jueves, 7 de julio de 2016

San Fermín se baña de sangre y sexo.





Un centenar de activistas semidesnudos y con  cuernos se cubrieron  de sangre artificial para escenificar, en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona, donde se lanza el chupinazo, su protesta contra el maltrato a los toros en los Sanfermines. “Sanfermines – señala Aída Gascón, directora en España de AnimaNaturalis, entidad organizadora del acto junto con el colectivo en defensa de los animales– pueden existir perfectamente sin corridas de toros. No estamos en contra de la fiesta sino de la crueldad, la tortura y la muerte de animales inocentes”.

Pamplona dice también no a las agresiones sexuales que desde hace unos años exportan una cara sexista de los Sanfermines. De hecho, los plamploneses señalan a los extranjeros como causantes del descontrol que, sobre todo, se vive durante el Chupinazo, porque, aseguran, se les vende el “todo vale”. Por primera vez, el Ayuntamiento de Pamplona ha incluido en su bando de fiestas una disposición especial para evitar agresiones sexistas y en el que invita a la ciudadanía a  “socorrer a la mujer y aislar al agresor”. Un puesto de información en la plaza del Castillo, informa sobre la campaña frente a las agresiones y pretende ayudar a las víctimas a conocer los recursos de que disponen. En 2015, hubo varias denuncias de  mujeres agredidas sexualmente durante Sanfermines y en un caso, por violación. En la plaza del Consistorio la policía cuente este año con cámaras de alta definición para identificar a los agresores y se ha reforzado la vigilancia en zonas poco transitadas. Los Sanfermines luchan contra las agresiones sexistas Antena 3 Noticias  
 San Fermín se propone acabar con las escenas sexistas NosTubeYo8