sábado, 20 de septiembre de 2008

20 de septiembre. Dos "reyes" para gobernar la Corte.



“Ambos son –informa la revista ‘Más’ en su último número, que coincide con el Congreso del PP en Madrid y de la que tomamos el título– dos ‘animales políticos’ y como tales están dispuestos a todo para conseguir sus ambiciones personales. Mientras unos opinan que Rajoy ha ganado en el Congreso de Valencia, tanto Gallardón como Aguirre se tendrán que conformar con permanecer en sus actuales cargos hasta después de las próximas elecciones generales. Pero ¿se conformarán con permanecer en su sombra? Sí, afirma el director, Fernando Jáuregui. No, niega Raúl Heras, el editor”. Una serie de reportajes y entrevistas que recomendamos por su interés.

Habitualmente, cuando Alberto Ruiz-Gallardón o Esperanza Aguirre se encuentran en público, se presentan como amigos de la misma ideología que luchan por el PP. En el programa televisivo del lunes pasado, “Tengo una pregunta para usted”, Galardón confesó con un cinismo insuperable que “soñar con ella sería agradable” mientras que ella reconocía públicamente que él “es un líder dentro del partido”. Lo malo es cuando, en privado, confrontan sus posturas divergentes. O cuando, en público, surge la gresca entre ambos. Sólo entonces aparece todo lo que llevan escondido en el fondo del corazón y son capaces de mantener posturas irreconciliables. Sucedió hace unos días, en vísperas del Congreso, cuando a la presidenta regional se le ocurrió hablar de la privatización del Canal de Isabel II de Madrid y el regidor anunció que tendría que denunciar “por obligación” la entrada de capital privado en la empresa pública del Canal de Isabel II, ya que el Ayuntamiento firmó el convenio con un ente público.

Acababa de estallar un nuevo enfrentamiento que posteriormente, se intentó solapar en el Congreso del PP en Madrid, celebrado ayer y hoy en el Palacio Municipal de Congresos. El equipo de Gallardón comentó que no era el momento de que Alberto se “luciera” porque el protagonismo correspondía a Esperanza. Una Esperanza que sorprendió con la iniciativa de incorporar tres nuevos asesores inmigrantes en su partido: el ecuatoriano Washington Tobar, la rumana Anka Moldovan y el cubano Toni Güedes. Y que se vio agradablemente sorprendida al aparecer dos ex vicepresidentes, pesos pesados que la apoyaron: Rodrigo Rato y Francisco Álvarez Cascos. De esta forma se consigue disimular la pelea de gallos, entre esos “animales políticos”, dispuestos a convertirse en candidatos de la presidencia del Gobierno en cuanto Rajoy flaquee lo más mínimo. Mientras tanto, éste observa, pasmado, desde el silencio, cómo le rinden pleitesía.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin embargo en el psoe todo parece calmo. ¿que extraño? chiflos.

Santiago Miró dijo...

Yo creo, más bien, apreciado Chiflos, que los socialistas observan desde el otro lado y se frotan las manos cada vez que advierten cómo estos aspirantes a "reyes" del PP alzan la voz y entran en litigio. Lo que me parece lógico por la misma razón que el PP se alegra cuando advierte cómo los elegidos del PSOE se estrellan una y otra vez en Madrid. De esta forma, tenemos el patio siempre dispuesto a albotorase por los planes y envidias de unos o de otros.