viernes, 30 de septiembre de 2016

Volver a escribir a mano como medio de reencontrarte con tu yo auténtico.


Gabriel Jaraba explicaba hace unos días en su web lo que yo he practicado a lo largo de mis más de setenta años viviendo: el uso de escritura a mano cuando pretendo expresar lo que siento y pienso desde el fondo de mi ser. “Cierto  -dice Jaraba – que uno está digitalizado hasta las cejas: uso ordenador de sobremesa, portátil, teléfono móvil y tableta iPad (no me he comprado un reloj conectado a la red porque los megatones de dioptrías que uso me impiden ver superficies tan pequeñas). Manejo mis notas y documentos de trabajo con Evernote, me organizo con el calendario Google, sincronizo mi Dropbox en todos mis dispositivos, mis mesas de trabajo son wikis y elaboro mi tesis doctoral en un blog cerrado al público en el que incluyo mi trabajo de campo, anotaciones, metodología y demás elementos de la investigación que llevo a cabo. Escribo continuamente en todos esas herramientas, además de actualizar mi web y los blogs que publico. Pero cuando tengo que escribir algo personal, reflexivo, importante para mi vida, lo hago a mano y en uno o varios cuadernos. Los medios digitales son maravillosos, pero la escritura a mano es irremplazable. Y mi cuaderno de notas escritas a mano es mi herramienta principal de cara a mi actividad creativa y mi desarrollo personal”.

“Este inicio de curso –observa y concluye mi amigo Jaraba– veo cómo se publicitan aplicaciones para tabletas que permiten tomar notas a mano en ellas, mediante lápices digitales. Es una buena idea porque todo lo que signifique la convergencia y síntesis de medios es bueno, dado que el resultado deseable es que se produzca una síntesis en un plano superior. Desde este punto de vista, recomiendo volver a las notas escritas a mano no como un retroceso sino como un avance: utilizándolas en nivel que les corresponde. Un simple cuaderno de notas escritas a mano es la mejor e insuperable aplicación destinada al desarrollo personal, el fomento de la creatividad y la realización de objetivos. Ninguna herramienta digital es comparable a la modesta libretita que llevo siempre en el bolsillo. En este post y los siguientes te enseñaré a utilizarla”.