sábado, 13 de agosto de 2016

El ángel isleño caído de los rascacielos.





Aída Miró, es una artista ibicenca dedicada en cuerpo y alma a la danza butoh y a la pintura. Es habitual que los intérpretes de dicha danza actúen desnudos o pintados de blanco. La improvisación es parte fundamental de este estilo. La idea no es pensar el hecho sino sentirlo: “No hablar a través del cuerpo, sino que el cuerpo hable por sí solo”. Nacida en Eivissa, donde mantiene su estudio de trabajo, Aída ha conseguido potenciar su arte isleño, hermanándolo con San Francisco y llevándolo a lugares tan dispares como la India, México, Nueva York o el Reino Unido, donde además ha disfrutado de largas e inspiradoras estancias.

Su obra pictórica está directamente relacionada con la música y la danza, disciplinas en las que busca la forma de conectar cuerpo y espíritu (“body and soul”) por medio del pincel. Se puede apreciar el mágico resultado de esta inquietud en los retratos en primer plano, cálidos y sensuales, que Aína ha dedicado a varios grandes artistas de la música negra y bailarinas.

La mitología y el mundo antiguo son otras dos temáticas centrales en su obra, que muestra en su página web. Así consta en el espectacular currículum de esta artista a la que deseamos siga creciendo sin perder, por lo mismo, sus orígenes isleños.

Por cierto, Aída, que es mi sobrina, celebra su cumpleaños mañana. Así que la felicito desde esta web y le deseo que siga creciendo en su arte pictórico y de la danza.

"Angel caído de los rascacielos" Nueva York 2013. Camara: Miguel Herrera. Música: Fernando Gullón. Masterización: Eric Nagel. Edición: Alberto Martos. Thanks to Ces & Tuff City, Bronx NYC. FALLEN ANGEL FROM THE SKYSCRAPERS. Butoh Dance Aida Miro