martes, 2 de abril de 2013

Paco Elvira muere, despeñado en los riscos de La Falconera.



Paco Elvira, en una de sus exposiciones, en San Sebastián.  JAVIER HERNÁNDEZ
 

El fotógrafo Paco Elvira, sufrió un accidente cuando trabajaba con su cámara en el macizo costero de El Garraf (Barcelona), despeñado en los riscos de La Falconera. Elvira, cinco años más joven que yo, amigo y compañero mío en los inicios de la revista Interviú,  había desaparecido desde el pasado sábado y su cuerpo sin vida fue encontrado en la mañana del lunes por los Mossos d'Esquadra en dicho macizo. Según indica El Periódico, uno de los diarios en que Paco Elvita colaboraba, el sábado, el fotógrafo decidió ir en tren hasta El Garraf con la intención de fotografiar los parajes de la costa para ilustrar su “blog”. Todo parece indicar que resbaló y se precipitó al vacío, según informan sus allegados. El paraje donde halló la muerte Elvira era uno de sus favoritos y es uno de los escenarios donde transcurre su novela “Un día de mayo”, publicada en el 2011. En uno de sus capítulos, la Guardia Civil y los contrabandistas se enfrentan en los alrededores de la roca la Falconera.

Después de la desaparición de Franco, realizó una serie de reportajes de tipo social sobre la transición entre los que destacan ETA, los mineros, el paro, jornaleros andaluces, huelgas, reconversiones industriales y otros para revistas como 'Mundo', 'Primera Plana', 'Interviú' y la agencia Cover. El conocido fotoperiodista, colaboraba en diversos medios, fotografiando conflictos internacionales. Distintos medios de comunicación españoles le enviaron a fotografiar a China, Japón, Filipinas, Israel, Cuba, Argentina, México, Brasil, Zanzíbar, Camerún, Nicaragua, Argelia, Afganistán (Kabul), Irlanda del Norte y los Balcanes. Fotógrafo documentalista y de viajes, Paco Elvira publicó en dos ocasiones sus fotos como las mejores del año en el Photography Year Book. Consiguió el Fotopress y el premio Civismo  de la Generalitat de Catalunya. El mismo había explicado, en 2004, que su foto más conocida  era la que había hecho en un viaje por China, en la que se ven unos niños jugando a básquet en medio de la estepa mogola,

Paco Elvira estaba considerado como uno de los grandes fotoperiodistas catalanes actuales, y era profesor de fotografía en la Facultad de Periodismo de la UAB y de géneros y edición fotográfica en la UPF y en la Pompeu Fabra, colaborando regularmente con las agencias Getty Images y A.G.E.Fotostock.  Fue editor gráfico del diario Récord, de la revista Públic, y la publicación Photography Year Book. En 2011 publicó los libros “La guerra civil española. Imágenes para la historia” (Lunwerg), en el que escribió el texto y se encargó de la selección de fotos, y “La transición española. Imágenes de la sociedad en los años del cambio”. Es el autor de la novela “Un día de mayo” (Vàlid Ediciones) y preparaba su segunda obra. Los lectores así como la multitud de sus amigos podían seguirle diariamente en su blog, recomendado en esta misma página.

Como adelantó en su página de Facebook, en la actualidad estaba preparando para Lunwerg la coordinación de un nuevo libro de fotografía sobre diversos rincones emblemáticos de Barcelona y contaba con la participación de otros fotoperiodistas reconocidos como Xavier Miserachs o Pepe Encinas. Este lunes, fue precisamente Encinas, ex redactor jefe de fotografía de El Periódico, quien confirmó a este diario la trágica pérdida de su amigo, a quien a calificó como “una persona de una bondad extraordinaria”.  Y, en efecto, Paco Elvira se fue sólo, con su cámara fotográfica, y murió en el aire, como había vivido, rodeado de luz.