miércoles, 9 de diciembre de 2015

El 'calentario' más desnudo.

 El "calentario" más desnudo.

Un destacado número de conocidos músicos, la mayoría cantautores, aceptaron  posar desnudos  para un “calendario” en una de las salas míticas de  actuaciones en directo, La Fídula. Andrés Sudón, Marta Plumilla, Rocío Ramos, Patricia Lázaro, Muerdo, Pedro Pastor, Suso Sudón, Rozalén, El Kanka, Alberto Alcalá, Álvaro Ruíz, Dani Fernán, Juan Fernández Fernández, Fran Fernández, David Espín, Pepe Curioni, Bruno Bonacorso, Alicia Ramos, Daniel Hare, Manu Clavijo, Mundo Chillón, Gatoperro, Julio Hernández, La Maremoto, Sergio Sleiman, Petete Hernando, Dani Mayo, Claudio H, Laura Pedreira, Juanlu Mora, Carlos Recio y Kamala han posado desnudos para la histórica sala madrileña de actuaciones. La recaudación de la venta de estos calendarios servirá para mejorar las condiciones de este templo musical por el que han pasado estos y otros muchos músicos consagrados a lo largo de casi cuatro décadas.

Establecida en el barrio de Las Letras, en pleno corazón de Madrid, La Fídula ofrece de lunes a domingo una variada cartelera cultural en pleno corazón de Madrid. La sala de este barrio de Las Letras nació en 1978, cuando un grupo de estudiantes de sociología la propusieron como punto de encuentro para los artistas que, ya pasados los años de dictadura, podían expresarse libremente. El tiempo la había envejecido y descuidado, pero, a finales de 2013, fue de nuevo levantada por un grupo de jóvenes con el objetivo de recuperar ese espacio tan emblemático. Daniela Riso, joven paranaense pareja del músico español, Daniel Fernán, de 33 años, es periodista y trabajó como movilera en Canal Once hasta 2008, cuando emprendió su viaje a Madrid, en donde conoció La Fídula. Y ahí, con esfuerzo y mucha dedicación, junto a un grupo de artistas, logró recuperar y realzar un género que parecía olvidado en España.

Alzado sobre una tienda de ultramarinos de la que conserva aún algunos carteles, La Fídula es un bar acogedor, de atmósfera relajada que permite la conversación, siempre y cuando su pequeño escenario no esté ocupado. Los artistas que suelen hacerlo navegan entre el jazz, la canción francesa, el tango, la música brasileña, la africana, la clásica y antigua española o los cantautores. El respeto que provocan produce un silencio casi sepulcral entre la parroquia. Es una especie de refugio de las músicas minoritarias, que se siguen con interés y curiosidad. Los artistas que actuaron el ella, realizaron este calendario de desnudos para salvar una de las míticas salas de actuación de Madrid. Los exponentes del arte y la música posaron desnudos en lo que denominaron el “Calentario de 2016". La recaudación de su venta será para mejorar las condiciones de este templo musical por el que han pasado estos y otros muchos artistas consagrados a lo largo de casi cuatro décadas.


No hay comentarios: