jueves, 21 de febrero de 2013

Los bomberos de A Coruña, Barcelona, Madrid y Canarias, contra los desahucios

 
Los bomberos de A Coruña fueron los primeros en desobedecer.
 
 
Los bomberos que se negaron a ejecturar un desahucio en A Coruña.
 

Los bomberos de Madrid.
 

Los bomberos de Canarias.
 
 
Primero fueron los bomberos de A Coruña quienes se negaron a intervenir en el desahucio de Aurelia Rey,  una mujer de 85 años, instada a abandonar su casa por el impago de un mes de alquiler del inmueble en el que vive en el centro de A Coruña. El desahucio de la anciana se tuvo que aplazar porque más de 200 personas convocadas por el colectivo Stop Desahucios permanecieron en las inmediaciones de la vivienda. Varias personas colocaron una cadena en la puerta del inmueble y los bomberos gallegos, que habían sido requeridos para retirarla, se negaron a hacerlo, exhibiendo alguno de ellos un cartel del colectivo Stop Desahucios.

Rápidamente, el ejemplo de estos bomberos se extendió. El martes eran los sindicatos de los bomberos de la Generalitat quienes expresaban su apoyo a sus colegas de A Coruña y anunciaban que también se negarían a participar en más desalojos en Catalunya. En un comunicado, la sección sindical de UGT de los Bomberos de la Generalitat anunció que todos los representantes sindicales del cuerpo de bomberos acordaron que “sólo realizarán la apertura de viviendas en casos de emergencia, como marca la ley”. En caso de ser requeridos para procesos judiciales similares al de A Coruña, los bomberos catalanes anunciaban que actuarían de la misma manera que los gallegos, “recordando que es al ciudadano” al que sirven.

El miércoles eran los Bomberos de Madrid quienes expresaron su “total apoyo” a sus compañeros de A Coruña y comunicaron su “total negativa” a colaborar en más desahucios en la región. En un comunicado, la sección sindical de CCOO de los Bomberos de la Comunidad de Madrid afirmaron que los empleados públicos no son “títeres de la banca ni de sus servidores en el Gobierno”, sino que su campo de trabajo es “el de la emergencia” y su deber es “prestar servicio a la ciudadanía”. Por ello, se negaron a participar en acciones que “contribuyan a aumentar las desigualdades y miserias que sufre la clase trabajadora”. En la nota señalaron que sus compañeros gallegos “han demostrado estar del lado de la justicia social”, al negarse a participar en el desahucio de una anciana de 85 años, Aurelia Rey, exhibiendo alguno de ellos un cartel del colectivo 'Stop Desahucios'.          

Hoy nos enteramos de que también los Bomberos de Canarias pertenecientes a CCOO han acordado que “en ningún caso” participarán en la apertura de viviendas cuando lo que se pretenda con ello sea un desahucio, uniéndose así a la negativa adoptada en las últimas horas por bomberos de A Coruña, Barcelona y Madrid. Considera "inadmisible" el uso de un servicio como el de bomberos para realizar estas funciones, dado que es poner un servicio público “a disposición del ánimo de lucro de entidades privadas, en este caso los bancos”.