sábado, 23 de febrero de 2013

Beatriz Talegón (y II) Acosada por los manifestantes contra los desahucios.


 Beatriz Talegon, secretaria general IUSY,  el 16 de febrero, en la Casa de América de Madrid.  Foto de Chema Moya
 

El sábado pasado, Beatriz Talegón se sumaba a la manifestación contra los desahucios y sufría en sus carnes la irritación de la gente. La acompañaba López Aguilar, ex ministro de Justicia y eurodiputado del PSOE, en Bruselas Un grupo de manifestantes les abucheó y los zarandeó, obligándoles a abandonar la marcha. En el programa “La Sexta Noche, explicó que se trató de “un pequeño grupo” y que mucha gente se solidarizó con ellos. “Se acercó una personas y nos preguntó qué iba a hacer el Grupo socialista. Si íba a apoyar la iniciativa contra los desahucios. Le explicamos que yo, como militante de base, y él (López Aguilar), no éramos los indicados para responder a esa pregunta. En ese momento, una cámara nos grabó y la gente empezó a gritarnos y a insultarnos. Otros intentaron protegernos. Hasta que la situación se hizo insostenible y la policía se nos acercó para que pudiéramos salir de la manifestación”.

El hecho fue comentado por toda la prensa. Talegón reconoce que acabó llorando porque fue una dura situación. Aseguró que muchos dirigentes socialistas les llamaron para solidarizarse con ella, uno de los cuales fue el expresidente José Luis Zapatero, quien le recomendó que fuera prudente y que tuviera cuidado. A Talegón le preguntaron si consideraba que Rubalcaba era la persona adecuada para liderar la formación. “Como militante de base –dijo–, creo que Rubalcaba está aguantando el tirón, pero lo que hace falta son caras nuevas, proyectos nuevos y no tener miedo”. Finalmente, ante la insistencia de la pregunta de si Rubalcaba era o no la persona indicada para la regeneración socialista, Talegón respondió de manera rotunda: “No”.                                                                                                                                                                            
Algunos periodistas no dudaron en hablar el mal trago pasado por Talegón, al ser increpada por los manifestantes. Pero, lo más sorprendente es que algunos medios ultraconservadores, como Intereconomía TV, salieran a arroparla, intentando pescar en río revuelto. Este medio mantuvo con ella una entrevista muy amable, en la que Talegón se resistió a entrar al trapo contra su partido e insistió en que su discurso en Cascais fue una autocrítica por la que recibiera muchos apoyos. “La Gaceta insistió en su intento de lanzarla contra el PSOE y achacó todos los males de Talegón… al PSOE: “Está aprendiendo amargamente la lección. Es joven, y no sabe todavía que la demagogia sólo vale para el otro lado, que perro no come perro”. Y expuso su teoría: “(…) ha nacido una estrella. Los periódicos no paran de hablar de ella y las televisiones se la rifan…”. Julio Echevarría, que firma el artículo, deja claras sus simpatías: “He de confesar que me gusta lo que hizo esta chica, que nunca está de más sacar los colores a esta panda”.

La acomodación de muchos partidos socialistas al poder –escribe Vicens Navarro en Público.es– es peor que la denunciada por Beatriz Talegón. La distancia entre la narrativa del discurso oficial de los partidos socialistas, por un lado, y el estilo de vida y comportamiento de sus dirigentes, por el otro, ha alcanzado niveles muy elevados. Pero, repito, la situación es mucho peor que esto, pues la Internacional Socialista ha sido en muchas partes del mundo la mayor sostenedora de las estructuras del poder. Su falta no ha sido por omisión, sino por comisión. Los partidos de la I. S. jugaron un papel clave en el mantenimiento de aquellas estructuras dictatoriales que generaron las protestas populares”.  
   
De repente –escribe  David Torres, bajo el título ‘A las mariscadas’–, como en los chistes, se abre la puerta y sale Beatriz Talegón, una joven musa del socialismo, guapa, dinámica, hacendosa, que ha puesto patas arriba un congreso para intentar barrer debajo de la alfombra. Pero lo malo es que esta mujer no se ha dado cuenta de que ella también está encima de la alfombra y que no se puede una poner a barrer sin mover el culo ni quitar los pies de la alfombra. Ya lo avisó Arquímedes. Talegón quiere refundar el PSOE desde la calle y le ha pasado lo que a aquel conquistador de Les Luthiers, que fue a fundar Caracas en pleno centro de Caracas. Que ya estaba fundada y no lo vio. No ha caído en la cuenta Talegón de que el psocialismo perroflaútico ya está inventado desde hace muchos años, más o menos desde que Guerra se limpió el culo con Montesquieu y desde que Felipe archivó a Marx en el cajón de las ideologías rancias. La década prodigiosa, la década del 82 al 92 que pudo cambiar España de arriba abajo, la resumió Paco Umbral en una frase mítica: ‘Felipe ha tardado diez años en dejar España como estaba con Franco’… A Beatriz Talegón, nueva bailarina del psocialismo chic, le va bien el nombre de musa inalcanzable, la guía de Dante por el paraíso, pero le va mejor el apellido de banquero o de cantaor flamenco. Entre la Chacón y ella van a fundar un tablao”.