miércoles, 11 de enero de 2017

Una Meryl Streep, afónica, lee la cartilla a Trump en los Globo de Oro.


La actriz Maryl Streem contra Trump.

Meryl Streep subió hace dos días afónica al escenario en la Gala de los Globo de Oro para recoger el premio honorífico Cecil B. De Mille a toda su carrera. Lo que no le impidió pronunciar un emocionado y combativo discurso contra Donald Trump, que recibió un caluroso aplauso y causó furor en las redes sociales. “Todos los que estamos en esta sala –dijo la actriz– pertenecemos a dos de los sectores más vilipendiados, extranjeros y prensa”, dijo la protagonista de “Memorias de África”. Streep ensalzó el cosmopolitismo del cine, repasando rápidamente a actores y estrellas de la industria del cine, nacidos fuera de EE.UU., la mayoría presentes en la sala, y agregó: “Hollywood está lleno de extranjeros, de forasteros. El único trabajo de un actor es sacar a la luz la vida de personas diferentes (...) Si expulsan a los extranjeros solo veremos fútbol y artes marciales”, aseguró la actriz,  añadiendo que “la falta de respeto provoca más falta de respeto y la violencia invita a la violencia”. Streep también abogó por la necesidad de un periodismo fuerte e independiente: “Necesitamos que la prensa defienda y saque a la luz todas las historias, que hagan que los poderosos respondan de sus actos. Todos tenemos que apoyar a nuestros periodistas porque los vamos a necesitar”.

“Estos –añadió Jimmy Fallon, el presentador– son los Globos de Oro, uno de los pocos lugares que quedan en Estados Unidos que todavía respetan el voto popular”. Sus palabras estaban igualmente dirigidas a Trump, al que comparó, sin mencionar expresamente, con el malvado rey Joffrey de 'Juego de tronos'. Fallon decepcionó por una ceremonia tan falta de humor que hizo que las breves apariciones de algunos presentadores de galardones, como Kristen Wiig y Steve Carell, fueran de los momentos más divertidos de la noche.

En cuanto a los mensajes reivindicativos, Claire Foy (mejor actriz de serie dramática por 'The Crown') abogó porque las mujeres estén “en el centro del mundo”, mientras que la productora de “El pueblo contra O.J. Simpson” (mejor miniserie), Nina Jacobson, lamentó que los temas de la serie sean tan “dolorosamente relevantes” en 2016. Pero el más ácido de la noche fue Hugh Laurie (mejor actor de reparto por 'El infiltrado'), que dijo que estos quizá serían los últimos Globos de Oro porque la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, que organiza los premios, contiene en su nombre las palabras “Hollywood”, “prensa” y “extranjero”, una irónica alusión del actor a los polémicos mensajes de Trump. Meryl Streep pone a Trump en su lugar notiguiatv