martes, 2 de agosto de 2016

EE.UU. ridiculiza a España por multar más el autoconsumo eléctrico que los residuos radioactivos.


Un medio de comunicación americano criticó la ley del Gobierno español para los consumidores de energía fotovoltaica. “En España, el autoconsumo y el almacenamiento de la energía solar es un acto más criminal que el de derramar residuos radiactivos”. Así comenzaba un crítico artículo publicado en Planetsave, un medio de comunicación americano que ridiculizó el sistema energético existente en en nuestro país. El trabajo aseguraba que este es “el mensaje implícito” en una ley elaborada por el gobierno que prevé multar de una manera mucho más agresiva a los ciudadanos y empresas que practiquen el autoconsumo eléctrico que a otros que realicen actividades mucho menos respetuosas con el medioambiente.

El autor del artículo, que se puso en contacto con la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), señalaba, además, que esta sería la única ley de autoconsumo en el mundo, una medida “creada solo para prohibir el desarrollo de esta forma de uso de la electricidad”. Según se explica en las líneas de la publicación, UNEF aseguró que esta nueva medida sería de carácter retroactivo ya que aquellos proyectos que no encajan dentro de los nuevos parámetros se convertirán en ilegales, incluso aunque anteriormente a la nueva legislación hubieran sido aprobados de manera legal. En concreto, dijo, esta nueva ley requeriría que propietario y consumidor sean la misma persona, además de que las instalaciones no podrán superar los 100 kW. “Las infracciones de aquellos que no cumplan estas premisas serán sancionadas de manera realmente seria, llegando hasta multas de 60 millones de euros. Una cantidad que es el doble de lo que actualmente supone en España causar una fuga de residuos radiactivos, que se multa con tan solo 30 millones de euros”.

El director general de la UNEF, José Donoso, sentencia en el crítico reportaje, que “hay una campaña ideológica contra la energía solar”, y denuncia: “Hay un lobby del sector energético, que tiene una posición dominante en el mercado”.