martes, 8 de noviembre de 2016

La culpa es de mi ojo izquierdo.


Esta es la breve y escueta nota que me he atrevido a escribir hoy, martes.  Y es que la historia que mi ojo izquierdo está provocando a mi vista me viene causando problemas desde que me atreví a enfrentarme con la operación de cataratas que ha cambiado mi visión. Mi ojo derecho ya está curado y veo sin problemas. En cambio, el izquierdo ha ido empeorando desde hace meses, impidiendo un tercio de visión. Ante lo cual,  volví al oftalmólogo quien optó por hacerme una capsulotomía que me la ha devuelto, pero me obliga a no leer con soltura ni estar demasiado tiempo frente a la pantalla durante unos días. Calculo que el tormento me durará una semanita. Así que, hasta entonces, me olvido del ordenador e intentaré disfrutar del otoño. 

No hay comentarios: