martes, 14 de marzo de 2017

Tres aspirantes –Sánchez, López y Diaz–, lanzados a la carrera de la secretaría del PSOE.





“Quiero que estas primarias sirvan para que ningún otro secretario general tenga que pagar el precio que yo te tenido que pagar para cumplir con la palabra dada a los votantes y a los militantes”,  clamó Pedro Sánchez el pasado domingo en el Palacio de Congresos Cádiz, en donde protagonizó un mitin con el aforo completo de 900 personas. “En las primarias, nadie pierde. Gana el PSOE”, aseguró el exdiputado, quien pidió lealtad a sus rivales, si él gana las internas, igual que se la ha prometido a ellos, si no vence. Pedro  Sánchez cree que representa un PSOE “autónomo”, “de izquierdas” y que “da la voz a la militancia”. Dijo “Sí es sí. Sí a la izquierda, sí al PSOE, sí al futuro, a la credibilidad y a los militantes de base”. Y lanzó el nuevo eslogan frente a su clásico “no es no”.  

Pedro Sánchez encontró en Cádiz la tierra con más sanchistas destacados en Andalucía. Y escenificó el respaldo de referentes del socialismo paridos por esta provincia: desde la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, a la exministra de Igualdad con José Luis Rodríguez Zapatero, Bibiana Aído, pasando por el portavoz municipal y secretario general del partido en la ciudad, Fran González; el alcalde de Chiclana de la Frontera, José María Román; y el expresidente de la Diputación de Cádiz, Rafael Román, entre otros. Tendió también la mano a sus rivales, a los que no quiso referirse como “adversarios”. Y dio “una lección de respeto y compañerismo”, reivindicando “lealtad” para el que salga elegido. Momentos antes, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, anunciaba para el próximo 26 de marzo su candidatura a las primarias del PSOE.

El mismo domingo, Patxi López rechazó ante los militantes en Getafe (Madrid)  la izquierda “resignada”, “analgésica” y “pseudorevolucionaria”, pretendiendo atraer el voto de aquellos que quieran evitar el desastre por la polarización entre Susana Díaz y Pedro Sánchez. “Se acabó la división y el gritarnos entre nosotros para que no nos escuche nadie. Se trata de mirar al futuro. No hay que buscar culpables; hay que cerrar una herida sangrante y poner los medios para que esto no vuelva a suceder”, dijo. “Entre el asalto a los cielos que nos prometen unos y la resignación que nos imponen otros, en medio estamos los socialistas”, aseguró López durante su mitin. Media hora antes de la hora prevista para el comienzo del encuentro, la presidenta de Andalucía desvelaba que anunciaría su candidatura a liderar el PSOE en un acto en Madrid.

Según EL MUNDO, la presidenta andaluza adelantó su anuncio ante el poder de movilización demostrado por Pedro Sánchez en sus encuentros con las distintas federaciones del partido. Algunos barones regionales y numerosos dirigentes históricos le habrían urgido a dar el paso para evitar que tanto Sánchez como Patxi López le ganen terreno, cuando ella ni siquiera ha esbozado su proyecto. LA VANGUARDIA asegura que ya hay dirigentes socialistas que la respaldan que están apelando al “voto útil” para que Sánchez no vuelva a liderar el partido. Pero la presencia de numerosos simpatizantes en los actos de Pedro Sánchez y los sondeos que sitúan a éste por delante de Susana Díaz han suscitado recelos en el sector de la presidenta andaluza. Avisan de que la “competición” por la secretaría general del PSOE aún no ha empezado y que, por el momento, lo único que hay son dos compañeros “corriendo solos en la pista. Los susanistas se muestran convencidos de que Patxi López se apresuró a presentar su candidatura pensando en que, de esta forma, frenaría las aspiraciones de Pedro Sánchez. Sin embargo, no hizo otra cosa que acelerar su anuncio para frenar la “sangría” que se estaba produciendo en sus filas hacia el candidato vasco.

Díaz presentará su candidatura el 26 de marzo Europa Press