martes, 12 de agosto de 2008

12 de agosto. Ojo con la monarquía.


Quince ayuntamientos españoles que forman la recién creada “Red Estatal por la IIIª República”, piden que la monarquía española no sea la más "derrochadora de Europa". El coordinador de la misma, Antonio Romero, ha presentado una medida de baterías de “ahorro y austeridad” para la Casa Real. Y ha solicitado que los próximos Presupuestos Generales del Estado se ajusten el cinturón y que nuestra monarquía “no sea la más opaca y derrochadora de Europa”. Romero indica que este año "los presupuestos contemplan una partida específica para los gastos de la Casa Real de 8,6 millones de euros, a los que hay que sumar otros 5,9 millones de euros en concepto de apoyo a la gestión administrativa de la jefatura del Estado". Señala que, en estos tiempos de "dificultades económicas, mientras los de abajo las están pasando canutas, los de arriba tienen que apretarse el cinturón" al tiempo que asevera que la "opacidad" de los gastos reales "propician la corrupción", por lo que "es necesaria la transparencia".

"Los gastos totales, incluyendo la asignación oficial, pueden elevarse en la práctica a 25 millones de euros", informa Romero, quien solicita fijar el salario anual del Rey en 150.000 euros. Pide estudiar el origen del patrimonio real y la fortuna del monarca, estimada en 1.700 millones de euros. Romero cree que "los sueldos y asignaciones de todos los miembros de la Casa Real se podrían publicar en Internet". De este modo, "conseguiríamos mayor democratización en la monarquía". Sin embargo, el secretario provincial del PCA (Partido Comunista Andaluz) señala que "hasta que los cargos no se elijan democráticamente, la monarquía en España no será aceptable".

Otra de las medidas planteadas por dicha “Red” es la de reducir un 40 por ciento el parque móvil de la Casa Real, formado por 60 vehículos blindados, lo que, según Romero, supone "un gasto añadido". Calcula que estas medidas, junto con la reducción del 15 por ciento de los gastos protocolarios, cenas, recepciones y demás actos, lograrían reducir en tres millones de euros la partida presupuestaria anual destinada a la Casa Real.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La propuesta de regulación de gastos de la casa real, conlleva implicitamente la aceptación de esa institución. No hay medias tintas en este asunto, o se és, o no se és republicano. Si le proponemos normativas lo legitimamos. Es como si dijeramos a un monstruo: "por favor no nos des tanto miedo." El monstuo, esencialmente asusta, y por ello hay que acabar con él de una vez por todas. Con la monarquia ocurre lo mismo: "No gasten tanto," pero como no van a hacerlo, si es su carácteristica principal, la opulencia y el oropel, el Estado dentro del Estado, y resumido en una familia. Lo que me parece una desfachatez y muy frecuente en estos tiempos es la de quienes se manifiestan como "no" monarquicos pero si "Juancarlistas." Gran tomadura de pelo, de Raúl de Pozo y otros más. Así vamos. chiflos.

Santiago Mi´ró dijo...

Rogamos un poco de paciencia. Esto no es más que el prologómeno de lo dicho por Romero. La continuación, que debimos anunciar, la dejamos para la segunda parte que sale publicada al día siguiente.