jueves, 6 de enero de 2011

José Mota se ríe de cada quisque.

El otro día, me lo pasé bomba al ver la actuación televisiva de José Mota en la pasada Nochevieja, en la que imitó a los grandes y pequeños personajes de esta España variopinta. Alfredo Pérez Rubalcaba, así como el Rey, que ayer cumplía 73 años y sigue sin pedir la jubilación, se vieron reflejados en él y se lo pasaron igualmente pipa, o al menos eso dicen. El vicepresidente primero y ministro del Interior, comenta que vio “con agrado” la imitación que José Mota hizo sobre él y que se “lo pasó bien” al verla. Reconoce que el humorista de TVE captó su personalidad. “Me recordó que soy pasiego y me han cazado como pasiego. Lo reconozco, eso de buscar dinero en las rendijas... Ahí me han cazado”, señaló el vicepresidente al respecto. Tampoco el Rey, que hasta el momento, ha guardado silencio, ha mostrado su disgusto por verse humorísticamente reflejado en el programa televisivo. Y, por si alguien se lamenta de no haberlo podido ver, ahí tienen una reproducción parcial de la sátira política de humor surrealista de esta España postergada por la crisis, apuntalada por personajes, amos y lacayos que, al menos, saben reírse de sí mismos.