domingo, 26 de abril de 2009

Mismos perros con idénticos collares.


A la reunión-almuerzo convocada esta semana por José María Aznar sólo faltó Javier Arenas –ex ministro de Trabajo– por motivos justificados y Loyola de Palacio –ex ministra de Agricultura– que falleció a consecuencia de un cáncer. Todos los demás componentes del primer Gobierno de 1996 estaban allí y el fotógrafo dio fe de ello. Trece años más tarde ¿sucederá lo mismo con Rajoy? ¿Existe la posibilidad de llegar de nuevo a la Moncloa, movidos por idénticas circunstancias? Así lo presintió J. M.Aznar quien había perdido sus segundas elecciones, en 1993, por un escaso margen de votos, y ganado un año después las Europeas. Jaime Mayor Oreja, entonces ministro del Interior y hoy candidato del PP en la Europeas, fue el artífice del cambio en la política antiterrorista. Una política seguida por Mariano Rajoy y Ángel Acebes. De aquel primer gobierno también formaron parte Esperanza Aguirre, en Educación y Cultura; Margarita Mariscal de Gante, en Justicia; Abel Matutes, en Exteriores; Eduardo Serra, en Defensa; José Manuel Romay Beccaria, en Sanidad e Isabel Tocino, en Medio Ambiente, igualmente presentes en la foto de esta semana. Pero, sin duda, el gesto político más trascendente de este encuentro es el saludo entre el ex presidente del Gobierno y anfitrión del encuentro en el hotel Eurostar Tower de Madrid y quien fuera su ministro de Administraciones Públicas y hoy es su sucesor al frente del PP, Mariano Rajoy. Las relaciones entre ambos han sido cierto tiempo frías hasta ahora y nada hace pensar que vayan a dejar de serlo. Pero los resultados de las últimas elecciones gallegas y vascas así como las buenas perspectivas previstas para el PP despertaron los viejos tiempos. Hoy, Rajoy se siente un líder consolidado, pese al escándalo del “caso Gürtel” con políticos del PP. Bastaría con otro resultado positivo en el remonte de la derecha en las elecciones europeas para que la toma de poder fuese inminente. Este es el mensaje que los políticos de esta fotografía pretenden hoy trasmitir: que su Gobierno sacó a España de la crisis, y que, en las actuales circunstancias, pueden y son capaces de repetir, superando sus supuestas diferencias.

Aznar y los suyos recuerdan el ayer ante el mañana.

En este proceso, el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, no duda en mostrarse como salvador de todos los problemas de los españoles. Asegura que si él estuviera al frente del Ejecutivo “no se hubiera producido esta crisis” y dice “saber lo que España necesita para salir” de la actual situación. Recuerda que él recibió el país en unas condiciones económicas “muy malas y deterioradas” y lo dejó “más rico que nunca” y que esa herencia “se ha dilapidado en cinco años”. Insiste en que, “con él en el Gobierno, no se hubiera producido esta crisis”. Y se jacta de saber lo que España necesita para salir de ella, al tiempo que critica la política de endeudamiento del actual gabinete socialista. Su esposa, Ana Botella, teniente de alcalde del Ayuntamiento madrileño y dirigente del PP, le apoya políticamente, afirmando que está “legitimado por la historia” para hablar de creación de empleo. Y considera que “tiene las recetas para salir de la crisis porque ya lo hizo una vez”.

Aznar, apoyado por los suyos, espera, sonriente, satisfecho por el rumbo que toman sus proyectos.

Pero he aquí que algunos de los personajes del “Caso Gürtel” vuelven a la actualidad, pese al intento de los jerarcas del PP por olvidarse de ellos. Me refiero a Álvaro Pérez Alonso, el jefe valenciano de la red empresarial que dirigía Francisco Correa. Conocido en el PP como “El Bigotes”, por los amplios mostachos que luce, fue el presidente y responsable de Orange Market en la Comunidad Valenciana, empresa filial de Special Events, y obtuvo numerosos encargos del PP valenciano y de otras entidades que estaban bajo su influencia. Es amigo de Alejandro Agag, yerno de Aznar y fue detenido el 9 de febrero pasado en la capital del Turia y trasladado a Madrid por orden del juez Baltasar Garzón. Pérez tenía un piso de lujo en Valencia, utilizaba un par de BMW y un Yamaha de gran cilindrada, aunque su juguete favorito era un Cam Am, un híbrido entre motocicleta y coche deportivo. Visitaba sastrerías a medida en donde se hacía trajes oscuros y camisas de cuello alto y abierto y fumaba puros habanos. Era muy activo y hablador y se movía entre el lujo, el negocio y el espectáculo.


El jueves pasado, el diario “El País” publicaba las grabaciones telefónicas efectuadas por la Policía durante la investigación sobre la trama corrupta vinculada al PP, según las cuales Francisco Camps, presidente de la Comunidad Valenciana, mantuvo una estrechísima relación con Álvaro Pérez, “El Bigotes”. La conversación fue grabada el 12 de diciembre de 2008 y, en ella, ambos hablan con gran familiaridad de unos regalos de Pérez al presidente te la Generalitat y su familia. El Bigotes” le dice: “Bueno, qué… contarás durante muchos años con mi lealtad, ¿vale?”. “Perdona –le corrige Camps– ¿durante muchos años? No, hijo de puta, durante toda tu vida. Ja, ja, ja…”. “Bueno –insiste Camps–, yo quiero que nos veamos con tranquilidad para hablar de lo nuestro… que es muy bonito”. “Cuando tú quieras –contesta Álvaro Pérez–, y te dejen, y puedas…”. Luego, Isabel, la propia mujer de Camps le dice al donante que “con el mío, te has pasado veinte pueblos”. El Bigotes protesta: “Si es un… detallito. Hazme caso…”. Hasta el punto de considerar la posibilidad de devolverlo. Camps asegura que “todo es un montaje y una mentira y la verdad, si Dios quiere, será lo que pronto sabrá todo el mundo”. Rajoy acude en su ayuda y declara que es un insulto pensar que el presidente valenciano pueda venderse por tres trajes. Por su parte, De la Vega critica a Rajoy por la defensa que realizó de Francisco Camps. “Que el señor Rajoy ponga los listones morales o éticos en función de si son muchos o pocos los trajes –dice la vicepresidenta del Gobierno– me parece sencillamente penoso y hasta insultante a la inteligencia de la mayoría de los ciudadanos”.

A Camps le siente bien el traje. ¿Sí o sí? Otra cosa es quién lo pagó.

Y, mientras Rajoy intenta pasar de puntillas por los numerosos procesados del PP, hace hincapié en cifra del paro y no deja de recordar las citas de Zapatero frente al mismo. El 8 de abril de 2008, éste, en el debate de investidura, contestaba a Rajoy: “Será en marzo, en abril, cuando tengamos un ritmo intenso de actuaciones de obras públicas que, sin duda alguna, van a generar empleo en un volumen muy estimable”. Ocho meses más tarde, el presidente del Gobierno declaraba durante la sesión del Congreso: “Nos situaremos entre los tres millones y medio de parados y los cuatro millones, pero sin llegar a cuatro”. Y Celestino Corbacho, en declaraciones a RNE: “Aquí los únicos que crean alarmismo, los únicos que crean incertidumbre y los únicos que no se ajustan a la realidad son ustedes. En estos momentos acaban de dar por amortizado 4.000.000 de parados. Todavía no hemos llegado, señor diputado. Parece que tiene usted una especie de inquietud y prisa por que se llegue”.


Pero la cifra llegó y se superó. Elena Salgado, vicepresidenta económica, reconocía el viernes pasado que sí habían superado los cuatro millones y se aventuraba a negar que se pueda llegar a cinco millones aunque presintió que los últimos datos “son malos”. Y ¿cuál es la reacción de Rajoy ante estos datos? Botar de contento mientras los refriega por la cara del Gobierno y visita a Tomás Cabañero, portavoz popular en el Ayuntamiento de Villarrobledo (Albacete), empresario vinícola y fabricante de calderas, quien ha formado una cooperativa en la que ha echado a la calle a 140 trabajadores (casi la mitad de su plantilla). Los trabajadores le han denunciado por despido ilegal. Pero es evidente el apoyo de Rajoy por esta clase de cooperativas. Según él, el Gobierno “no dijo la verdad” cuando aparecieron los primeros síntomas de la crisis, tildando a los populares incluso de “apocalípticos y apóstoles de la catástrofe” “¿Cómo podemos ahora confiar en el Gobierno?”, se pregunta el jefe de la oposición, mientras se frota las manos. “Lo más lamentable –escribe Manuel Rico en su “Frontera Digital”– no es que el pobre Mariano monte alarmismo con las pensiones o que encubra a los corruptos de su partido. Lo más lamentable es que un señor que lleva meses haciendo campaña con los datos del paro presente un denominado ‘plan anticrisis’ que dedica 12 líneas, 12, a la ‘reforma laboral’ y cuya única medida concreta es una ‘bajada selectiva de las cotizaciones sociales’. He ahí la mejor definición de la política del pobre Mariano. O sea: la Nada”.

La dirección de la Cadena Cope confirma oficialmente que Federico Jiménez Losantos no continuará al frente de “La Mañana” el próximo curso. La pérdida de medio millón de oyentes es la razón fundamental El director de informativos de la Cope, Ignacio Villa, y el responsable de la emisora en Andalucía, Adolfo Arjona, se presentan como los candidatos con más opciones para sucederle. La Conferencia Episcopal marcó a Federico Jiménez Losantos el camino de salida de la Cope. Lo hizo a su manera, sin citar expresamente al locutor y tratando de mostrarse lo más elegante posible en una despedida que, posiblemente no sea pacífica por parte del todavía director de “La Mañana”.


El argentino Joaquín Salvador Lavado, creador de Mafalda, Manolito, Felipe, Libertad y de otros personajes, aprovecha las páginas que suele destinar a sus dibujos en “Viva”, la revista dominical del diario Clarín”, para escribir una carta a sus “queridos lectoras y lectores”. En ella anuncia que, para evitar repetirse, dejará de dibujar, pero pide al público que no lo tome “como una despedida sino como una ausencia temporal”. El autor, que tiene más de 50 años de trayectoria, recuerda que la idea de volver a publicar aquellos trabajos surgió cuando se dio cuenta de que también él sufre de ese mal de repetirse en los temas y el estilo de dibujo. “Me pareció acertado –dice de la manera más honesta– tomarme un tiempo hasta encontrar algún modo de renovar el enfoque de mis ideas o al menos nuevas formas en mi línea gráfica. Lamentablemente, al día de hoy no he sabido encontrar la fórmula de tales cambios”.


El artista italiano, Filippo Panseca, ha desatado una polémica en Italia con dos cuadros que representan a Silvio Berlusconi, presidente del Gobierno, junto Mara Carfagna, ministra de Igualdad de Oportunidades, y otro a la esposa del mandatario, Veronica Lario, con alas de ángel. El primer cuadro muestra a un Berlusconi igualmente alado que se acerca a una Carfagna desnuda y sentada sobre la hierba. Se trata de una imagen de Berlusconi que se superpone a un cuerpo de ángel con la zona de los genitales tapada por una tela, junto a otra foto de la cabeza de Carfagna, que corona un cuerpo “tomado en préstamo de un artista del siglo XIX”, según Panseca. El segundo cuadro representa a la mujer del presidente, también alada, y cuyos abundantes pechos resaltan en primer término, sobre otro plano de mujeres desnudas de inspiración neoclásica. Panseca ha invitado a Berlusconi a “echarse unas buenas risas” y a hacer una oferta para comprar el cuadro. “Si lo hace –explica el pintor–, yo no me quedaré ni un euro. Lo enviaremos todo a Los Abruzos”, donde el pasado 6 de abril tuvo lugar un terremoto que acabó con la vida de 295 personas. “Que él ponga el precio. Sería el mejor modo para acabar esta historieta”, ha apuntado el pintor. En 2007, antes de nombrarla ministra, Berlusconi dijo de Mara Carfagna: “Si no estuviera casado, me casaría con ella inmediatamente”. Esta frase provocó que la esposa del primer ministro le pidiera a su marido excusas públicas, lo que Berlusconi hizo por medio de una carta enviada al diario “La Repubblica”.


Los mil rostros del Muro de Berlín. Un año después de la caída del muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989, un nutrido grupo de creadores pintó una sección de un kilómetro de ésta pared de la vergüenza. La primera instantánea es del 18 de septiembre de 1996. En ella, el pintor ruso, Dimitri Rubel, representó a los líderes comunistas Leonid Breshniev y Erich Honecker dándose un beso en la boca


El desaparecido violonchelista Rostropovich ofrece un concierto a pie de muro a pocos días de que éste empezase a resquebrajarse. En la siguiente foto, varios ciudadanos se sitúan encima de una parte que da a la Puerta de Brandenburgo.


Un hombre golpea con un mazo el muro el 11 de noviembre de 1989. En la segunda fotografía, tomada un día después, un niño señala una de las brechas abierta en la famosa pared.


Otra de las partes más conocidas de esta improvisada galería es esta pintura, un tanto minimalista con un conjunto de caras. Todas ellas son fotos de Reuters


Madrid, la ciudad que le vio nacer, acoge por fin en el Museo Reina Sofía la gran retrospectiva de Juan Muñoz (1953-2001) que ya se pudo ver en un formato menor en la Tate Modern de Londres, en el Guggenheim de Bilbao y en el Musero Serralves de Oporto. Son un conjunto de más de 100 obras, algunas de las cuales se exhiben por primera vez en público. El conjunto más impactante es quizás “Many Times” (1999), el mejor nutrido grupo de esculturas. Todas ellas como hundidas en el suelo (no tienen pies) y con rasgos orientales que ponen en evidencia una imagen estereotipada con la que el occidental mira, algo muy presente en la obra de Muñoz. La sala solo permite 15 personas, de manera que se mantiene intacto ese tú a tú necesario para apreciar todo lo que puede dar de sí esta gran instalación escultórica. Se aprecian dibujos de bocas, manos que son cascabeles, pero sobre todo tambores. Uno abandonado al fondo de un escenario en el que solo está presente el apuntador, o un conjunto de cinco figuras que tienen en relación el instrumento. La exposición permanece en Madrid hasta el 31 de agosto.





El central del Real Madrid Kleper Laveran, “Pepe”, ha sido sancionado con diez partidos tras su salvaje agresión al centrocampista del Getafe Javier Casquero. El jugador brasileño, nacionalizado portugués, tiene el récord de haberse convertido en el jugador con el mayor número de partidos sancionado por una agresión a un rival. Aún así, el castigo podía haber sido mayor. Según registra el acta arbitral de Delgado Ferreiro, “Pepe” debería haber sido sancionado por agredir a Casquero y a Albín, por insultar al cuarteto arbitral y por saltar al campo a celebrar el gol de Higuaín cuando se encontraba expulsado. Se ha aplicado el reglamento a la baja e incluso se ha obviado el hecho de que el internacional por Portugal saltara al terreno tras el tercer gol blanco, algo que queda claramente reflejado en el acta del colegiado.


Notable falta de asistencia de autoridades autonómicas en el acto de hermanamiento de los dos museos más pobres del mundo en la isla más rica del Mediterráneo: el Museo del Aforismo y el nonato Museo del Humor. La fiesta, emocionante y divertida, se celebró el viernes pasado en Cas Txeco, en el pueblo de Consell (Mallorca), en donde se dedicó un espacio a Rafel Vaquer y a sus personajes como Johnny Roqueta y se hizo entrega de la Escoba Vara de Comandante del Humor y de la Escobilla para Blanquear.


En la fiesta no asistió ni Francesch Antic, presidente del Govenr; ni María Antonia Munar, presidenta del Parlamento; ni Francina Armengol, presidenta del Consell de Mallorca; ni Joana Lluïsa Mascaró, consellera de Cultura del CIM; ni Francesca Vives, consellera de Comerç e Industria (la cual delegó en sus botifarrones oficiales), ni Albert Moragues, conseller de Presidencia; ni Miquel Ferrer, alcalde de Alcudia; ni Pere Joan Martorell, director general de Cultura del Govern, entre otras personalidades. En sus discursos no pronunciados, no manifestaron su apoyo al Museo del Humor ni al del aforismo. Francesc Antic no dio la enhorabuena a los galardonados con la Escoba Vara de Comandante del Humor. Y lo mismo dejaron de hacer Munar y Armengol, quienes, ausentes, no pudieron animar a continuar con el proyecto. Tampoco comieron cocas de Consell ni tastaron botifarrones oficiales, regalados por la consellería de juergas y de cola-caos. Quien sí compareció fue el senador socialista Xavier Ramis, que no pronunció ningún discurso oficial, pero habló con cordialidad e incluso dio algunas ideas a los presentes.






Pep Roig, por su parte, nos ilustra con sus dibujos: Antiterrorista, El Ansar sigue alborotando el corral, El más listo e Inercia cultural.





Para terminar, dos vídeos que dejar cierto sabor de boca. Uno, sobre los artistas del balón. Parecen que llevan un imán implantado en los pies para poder hacer virguerías como éstas. El segundo muestra una situación surrealista digna de los sketchs de los chicos de “Vaya semanita”, que recuerda a los más jóvenes, que la pensión de los mayores depende de ellos.