domingo, 11 de enero de 2009

Un fin de semana en blanco y otros escenarios negros.

Retenciones en Barajas.

Atascos en las carreteras.

Por sorpresa, Madrid amaneció de blanco el viernes pasado, extendiéndose la nieve el sábado y domingo a otras zonas peninsulares. Nadie fue capaz de prevenirnos de la fuerte nevada que cubriría gran parte de España. El frío paisaje, evocador para unos, problemático para otros, trajo también consigo serios conflictos y dificultades. Magdalena Álvarez y Esperanza Aguirre se acusaron de la nevada. La Ministra de Fomento admitió “fallos de todos” ante el caos provocado y criticó la “tremenda frivolidad” del PP madrileño. La Presidenta de la Comunidad señaló que la culpa había sido de todos los demás. Ambas se tiraron los trastos a la cabeza. Pero ninguna de ellas fue capaz de prevenirnos del caos provocado en el aeropuerto de Barajas, con cierre por unas horas, cancelaciones y retenciones, ni del corte y dificultades de numerosas carreteras nacionales. ¿Podría haberse evitado tal desbarajuste? El Gobierno autonómico acusó al Fomento –ambos representados por las dos féminas– de “absoluta imprevisión y de falta de medios” ante el colapso de las carreteras nacionales en los accesos a la capital. Pero ninguna de ellas escuchó las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que llevaba días avisando de la llegada de un temporal de frío polar. Terció De la Vega, vicepresidenta del Gobierno, afirmando que “la polémica” sobre los colapsos en algunas carreteras “podía esperar” y que la “prioridad” del Ejecutivo era “resolver los problemas de los ciudadanos”. Tres fueron las protagonistas de este fin de semana y tres fueron los días –once después de los santos Inocentes–, de un blanco inocente que los peques, un público con humor y algunos mayores disfrutaron de lo lindo.

Madrid, nevada.

Nieve en la Cibeles.
Nieve en el Palacio de Cristal del Retiro.

“¿Se ha quedado sin trabajo por la crisis? –dijo el comandante general de Baleares–. Alístese en el Ejército”. En esta invitación, Juan Domingo Guerra sostenía que el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, constituyen “una de las primeras fuentes de empleo directo, sino la principal” en estos tiempos de destrucción de puestos de trabajo. J. D. Guerra hizo estas declaraciones durante su alocución en la Pascua Militar. E insistió en que las Fuerzas Armadas suponen una “considerable capacidad de ocupación de quienes deban incorporarse por primera vez al mercado del trabajo o reincorporarse al mismo, después de haberlo perdido”. Lo malo es que, pese a que haya plazas para muchos parados, muchos todos tienen clara la elección y otros se arrepienten cuando conocen la experiencia. Porque, mientras constituye una “opción ocupacional creíble para aquellos que quieran aportar ilusión por su trabajo y generosidad para desempeñarlo en cualquier escenario”, es una alternativa no creíble para otros muchos. Basta con observar cómo reciben idéntico consejo quienes se alistan al ejército más poderoso del mundo y deben apostar en lugares calientes y negros cuyas bajas no reciben la misma publicidad.

El comandante general de Baleares, saludando a sus tropas. Foto Cati Cladera

¡Ojo!, que las apariencias engañan. Eso es lo que José Saramago nos explica en un artículo que publicara hace algunos años sin que haya envejecido con el tiempo (me refiero al texto) y cuya “resurrección” se justifica con la criminal acción de Israel contra la población de Gaza. “La famosa leyenda bíblica del combate (que no llegó a producirse) entre el pequeño David y el gigante filisteo Goliat, está siendo mal contada a los niños –reconoce el escritor en el artículo ‘De las piedras de David a los tanques de Goliat’–, por lo menos desde hace veinte o treinta siglos… David era un jovencito astuto y Goliat una estúpida masa de carne, tan astuto aquél que, antes de enfrentarse al filisteo, buscó en la orilla de un riachuelo que había por allí cerca cinco piedras lisas que se metió en la alforja, tan estúpido el otro que no se dio cuenta de que David venía armado con una pistola. (honda). La mano experta de David colocaría la piedra que, a distancia, fue lanzada, veloz y poderosa como una bala, contra la cabeza de Goliat, y lo derrumbó, dejándolo a merced del filo de su propia espada, ya empuñada por el diestro fundibulario. No por ser más astuto el israelita consiguió matar al filisteo y darle la victoria al ejército del Dios vivo y de Samuel, fue simplemente porque llevaba consigo un arma de largo alcance y la supo manejar”.


Saramago reconoce que, en los últimos cincuenta años, crecieron las fuerzas y tamaño de David hasta convertirse en un nuevo Goliat. “David de otrora tripula los más poderosos tanques del mundo y aplasta y revienta todo lo que encuentra por delante, el lírico David que cantaba loas a Betsabé, encarnado ahora en la figura gargantuesca de un criminal de guerra llamado Ariel Sharon, lanza el ‘poético’ mensaje de que primero es necesario aplastar a los palestino para después negociar con lo que reste de ellos. En pocas palabras, en esto consiste, desde 1948, con ligeras variantes meramente tácticas, la estrategia política israelí”… Y Saramago se pregunta si los judíos que murieron en los campos de concentración nazis, no sentirían vergüenza de los actos infames que sus descendientes están cometiendo. Y termina con la siguiente reflexión: “Las piedras de David han cambiado de manos, ahora son los palestinos quienes las lanzan. Goliat está al otro lado, armado y equipado como nunca se ha visto a soldado alguno en la historia de las guerras, salvo, claro está, al amigo norteamericano. Ah, sí, las horrendas matanzas de civiles causadas por los terroristas suicidas… Horrendas, sí, sin duda, condenables, sí, sin duda, pero Israel todavía tiene mucho que aprender si no es capaz de entender las razones que pueden hacer que un ser humano se transforme en una bomba”.


Varios niños palestinos vivos miran los cadáveres de otras tres criaturas, objetivo de los disparos israelíes. Los ataques contra objetivos civiles en Gaza han llevado a grupos de Derechos Humanos y a expertos en Ley Internacional Humanitaria a denunciar las violaciones de las leyes de guerra en las que Israel podría estar incurriendo. Incluso la Cruz Roja, tradicionalmente neutral, ha denunciado a Israel de no respetar la ley internacional. El Estado de Israel es acusado de cometer crímenes contra la Humanidad en la franja mediterránea y de crímenes de guerra. La agencia de la ONU para los refugiados palestinos anunció hace unos días el cese de sus actividades en Gaza hasta que el ejército israelí deje operar a los actores humanitarios. La organización ya sufrió graves ataques a sus escuelas. Posteriormente, tras recibir “garantías creíbles” del alto mando militar israelí de que sus tropas respetarían las labores humanitarias, anunció que reanudaría las operaciones “en cuanto sea posible”.


Niños vivos palestinos, mirando los cadáveres de tres criaturas

El viernes pasado, cuando la guerra contabilizaba casi 800 muertos y más de 3.300 heridos –con un 40 por ciento de las víctimas civiles, en su mayoría mujeres y niños, según organizaciones humanitarias–, la ONU, con la excepción de los EEUU, se puso de acuerdo para exigir el alto el fuego a Israel. Pero Israel y Hamás rechazan el llamamiento al alto el fuego del Consejo de Seguridad de la ONU. Para Israel, se trata de una resolución que legitima al movimiento islamista Hamás y que lo equipara al nivel de Estado. Hamás cree que no les han tenido en cuenta.

Niña palestina. llorando durante el funeral de un familiar. Foto AP

Reivindicar el cielo oscuro e introducir al público en los misterios y los hallazgos estelares es el objetivo del año que acaba de comenzar, bautizado como el Año Internacional de la Astronomía (AIA). En la foto, de la NASA, la “Galaxia del Molinete”, captada por el 'Hubble' en 2006.


Un hombre corta leña en un mercado al aire libre en las inmediaciones de Sofía, la capital de Bulgaria. El ministro de energía del país ha anunciado la suspensión de suministros de gas por parte de Rusia. Al fallar el gas, buena es la leña para calentarse. Foto de Petar Petrov / AP

Cuando el gas falla, buena es la leña.

Rachida Dati, ministra francesa de Justicia, decidió prescindir de la baja por maternidad que le correspondía y acudió al Consejo de Ministros del miércoles pasado, tras haber dado a luz a su hija, Zohra, cuatro días antes. Dati, de 43 años, que ha recuperado rápidamente su figura, eligió para su sonriente e impecable reaparición un modelo negro y unos altos tacones. En la imagen, con su homólogo español, Mariano Fernández Bermejo. (Foto: AP)


“Vine aquí a jugar al tenis. Sé que soy de Israel y estoy orgullosa de mi país. También sé que mañana voy a seguir jugando”. Son palabras de Shahar Peer, nacida hace 21 años en Jerusalén, después de que el grupo pacifista “Paz y Justicia” pidiera su exclusión del torneo de Auckland como parte de un plan de boicot internacional. “No tengo nada que ver con esto”, reiteró Peer, intentando poner distancia entre la política y el deporte. Hace dos temporadas que es la deportista más conocida de Israel, donde recibió, en 2006 y 2007, el premio a la mejor atleta. En octubre de ese año también comenzó el servicio militar obligatorio para todos los jóvenes israelíes, de dos años para los atletas de elite. Ahora, en una remota isla del Pacífico, a miles de kilómetros de su casa, el estruendo de la guerra ha llamado a la puerta de su vestuario.

Peer se retira de la pista tras ganar a Zahlavova. (Foto: AP)

Seve Ballesteros tiene planes para volver a ser protagonista en el golf internacional. Si no como jugador –“Es muy pronto para considerarlo” – sí como capitán del Royal Trophy del próximo año. Ése es, según su sobrino, Iván Ballesteros, el objetivo a medio plazo del golfista cántabro que se recupera en su tierra. A los 51 años, Seve se ha enfrentado en lucha denodada contra el efecto de un tumor cerebral del que ha sufrido cuatro intervenciones. “Lo que hemos estado casi a punto de perder –recuerda Iván– es una personalidad única, un hombre cuyas tendencias quijotescas no le llevaban tanto a luchar contra molinos sino a aplastarlos, de igual manera que hacía con casi todo lo que no se plegara a los designios de su voluntad”.


La galería Báculo de Madrid acoge hasta el 9 de febrero una muestra con 20 trabajos de artistas noveles de todo el mundo que han dado a conocer su obra a través de una red social. El experimento se extenderá pronto a otras ciudades de España con un objetivo: mezclar el arte en la Red con la vida 'offline'. El arte “online” se hace carne. El punto surrealista de la muestra lo aporta la bilbaína Andrea Abalia, que presenta 'Ensoñación marina', un trabajo protagonizado “por una extraña figura infantilizada y sumergida en una atmósfera surrealista. La escena evoca, mediante retazos de fantasía, un fragmento de mundo onírico”, según reza el catálogo de la exposición.

Ensoñación marina.


El arte "Online" se hace carne.

Cuatro dibujos de Pep Roig sobre los tanques israelís: “Ilusión”, “¿Por qué no te callas?”, “Mejor así” y “Paz a las armas de buena voluntad”.




3 comentarios:

anareis dijo...

Estou fazendo uma campanha de doacões para criar uma minibiblioteca comunitaria na minha comunidade carente aqui no Rio de Janeiro,preciso da ajuda de todos.Doacões no Banco do Brasil agencia 3082-1 conta 9.799-3 Que DEUS abencoe todos nos.Meu e-mail asilvareis10@gmail.com

Anónimo dijo...

La primera alianza y pacto de civilizaciones fue establecida por Moisés,quien más modestamente que Rodriguez Zapatero, desvió la atención sobre si mismo argumentando que fue inspirada por el mismisimo Dios en audiencia celebrada en el monte Sinaí. Eran los 10 mandamientos,en un soporte de tablas de arcilla -parece ser- y suponían un intento de regulación convivencial entre los seres humanos, (al margen de la fe y el dogmatismo.) A día de hoy probablemente 9 de las 10 recomendaciones puedan ser consideradas superfluas o accesorias. Sólo una bastaría para establecer la nueva alianza de civilizaciones: "No matarás" lo que implica la priorización de la vida como hecho único, transcendente y excepcional por encima de todo lo demás. Puedo entender las razones por las que un ser humano decide quitarse la vida,ante la posible absurdez de su existencia(Verdadero problema filosofico que desarrolla certeramente Albert Camus en "el mito de Sisifo") pero no comprendo que un individuo se convierta en bomba y mate aleatoriamente a sus semejantes. Quizá porque no se trate de razones inteligibles, sino de un problema de salud mental creado por el fanatismo religioso.
chiflos.

jacker dijo...

Good Blog, I think I want to find me, I will tell my other friends, on all!
aoc power leveling