domingo, 19 de marzo de 2017

Gila vuelve a Madrid; casi cincuenta calles franquistas cambiarán de nombre; galería del despilfarro en las Cortes y santa Susana Díaz…


El comisionado de la Memoria Histórica dirigido por Paca Sauquillo presentaba el pasado viernes su informe final sobre el cambio de callejero definitivo para la ciudad de Madrid. Son, en total, 47 calles o plazas madrileñas cuyos rótulos actuales no cumplen con la Ley de Memoria Histórica y que exaltan símbolos de la dictadura franquista. Por ejemplo, el nombre de la calle del fascista General Yagüe por la del Humor de Gila. “El cambio –informa Change.Org– en lugar de recordar la Masacre de Badajoz provoca en este caso, una sonrisa en los viandantes”. Miguel Gila, nacido hace  98 años y muerto hace 16, se merece tener una calle importante que nos recuerde su persona, que hizo tanto bien repartiendo su buen humor, allí donde estuvo, haciendo reír a tres generaciones juntas. “Mis padres, como tantos otros, recordaban lo bien que se lo pasaban con Gila en la posguerra. Escuchándolo, se les olvidaba hasta el hambre que pasaban. Hizo mucho bien a todos. No crees que sería una buena jugada de la historia cambiar el nombre de la calle del fascista General Yagüe, conocido como ‘El Carnicero de Badajoz’, por el del Gran Maestro del Humor Miguel Gila, nacido en Madrid, a quien las tropas del general rebelde intentaron fusilar y no lo consiguieron”. Y explican el porqué de esta petición: “Está previsto que, en Madrid, se cambien una serie de nombres de calles de personajes considerados fascistas y ofensivos para un país democrático como es, hoy en día, España, y podemos aprovechar la circunstancia para llenar Madrid de nombres que nos hagan reír o recordar a alguien que haya hecho un bien a todo el mundo y no de nombres de personajes que hayan sido unos criminales”. Para describir al humorista, nada mejor que las palabras de Forges: “Es un hecho que Gila fue un impulsor primigenio de la caterva de humoristas que ‘nacimos’ a la sombra de su personal punto de vista humorístico; todos nos sentimos ‘hijos’ de su ingenio, y su recuerdo perdurará a través de los tiempos entre las majestades humorísticas españolas, los Reyes Magos del Humor: Cervantes, Quevedo y Gila. ¿Admiración excesiva? Ninguna admiración puede ser excesiva si se trata de Miguel Gila. Y si no, al tiempo. Miguel Gila se alistó voluntario como miliciano cuando tenía tan solo 17 años, para defender al gobierno democrático de la República Española. En su libro ‘Memoria para desmemoriados’ cuenta: ‘...Cuando me pusieron en libertad hacía cerca de un mes que había terminado la guerra, y varios desde que, en El Viso de los Pedroches, me hicieron prisionero los moros de la 13ª División del General Yagüe. Esto ocurría en diciembre del año 1938’ ”.


En su autobiografía “Memorias para desmemoriados”, Gila escribe: “... El piquete de ejecución lo componían un grupo de moros con el estómago lleno de vino, la boca llena de gritos de júbilo y carcajadas, las manos apretando el cuello de las gallinas robadas con el ya mencionado ‘Ábrete Sésamo’ de los vencedores de batallas. El frío y la lluvia calaban los huesos. Y allí mismo, delante de un pequeño terraplén y sin la formalidad de un fusilamiento, sin esa voz de mando que grita: “¡Apunten! ¡Fuego!”, apretaron el gatillo de sus fusiles y caímos unos sobre otros. Catorce saltos grotescos en aquel frío atardecer del mes de diciembre. Las gallinas tuvieron poco tiempo para respirar, el que emplearon los del piquete de ejecución en apretar sus gatillos. Y sobre la tierra empapada por la lluvia nuestros cuerpos agotados de luchar día a día. Catorce madres esperando el regreso de catorce hijos. No hubo tiro de gracia. Por mi cara corría la sangre de aquellos hombres jóvenes, ya con el miedo y el cansancio absorbidos por la muerte. Por las manos de los moros corría la sangre de las gallinas que acababan de degollar. Hasta mis oídos llegaban las carcajadas de los verdugos mezcladas con el gemido apagado de uno de los hombres abatidos. Ellos, los verdugos, bañaban su garganta con vino, la mía estaba seca por el terror. No puedo calcular el tiempo que permanecí inmóvil. Los moros, después de asar y comerse las gallinas, se fueron. Estaba amaneciendo. La muerte en las guerras tiene mucho trabajo. La muerte en las guerras nunca tiene prisa. Se lleva a unos y deja a otros para más adelante. Me dejó a mí y dejó al cabo Villegas. De mí no se llevó nada, del cabo Villegas se llevó una pierna, la izquierda. Sangraba abundantemente, me arranqué una manga de la camisa y le hice con ella un torniquete a la altura del muslo…”. La suerte, el destino, quien sabe qué, hizo que Miguel Gila sobreviviese a este fusilamiento fallido y a la terrible Guerra Civil Española.


En un Madrid democrático no debe haber un homenaje como el que supone dar el nombre de una calle a un personaje tan sanguinario como el del General Juan Yagüe, premiado por Franco con el cargo de Ministro del Aire y posteriormente Capitán General de la VI Región Militar, en Burgos. En 1953 fue nombrado Marqués de San Leonardo de Yagüe a título póstumo. Tras el final de la guerra cuando es ascendido a general de división, realizó un viaje a la Alemania nazi acompañando a la Legión Cóndor, que tanto daño hizo en tierra española. Este general además, durante los años de la Segunda Guerra Mundial, mantuvo contacto y afinidad con Hermann Wilhelm Göring, lugarteniente de Hitler y comandante supremo de la Luftwaffe. General Yagüe es una de las 27 calles de Madrid que Memoria Histórica ha recomendado cambiar de nombre. No se nos ocurre mejor idea que cambiarla por el nombre de “Humor de Gila”. “La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (Arhmex) solicitó a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, la retirada de General Yagüe. En la Masacre de Badajoz que tuvo lugar el 14 de agosto de 1936, más de 2000 republicanos fueron fusilados en la plaza de toros. Miguel Gila, humorista gráfico, cómico, actor, escritor y poeta, se merece una calle importante en la ciudad que nació, Madrid, y no se me ocurre nada mejor que sea la del General Yagüe. Todos lo celebraremos y sonreiremos cuando pasemos por esa calle, y en lugar de tener que recordar a uno de los mayores criminales de la Guerra Civil Española, como ocurre ahora, nos acordemos del Gran Maestro del Humor Miguel Gila”. Tres son las razones aducidas para que la calle General Yagüe pase a llamarse calle ¡Humor de Gila!:


1. El “Humor de Gila” fue un gran bálsamo en la posguerra, para todos aquellos que sufrieron el horror de la Guerra Civil Española. Además, Miguel Gila, Maestro del Humor que hizo reír con su ingenio a tres generaciones de españoles y lo sigue haciendo, nació en el distrito de Tetuán de Madrid, donde se encuentra la calle General Yagüe, con lo que podemos aprovechar una maravillosa ocasión para rendirle el homenaje que se merece. Este dato adicional, lo hemos averiguado recientemente en el Archivo de la Villa de Madrid, y esperamos que sea tenido en cuenta por el Comisionado de Memoria Histórica, como una aportación nueva realmente importante.

2. Las tropas moras de la 13ª división del General Yagüe lo fusilaron , si bien la suerte o el destino hizo que sobreviviera a tan traumático hecho, por lo que sería una bella y justa ironía que el “Humor de Gila” que hizo tanto bien, sustituyera a alguien que sembró la tristeza y nos trajo la dictadura.

3. Pensamos que el nombre que de momento se está proponiendo desde el Comisionado “San Germán“, no es el más indicado. Además, el santo Germán de Constantinopla, ya cuenta con una parroquia en dicha calle. El argumento de que la calle se llamaba así antes de que su nombre fuera General Yagüe, no se corresponde con la actualidad de un estado laico como el español. Y por último, Gila sí que nació en el Distrito de Tetuán de Madrid. 


El pasado martes, 14 de marzo, Esperanza Aguirre, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, arremetió en los pasillos del Palacio de Cibeles contra el “sectarismo y revanchismo”, tras la aprobación del cambio de nombre de 47 calles por su directa implicación con golpistas y contra quienes cometieron delitos de lesa humanidad. Aguirre critica que la IIª República fue un “régimen idílico, olvidando que al líder de la oposición le asesinó el escolta del jefe del partido mayoritario”. El PP no respaldó la proposición, que fue aprobada con los votos de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos, por no aprobarse una enmienda de adición, en la que incluían el artículo primero de la Ley de Memoria Histórica, de modo que se reconociera a las víctimas no sólo de la persecución y violencia de la Guerra Civil sino también a aquellos que lo fueron “por razones políticas, ideológicas o de creencia religiosa”. La delegada de Cultura y Deporte, Celia Mayer, explicó que este añadido ya se incluye en la ley, es una redundancia y, por lo tanto, está incluida en la proposición inicial. Esperanza Aguirre aseguró que, ¡en aras de la reconciliación”, iban a votar a favor de la proposición si se hubiera aprobado su enmienda de adición aunque el texto completo de la Ley de Memoria Histórica no les guste. La representante del PP criticó que el rechazo del PSOE a su enmienda de adición ¡olvida que el espíritu de reconciliación es lo que presidió la Transición!, en contra de lo que hicieron los concejales socialistas capitaneados por el alcalde Enrique Tierno Galván en los 80 con la revisión del callejero. Una de las calles cuyo nombre será cambiado en la primera tanda será la del Comandante Zorita. En este punto, la edil recordó que el Ayuntamiento de Tierno Galván, concretamente el socialista Enrique del Moral, entonces concejal de Cultura, escribió una carta a los descendientes del aviador explicándoles que no se le retiraría el nombre porque los cambios estaban ligados a “uno de los bandos”. Aguirre quiso recordar que el comandante que fue el primer aviador español que rompió la barrera del sonido “es un militar admirado y no será incluido en las calles sometidas en revisión”. Por el contrario, Mayer explicó en el Pleno que este aviador se sublevó contra la República en julio de 1936. Como aviador combatió en la Guerra Civil y también junto a los nazis en la Segunda Guerra Mundial.


Pero centrémonos en el caso del cambio de nombre del fascista General Yagüe por la del Humor de Gila. Miguel Gila nace el 12 de marzo de 1919, en Madrid y muere el 13 de julio de 2001 en Barcelona. Su humor era una máquina depuradora: se alimentaba de las experiencias traumáticas de su infancia y juventud –la orfandad, el hambre, la guerra, la cárcel, la humillación– y las convertía en viñetas y monólogos que provocaban miles de carcajadas. Un ejemplo de reciclaje eficiente y, sobre todo, terapéutico, tanto para él como para toda una sociedad que olvidaba las penurias cotidianas cuando oía aquello de “¿Es el enemigo?”. Es amarga materia prima sale a flote en Miguel Gila, vida y obra de un genio, un libro en el que Juan Carlos Ortega y Marc Lobato recorren los puentes entre la trayectoria vital y el estilo sobrio, naíf e hilarante de uno de los grandes del humor español. Además, incluye material inédito de Gila –viñetas, monólogos, poemas y pequeñas obras de teatro– y entrevistas con Malena Gila, Forges, Josema Yuste, Juan Marsé, Luis del Olmo, Javier Cansado, Luis María Anson, el Tricicle y Lluís Bassat.


En los libros sobre Gila encontramos ternura, imaginación e ironía, que visten de blanco un obligado humor negro tras la terrible Guerra Civil Española. Pese a ello, nos hace reír y pensar a través de sus viñetas y relatos. Es autor de 55 obras y participó en otras 23. Escribió relatos cortos, teatro, guiones para películas y hasta poesía. Muchos de esos relatos cortos y viñetas se encuentran desperdigados en numerosas revistas de su época. Entre su bibliografía, descubrimos tres maravillosos libros autobiográficos en los que narra su vida y la de toda una generación que vivió la Guerra Civil Española y la Dictadura de la posguerra: “Un poco de nada“, “Y entonces nací yo. Memorias para desmemoriados” y “Memorias de un exilio“. En dichas obras, como no podía ser de otra manera, hallamos también tintes de su humor. Por último, nos encontramos con tres libros publicados después de su fallecimiento en 2001: “Siempre Gila“,  que recogen sus monólogos más famosos; “Tipologilas“, con un buen número de viñetas y “Miguel Gila. Vida y obra de un genio”. Gila nos sorprende con una recopilación de poemas inéditos de su autoría, además de mostrarnos escenas de su vida y opiniones de personajes muy conocidos que nos cuentan cómo era el humorista multidisciplinar.

El Comisionado  de Memoria Historica.

Cuarenta y siete calles franquistas tienen sus días contados en Madrid. El Comisionado de la Memoria Histórica de la ciudad ha aprobado un informe por el que propone al Ayuntamiento el cambio de denominación de estas 47 calles, plazas o espacios públicos de la ciudad. Se ha abierto un plazo de 15 días para que las Juntas de Distrito puedan presentar alegaciones ante las propuestas del órgano y, probablemente, en el mes de abril este informe será elevado al Pleno del Ayuntamiento. Según Francisca Sauquilla, presidenta del Comisionado, no puede haber rótulos de calles en contra de la Memoria Histórica, la ley, o que levanten sentimientos de personas que han podido perjudicar el sentimiento de concordia. Entre las calles afectadas por los cambios se encuentra la travesía del General Franco, la plaza de Arriba España, la calle de los Caídos de la División Azul, la plaza del Caudillo, calle del general Milán Astray o el pasaje del General Mola. Sauquillo  aclara que es insostenible mantener un homenaje a una fuerza armada al servicio de Hitler, como fue la División Azul, o a Millán Astray, que fue jefe de prensa y propaganda del dictador Franco. Entre los nuevos nombres hay 23 de hombres y 10 de mujeres. El Comisionado ha dado varios argumentos para justificar este desequilibrio de género. Entre ellos, que muchas veces han recurrido al nombre anterior de la calle, que en muchas ocasiones era el nombre de un hombre, y por otro lado, que también había muchos hombres que merecían reconocimiento y no habían sido aún homenajeados con una calle. “Nos hubiera gustado –dice– poner más nombres de mujeres, pero había que respetar el nombre de calles que eran recordadas por los vecinos y que se habían quitado sin ninguna razón”.  Las mujeres que serán reconocidas en el callejero de la ciudad de Madrid, en caso de que este informe sea aprobado, son Juana Doña, dirigente comunista; Ángela Figuera, poeta; Carlota O'Neill, escritora y periodista; la Maestra Justa Freire; Soledad Cazorla, fiscal del Supremo; Simone Weil, filósofa francesa; la pintora Ángeles Santos; Mercedes Fórmica, novelista falangista; Matilde Landa, reconocida republicana; y Lucrecia Pérez, inmigrante dominicana asesinada en 1992 por un grupo ultraderechista.

Manifestantes en la Puerta del Sol para exigir que se retiren los nombres de calles y símbolos. franquistas.

Por su parte, la derecha intenta plasmar su esfuerzo por permanecer  en Las Cortes de la manera más sibilina. José Ignacio Wert reapareció el martes en el Ministerio de Educación en el acto de la colocación de su retrato en la galería de exministros. Recordemos cómo Wert fuera premiado con el puesto de embajador de España ante la OCDE en París, a pesar de ser el ministro peor valorado del primer Gabinete de Rajoy. Fue nombrado embajador después de que su mujer y exsecretaria de Estado de Educación, Montserrar Gomendio, fuera fichada por la OCDE como directora adjunta. El binomio Wert-Gomendio consiguió poner en su contra a estudiantes, profesores, familias y sindicatos por su reforma educativa,  por la reducción del gasto destinado a las becas y el proyecto del 3+2, con el que pretendían obligar a los universitarios a sustituir los dos últimos años de grados con máster privados. Wert se marchó de rositas a París, dejando atrás una comunidad educativa indignada, con un cómodo sueldo de casi 10.000 euros al mes, a lo que hay que sumar 11.000 euros mensuales que desembolsa el Estado por el alquiler de la residencia del embajador, que cuenta con 500 metros cuadrados, además de los gastos del servicio y el chófer. Si el retrato al óleo de Wert, obra del pintor Rafael González Cidoncha, supone un coste de 20.000 euros, los de otros políticos tampoco se quedan atrás. Comenzando con los expresidentes, José María Aznar fue retratado por el pintor gaditano Hernán Cortés Moreno, por un coste de 82.600 euros, mientras que el de Felipe González, del mismo autor, costó 69.600 euros, ambos cuadros colocados en los pasillos del Palacio de la Moncloa.


Más de un millón y medio de euros se han gastado ya  los gobiernos del PSOE y del PP en obras pictóricas a representantes políticos. El expresidente del Congreso Jesús Posada defiende que se hagan retratos oficiales de ministros y otros altos cargos porque considera que acaban siendo “un curso de historia” y que, además, tienen un “valor artístico” en función de sus autores. A su juicio, “estas galerías de retratos oficiales llevan mucho tiempo y hay grandes autores, como ocurre con los presidentes del Congreso de los dos últimos siglos, y ello supone contar con un valor artístico muy interesante y muy importante. Y los pueblos tiene que recordar la historia aunque sólo sea para no repetirla”. Su retrato oficial como expresidente del Congreso, por el que la Cámara pagará unos 60.000 euros, empezó a pintarse hace dos meses y el veterano político del PP se declara “satisfecho” con los primeros bocetos en carboncillo. “Estoy muy contento porque estoy mejor que yo físicamente”, comentó el miércoles en los pasillos del Congreso.


Los dos últimos cuadros que entraron a formar parte de la Galería de Presidentes fueron los de los socialistas Manuel Marín, que presidió la Cámara entre 2004 y 2008 y José Bono, que lo hizo entre 2008 y 2011. Marín rompió la tradición y, en lugar de un cuadro, optó por un retrato fotográfico que encargó a la fotógrafa Cristina García Rodero. Aquella imagen se colgó en el Congreso en abril de 2014 sin organizar ningún acto oficial, por expreso deseo de Marín. La fotografía costó 24.780 euros, un precio muy por debajo del coste del resto de cuadros que componen la galería. El de José Bono ascendió a 82.600 euros y que lleva la firma del pintor hiperrealista, Bernardo Torrens, autor también del cuadro de Félix Pons, que forma parte de la Galería de Presidentes. Tras la polémica por el retrato del exministro José Ignacio Wert en Educación, Posada fue preguntado por la necesidad de estos cuadros y subrayó que tienen “un valor importante”. La cifra más alta por un cuadro se alcanzó cuando Francisco Álvarez Cascos, exministro de Fomento, quiso ser retratado por el pintor Antonio López, el que tardó 20 años en entregar un retrato de la Familia Real. El presupuesto para López fue de 194.700 euros, una cifra desorbitada y que causó gran revuelo, lo que produjo la rescisión final del contrato por la también exministra de Fomento, Ana Mato.

Iniciamos  la sesión de fotomontajes de la semana con esta imagen con la que el humorista, Joaquín Reyes, volvió a sacarse de la manga una genial imitación en el programa “El Intermedio”, de La Sexta. En este caso, su ‘víctima’ fue la socialista Susana Díaz, ‘precandidata’ a las primarias del PSOE que previsiblemente hará oficial su candidatura el próximo 26 de marzo. “Aquí está la Khaleesi, la que no arde. Yo no me quemo como otros, que se han quemado en la política. Porque para la política no vale todo el mundo. Si no aguantas el calor, sal de la cocina…”, aseguró la Susana Díaz de Reyes, con la música de la popular serie de HBO, Juego de Tronos. Reyes, que regresó la pasada semana al programa del Gran Wyoming, protagonizó, en otras, desternillantes imitaciones a Pablo Iglesias, Vladimir Putin, Francisco Marhuenda (Marhuyenderrr), Íñigo Errejón, Eperanza Aguirre, Ana Pastor o Rouco Varela.


Susana acapara, según Twitter, el apoyo de F. González, Zapatero, Aznar, Franco y Primo de Rivera. Por cierto, arrasa el parecido físico entre S. Díaz y el cantante, Pepe el Marismeño, ex de Carmina Ordóñez. Según Jorgepravia, Susana Díaz podrá desdoblarse entre las primarias y la Junta de Andalucía gracias a Pepe El Marismeño. Otro malagueño se pregunta: Susana Díaz  ¿no se llamaría antes Pepe el Marismeño?


Susanita no deja de zurcir. “Algunos, dice Enric Sopena desde ElPlural.com, se empeñan en
proclamarla santa, mientras envían a Pedro Sánchez a los infiernos”.

Tamará Falcó, hija de Isabrel Preysler, se ha convertido en un referente para aquellos  que quieren seguir viendo la misa cada domingo en La 2 de Televisión Española. La semana pasada invitó a participar a sus seguidores a  pedir que se mantenga sin fecha de caducidad la Santa Misa en la cadena pública. La hermana de Enrique Iglesias cargó en las redes sociales contra Podemos, acusando a la formación morada y a Pablo Iglesias de no respetar la libertad religiosa y animó a aquellos católicos que le siguen a que vieran el programa de La 2 el pasado domingo. Muchos decidieron ir contra la petición de Podemos de que la televisión pública elimine dicho contenido y la misa acabó marcando un dato de récord.

 'El Intermedio' convierte a Tamaña Falcó en la santa de las audiencias.

La pobreza de España en una imagen. Por Ancleto Panceto.





A Felipe Juan Froilán de todo los Santos le gusta la tauromaquia. Ya lo dejó claro en su primera entrevista de televisión que dedicó casi plenamente a la defensa de los toros. El pasado fin de semana dio un paso más y se estrenó como torero. Esta vez saltó la barrera y pasó del tendido a la arena para torear. Fue en el cortijo de Palomarejos, en Toledo, y junto a su amigo el torero Gonzalo Caballero. En septiembre del año pasado el sobrino del rey Felipe VI salía por primera vez en televisión siendo entrevistado re en el programa Espejo Público en el que se destapó como un ferviente defensor de los toros. 

El humor semanal en la prensa: el mundo de Gila, Peridis, El Roto, Forges, Vergara, Manel F., Pat, Atxe, Malagón, J. R. Mora.


























Pep Roig, desde Mallorca: Pobres recalcitrantes, El pacto del tren recortado (restricciones, eliminación de rutas y proyectos…), La política es cosa de los jueces, Evolución involucionada, Moda política, Síndrome de no me enteraba de nada y ETA entregará las armas en abril... 








En los vídeos de esta semana descubrimos la desconocida vida de Miguel Gila y cómo se puede pasar de miliciano en la Guerra Civil Española, a todo un Genio del Humor. Miguel Gila: de miliciano a Genio del Humor LA POLÍTICA
 Miguel Gila - ¿Es El Enemigo? YouMoreTv - Series y Comedia
Gila El teléfono erótico edu1916v
 Gila He matado a mi mujer edu1916v
 Gila Un pobre muy pobre edu1916v
Publicado el pasado 15 mar. Elecciones holandesas, el pelo de la ultraderecha y la stripper en el ayuntamiento. Elige tu parafilia favorita. LATE MOTIV - Monólogo de Andreu Buenafuente."Cuestión de pelo" | #LateMotiv206 Late Motiv
Cuando el talento puro, en manos de un pequeño que apenas tiene 5 años, es capaz de provocar que todos los poros del cuerpo se electricen. Se trata de un niño de la India, sentado frente al piano, que interpreta el “Fantaisie Impromptu” de Chopin. Sus manos, específicamente, sus dedos, se deslizan sobre el teclado, debiendo, en cierto punto, alzarse sobre el asiento, para alcanzar bien las notas graves, debido a su tamaño tan pequeño. Indian Kid Playing Piano Like a Master - Cover Version Dons Entertainment
  
 Niña rusa de cuatro años habla siete idiomas. Amazing baby! 4 year old Russian girl speaks 7 languages fluently. WOW! Nekruz Ismoilov