martes, 10 de enero de 2017

“La Sexta, noche”, das pena.

  El economista no aguanta las metiras de Inda y abandona la Sexta Noche.

“Joder, Iñaki”, titula Paco Bello un artículo en Inicitivadebate.org, en el que supone que el presentador es periodista. “No  únicamente la voz de su amo; no exclusivamente el empleado de una empresa que hace negocio y ‘forma’ (deforma) con la información, sino alguien que, por su vocación, ejerce como tal, y respeta el código deontológico de tan digna profesión (y pasión en el caso de los buenos periodistas). Ahora, ya que nos hemos puesto a suponer, supón que el protagonista de un hecho noticiable te pide que seas tú el que haga pública la noticia porque te considera un profesional respetable ¿me sigues? Muy bien. Ahora imagina que eres catedrático de economía, como Juan Torres López, y que un partido político te pide que elabores un documento que pueda servir como base de debate para la elaboración de su propio programa económico. ¿Lo vas pillando? Seguro que has entendido que ni contar la noticia (que es tu profesión) te hace parte de ella, ni ejercer como economista desde tu propio punto de vista te hace parte, simpatizante o militante de un partido, ni poco ni mucho, ni de facto ni expresamente.

“Pero todo esto tú ya lo sabes. Y, en lugar de mantener un prudente silencio, después del bochornoso espectáculo que diste (junto a tus colaboradores y tertulianos) en tu programa de ayer, no pierdes la ocasión de descolgarte con esta mierda en tu perfil de Twitter. Es patético. Pero, aun dando por razonable lo que no pasa de torpe cinismo, a ver si puedes contestarte a esto: ¿qué valor tenía recordar incansablemente a vuestro invitado que era de Podemos? (cuando nunca lo ha sido, y es algo que ha dejado muy claro siempre) ¿Y ya puestos a hacerlo, no bastaba con una única vez? ¿No era suficiente que os dijera que, si así fuera, no ocurriría nada pero que no era el caso? ¿No había algo más interesante que preguntar a un catedrático de economía aplicada? ¿Crees de verdad que no tenía motivos para abandonar el programa? Ya sabes que sí, ¿pero no se trata de eso, cierto?

“En fin, no voy a seguir y tampoco quiero justificar nada, y no voy a dedicar más que cuatro líneas a valorar si Torres López debió o no siquiera aceptar tu invitación, porque a estas alturas, con todo lo que se ha visto y lo que se sabe, me parece de una ingenuidad mayúscula creer que por una casualidad imposible ibais a funcionar en esta ocasión como un programa de debate político, y no como el circo que sois. Pero sí aprovecho para decir que en cualquier caso, ha sido mucho más efectiva la ‘espantada’ (como tú la calificas) de Torres López para dejaros en evidencia, que un dignísimo desistimiento previo. Así que aunque no debería ir nadie a tu Sálvame de Noche, querido Iñaki Esteban, si alguien más acepta ir, ojalá siempre sea para hacer lo mismo que este invitado. Hace no mucho tiempo manifesté sospechar, a pesar de tu comportamiento de peón barato, que no debías ser un mal tipo. Hoy seguramente ya no escribiría tal cosa. Das pena”.