martes, 27 de septiembre de 2016

Caballeros Legionarios amenazan a Carmena con reponer la placa a Millán Astray.


Así pintó Zuloaga a Millán Astray.

Apenas tres centenares de manifestantes se concentraron el sábado de la semana pasada en defensa del fundador de la Legión y jefe de Prensa y Propaganda de la dictadura de Franco, escuchándose vítores a Franco y a José Antonio Primo de Rivera. Miembros de la Legión y nostálgicos del franquismo se manifestaron contra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y contra su intención de aplicar la Ley de Memoria Histórica. La concentración fue organizada por la Hermandad Nacional de los Antiguos Caballeros Legionarios y se celebró en la Plaza Mayor de Madrid.

Guillermo Rocafort, secretario de la Hermandad, reivindicó la calle Millán-Astray. “No entendemos –declaró– cómo este Ayuntamiento sectario intenta aplicar ese rodillo del odio, que es la Memoria Histórica, para arrebatar a los héroes de nuestra historia de España”. El Comisionado de la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid recomendó al Consistorio la eliminación de la calle que honra la figura del fundador de la Legión y propuso cambiar el nombre de 27 calles, entre ellas la de Millán Astray, jefe de Prensa y Propaganda de la dictadura de Franco. El Comisionado explicó este cambio recordando que “¡Viva la muerte! ¡Muera la inteligencia!” fueron los gritos con los que Millán-Astray interrumpió, en 1936, el discurso del rector Miguel de Unamuno en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca, quien respondió con una admirable réplica abrochada con un “¡Viva la inteligencia”. Por eso el Ayuntamiento tiene previsto denominar la calle de Millán-Astray como Avenida de la Inteligencia.

Esperanza Aguirre ha salido en defensa de Millán Astray, alegando que “participó en asuntos sociales muy importantes”. Y se sumó a la defensa de la figura del exjefe de Prensa y Propaganda de Francisco Franco, señalando que el legionario incluso fue a la cárcel “por impedir las matanzas o ejecuciones o lo que fuera que estaban haciéndose allí”. Los responsables de la hermandad aseguraron estar dispuestos a acudir a los tribunales si se retira el nombre de la calle y sostuvieron que pedirán una entrevista con Carmena “para decirle a los ojos lo que sentimos y que deje en paz a nuestro padre legionario”. Rocafort incidió en que “ésto es un debate histórico. No se puede imponer la historia por la ley, eso es romper el estado de derecho”. 

Al término del acto se escuchó el himno de la Legión, cantado por Peregrina,  la hija de Millán Astray en primera fila, sentada junto a otros familiares. Preguntada sobre si quería que se cambiara la calle de su padre, respondió: “Yo lo que quiero es que vivamos en paz, tranquilos; mi padre ya está en otra dimensión. También Unamuno y lo importante es la Legión”.