jueves, 8 de enero de 2009

El éxito.


La vida tiene muchos vericuetos para llegar a la meta con éxito. Hay quien se entretiene con ellos para atrasar la llegada. Y hay quien prefiere ir directamente al grano y lograr lo que otros, en tiempo y esfuerzos, tardan mucho más en conseguir. El problema es saber lo que cada uno persigue en esa carrera que es la vida. Y la meta que se intenta alcanzar.

Pero antes de seguir adelante convendría definir lo se entiende por éxito. ¿Es dinero, bienestar, realizarse profesionalmente?... En el 2007, el listado anual de multimillonarios de Forbes incluía a 946 personas tocadas por la varita de la fortuna (de la Gran Fortuna), cantidad que batía el récord que ya se había registrado en 2006. Steve Forbes, el editor de la revista norteamericana que elaboró el ranking, indicaba que el aumento de los nombres en la lista era un fiel reflejo de las dinámicas en la economía global, que hicieron de 2006 el año más productivo de la historia de la humanidad. De hecho, el año anterior el mundo tenía 150 multimillonarios menos. De ser eso el éxito, muy pocos serían los afortunados tocados por esta varita mágica. Y el mundo estaría lleno de fracasados sin suerte.

Otros apuntan algunos de los verdaderos éxitos que podemos alcanzar en cada una de las etapas de nuestra vida. Mi amigo Peter me mandaba el otro día por correo electrónico esta curiosa y simplona lista de éxitos acoplados a la edad y que se podrían resumir a cinco o seis periodos de nuestra vida:

- A los tres años… no mearse en la cama.
- A los 6 años… recordar lo que hiciste en el día.
- A los 12 años... tener muchos amigos.
- A los 17 años... tener carnet de conducir.
- A los 20 años... tener relaciones sexuales.
- A los 35 años... tener mucho dinero.
- A los 50 años... tener muchísimo dinero.
- A los 65 años... tener relaciones sexuales.
- A los 70 años... tener carnet de conducir.
-A los 75 años... tener muchos amigos.
- A los 80 años... recordar lo que hiciste en el día.
- A los 90 años... no mearse.

En todo caso, alcanzar el éxito es sin duda más fortuito que apuntarse a ese carro de la fortuna al que muy pocos logran subirse. Y no digamos ya el morir de éxito. Aunque hay quienes dan las claves para lograr el triunfo.

Mañana: El éxito. (Y II) Claves para triunfar en la empresa y en el paro.

3 comentarios:

Toni. dijo...

Mi meta en la vida es no quedarme nunca sin metas.

Santiago Miró dijo...

Y probablemente nunca te aburras. Ese es tu éxito. No lo desproveches. Seguro que para tí el problema es elegir las ocasiones más oportunas y encontrar tiempo suficiente para vivir día a día.

technology dijo...

I will pass on your article introduced to my other friends, because really good!
wholesale jewelry