sábado, 13 de septiembre de 2008

13 de septiembre. "Váyanse al carajo, yaquis de mierda"

Hugo Chávez manda al carajo a los norteamericanos.
Estado de sitio, en la región boliviana de Pando.

“Váyanse al carajo, yanquis de mierda, que aquí hay un pueblo digno”. Es el grito provocador del presidente venezolano, Hugo Chávez, contra los norteamericanos, al expulsar al embajador de los EEUU en Caracas por solidaridad con Bolivia. Su homólogo, Evo Morales, había ordenado, en la víspera, la salida de la misión diplomática estadounidense, acusada de instigar las violentas protestas que provocan la nación andina. Chávez amenazó con cortar el suministro de crudo a su principal cliente petrolero. Y Estados Unidos ha expulsado, por de pronto, a los embajadores de Bolivia y Venezuela. Después del número que mantuvo Chávez con el Rey Juan Carlos, que de amigo pasó a enemigo número uno para terminar de nuevo unidos y reconciliados en Marivent, ¿quien sabe lo que puede pasar mañana con esos “yaquis de mierda”, acostumbrados a no ceder ante nada ni a perdonar tan fácilmente al enemigo?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

De nuevo bochornoso espectáculo del gorila rojo. Terminará mal, ya verán, como Noriega o así. chiflos.

mda dijo...

Menudo personaje

Daniel H. M. dijo...

¿Cerrar el grifo negro?, no creo, al fin y al cabo es lo único que le permite hacer lo que quiera.