jueves, 23 de abril de 2009

Hacienda desmiente las “verdades” del ex presidente Matas.


El 26 de febrero pasado, Jaume Matas, ex presidente del Govern, enviaba una carta a los periódicos locales de Baleares en la que aseguraba que no tenía “nada que ocultar” y repetía que se ponía a disposición de la Fiscalía de Baleares.
La delegación de Hacienda en Baleares desmiente, en un informe reciente, las “verdades” del ex presidente Matas, del anterior Govern del PP, quien aseguraba que el palacete sin reformar comprado por él le costó algo más de un millón de euros y que lo pudo comprar tras vender un chalet que tenía en la barriada de Cas Català y con una hipoteca. Hacienda afirma que el palacete vale el triple de lo que Matas declarara. Jaume Matas mintió, entonces. Miguel Ángel Gallardo Ortiz, perito judicial, escribió: “Matas no era capaz de distinguir con claridad lo cierto de lo falso, al estar rodeado, e incluso controlado, por peligrosísimos colaboradores. Es evidente, público y notorio que, en más de una ocasión, le han ofrecido informaciones falsas, y en otras, absolutamente ilegales… Su singular personalidad patológica, más aún considerando su grave sordera, a veces tan dolorosa, le causa sus propios delirios paranoides. Jaume Matas tiene graves problemas auditivos y calumnia, me calumnia, desde la tribuna de oradores del Parlamento Balear, sin que nadie se atreva a llamarle al orden”.

Según el informe de Hacienda, la vivienda del ex presidente del Govern, Jaume Matas y de su esposa en la calle San Felio vale el triple (otros organismos lo valoran mucho más) de lo que declaró el ex presidente para justificar esta compra con los ingresos económicos que percibía como político en activo. El palacete adquirido es una lujosa casa que ocupa una superficie de más de 400 metros cuadrados y está enclavada en una antigua casa señorial del casco antiguo de Palma. Los investigadores han comprobado que el ex presidente ya ordenó que se iniciaran obras en la finca mucho antes de que comprara el piso. El informe de los peritos de Hacienda se ha añadido a la amplia documentación que recoge toda la investigación sobre el patrimonio de Matas quien, tras perder el poder en las últimas elecciones autonómicas, decidió trasladar su residencia a Estados Unidos. La Guardia Civil tiene fundadas sospechas de que se habría enriquecido ilegalmente, aprovechando su cargo público.

A principios de marzo pasado, Luis Velasco, ex director de programas de IB3 (entidad pública balear creada en el 2004 que gestiona el canal IB3 Televisión y la emisora IB3 Radio) declaraba ante los investigadores de la Guardia Civil y la fiscalía anticorrupción que el ex presidente Matas había cobrado un soborno en plena gala inaugural de la citada televisión autonómica, un evento celebrado el 4 de septiembre de 2005 en el casino de Mallorca. Velasco aseguró haber sido testigo de cómo el president del Govern, Jaume Matas, habría recibido un sobre que contenía entre 200.000 y 250.000 euros como contraprestación por algún favor concedido. La Guardia Civil y la Fiscalía Anticorrupción siguen está pista y otras sobre posibles corruptelas en torno a la televisión autonómica. En agosto del 2008, dicha Fiscalía abrió un procedimiento contra el gobierno presidido por Jaume Matas por malversación, cohecho y prevaricación, siendo detenidas cinco personas a raíz de una denuncia presentada por el Gobierno balear de Francesc Antich, tras una auditoría contable. En septiembre fueron detenidas otras doce personas, en el marco de la “Operación Scala”, entre ellas Kart Joseph Viane, ex director general de Promoción Industrial, además de empresarios del ámbito de la publicidad, por malversación de caudales públicos. En el jardín de la vivienda Antònia Ordinas, ex gerente del Consorcio para el Desarrollo Económico de las Islas Baleares, se encontraron enterrados 240.000 euros que la policía atribuyó a ingresos por sobornos.
----------------------------------------------------------------------------------
La escolta de Castro. Capítulo XVIII. Interior del Punto O (Continuación)