viernes, 2 de septiembre de 2016

¿Austeridad, qué austeridad: la real o la Real?

 
Vacaciones de julo para la familia real.

Felipe VI y Litizia inauguran una exposiciòn de antiguos coches de lujo, en septiembre del 2014.

El anuncio de la subida de sueldos a la Familiar Real en 1% fue recibido por los Borbones como un desahogo. Este año, la reina Letizia va a ganar 130.092 euros, casi 1.300 euros más de lo que lo que ganaba en 2015. Su salario es semejante al de una gran ejecutiva. Y, aunque su trabajo no tiene horarios, viaja con relativa frecuencia, prescinde de algún día festivo y acude a cenas, comidas, almuerzos y presentaciones en las que siempre debe estar atenta y con la sonrisa de  oreja a oreja. Pero ¿exige todo esto que debería cobrar extras por la complejidad de sus horarios y funciones? Y sobre todo, ¿exige su “trabajo” que pueda disfrutar de unas vacaciones, además de las ya conocidas en Marivent, como las que gozó y se deleitó en Croacia entre el 13 y el 20 de agosto pasado?

Como es ya sabido, Felipe VI, doña Letizia y sus hijos apostaron por un carísimo presupuesto  en sus recientes vacaciones en Croacia, en un barco que lleva el nombre de “Doce Vita”. El velero cuenta con seis cabinas, individuales y de matrimonio, y acumula otros llamativos servicios como cinco baños, gran comedor, jacuzzi y múltiples instalaciones de máximo confort. Así lo publica 'El Economista', que recuerda cómo, días antes de estas vacaciones de lujo, la Casa Real difundía que “los Reyes se quedaban en Madrid debido a la inestabilidad política”, que embargaba al país tras dos elecciones generales. Inmediatamente antes y después de este viaje, se intentó cuidar la imagen Real de don Felipe y Doña Letizia por separado, con dos respectivas apariciones públicas inmediatamente antes y después. Los Reyes fueron vistos a la salida de un cine madrileño y cenando en un restaurante próximo al Palacio Real. A la altísima cifra por el alquiler del “Dolce Vita”, cabe añadir otras diversas como extras. Entre ellas, el pago por el servicio

Beatriz Castrillo comenta en Vozpópuli que, “aunque este iba a ser un verano atípico y parecía que Letizia se iba a quedar sin vacaciones, el programa ‘Sálvame’, de Telecinco, asegura que los Reyes estuvieron de vacaciones en Croacia. Todos pensábamos que, con este desgobernado país que tenemos y mientras nuestros políticos se dedican a pactar y a negociar, los Reyes iban a estar en un sinvivir, pendientes del móvil y del correo, pero no. Parece que Letizia (o el Rey) decidieron que se merecían, al menos, una semana de desconexión total para recargar fuerzas. Ni critico ni defiendo el hecho de que se hayan ido de viaje con el plantel que hay, igual que tampoco entro en si deberían haber ido o no a los Juego Olímpicos de Río (como apunte, os diré que la española ha sido la única monarquía que no asistió a los mismos)… Menos mal que Letizia tiene un buen sueldo porque no creo que haya muchos hogares españoles que puedan permitirse ese desembolso”. Tampoco niego el derecho de los reyes a tener vacaciones. Pero una cosa son las vacaciones del español que pueda tenerlas y otra, muy distinta, las montadas en ese yate cuyo coste semanal ascendía a 32.000 euros a la semana. Tres veces más que lo que cobra el español medio durante un año. Lo que demuestra que ni sus gastos ni sus vacaciones son nada normales en este país con más de tres millones de parados.