sábado, 9 de febrero de 2013

Crisis de la prensa.




Según el Observatorio de la Crisis de la FAPE (Federación de Asociaciones de Periodistas de España), el total de periodistas que han perdido su empleo desde el año 2008 se eleva a 10.000.  Desde ese año, al menos 197 medios de comunicación cerraron en este país: 22 diarios, 10 gratuitos, 7 digitales, 2 agencias,  132 revistas, veinte televisiones de todos los ámbitos y cuatro emisoras de radio, según el Informe Anual de la Profesión Periodística del 2012, realizado por la Asociación de Periodistas de Madrid, presentado el pasado mes de diciembre. El dato coincide con la crisis general, en la que sólo el PP crece sus presupuestos (los gastos en sueldos aumenta un 22 % entre el 2008 y el 2011), yendo a contracorriente. La crisis de la prensa, lejos de asustar al partido de Rajoy, le da cierto ánimo y el Gobierno se encuentra el camino libre de resistencias y críticas periodísticas que le hagan frente en bloque. Claro que para el actual poder lo ideal sería que todos los medios se plegaran a su paso sin poner en duda su palabra y todos aceptaran humildemente su política. Como está haciendo RTVE, cuyo número de espectadores y de oyentes no deja de bajar.