martes, 23 de septiembre de 2008

23 de septiembre. Los politicos ante la congelación de sus sueldos



Al parecer, va en serio la recomendación hecha por el PSOE y el PP para que alcaldes, concejales y cargos de confianza municipales congelen sus sueldos en el año 2009. Recomendación que ha reabierto el debate sobre los salarios de los regidores españoles. Porque no es lo mismo congelar los sueldos de los ediles que más ganan que el de los de los concejales de la oposición. Cuando uno forma parte de la treintena de alcaldes que ganan más de 6000 euros mensuales, estar expuesto a una congelación salarial no es ningún trauma. Y es fácil aceptar la congelación de sueldos cuando uno gana un pastón, incluso más que un ministro –18 alcaldes de los principales municipios españoles superan en creces este baremo–. Estoy seguro que a los alcaldes de Barcelona, Madrid, Zaragoza o de Palencia no les importa demasiado esta medida salarial. A Jordi Hereu, del PSC, a Alberto Ruiz-Gallardón, del PP, a Juan Alberto Belloch, del PSOE (cobran respectivamente 125.195, 119.985 y 108.012 euros), o a cualquiera de los que más cobran no les preocupa demasiado esa posible retención de sus sueldos. Y lo mismo ocurre con los profesionales, directivos y cargos medios de empresas privadas cuyos emolumentos superan el de la media de los regidores.

En cambio, cuando los ediles y políticos ganan poco, la cosa tiene más bemoles. Y la congelación salarial no es igualmente aceptable, sobre todo para los alcaldes de municipios inferiores a 5.000 habitantes. Pero ¿cuál es la diferencia entre lo que ganan unos y otros? Es difícil de averiguar porque, curiosamente, ningún organismo oficial ni la Federación de Municipios (FEMP) disponen de una base de datos sobre este tema. Y, pese a que la nueva Ley del Suelo del 2007 obliga a los cargos locales a hacer pública su declaración de bienes e intereses, es papel mojado. Sólo el PSOE andaluz acaba de aprobar la obligación de todos su cargos municipales de hacer una declaración pública de bienes en Internet. Pero, la mayoría de alcaldes considera que sus honorarios son un asunto privado que no incumbe a nadie y muchos están convencidos de que, si se airean, se les va a atacar, razón por la que no pocos ocultan celosamente lo que ganan.

Hay políticos que se quejan de que están mal pagados. Ignoro si es porque son malos políticos o son malos políticos porque están mal pagados. Pero, ante tanto caos de altos y bajos sueldos, hasta los conservadores aceptan fijar “horquillas” de máximos y mínimos, aunque prefieren no dar fechas para su aplicación. Hace un año, el Congreso aprobó, a propuesta de IU, una proposición no de ley en pro de la regulación. Y los socialistas están dispuestos a aprobar la reforma de la Ley de Bases en esta legislatura. IU defiende “un abanico” de sueldos por franjas de población. Pero el Gobierno, hasta el momento, no ha hecho nada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que no se puede congelar es la informacion privilegiada con la que trafican y sucumben a las presiones de los grupos lobbies. España está llena de mierda en este sentido a poco que se escarbe en cualquier corporación municipal y con independencia de las siglas que sean. No sólo habría que declarar el patrimonio y activos financieros antes de acceder a los cargos, tambien deberia darse cuenta de las reuniones y visitas que reciben incluso cuando terrazean o juegan al golf. Asi hacen en USA, tan denostada la mayor de las veces,por otras cuestiones, pero en cuanto a función pública y relaciones contractuales empresa-trabajador se refiere, son un ejemplo. chiflos.

Santiago Miró dijo...

En eso, apreciado Chiflos, estamos totalmente de acuerdo.

Santiago Miró