jueves, 5 de abril de 2018

Carles Puigdemont carga en prisión contra el Rey Felipe.




En una entrevista concedida desde la prisión alemana de Neumünster y difundida a través de Twitter, Carles Puigdemont, rechaza ser un “criminal” por haber organizado el referéndum de independencia, prohibido por la legislación española. El ex president catalán hace hincapié en que, a nivel europeo, el derecho de autodeterminación “esté permitido en Escocia y prohibido en España”.

Puigdemont, que asegura estar recibiendo un trato “muy correcto y profesional” en prisión, exige a los políticos españoles que resuelvan el desafío soberanista por la vía política y no por la judicial. Tras considerarse “un preso político”, argumenta que fue “elegido por la gente” y que siguió “el programa aprobado por un Parlamento elegido en elecciones”. Sobre el papel del rey Felipe VI en la crisis, afirmó que el monarca “pasó a convertirse en parte del problema y no de la solución”.

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein (norte de Alemania) descartó hoy el delito de rebelión en la petición de extradición a España del expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont y lo dejó en libertad bajo fianza mientras estudia la entrega por malversación. Según explicó el tribunal en un comunicado, la sala primera de lo penal considera en principio que la imputación del delito de rebelión es “inadmisible”, pero cree que sí puede ser aceptado el de corrupción, como malversación de fondos públicos, por lo que el proceso de extradición sigue adelante. La Audiencia no cree que Puigdemont corra riesgo de persecución política.