yendo a por el eslabón más débil de la cadena. El mal gusto o ciertas expresiones, por muy aberrantes que sean, insiste, podrían resolverse como mucho con una multa, pero no con penas de cárcel. En conversación con Radio Mallorca, el abogado del rapero, Juan Manuel Olarieta, anuncia que pedirá al Tribunal Constitucional que paralice la ejecución de la sentencia y la entrada en prisión de Valtonyc, al menos hasta que se dicte sentencia sobre su caso. Y define la condena como “una violación grave de las declaraciones internacionales de derechos humanos en lo que respecta no sólo a la libertad de expresión sino también a la libertad de creación del artista, un rap nunca puede ser un delito”.

      Manuel Bartual (centro,) en el Encuentro de Escritores. 

En los últimos meses se han multiplicado las condenas por delitos de enaltecimiento del terrorismo o contra los sentimientos religiosos, generando un debate sobre la libertad de expresión. “¿Qué le pasa al Código Penal?”, se pregunta Ivan Gil, en El Confidencial. “Personalidades del mundo de la cultura y la política coinciden en exclamar que la libertad de expresión está en peligro, señalando temores que parecían superados. Y, en los últimos meses, se han multiplicado las condenas a artistas y tuiteros por delitos de enaltecimiento del terrorismo o contra los sentimientos religiosos, cuando parecía que el país dejaba atrás su pasado de violencia y la tolerancia alcanzaba cotas antes desconocidas, sobre todo entre las nuevas generaciones”… Manuel Bartual, escritor, diseñador y dibujante valenciano,  ve “en peligro” la libertad de expresión: “Hay quien no entiende que la ficción no es realidad”, aseguraba el jueves Bartual, quien considera que en España “hay libertad de expresión, pero está en peligro” y que existe un problema porque “hay gente que no entiende que la ficción no es realidad”. En este sentido, el artista “no da crédito” a los acontecimientos “fatales” de ayer, al ser preguntado por el secuestro del libro 'Fariña', de Nacho Carretero sobre el narcotráfico gallego, por “contenido calumnioso”; la condena a tres años y medio de cárcel al rapero Valtonyc por delitos de “enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona y amenazas”; y la retirada de la obra 'Presos políticos', de Santiago Sierra, de Arco Madrid. “¿Qué está pasando ahí fuera?”, se preguntado Bartual antes del comienzo del Encuentro de Escritores en la Biblioteca Valenciana, al tiempo que manifestaba que para defender la libertad de expresión “lo que hay que hacer es no dejar de hacerlo”. Bartual admite que estas sanciones pueden “coartar” muchas acciones creativas por “miedo”. Además, cree que “no tiene ningún sentido” porque “mucha otra gente lo ha hecho antes” y apunta que hay un “problema” con la ficción, ya que “hay gente que no entiende que la ficción no es realidad”. Dice que “intereses de que ciertas actitudes no lleguen”, algo que considera “ridículo” porque, por ejemplo, al censurar 'Fariña' han conseguido que el libro “llegue a más gente” y sea “número uno en ventas”. “Es incomprensible, lo mires por donde lo mires”, sostenido Bartual, que considera que “lo que hay que hacer es no dejar de hacerlo”, ya que lo que buscan con estas acciones es “que la gente deje de manifestarse”, y cree que la mejor manera de combatirlo es “hacer lo que dicte tu cabeza y tu razón”.

El rapero Valtonyc irá a la cárcel por enaltecimiento del terrorismo.

El grupo confederal de Unidos Podemos en el Congreso presentó el pasado año una iniciativa no de ley para suprimir del Código Penal el artículo 578 y tipificar así el enaltecimiento simplemente como una falta. Pablo Iglesias defendió esta medida, argumentando que la Audiencia Nacional juzga más delitos de enaltecimiento del terrorismo ahora que cuando ETA actuaba. Puedes robar a la luz del día, como se está demostrando con los casos de corrupción del PP, puedes ser un empresario del Ibex 35 que soborna a políticos para conseguir obra pública, como aparece en los papeles de Bárcenas, pero no puedes hacer una canción donde te metas con el Rey. “En España, la justicia no es igual para todos”, arremete el diputado de Podemos, Juanma del Olmo, quien también promovió iniciativas sobre la libertad de expresión en la red. Y añade: “Cuando meten a un rapero a la cárcel por una canción, están lanzando un aviso: si te metes con el poder y con los que mandan, tiene consecuencias. Para el diputado, la libertad de expresión es un derecho que ha costado muchos años conseguir y entiende que, en el momento actual, existe una ofensiva para el recorte de libertades y derechos… El Código Penal fue reformado en 2015, tras lo que, para Podemos, se configuró una forma tan falta de concreción que está llevando últimamente a que la Audiencia Nacional juzgue a personas que nada tienen que ver con organizaciones terroristas por proferir manifestaciones que se engloban en el denominado humor negro”. El exedil de Ahora Madrid, Guillermo Zapata, tuvo de hecho más suerte en los tribunales que otros tuiteros condenados, aun alegando también humor negro. Zapata fue absuelto por la Audiencia, que consideró humor macabro un tuit suyo sobre la víctima de ETA Irene Villa. Su conducta, según la sentencia, podría tildarse de ‘reprobable’, aunque no desde el punto de vista del derecho penal… En el caso del rapero Valtònyc, el Supremo rechazó los argumentos del acusado, quien aludió a la libertad de expresión y a la creación artística, y subrayó que el lenguaje del rap es extremo, provocador, alegórico y simbólico. Pero, para los magistrados de la Audiencia Nacional se tuvo en cuenta que “la pluralidad de mensajes contenidos en las canciones publicadas en Internet y con acceso abierto por el acusado tienen un indudable carácter laudatorio de las organizaciones terroristas Grapo y ETA y de sus miembros”.

       El rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, conocido como Valtonyc.

El rapero Valtonyc ha sido condenado por el Tribunal Supremo a tres años y medio de prisión por el contenido de sus canciones. A juicio de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo, parte de las letras del cantante suponen los delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas a Jorge Campos, presidente de la Asociación Círculo Balear, de extrema derecha con casi dos décadas de historia en las islas. La Fundación Círculo Balear (FNCB), más conocida como Círculo Balear (CB), entidad cívico-cultural españolista creada el 1999, en Palma, lucha contra la lengua catalana, propia de les Illes Balears. Las frases de las canciones de Valtonic que violan la ley han sido destacadas por la justicia en el relato de “Hechos probados” que aparece en la condena. Se trata, tal y como destaca el texto, de diez canciones del álbum “Residus de un poeta”, otros diez temas bajo el título “Mallorca es Ca nostra”; y, por último, otras dos canciones que fueron subidas por el rapero a Youtube con el título de “Marca España” y “El fascismo se cura muriendo”. A juicio de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo, parte de las letras del cantante suponen los delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas a Jorge Campos, presidente de la asociación Círculo Balear. A continuación, reproducimos las frases y versos señalados por la justicia en la sentencia del Tribunal Supremo. Son frases traducidas al castellano por la propia Audiencia Nacional y que aparecen desprovistas de todo su contexto, es decir, del resto de versos y frases que los acompañan y del disco al que pertenecen. 


1      El rapero irá a la cárcel por enaltecimiento del terrorismo.
Disco “Residus de un poeta”. Canción 1:
- “Jorge Campos merece una bomba de destrucción nuclear”
- “Queremos la muerte para estos cerdos”
- “Llegaremos a la nuez de tu cuello, cabrón, encontrándonos en el palacio del Borbón, kalashnikov”
- “Le arrancaré la arteria y todo lo que haga falta; queremos la muerte para todos estos cerdos”
Canción 2: “Deberían tener miedo”
-“Que tengan miedo, joder. Que tengan miedo”.
-“Que tengan miedo como un guardia civil en Euskadi”
-“Un pistoletazo en la frente de tu jefe está justificado o siempre queda esperar a que le secuestre algún GRAPO”
-“Dicen que pronto se traspasa la cloaca de Ortega Lara y muchos rumorean que Rubalcaba merece probarla, complejo de zulo mi casa a ver si un día secuestro alguno y le torturo mientras le leo al Argala”
-“Queremos que el miedo llame a sus puertas con llamas”
-“O que explote un bus del PP con nitroglicerina cargada”.
-“Me cansa tanto silencio en medio de esta guerra”.
-“Y mira, yo no tengo huevos a pillar una metralleta, pero al menos no condeno al que se atreve y al que a la lucha se aferra, partidos revisionistas me la coméis entera, no resistiríais ni la mitad de cadenas que arrastra Arenas”.


Canción 2: 'El rey Borbón'
- “El Rey Borbón y sus movidas no sé si era cazando elefantes o iba de putas, son cosas que no se pueden explicar, como para hacer de diana utilizaba a su hermano, ahora sus hermanastros son los árabes y les pide dineritos para comprar armas, le hacen hacer la cama y fregar los platos y de mientras Doña Sofía en un yate follando y eso duele claro que sí”.
- “Haremos que Urdangarin curre en un Burguer King que la Infanta Elena pida disculpas (puta), por ser analfabeta y no ir a estudiar a Cuba”
- “Por qué no se fractura la cabeza y no la cadera”
- “Si no secuestraremos al capitán del Concordia para que coja el Fortuna y se pegue una hostia”
- “Sarcástico como el Rey, dando la mano a Gaddafi, y, después, celebrando tener petróleo fácil (hijo de puta): puede ser que de la república solamente queden fósiles, pero quedamos nosotros, y del Rey los negocios”.
- “La tercera edad también pasa hambre pero aplaude a los monarcas, masoquistas e ignorantes; no podemos escoger, no tenemos ninguna opción, pero un día ocuparemos Marivent con un kalasnikof”
- “Él, respetuoso con la Constitución; en cambio, los derechos humanos se los pasa por los cojones”.
- “El Froilan se da cuenta y se quiere morir,; que su abuelo un dictador lo escogió, que pertenecía a los GAL y que no es democrático sino un dictador enmascarado”.

Joaquín Urias: “Los delitos de enaltecimiento del terrorismo y de injurias a la Corona no deberían existir”.

Alejandro Torrús entrevista en Publico a Joaquín Urias, exletrado del Tribunal Constitucional (de 2005 hasta 2010), se muestra crítico con esta sentencia del Supremo. Joaquín Urias es doctor en Derecho constitucional, ejerce como profesor en la Universidad de Sevilla y tiene claro que la sentencia del Tribunal Supremo que condena a tres años y medio al rapero Valtonyc por sus canciones es “desproporcionada”. Es más, Urias considera que los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona no deberían estar en el Código Penal. Lo hace defendiendo una sentencia la propia doctrina del Constitucional que señala que España “no es una democracia militante”. Su valoración general es que la sentencia no entra en el fondo del asunto. “La sentencia del Supremo ratifica la condena previa, de la Audiencia Nacional, pero poco más. Ratifica la sentencia anterior sin demasiada argumentación. Viene a decir que la condena de la Audiencia está bien argumentada y punto y final. Creo que tiene mucho relleno, en el fondo solamente dice que la condena anterior estaba bien”. Pero considera que la sentencia tiene un problema constitucional de base. “La sentencia no explica qué mensajes o frases de las canciones corresponden a cada uno de los delitos por los que Valtonyc ha sido condenado. Quiero decir, lo que hace es enumerar, en el apartado de 'Hechos probados', una serie de frases que se incluyen en las canciones y después dice que algunas de estas frases, sin especificar cuáles, son constitutivas de los mencionados delitos. Pero la sentencia debería especificar cuáles y por qué. Eso supone un problema grave de fundamentación desde el punto de vista constitucional. Se tendría que individualizar qué expresiones concretas son constitutivas de un delito y de otro. No sabemos qué frases en concreto están castigando. Me gustaría saber qué frases concretas cree el Supremo que son constitutivas de delito. Lo que supone una indefensión para el condenado. La persona condenada, si quiere defenderse, no sabe contra qué tiene que defenderse. El problema es la existencia misma de delitos como el de injurias a la Corona o el de enaltecimiento del terrorismo. Tanto uno como otro son delitos que dejan demasiado espacio para la persecución ideológica del disidente. El Supremo no ha sido capaz de deslindar unas normas para saber cuándo las injurias a la Corona son simplemente disidencia con la Corona expresada de manera fuerte y agresiva y cuándo son realmente injurias a la Corona.

El Supremo condena a Valtonyc a una inevitable entrada en la cárcel.

Joaquín Urías recuerda que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ya ha condenado a España, en el caso Otegi, por vulnerar su libertad de expresión. “Esa sentencia dijo muy claramente que no debería existir el delito de injurias a la Corona, que este delito no se corresponde al espíritu del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Y aun así, España lo mantiene. La sentencia contra España en el caso Otegi es contundente. Sin embargo, vemos que los tribunales citan esa sentencia para decir que el TEDH ha reconocido mayor protección a la libertad de expresión de los representantes políticos, pero no extiende esa protección a todos los ciudadanos. El Supremo, en este caso, hace algo que hacen todos los tribunales en España: cuando una sentencia nos condena por cualquier motivo, los magistrados cogen la frase que les gusta para decir que la tienen en cuenta, pero no recogen la esencia ni la argumentación de la condena. En este caso, la sentencia del caso Otegi tiene tres o cuatro párrafos en el que expresa claramente que el delito de injurias a la Corona no debería existir. Después de aquella sentencia no debería existir este delito. Tres cuartos de lo mismo para con el enaltecimiento del terrorismo. El delito de enaltecimiento entendido como apoyo ideológico a los delitos de terrorismo entiendo que es contrario a la Constitución. Sé que el Constitucional nunca lo declarará inconstitucional por cuestiones políticas. Pero yo creo que no hay lugar a dudas. Un delito que pena que usted coincide ideológicamente con la posición de los terroristas... es un delito de trasfondo ideológico. Si usted dice: 'Me parece muy bien las bombas de ETA'... pues usted está expresando su ideología y no está incitando a un delito. Por un motivo o por otro los dos delitos permiten la persecución ideológica… Concretando más, en este caso concreto, creo que es una aplicación desproporcionada. Se trata de un ejercicio de libertad de creación artística. Es una obra artística que evidentemente no pretende amenazar a nadie expresamente ni injuriar a nadie. Se está castigando una cosa que dudo mucho que el legislador, cuando aprobó este tipo penal, quisiera castigar. El rapero dice que ETA debería volver a poner bombas... pero no creo sea una amenaza destinada a causar miedo para torcer la voluntad de alguien en los términos en los que el Código Penal lo refleja. Considero que esto es una obra de arte, que podemos compartir o no, de peor o mejor gusto, pero que no tiene intención de causar un daño social, que es la única posición que habría que perseguir en materia de opinión”.


Urías cree que las injurias contra la Corona, por imperativo del TEDH, deberían de desaparecer o equipararse a las injurias contra cualquier otra persona. “Por otro lado, creo que hay argumentos más que de sobra para que el Parlamento se plantee la derogación del delito de enaltecimiento del terrorismo…Una vez leídos los mensajes que cantaba Valtonyc... hay voces que defienden que eso no puede ser amparado por la libertad de expresión. Hay algunas expresiones que son muy duras. No cabe duda. Pero son frases que hay que interpretar en el contexto de una canción, de un rap duro. Claro que es un tema de libertad de expresión… Es posible que alguna de esas expresiones sean injuriosas, que están castigadas con una pena leve y no conlleva el ingreso en prisión. Es cierto que insultar a alguien en público no está permitido. Pero eso es una cosa. Otra cosa es que una persona vaya a estar tres años y medio en prisión por unas letras de un contenido muy duro, que yo no comparto... pero que no deja de ser una forma de expresión artística y crítica política. En un tono muy desagradable, muy feo, muy maleducado. Y todo lo que se nos ocurra... pero crítica política. Por eso creo que defender que Valtonyc no tiene que pisar la cárcel por estas canciones es defender la libertad de expresión. No hay ningún motivo para que entre en prisión y, aunque hubiera un exceso en la libertad de expresión, no es un exceso que tenga que ver con el enaltecimiento del terrorismo o las injurias al rey. No deberían existir esos delitos. Es verdad que dice que se alegra cuando explota una bomba o algo así... pero es posicionamiento ideológico. Entiendo que un posicionamiento ideológico, aunque sea tan duro como ese, debe estar amparado por la libertad de expresión. Porque la Constitución garantiza la libre difusión de ideas. Cualquier tipo de idea política o social está garantizada por la Constitución. Lo que no es libertad de expresión es utilizar las palabras para causar un daño, amenazar, provocar un delito, insultar... Lo que se hace en esos casos es utilizar palabras para causar un daño. Ese debe ser el criterio”.


Ignacio González Vega, portavoz de Jueces para la Democracia, asegura que lo más probable es que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo anule la sentencia impuesta por la Audiencia Nacional –y ratificada por el Tribunal Supremo– al rapero Valtonyc. “Una vez que [el recurso] llegue a Estrasburgo, según la jurisprudencia hasta ahora, se estimará el recurso y, por tanto, se anulará la sentencia”, asegura González Vega en una entrevista en la Cadena SER. Los magistrados del Tribunal Supremo consideran que las canciones que escribió y que publicó en Internet incluyen expresiones en apoyo y alabanza a las organizaciones terroristas GRAPO, ETA, y a algunos de sus miembros, así como contra el titular de la Corona y sus familiares, y contra el presidente del Círculo Balear, Jorge Campos, contra quien se dirigieron las amenazas. En la sentencia, el Supremo detalla algunas de las letras que motivaron la condena al rapero por la Audiencia Nacional. Entre los aludidos están el expresidente de Baleares, José Ramón Bauzá, el rey emérito, Juan Carlos (“El Rey Borbón y sus movidas no sé si era cazando elefantes o iba de putas, son cosas que no se pueden explicar, como para hacer de diana utilizaba a su hermano); o Esperanza Aguirre (“Mataría a Esperanza Aguirre, pero antes, le haría ver como su hijo vive entre ratas”). Además, alude a etarras (“¿Soy un molotov en la sede de UPyD?”; “siete tiros de la glock de Iñaki Bilbao al juez”) y se refiere al presidente del Círculo Balear, Jorge Campos, que motivó la condena por amenazas incondicionales, recogido en el artículo 169.2 del código penal (“Jorge Campos merece una bomba de destrucción nuclear”, “queremos la muerte para estos cerdos”, “llegaremos a la nuez de tu cuello, cabrón, encontrándonos en el palacio del Borbón, kalashnikov”, “le arrancaré la arteria y todo lo que haga falta”, “queremos la muerte para todos estos cerdos”).

      La saga de los Borbones.

Jaume Grau titula, en Público: “Los Borbones, una saga llena de viciosos y tarados. Va por ti, Valtonyc”. Y desarrolla un artículo que comienza recordando quiénes son los Borbones, qué han representado para España y tienen el honor de encabezar la lista de las estirpes reales europeas más taradas y despótica Un artículo que recuerda a Felipe V, Fernando VI, Carlos III, Carlos IV, Fernando VII, Isabel II, la Isabelota, Alfonso XII, Alfonso XIII, Juan Carlos I y Felipe VI… un retrato despiadado de todos ellos donde quedan reflejados todos los defectos y vicios del grupo en su conjunto. No se salva ni uno. De Juan Carlos, dice que, “como muchos antiguos antecesores suyos, ha tratado de engrasar su cartera hasta acumular una fortuna que The New York Times estimó en 2.300 millones de dólares, todos en negro, porque no consta que haya declarado nada a Hacienda de sus ingresos extraordinarios. Juan Carlos, como sus antepasados, ha practicado sin descanso dos de las aficiones que siempre han distinguido los Borbones: la caza y el fornicio. Del fornicio real de Juan Carlos se han derivado gastos extraordinarios, pagados con fondos reservados para ocultar algunas de las numerosas aventuras que ha ido acumulando durante su reinado”.  Y termina diciendo: “Después de aguantar estoicamente durante 300 años el gobierno de una dinastía tan peculiar, parece que todavía no ha llegado el momento de hablar, de expresar con libertad qué ha significado para los sufridos ciudadanos de esta península, haber sido dominados por el capricho de un ADN borbónico tan extraordinario. Y aún tenemos que aguantar que se cierre en la cárcel a todo quisqui que se atreva a tweetear, hablar, cantar o rapear. Como en el caso de un joven valiente de 23 años, de Sa Pobla”.

     Las 24 fotografías pixeladas de Santiago Sierra, antes de ser censuradas por la misma feria de arte contemporáneo ARCO.

El miedo al retroceso en las libertades públicas aumentó esta semana, tras la condena a Valtonyc, la censura en ARCO y el secuestro de 'Fariña'. La polémica regresó a ARCO, pero este año no fue por la rareza de una sus obras, sino por un caso de autocensura. La obra “Presos Políticos en la España Contemporánea”, una serie de 24 fotografías de Santiago Sierra, fue retirada a petición de ARCO. En la obra aparecían, pixeladas, imágenes de Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, o los jóvenes detenidos por agresión a dos guardias civiles en Alsasua (Navarra). En el día en que los Reyes inauguraban la 37 edición de la feria, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que había confirmado su asistencia, canceló su presencia en protesta por la retirada de la obra. Por una parte, el presidente del Comité Ejecutivo de Ifema, Clemente González Soler, se disculpó por la retirada de la obra, en un comunicado consensuado por todas las instituciones que forman el recinto ferial que acoge ARCO y aseguró que no se volvería a repetir. “No hubo –se excusa Ifema– mala fe”. No se pretendía “ejercer ninguna censura a la creación”. Y el vicepresidente de la Junta rectora reconoció que lo sucedido “fue un error”. Se sumaron a la protesta el diputado del PSOE Rafael Simancas y el coordinador federal de IU, Alberto Garzón y Pablo Iglesias, de  Podemos, entre otros. Preguntada por la concentración, la portavoz socialista en el Congreso, Margarita Robles, recordó a los periodistas que su grupo hizo “bandera” de la lucha por las pensiones en esta legislatura, pero lamentó que la “entente” entre PP y Cs esté frenando cualquier avance. La protesta general de los pensionistas registrada el jueves motivó un aumento del despliegue policial en los alrededores de la Cámara Baja que nada pudo contra la avalancha de gente mayor indignada, que desbordó todas las previsiones de la protesta. Y mientras la gente mayor protestaba y Valtonyc se acercaba con su rap a la cárcel, exigida por los jueces del Supremo, Urdangarin seguía tan tranquilo, esquiando en Suiza, rompiendo lo dicho por la Constitución: que la Justicia es igual para todos. Jordi Évole, por su parte, lanzó un mensaje de inquietud y desazón: “Estoy deseando que salga el CIS para comprobar que la principal preocupación de los españoles son los raperos”.

Las fotomontajes de la semana:

El Jueves. Anna Gabriel prepara su defensa con la Infanta en Ginebra ‘No me consta. El referéndum lo llevaba mi marido’.

1                                                 Robotronk, Marta Sánchez Tabarnia World Tour.

1                               El del Teto escribe: “Obra en ARCO titulada alcaldes de Ciudadanos en Cataluña”.

Óleo sobre pared, de Eme Punto Rajoy” los tuiteros proponen obras para sustituir a la censurada en ARCO.




 Vete preparando, que los pensionistas sí que van en serio...

                – ¿Y qué les cuesta leer libros en blanco, exponer paredes sin fotos y componer canciones sin letra? 
               – Llevas las gafas llenas de mierda.
                    (De @kikolo777).

Zoido, ¿pero qué hacen manifestándose en la puerta del Congreso? ¿Es que no saben escribir hashtags o qué coño pasa?


El pasado jueves, despertamos con la tristeza de tener que despedir a Forges el humorista gráfico que ilustró décadas de la historia de nuestro país con sátira y crítica social. Nuestro homenaje al mismo: el que el propio @forges dio a su amigo, y también dibujante, Mingote.





El humorista gráfico Antonio Fraguas, más conocido como Forges, moría el pasado  jueves en Madrid, a los 76 años, a causa de un cáncer de páncreas, en la clínica de la Fundación Jiménez Díaz, tras combatir con la enfermedad que le había sido diagnosticada hace un año.  Forges siempre se rió a través de esos personajes casi siempre calvos, de gran nariz y ojos saltones con los que describió las actitudes y comportamientos que le llenaban de vergüenza, rabia o ternura. Pero siempre con respeto, humor y originalidad, siguiendo los consejos de su padre: “Que se reconozca un dibujo tuyo a quince metros”. A sus 75 años, se encontró en una situación “de película” al tener que devolver a Hacienda los cuatro últimos años de pensión, una cantidad que rondaba los 160.000 euros, por tratarse de un autor “con 79 años cotizados”. Y acusó al gobierno del PP “de que se dedicaba a robar a determinadas personas, casualmente, y a otras no”. El madrileño nunca dudó en afirmar que había llegado el momento de que todos, “en bloque”, llegarán hasta el Tribunal de Estrasburgo para denunciar “la actitud del gobierno: porque hay mala fe y eso va en contra de los Derechos Humanos”.

















El humor en la prensa de esta semana: El Roto, Peridis, Pat, Manel F. Vergara, J. R. Mora, Malagón, Atxe…






















Pep Roig, desde Mallorca: Compinches, El pasado presente, El imperio contraataca, Hábitos perversos, Libertad de represionamiento, Represión preventiva...







Los vídeos de esta semana: LA CANCION PROHIBIDA EN ESPAÑA - No al Borbó – Valtonyc Valtonyc - La Sexta Columna 31/3/17 Tuerka Rap – Valtonyc Polònia | 468 | 22/02/2018 Las Texidoras - Quién. Cuándo. Cómo. (Video Oficial) I AM DYSLEXIC - Short Animation Student Film El Carnaval de Cádiz - Debate Electoral | Los Morancos

No hay comentarios: