miércoles, 29 de agosto de 2012

El presidente del Comité Paralímpico califica al equipo español como 'la Roja Coja'



Miguel Carballeda, presidente del Comité Paralímpico, dijo el sábado pasado, durante la presentación de los deportistas españoles en la Moncloa ante el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: “Vamos a defender los colores de España, en este caso con la Roja Coja”. Pese a su pretendido tono humorístico, la broma no sentó demasiado bien a algunos de los deportistas aludidos, causando indignación mientras que otros quedaron atónitos. La mayoría de los mensajes recibidos en la red social Twitter criticaron el apelativo de Carballeda a los deportistas españoles, y muchos han pedido su dimisión. “Me parecen una barbaridad estas declaraciones que llaman a nuestra selección 'La Roja Coja' –se quejan los tuiteros– ¿No somos todos iguales? No le vemos la gracia por ningún sitio”.

Los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 dan comienzo hoy y el punto de partida para la delegación española se dio en la Moncloa. Por su parte, Mariano Rajoy puso a los deportistas paralímpicos como ejemplo de “afán de superación y trabajo duro”, a la hora de eliminar barreras y dijo que “resignarse” ante las “adversidades es la peor forma de fracaso”. “Representáis el afán de superación, del valor del esfuerzo y del trabajo duro”, dijo Rajoy, quien añadió que esos valores son buenos para cualquier país ahora y en cualquier momento. “Sois la firme plasmación de que el verdadero fracaso en la vida es del quien no lo intenta”.

El presidente del Comité agradeció el apoyo de las administraciones y habló de un equipo que iba a “luchar y defender los colores de España”, añadiendo, en este caso, “con la Roja coja”. Se ignora tanto si el presidente del Gobierno como los ministros de Educación, José Ignacio Pert, como el de Sanidad, Ana Mato, que también acudieron a apoyar a “La Roja coja”, se identificaban el apelativo de Carballeda, aunque no se oyó en el acto ninguna rectificación. El equipo paraolímpico español está compuesto por 228 personas, de las cuales 142 son deportistas (127 con discapacidad más 15 de apoyo) y el resto, entrenadores, técnicos, guías, personal médico y de organización. En Pekín ocupó el 11º puesto, con un total de 577 medallas.