jueves, 11 de diciembre de 2008

Un sombrío año 2009.




Según “Página 12”, diario argentino editado, desde hace veinte años, en Buenos Aires, durante el mes pasado, las fábricas recortaron la producción en Estados Unidos, Europa y China, ya que la demanda descendió, lo que impulsó las expectativas de que los bancos centrales del mundo seguirían bajando las tasas de interés en las semanas venideras. Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, dijo que era “ciertamente posible” que hubiera más recortes de interés y alertó que la economía probablemente se mantendría débil por cierto tiempo. El gobernador japonés, Masaaki Shirakawa, advirtió que a las firmas japonesas cada vez les cuesta más acceder a fondos, casi tanto como en la crisis crediticia que sufrió el país hace 10 años. “El estancamiento en la actividad económica –precisó– se incrementa con rapidez. Y las economías extrajeras sufren un cambio rápido del mismo tipo”.

“Página 12”, cuya tirada diaria alcanza los 30.000 ejemplares, insiste en que la crisis financiera, que comenzó el año pasado con un colapso en el mercado inmobiliario estadounidense, ya ha llevado a varias economías grandes hacia una recesión. El National Bureau of Economic Research, un prestigioso grupo de investigación privado cuyo comité pone fecha a los ciclos económicos, declaraba el primero de diciembre que la economía estadounidense entró en recesión en diciembre del 2007. La actual desaceleración, que los economistas esperan persista hasta mediados del próximo año, ya es la tercera entre las más largas desde la Gran Depresión.

Los ministros de Finanzas de la zona euro se reunieron en Bruselas para delinear el plan de 200.000 millones de euros (252.000 millones de dólares) de la Comisión Europea para revivir sus economías, pero Alemania rechazó los llamamientos a intensificar sus gasto de estímulo. “No participaremos en una competición para superarnos uno a otro, con la lista sin fin de nuevas propuestas, en un concurso sin sentido sobre miles de millones”, dijo la canciller alemana, Ángela Merkel. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, criticó la reacción de Merkel: “Mientras Francia está trabajando –anunciaba en “Página 12”– Alemania está pensando”.

Y, mientras los líderes europeos discrepaban sobre cuánto dinero público debe gastarse para paliar la profunda desaceleración, su economía, la estadounidense y la del Japón, cayeron en una recesión que amenaza con ser la peor desde la IIª Guerra Mundial. Pero, las esperanzas norteamericanas de que los consumidores puedan asimilar bien el rescate parecen optimistas. Tras el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, jornada que marca el inicio de la temporada de compras navideñas, las ventas dan una impresión menos sombría de lo que se temía, pero no detienen a los inversores que se deshicieron de acciones de tiendas minoristas. Los analistas advirtieron que, aunque las tiendas estaban repletas, el crecimiento de las ventas podría haber sido a expensas de las ganancias y que la demanda en general permanece débil.

“Página 12” concluye que el 2009, con un mayor desempleo, se ve muy sombrío.

No hay comentarios: