jueves, 26 de enero de 2017

César Strawberry: "El enaltecimiento del franquismo te pone en el callejero"



El cantante de Def con Dos, César Strawberry, ironiza sobre las consecuencias que tiene el enaltecimiento sin tapujos de la dictadura franquista, frente a la condena por humillación a las víctimas del terrorismo que deriva de unos comentarios en Twitter. “El enaltecimiento del franquismo ahora te pone en el callejero”, dice Strawberry en su cuenta de microblogging para comentar la noticia de que el dueño del bar Casa Pepe en Almuradiel (Ciudad Real) será honrado en su pueblo con una calle –obviando la ley de Memoria Histórica– gracias a los votos del PP y a la abstención de Ciudadanos. Casa Pepe, un local dedicado a la exaltación de la dictadura, estuvo regentado hasta su muerte por Juan Navarro Muñoz. Un vecino de la localidad conocido por sus exabruptos machistas y fascistas que ahora tiene su propia placa en el municipio. Contrasta así con la condena a 1 año de prisión por enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas que ha sido impuesta a Strawberry en relación a una serie de comentarios sobre Ortega Lara y al funcionario de prisiones secuestrado por ETA José Antonio Ortega Lara, así como a los GRAPO que realizó en Twitter y que ha reabierto el debate sobre los límites de la libertad de expresión.

“La  condena de un año de cárcel a César Strawberry por  seis tuits –escribe Ignacio Escolar en Escolar.met– aleja el sistema penal español de Holanda, Suecia o Reino Unido, y lo acerca a Turquía, Ucrania o Marruecos. Nos hace peores. Nos degrada como país. En la mayoría de los países democráticos, ni el mal gusto ni los excesos en la libertad de expresión se castigan con el Código Penal. No es que las injurias, las calumnias o los discursos de odio salgan gratis. Si tu libertad de expresión pisotea a la de otros y el ofendido te demanda, en la mayoría de los países democráticos te puedes enfrentar a una multa o a una indemnización, pero no a una pena de prisión. Hay que irse a Turquía, a Rusia o a Ucrania para encontrar otras sentencias como las que acaba de firmar el Tribunal Supremo español”.

Varios tuits, lanzados hace más de tres años en Twitter por César Strawberry, le han salido muy caros. Y es que, no sólo ha sido condenado a pena de prisión, sino que ahora la censura le persigue allá donde vaya.  Así lo prueba es su intervención en el programa Late Motiv, en el que Andreu Buenafuente intentó entrevistarle “Me parece preocupante que este neocosevadurismo se esté imponiendo en instituciones clave de la democracia y cosas como el humor zafio o de pandereta sean criminalizadas...” No había terminado de pronunciar esta frase cuando una bocina le interrumpió, para sorpresa de todos y del propio entrevistado. Tal como le explicó Buenafuente, la palabra pandereta incluía el término ETA y estaba prohibida. El resto de la entrevista estuvo repleta de bocinazos que censuraron su entrevista en palabras como  Grapo, Tribunal Supremo, Carrero Blanco, Twitter o subida de la luz. Es más, ni siquiera pudo hablar de La La Land, por si soltaba algún spoiler. Así lo resumía la sección Zeleb de Público: “Sin duda, una forma divertida y simpática de afrontar un problema que tiene mayor dimensión de lo que mucha gente pueda pensar. Y es que, si, por un tuit, te cae un año de cárcel, ¿cuánto no te puede caer por un mensaje de más de 140 caracteres en Facebook? Al tiempo”

LATE MOTIV - César Strawberry y Andreu Buenafuente. Viva la libertad de expresión | #LateMotiv177 Late Motiv