domingo, 10 de julio de 2016

Cae la cúpula del PP de Palma de Mallorca y cosas que cobran vida.


José María Rodríguez, presidente de la junta territorial del PP de Palma de Mallorca, así como Álvaro Gijón, secretario general del PP de Palma, y Sandra Fernández, secretaria de organización, ambos nombrados por el primero, presentaron esta semana la dimisión de sus cargos en el partido tras haberse levantado parcialmente el secreto sumarial en el que se relaciona a Rodríguez con la presunta trama de corrupción de la Policía Local. Éste ha negado cualquier tipo de relación con la presunta trama. Pero el juez, Juan Manuel Penalva, del Juzgado de Instrucción número 12, señaló a José María Rodríguez, como el “artífice en la sombra” del “organigrama criminal” ideado por la Policía Local. Según el juez, la trama corrupta ofrecía tratos de favor a empresarios a cambio de favores sexuales, mordidas y bebidas alcohólicas gratis para el partido. José María Rodríguez defiende su total inocencia y niega haberse beneficiado de ningún tipo de favor sexual. “Nunca, a lo largo de mi vida, he solicitado un servicio sexual”, afirma desde su presunta inocencia. Gijón y Fernández fueron nombrados, en mayo de 2015,  tras el congreso de diciembre en el que Rodríguez fue reelegido secretario general.  El expresidente del PP de Palma ha sido citado a declarar como imputado el próximo 22 de agosto por el Juzgado, en el marco de la trama de corrupción en la Policía Local de Palma. Fuentes de la dirección nacional del PP afirmaron que, en los próximos días, se va a constituir en Palma de Mallorca una gestora, “de común acuerdo” con la dirección regional, para llevar las riendas hasta la celebración del próximo congreso.

Reunión del alcalde socialista, José Hila, con la junta de mandos de la Policía Local, en julio de 2015.

La trama corrupta ha infectado durante los últimos años a todos los estamentos de la Policía Local de la capital balear. Hoy, doce agentes permanecen en prisión, medio centenar de policías y funcionarios han sido salpicados y un juez mantiene en parte el secreto de sumario para proteger a testigos “aterrorizados”. En 2013, cuando se desató la 'Operación Sancus'  –dios romano de la lealtad, la honestidad y el juramento– ya corría cantidad de porquería por las cloacas de la Policía Local de Palma de Mallorca. Aquella operación, según Vozpópuli, destapó una trama corrupta dentro del cuerpo, que operaba al más puro estilo 'Chicago años veinte'. “Agresiones a los detenidos, oposiciones amañadas, coacciones a empresarios de la noche y hasta relaciones con la banda motera criminal de los Ángeles del Infierno. Por supuesto, la cocaína y la prostitución eran moneda de cambio habitual para algunos de los agentes implicados”. Todo comenzó con el amaño de oposiciones, pero, en 2015, la investigación dio un giro y puso el foco en la Patrulla Verde, encargada de controlar los locales nocturnos. “Desde entonces, se han ido descubriendo nuevas ramificaciones de la trama y esta misma semana se producía en seis meses la destitución del tercer jefe del cuerpo. Los policías que formaban parte del grupo corrupto llegaban a exigir el pago semanal de hasta 500 euros para que dejaran tranquilos a los empresarios de la noche mallorquina. Además, demandaban sexo gratuito con prostitutas y barra libre de alcohol en diversos clubes de alterne. Pero y deshacían a su antojo, sino que también están imputados dos mandos, tres funcionarios y dos ex concejales de Seguridad del Consistorio”.

        Manuel Penalva, titular del Juzgado de Instrucción número 13, de Palma.

Manuel Penalva, titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, mantiene como secreto parte del sumario y continúa con las investigaciones para averiguar si hay más cargos públicos implicados. La última ronda de detenciones e interrogatorios se produjo hace unos días, con varios policías acusados de un delito contra la salud pública. Los investigadores sostienen que cuando se efectuaban registros en locales donde se consumía droga, los funcionarios corruptos se apropiaban de las sustancias que los clientes arrojaban al suelo ante su presencia –sin levantar ningún tipo de acta– y las destinaban a consumo propio y a su posterior venta. Actualmente, hay doce policías locales entre rejas y una treintena continúan como investigados. Desde el comienzo de la 'Operación Sancus' se ha producido todo un reguero de arrestos e interrogatorios, con fuertes presiones a testigos y agentes, para evitar que tiren de la manta. El clima, dentro del propio cuartel de San Fernando, sede del cuerpo, ha llegado a ser tan intimidatorio, que los propios compañeros implicados profieren amenazas y advierten al resto de funcionarios de las consecuencias que podría tener hablar ante el juez sobre las prácticas de la trama. Durante los ejercicios de tiro que realizan los agentes se llegan incluso a escuchar los nombres de policías dispuestos a colaborar, seguidos de la palabra ‘muerto’. Algunos datos de la investigación son “escalofriantes”. Un policía “fue perseguido y amenazado por una ‘banda de rumanos' hasta el punto de que le hicieron temer por su vida”, señala el juez en un auto de diciembre. El magistrado resalta “el uso frecuente de la coacción, la amenaza y la intimidación por parte de numerosos agentes de la Policía Local, algunos ya imputados o condenados por la comisión de graves delitos cometidos incluso en el seno de peligrosas organizaciones criminales”. La presión es tal que la Dirección General de la Guardia Civil ha permitido portar armas al juez Manuel Penalva y al fiscal Miguel Ángel Subirán, aunque inicialmente la Delegación del Gobierno lo había rechazado.

      Antoni Morey:“Me duele que nadie vea que este ataque a la Policía Local es desproporcionado y arbitrario”.

Pero las presuntas coacciones no se restringen al cuartel, sino que llegan hasta la propia cárcel, desde donde varios de los agentes implicados han denunciado estar recibiendo presiones para no colaborar con el juez. En uno de los últimos autos el magistrado asegura que un agente en prisión preventiva le relató cómo uno de sus compañeros también encarcelado dijo: “Tengo 180.000 euros y los voy a usar para hundir al juez y al fiscal”. Dos de los policías que permanecen entre rejas han tenido que ser trasladados a otros centros penitenciarios de la península (Castellón y Madrid) y no se descarta desplazar a alguno más por los episodios de amenazas que sufren dentro de la prisión. Por su parte, el Ayuntamiento de la ciudad, gobernado por el PSOE, MÉS y Podemos, se afana desde hace meses en reestructurar el cuerpo de arriba a abajo para sanearlo. Pero los actuales cargos políticos al frente de la seguridad de Palma de Mallorca no se libran de las presiones. La regidora de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor, recibió en su propio despacho una carta de carácter amenazador y en la moto del director general de Seguridad Ciudadana apareció pintada una diana y la frase “te esperamos”. Sin embargo, Pastor mandaba hace unos días  un mensaje de “tranquilidad” y defendía que la Policía Local sigue “trabajando y avanzando” en sus tareas a pesar de los intentos de presión. “Las amenazas no nos pararán en nuestro deber”, dice, al tiempo que defiende al Cuerpo. “Queremos que los presuntos implicados paguen y se dignifique al resto”. Antoni Morey, comisario jefe de la Policía Local –también imputado–, era fulminado por el alcalde tras haber puesto en duda la actuación del juez y de la Fiscalía. Morey denunció un “ataque organizado” contra la Policía Local y defendió a sus compañeros encarcelados. “Alguno de los que están prisioneros no han cometido nunca ningún delito”, indicaba. Y escribió que las consideraciones que pudiera hacer el juzgado que instruye el asunto sobre sus palabras se la traía “realmente floja”. En una segunda misiva publicada en la red social dirigía unas palabras a los agentes arrestados: “Perdonad mi ineficacia en defender vuestros derechos, disculpad que no os haya podido dar ánimos en vuestra circunstancia, infinitamente peor que la mía. Perdonad que solo piense en un día en que nos reencontraremos, culpables o no pero libres”. Trató de justificar la corrupción del cuerpo, alegando que todo es una cuestión de números: “En toda organización, en todo gremio, existen personas que anteponen sus intereses a los del colectivo. Si son cuatro, nueve o veinte, en el peor de los casos, no superan el 2% y me parece una cifra asumible”.

      El Dona Table Dance, el club de alterne de S' Arenal.

Una testigo protegida en un caso de corrupción en Palma relata a los investigadores que el Dona Table Dance, club de alterne de s'Arenal, modificaba las horas de apertura para dar la bienvenida en exclusiva a distintos cargos públicos. Así se recoge en el sumario judicial, tal y como publica Diario de Mallorca. Según explica una trabajadora sexual del local, “el horario habitual del club era abrir a las 21 horas, pero, para los políticos invitados, abrían a las 17 horas”, unas cuatro horas en las que el local solo estaba disponible para estos cargos públicos y las mujeres debían prestarse a mantener relaciones sexuales sin quejarse con el pretexto de que “tenían una fiesta” para los políticos y “no se podía decir que no”. 

Fragmento de una declaración protegida judicial en el sumario.

En esas fiestas, participaban hasta veinte personas de relevancia pública. Los investigadores señalan que el propietario del local sería el cabecilla de esta trama empresarial dedicada a delinquir y a corromper funcionarios. Durante las visitas, entre las que se citan a “alcaldes de Mallorca, jefes de policía y políticos viejos, de más de 60 ó 70 años”, nadie pagaba ni consumiciones ni servicios sexuales: “Las chicas cobraban directamente” del dueño “y los clientes aludidos no pagaban nada, ya que eran invitados”, explican testigos del caso. La situación era todavía más ventajosa para los cargos públicos que, además de no pagar, recibían dinero: “Todas las chicas del club [sabían] que se entregaban sobres a políticos, policías locales y guardias civiles”. En esas fiestas participaban hasta veinte personas de relevancia pública. Según recoge el diario balear, una de las mujeres, obligada a participar en estas ‘fiestas’, tenía 17 años y el dueño del club se acostó con ella sin preservativo. Además, otras testigos declaran que, aparte de estar obligadas a asistir a estas fiestas, tenían que aceptar toda clase de prácticas sexuales con o sin protección. 

        El presidente del PP en Palma, José María Rodríguez.

Según Manuel Penalva, José María Rodríguez “pretendía indiciariamente rodearse de un grupo de agentes a quienes se les facilitaría la colocación y ascenso en el escalafón policial”. El magistrado considera al presidente del PP de la capital balear como el “artífice en la sombra del organigrama corrupto” ideado en la Policía Local para servir a los intereses del partido. En un auto de prisión preventiva dictado el pasado febrero para uno de los agentes investigados en la presunta trama de corrupción, el juez detalla que se filtraron los exámenes de oposición a oficial que se hicieron en mayo de 2012 con el objetivo de “crear una estructura corrupta” para actuar con impunidad y “al servicio de determinados políticos y su partido. El artífice en la sombra del organigrama corrupto que se pretendía organizar sería José María Rodríguez”. Los partidos de izquierdas y Ciudadanos han reclamado ya la dimisión o destitución del presidente del PP por las graves imputaciones recogidas en el sumario. En su larga trayectoria política, el dirigente popular ha sido concejal del Ayuntamiento de Palma, conseller de Interior y delegado del Gobierno, puesto este último que ocupó de finales de 2011 hasta julio de 2012 y que abandonó a raíz de su imputación en el caso. Un testigo protegido que declara en la causa cuenta cómo cuatro de los agentes investigados por “hechos gravísimos” se reunieron con él en la sede del partido, lo que, en opinión del juez, “corrobora indiciariamente el carácter criminal del organigrama ideado por Rodríguez, ajeno completamente a la profesionalidad y méritos que cabe esperar y desear de los mandos policiales”. En el auto, incluido en la parte del sumario sobre la que el juez levantara últimamente el secreto, se recoge un testimonio que explica que, en las reuniones para colocar al frente de la Policía Local solo a personas afines al PP, participaban Rodríguez, el entonces coordinador municipal y concejal. Álvaro Gijón, y el que era director general de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, Enrique Calvo. El sumario incluye también la declaración de un policía integrado en el Grupo de Actuación Preventiva (GAP) quien señala que los miembros de la unidad 2 actuaban de forma autónoma en la Playa de Palma y  “alardeaban de sus contactos políticos” y de estar protegidos por el PP.

José María Rodríguez, durante una rueda de prensa tras conocerse el lunes pasado su dimisión.

Parte de la cúpula del PP de Palma de Mallorca dimitió a petición de la dirección nacional de Génova, tras verse implicados en una trama corrupta que, en parte, se asemeja al caso de las escuchas de Jorge Fernández Díaz. José María Rodríguez habría utilizado, presuntamente, a miembros corruptos de la Policía Local para espiar a adversarios políticos, aunque estos fueran de su mismo signo político. Y, según las investigaciones judiciales de las que se ha levantado parte del secreto de sumario, habría extorsionado a empresarios. Según el juez Penalva, Rodríguez sería “el artífice en la sombra del organigrama corrupto” ideado en dicha institución para servir a los intereses del Partido Popular. ElDiariodeMallorca.es cuenta que Penalva cree que la intención final era colocar a uno de los hombres de confianza de Rodríguez en la unidad policial que se encarga de ejercer como escolta de personalidades. Ello le permitiría mantener controlado de cerca al exalcalde de la capital balear, Mateo Isern (también del PP). Rodríguez tuvo igualmente que dimitir como delegado del Gobierno en Baleares, tras verse implicado en el escándalo de financiación ilegal del PP balear y  habría contratado también a un conocido detective de Palma para hacer seguimientos de políticos (pinchazos ilegales de teléfonos incluidos) y de otros policías que no estaban en la órbita de su partido. Rodríguez también habría utilizado a los policías locales para controlar a un determinado grupo de empresarios mallorquines que, si no cedían a sus exigencias (las correspondientes mordidas para financiar ilegalmente el partido), se veían sometidos a inspecciones continuas, denuncias y sanciones económicas. Además, según el citado testigo protegido, también les amenazaba con hacer peligrar las licencias que hacían viables sus negocios. Por su parte, Rodríguez defiende su inocencia en todas estas acusaciones, incluso de las que incluyen sobornos a base de fiestas con cocaína y prostitutas. Pero, aun así, ha asumido la directriz de Génova y ha anunciado su dimisión como presidente de la Junta Territorial del PP de Palma. 

José María Rodríguez, durante una rueda de prensa tras conocerse el lunes pasado su dimisión.

Manuel Penalva y el fiscal anticorrupción, José Luis Subirán, indagan desde hace más de tres años la existencia de una “organización criminal” que funcionaba dentro de la Policía Local de Palma y que había establecido su propia ley en los locales de alterne de la noche mallorquina. El sumario tiene de todo: palizas, sobornos, fiestas gratis con cocaína y prostitutas para agentes de policía y políticos, según han contado algunas testigos, e incluso el sospechoso incendio de un coche que aparcaba junto al del juez que investiga en este caso y los robos denunciados por el fiscal. Ambos han obtenido permiso de la Delegación del Gobierno para portar armas, vistas las amenazas que han sufrido. Los propietarios de los locales que no pasaban por el aro eran acosados con inspecciones y multas mientras su competencia pagaba mordidas y podía operar libremente en la isla. El juez Penalva acusa a José María Rodríguez de ser “el artífice en la sombra” del organigrama corrupto que se pretendía crear “mediante turbias maniobras”. Según se desprende de las declaraciones de los testigos recogidas en el sumario, Rodríguez se reunía en la sede del PP palmesano con el entonces concejal de Turismo, Álvaro Gijón, y algunos de los agentes investigados en la trama para diseñar una nueva estructura policial en la que “únicamente se incorporarían personas afines al PP”. Otro de los testimonios recogidos en la causa apunta que los empresarios que no se sometían a las finalidades de Rodríguez eran presionados a través de grupos policiales “a base de inspecciones y de denuncias injustificadas”.


 Mariano Rajoy con José Ramón Bauzá y José María Rodríguez.

Cuando, el 14 de mayo del 2015, Mariano Rajoy visitó Palma de Mallorca para apoyar a José Ramón Bauzá en su candidatura a la Presidencia de la CA de Baleares, se dejó fotografiar sonriente con un veterano amigo suyo, José María Rodríguez Barberá, eterno Presidente del PP en la ciudad de Palma de Mallorca. “Y es que la pareja Rajoy & Rodríguez –cuentan los Genoveses– se conocía de hace muchos años gracias, entre otros, a un buen amigo común, Jaume Matas, ex Presidente de Baleares y ex Ministro de Aznar, hoy condenado, procesado e investigado por todo tipo de delitos relacionados con la corrupción. El caso es que tanta amistad había y tantos equilibrios internos que mantener que, nada más ganar las elecciones generales del 2011, en el primer Consejo de Ministros que presidió, no lo dudó y nombro a Rodríguez como Delegado del Gobierno en la C. A. Baleares. Se cumplía ni más ni menos que lo previsto en los protocolos que para estos casos sigue Rajoy a rajatabla: nombrar a un amigo y además veterano de la política genovesa en esas islas. El flamante Delegado acababa de cumplir 64 años y cuentan las crónicas que lo celebró a lo grande ‘tirando la casa por la ventana’ con una de esas fiestas que hoy aún se recuerda como una de las más concurridas y celebradas por las distintas y soleadas famiglias genovesas. Y es que celebrarlo no era para menos. Con ese nombramiento que para su desgracia apenas pudo saborearlo durante 6 meses, se culminaba una  trayectoria política de un prototipo de ‘cacique local’, nacido, en 1947, en Daia Nova (Alicante) y que reúne todos los ingredientes del perfil de un genovés que, peldaño a peldaño, ha ido subiendo dentro de AP/PP,  ocupando cargos públicos retribuidos de forma ininterrumpida durante más de 30 años. Por lo que se refiere a su trayectoria profesional antes de dedicarse a la actividad pública poco se sabe. Se cuenta que comenzó a trabajar en Valencia, poniendo líneas telefónicas. Tras varios años cableando la zona, en 1972, solicita una plaza vacante en Palma de Mallorca. Allí conoce a la que sería su mujer, hija de los propietarios de una conocida joyería, fundada en 1951, especializada en diamantes. La pareja tiene una hija…. Según la declaración de bienes y rentas que presentó en el Senado, en septiembre del 2011, y su declaración de IRPF, referida al mismo año, se deduce que goza de una saneada economía familiar con un nutrido fondo de pensiones y una curiosa colección pictórica  Dicen que es diplomado en Turismo y que ejerció como vocal de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Mallorca, Ibiza y Formentera. En ese período fue también miembro del Comité Ejecutivo de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB) y de la junta de gobierno de la patronal de comercio Afedeco”.


En 1982, José María Rodríguez  se afilia a Alianza Popular. De 1983 a 1990, Gabriel Cañellas, Presidente por entonces del Govern Balear, le nombra Director General de la empresa pública “Ifebal”, la actual “Fires i Congressos”. Simbólicamente o no, por aquellos años un ya precavido Rodríguez hace aislar sonoramente su despacho de Ifebal cuando lo de grabar conversaciones pertenecía aún al género de las novelas policiacas y no como ahora, que es una práctica habitual. De 1995 a 1999 es concejal por el PP en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca y Teniente de Alcalde encargado de Economía y Recursos Humanos. De 1999 a 2003, teniente de alcalde de Coordinación e Infraestructuras. Es Presidente del PP en Palma de Mallorca. En 2003, Jaume Matas le nombra Conseller de Interior y diputado en el Parlamento de Baleares hasta 2011. Ejerce de secretario general del PP en Baleares y es designado Senador Territorial por el Parlamento de Baleares. Luego, es delegado del Gobierno en la CA de Baleares y, de 2009 a 2016, Presidente del PP en Palma de Mallorca.

Rodríguez, a las puertas del juzgado, como imputado.

 Desde noviembre 2012, está siendo investigado por el juez Castro en la denominada PS Caso Over, dentro del sumario Palma Arena. Se le acusa de financiación irregular al PP. “Y es ahí donde radica la razón por la cual Rajoy, sabiendo como sabía que su amigo, Rodríguez, está siendo investigado (imputado) desde noviembre del 2012 por un caso de financiación irregular del PP, no ha movido un dedo para retirarle de esa Presidencia. Para el Presidente en funciones, en casos así no hay que dudar ya que, al fin y al cabo, genoveses como Rodríguez son útiles para recaudar un buen puñado de votos aunque para ello haya que renunciar a unos mínimos niveles de ética y de decencia. Los datos electorales en la ciudad de Palma de Mallorca del pasado 26-J despejan toda duda razonable sobre la regeneración del PP. No solo han ganado con un 33.86% y 58.395 votos sino que han subido 4 puntos respecto a las Generales del 2015. Hoy, con estos resultados en mano, Rajoy sabe bien que dos jueces pisándole los talones no dan para grandes alegrías, por lo que su amigo, José María Rodríguez Barberá, pasará a ser en breve un conocido lejano y difuso, con los días contados en el PP de Baleares. En todo caso, aunque públicamente reniegue de él, le estará eternamente agradecido. No es para menos”.


Y mientras cae y se hunde en el fango la cúpula del PP de Palma, hay otras cosas que cobran vida. Como los objetos y herramientas de uso cotidiano presentadas por Gilbert Legrand, un artista francés  experto en darles vida, convirtiéndolas en divertidos y originales personajes.








Otros, como Quim Sosa, dan vida a sus dibujos.












Escribe BradPiti en ‏@MegaTTuitero: “El Presidente del PP de Palma creó una trama corrupta en la Policía Local. Ocho millones de españoles, muy españoles, han votado esta mafia”. Más fotomontajes de BradPiti y de otros: tres armas de destrucción masiva; los cuatro jinetes del Apocalipsis; Marino Rajoy, corriendo en Pamplona frente a los toros; Rajoy, en celo; el cinismo del PP es legendario; Felipe Gonzáles sugiere al PSOE que facilite la investidura de Mariano Rajoy; según Bob Estropajo, esto es lo más cerca que, hoy en día, estaría Felipe González de Marx; Baleares hace un llamamiento en busca de 489 botes de judías con toxina botulínica en manos de consumidores; cartel que circuló en las redes sociales de IU (Madrid antiobama) que suscitó críticas de PP y C's y la paz de Obama. Izquierda Unida llamó a los ciudadanos a participar en las movilizaciones convocadas contra la visita del presidente de Estados Unidos a España como rechazo al “imperialismo belicista” de la OTAN y el “TTIP de su oligarquía”.














El humor semanal de Forges, El Roto, Peridis, Vergara, J. R. Mora, A. López, Atxe, Pat, Malagón…




















Pep Roig muestras sus dibujos de humor desde Mallorca: No hagan olas, El empaste, Hacia la normalidad, José María Rodríguez se va un poco, ¿PPsoe? Y A saquear.







Entre los vídeos de esta semana, los grabados en  Pamplona, en donde Cristina Pardo, de la Sexta, sigue en directo el Chupinazo de los Sanfermines y dice que han tenido que “apretar” a Ferreras para que se pusiera camisa blanca. Pardo, a Ferreras: "Llevas camisa blanca, te han tenido que apretar un poco, pero me alegro" laSexta Noticias. laSexta Noticias.

 Un individuo agrede a un cámara durante otra conexión en directo en medio de un altercado en los Sanfermines 2016. Uno de los asistentes a la fiesta deja claro que esas actitudes “no son la fiesta”. "Esto no es la fiesta", los sanfermineros condenan la agresión a un cámara de laSexta laSexta Noticias

José María Rodríguez dimiteix tecnacio blogspot
 Terminamos con dos piezas de Ignacio Nacho Maestretta, músico, compositor y productor discográfico español. Es el líder de la orquesta Mastretta. Aunque nacido en Barcelona, Nacho Maestretta se considera cántabro, al trasladarse de muy niño a Santander, donde terminó la carrera de Pian NACHO MASTRETTA - Trebole! Trebole! Youmusicplus NACHO MASTRETTA - Marcha partisana bella ciao Youmusicplus.