domingo, 25 de octubre de 2009

Las lágrimas de Eros y otros placeres otoñales.


La semana pasada se inauguró en un museo español la primera exposición dedicada al placer sexual. El erotismo se explayaba con refinadas lágrimas de placer. Tras una larga campaña mediática preparada a conciencia, Guillermo Solana, comisario de la exposición y director artístico de Thyssen, mostraba al público las “Lágrimas de Eros”, una gran muestra dedicada al erotismo en todas sus variantes que inspiraron a artistas de todas las épocas y corrientes. “A diferencia de Venus –reconocía Solana–, esta exposición no nace del semen de ningún dios, sino de un momento particularmente doloroso en mi vida. Me encontraba en el punto más bajo de mi trayectoria, porque algunos de mis proyectos no habían tenido el éxito que yo esperaba. Eso me indujo a reflexionar sobre el planteamiento de las exposiciones. Lo que he querido con “Lágrimas” es llegar a todo el mundo”. La exposición, que permanecerá abierta hasta el 31 de enero a caballo entre el Thyssen y la sala de Las Alhajas, de la Fundación Caja Madrid, reúne 119 pinturas, esculturas, fotografías y vídeos que abarcan la pasión erótica, desde todas las orientaciones sexuales, y la íntima relación entre el sexo y el instinto de la muerte.


Thyssen se llena de erotismo.


Los saltos históricos son continuos en las 12 salas. Las obras exhibidas van del romanticismo hasta el arte contemporáneo, pasando por el simbolismo y el surrealismo así como el Renacimiento y el Barroco. Este amplio espectro hace que en cada espacio convivan obras separadas por más de cuatro siglos, en una exposición a la que Solana ha querido dar un carácter total, pansexual y ha incluido todos los espacios del deseo: la mirada masculina y la femenina, lo hetero y lo homo, el voyeurismo y exhibicionismo, el bondage y el sadomasoquismo o los diversos fetichismos. La muestra aborda el lado oscuro del dios del sexo y el amor, así como los tormentos de la pasión. En las salas del Museo Thyssen y de Caja de Madrid se exponen los mitos paganos y las historias bíblicas en una combinación de pinturas, esculturas, fotografías y vídeos.


El nacimiento de Venus.


Una fotografía de Man Ray, “Las lágrimas”, y la “Venus” de Amaury-Duvel, se exhiben en el espacio dedicado al nacimiento de Venus, “el origen de todo”, con el que se inicia la muestra. La Venus recién nacida, diosa de la belleza, que esconde la más horrible trasgresión, según cuenta Hesíodo, la diosa surgida del semen de Urano, castrado por su hijo Cronos, es la musa erótica por excelencia. Y es elevada a los altares del gran arte gracias a representaciones como la de Boticelli. Lo más curioso de esta parada es contrastar el nacimiento de Venus con la más reciente fotografía de Rineke Dijkstra: una chica en bikini en la playa emulando a tan sensual diosa.


Foto de Guillermo Solana, comisario de la esposición.


“De las muchas maneras de abordar Eros dentro de los límites del decoro del museo, ésta es una de ellas –comenta Guillermo Solana, convencido de que, si esta exposición no supera los 200.000 espectadores, será un fracaso–. En España no se ha hecho nunca una exposición de este tipo. No sé por qué. Cuando me la planteé, no lo pensé como un tema para provocar, sino como el asunto más universal que podía encontrar. El tono es alusivo, no hay nada explícito. He estado durante meses pensando que la crisis nos afectaba y provocaba resultados mediocres en algunas exposiciones del año pasado, como ‘Miró y 1914’, que tuvieron resultados muy bajos. Pero, con ‘Matisse’, me he dado cuenta de que no era la crisis económica”. Para Solana, el gran desafío de los museos hoy está en no perder la cabeza y reaccionar sin defraudar a la curiosidad del público. “Todavía no somos como los clubes deportivos, pero estamos en camino”. La medida resulta algo insólita. Pero insisten en que detrás de la presunta extravagancia hay un propósito educativo. Y, en la tienda de la pinacoteca madrileña, es posible adquirir preservativos artísticos. Se trata de una caja que contiene tres profilácticos marca Durex, con la imagen de Adán y Eva procedente del cuadro Eva y la serpiente del pintor Jan Gossaert. Cada una se vende al precio de 3,5 euros. De esta manera se aprovecha la inauguración de la muestra para lanzar en el Museo una “colección” de preservativos con los que se pretende rendir homenaje a algunas de las piezas clave del arte erótico.

Eva y la serpiente.


En la segunda sala nos encontramos con el cuadro “Eva y la serpiente”, en la que “el primer animal doméstico de Adán”, según un aforismo de Kafka, termina asociándose a la figura de Eva. Su compañero humano desaparece de escena y “mujer y reptil se funden en multitud de imágenes sugerentes, ejemplificando una sinuosidad irresistible dispuesta a ser carne de Freud”. Las serpientes se enroscan en los cuerpos de Nastassja Kinski y Rachel Weisz, protagonista de Agora, la última película de Amenábar, fotografiadas por Richard Avedon y James White, respectivamente. Y topamos con obras como “La encantadora de serpientes” de Henri Rousseau. El artista se centra en la tentación del cuerpo femenino acariciado por el reptil. Los desnudos de Rachel Weisz (por James White) aparecen junto a una litografía de Toulouse-Lautrec y dos pinturas del pintor Von Stuck, exponente del “art nouveau”, cuyos títulos, “El vicio” y “El pecado”, beben de la lectura bíblica.


San Sebastián.


“Si algo rechina en la exposición –escribe la periodista de Público, Isabel Repiso–, es el choque entre la apuesta formal arriesgada (con la mezcla caótica de movimientos y disciplinas) y una semántica conservadora, en la que el hombre prevalece sobre la mujer”. En ningún momento se recuperan mitos lésbicos, pero sí los gays, como los de la sala del Martirio de San Sebastián y en la de Apolo y Jacinto. Con el tiempo, estas representaciones en las que el personaje se mueve entre la agonía y el éxtasis se convierten en un icono gay. Además de una escultura de Bernini, podemos contemplar la interpretación que del tema hizo el español José de Ribera en 1651 (en la imagen).


María Magdalena, penitente.


Al aportar piezas tan explícitas como María Magdalena, encadenada (1994), se obvia la crítica feminista de Kiki Smith. Magdalena penitente, de Jules Joseph Lefebvre (1876), la “pecadora arrepentida por antonomasia” es otra de las obras presentes en la muestra. En otro lugar del recorrido se encuentra a “Cleopatra y las bellezas agonizantes” con obras de Man Ray, Dalí, Delvaux o Moreau y “Magdalena penitente”, representada por Marina Abramovic, Luca Giordano o Canova. Tampoco faltan “Cazadores de cabezas”, cuya decapitación se ve como una “metáfora de la castración a manos de una femme fatale”. Ni la de Judith y Salomé que acaban con su pareja, junto con algunos David, ambiguos, con la cabeza de Goliat. Es la cabeza cortada como fetiche erótico, representada por autores como Francesco del Cairo, Valentin de Boulogne, Jacob van Oost, Guernico o Cindy Sherman.


David Beckham protagoniza el sueño de Endimión.


La presencia de mitos paganos restaura un cierto equilibrio. En la planta baja de la sala de Las Alhajas, se exhibe “El sueño de Endimión”, un joven pastor (o cazador) que dormía una noche en el monte Latmos, cuando la diosa de la Luna (Selene o Diana, según las versiones), miró hacia la tierra y se enamoró de él. Ella le pidió a Zeus que sumiera a Endimión en un sueño eterno, para poder contemplarle eternamente. El ejemplo más mediático es el vídeo del futbolista David Beckham mientras duerme, realizado por Sam Taylor-Wood. Todas las miradas y orientaciones sexuales están presentes en la muestra. Incluso hay sadomasoquismo y voyeurismo, en un relato en el que aparecen los principales fetiches de la pasión erótica, abordados con obras de la máxima calidad.


El beso.


La primera parte de la exposición finaliza con “El beso”. Un gesto convertido en motivo irresistible, inmortalizado en grandes obras de Rodin o Klimt. Un gesto que “entraña a veces una violencia abierta o latente, una pasión caníbal por devorar al otro o por vampirizarlo”. En la muestra, se exhiben trabajos de Max Ernst, Franz von Stuck, Munch o Magritte. Lo más curioso es que el Thyssen se atreve con la videocreación, pero eso sí, de mano de un valor tan seguro como Bill Viola. De él se exponen tres piezas impactantes de acercamiento sexual y agua.


Andrómeda encadenada.


Como “contrapunto femenino a la figura de San Sebastián”, aparece el tema de “Andrómeda encadenada”, convertida en la simbólica representación de la esclavitud erótica. Es difícil resistirse a la simbología freudiana de esta mujer encadenada a la roca, a punto de ser devorada por un monstruo marino y, finalmente, salvada por el heroico Perseo, que pintores como Millais y Rubens representan con una armadura negra que contrasta con el blanco de la piel de la castigada. En la imagen, una obra de Gustave Doré.


Un visitante mira detenidamente el desnudo de John Andrea.

Un tercer espacio aborda “las dos figuras sobrenaturales –esfinges y sirenas– de la femme fatale donde se pueden contemplar una escultura de Louise Bourgeois, la fotografía hecha por Mapplethorpe a Patti Smith y pinturas de Courbet o Corot. El tema clásico de las tentaciones de San Antonio es abordado por Furini, Cezanne, Picasso o Antonio Saura, mientras que “la esclavitud erótica, con figuras que sufren, en una especie de agonía voluptuosa”, está igualmente presente.


María Antonia Munar, presidenta del Parlamento de las Islas Baleares.


Pero, además de estos placeres visuales, el otoño también nos trae otros acontecimientos menos placenteros, como el de Maria Antònia Munar, que no es ninguna diosa helena sino la presidenta del Parlament balear, quien ha sido por primera vez imputada por varios delitos relacionados con la adjudicación de un solar público por 30 millones, la mitad de lo que ofrecía otra constructora. El magistrado encargado del caso la ha citado a declarar el 16 de noviembre. El juez investiga la venta del solar de Can Domenge después de que, el pasado 5 de octubre, el Tribunal Superior de Justicia de Baleares acordara asumir las competencias para instruir este caso. El proyecto preveía la construcción de 600 viviendas. La Justicia investiga la posible existencia de delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos y falsedad documental. Munar, que en la pasada legislatura ostentó la Presidencia del Consell Insular de Mallorca, al tiempo que presidía Unió Mallorquina, asegura que es “normal” que se le haya citado a declarar. El caso Can Domenge no es el único en el que la presidenta del Parlament o sus más estrechos colaboradores se han visto envueltos. La Fiscalía Anticorrupción también ha seguido sus pasos en casos como Son Oms, la Operación Peaje, el Plan Territorial de Mallorca o la Piñata. Munar y su partido se definen por moderados y de centro pero han pactado primero con el PP y luego con el PSOE, según les ha convenido, condicionando, con sólo 3 de los 59 escaños del Parlamento balear, según más le ha convenido en cada caso.


Carmen Maura recibe la Medalla de Oro de la Academia de Cine.


El cine es para esta estrella del celuloide como un amante que nunca le ha decepcionado. “Si se te da bien –reconoce–, es muy sencillo” Además, recuerda que “es tan cómodo ser actriz”. Acaba de recibir de manos de Alex de la Iglesia la Medalla de Oro de la Academia de Cine. “Este premio –agradece– tiene mucha repercusión para recuperar al público, ahora que hemos perdido muchos fans”. Con un vestido rojo y uñas pintadas del mismo color, sostiene la distinción mientras sonríe de oreja a oreja y confiesa que lo de los premios son “algo bonito”, sin darle apenas importancia, porque a ella, según explica, no le ha costado mucho ser actriz. Pensaba que la Medalla de Oro pudiera llegarle de viejecita. “Estuve en la de Ana Belén y en la de Maribel Verdú y siempre me decía ‘ángel de la guarda, que me la den de viejecita’. Los premios no dependen del trabajo de uno sino de haber podido demostrar tu talento”. En el teatro, se ve “dando el do de pecho” con un papel con mucha carga. Le encanta la fuerza de mirar a la cámara. “En televisión –dice–, con una mirada, se puede convencer a la gente de lo que sea”.


Berlusconi utiliza con desvergüenza toda clase de signos para desprestigiar a sus opositores.


El deslenguado y descarado Berlusconi siente tanto falsa admiración como verdadero desprecio por las mujeres, según sirvan o no a sus intereses personales. Hace unas semanas, se permitió calificar a Rosa Bindi, una apreciadísima diputada izquierdista, de “más bella que inteligente” y media Italia se amotinó contra él. “La Repubblica”, diario romano de centro-izquierda, publica desde entonces en su web: “Este hombre nos ofende, encerrémosle”, seguido de multitud de firmas. En diez días casi 100.000 italianas se adhirieron a la protesta. Y una de las amotinadas, la ex ministra Giovanna Melandri, del partido Demócrata, le ha contestado “Es usted más alto que bien educado”. Hace dos años, Berlusconi aseguraba: “Soy más alto que Putin y Sarkozy, y tan alto como Prodi (Romano, primer ministro italiano en funciones). Mido 1,71 metros y no entiendo la manía de todos los dibujantes de viñetas que me pintan como enano y a los otros como normales”. De su educación no dijo nada.


Rosy Binbi, ex ministra insultada por Berluconi.


El último altercado de Berlusconi se producía en el plató del programa de televisión pública RAI “Porta a porta”, presentado por Bruno Vespa, periodista amigo de Berlusconi. Bindi participaba como invitada y se discutía sobre la decisión del Tribunal Constitucional de suspender la Ley Alfano. De pronto, se oyó una llamada del propio Berlusconi, quien espetó a Bindi: “Usted siempre más guapa que inteligente”. “Presidente, soy una mujer que no está a su disposición”, contestó ella. Desde entonces, la frase ha pasado a ser un eslogan repetido por miles de mujeres, invitadas a firmar el manifiesto de “La Reppublica” que dice: “Es evidente que el cuerpo de la mujer se ha convertido en un arma política de capital importancia en las manos del presidente del Gobierno”. Contra esa “cretinización” de las mujeres, de la democracia y de la política, protestan las mujeres italianas.


Hace 50 años, el 29 de octubre de 1959, las aventuras de dos galos, Ásterix y Obelix, aparecieron en el primer número del semanario francés Pilote, una revista que pretendía hacer frente a la invasión del cómic estadounidense. Desde entonces, millones de lectores han disfrutado de los 32 libros que relataban la resistencia de la pequeña aldea irreductible que se resistía a la invasión romana. “El libro de oro” es el último título del álbum del héroe galo que el dibujante Albert Uderzo y la editorial Albert René acaban de publicar para celebrar este 50 aniversario. Ásterix representa la victoria de David contra Goliat desde la primera página de sus libros donde siempre se recuerda que su aldea es la única de la Galia que resiste al invasor. A pesar de su inexactitud histórica, el argumento halaga, sin duda, los sentimientos patrióticos de los franceses. Traducida a multitud de idiomas (incluyendo latín y griego antiguo), probablemente sea la historieta francesa más popular del mundo y la más popular del ámbito francófono, junto a la belga “Tintín”. La violencia se expresa siempre en su variante cómica tradicional y, a pesar de los inmensos porrazos y grandes vuelos que efectúan los personajes, nunca hay muertos, aunque sí abundan los hematomas, ojos morados y otras contusiones. Ásterix representa al héroe clásico: Inteligente, audaz, humano, gran amigo y vecino, siempre disponible a deshacer enredos…
El tabaco aprisiona y mata.

A veces, la televisión, aunque esté apagada, sirve para algo. En este caso, para alcalzar los libros de la estantería.




Territorio Vergara: Por el control de la Caja Madrid.



Territorio Vergara: Aguirre le sube a las barbas.




Manel Fontdevila. Habla Helena Salgado


Pep Roig: Que pasen los siguientes, Cuestión de fe y Justificando





Exposición de dibujos en el Palacio Ducal de Medinaceli.

En el interior de una sala, Pep Roig prepara sus obras.



Para terminar, disfrutad con esos cuatro vídeos. En el primero, observamos cómo un gato hambriento recurre cada vez más a medidas desesperadas para cazar una mosca.

En el segundo, asistimos a un extracto de una conferencia de Bobby McFerrin en el Festival Mundial de la Ciencia (World Science Festival) en donde se discute desde un punto de vista científico si nuestro cerebro está condicionado por la cultura a la hora de entender la música, al tiempo que se demuestra que la escala pentatónica es “universal”

El tercero va destinado a las personas que se quejan de todo. El reto no consiste en ser mejor que los demás, sino en superarse a uno mismo cada día.

Y en el cuarto, introducimos a los galos Asterix y Obelix en su 50º aniversario.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

No somos iguales. Es mayor, -o ya casi exclusiva- la hipocresía y el sentimiento de culpabilidad en la mujer respecto de su homosexualidad. Ellas no salen del armario. Y si salieran será porque nunca entraron. Quizá por ello adolezca esta exposición -tal como dices- de la recuperación de los mitos lésbicos. Con su pan se lo coman. Los tios -gays o no, somos como somos. -es decir- libres.
chiflos.

René Fournier dijo...

Al anónimo anterior tendrían que darle una dosis de realidad por un lado y un revulsivo antimachismomeencantamifalo por el otro.
En fin, me ha encantado todo el artículo. Buscaba críticas de la exposición para un trabajo de clase y desde luego me has ayudado.
Además, los demás temas que tocas después chapó.
Agregado a favoritos pues...

Anónimo dijo...

These are typically great conditioning machines for early early morning or late night time training.



My web page ... adjustable weights

Anónimo dijo...

I recently acquired the Iron Health club exercise routine
bar and appreciate it.

Feel free to visit my web page ... dumbbells for sale

Anónimo dijo...

Comparison shop in stores and on the internet, but prior to obtaining any bit of gear, ensure
you look at it out in shops.

Feel free to surf to my blog post; Recommended Website

Anónimo dijo...

The Bowflex workout courses utilized I-Trainer Fitness Computer software which you'll get through the firm's directory.



My website Recommended Resource site

Anónimo dijo...

In case you opt for 10 lbs . it is going to then lock in the two
bodyweight plates to generate 10 lbs, and depart everything else; then
any time you pick up the weights, you can get ten lbs and the
many other weights are remaining in the base,
when concluded, you put the weights back during the base.



My webpage - weight sets for sale