domingo, 16 de febrero de 2014

Salvar el fondo de los mares.

 
 Oceana defiende la profundidad de los océanos.
 
Fundada en el 2001, Oceana es la mayor organización internacional centrada en la conservación de los océanos, en la protección de los ecosistemas marinos y en las especies marinas amenazadas. Oceana calcula que el 45% de las aguas españolas en el Mediterráneo están bajo “amenaza” de búsqueda de hidrocarburos. Son cerca de 12 de los 26 millones de hectáreas de aguas españolas en el Mediterráneo las que están amenazadas por la búsqueda de petróleo y gas, si se aprueban los proyectos pendientes de autorización administrativa. “Es una temeridad –denuncia Xavier Pastor, el director ejecutivo de Oceana en Europa–, que casi la mitad de las aguas españolas en el Mediterráneo esté cubierta por proyectos de hidrocarburos, en funcionamiento o en trámites. No hay que esperar a que ocurra un vertido para lamentar daños”. Pastor explica que los proyectos afectan a caladeros pesqueros y rutas migratorias de cetáceos, atunes y tiburones, y advierte de que, una vez que comiencen los sondeos sísmicos, habrá “miles de organismos gravemente afectados”. Los proyectos de adquisición sísmica y las primeras perforaciones se extenderán por unos 11 millones de hectáreas en la Comunitat Valenciana y Baleares. Las áreas de algunos de los proyectos en fase de autorización coinciden en parte, por lo que habrá zonas que podrían soportar actividades de diferentes compañías. Además, los nuevos proyectos se sitúan junto al límite de la Zona Económica Exclusiva y un futuro vertido podría llegar a aguas de otros países. El caso más claro es el de los permisos de Cairn en el Golfo de León (proyecto Nordeste), próximos a la zona de casi un millón de hectáreas que Francia decidió cerrar en 2012 y acabar así con las actividades de hidrocarburos de este país en el Mediterráneo. Ricardo Aguilar, director de investigación de Oceana en Europa, afirma: “El empeño de explotar hidrocarburos en el Mediterráneo dejaría a España descolgada de la política ambiental europea y hace oídos sordos a los conocimientos sobre el cambio climático. El Gobierno está a tiempo de denegar los permisos. La información científica que existe sobre las especies de las zonas que se pretenden abrir al gas y el petróleo es más que suficiente para hacerlo”.
 
Ricardo Aguilar: “El Mediterráneo es el mar más contaminado del planeta”.
 
El Mediterráneo es, según  ­­Ricardo Aguilar, director de Investigaciones y Proyectos de Oceana en Europa, el mar más contaminado por hidrocarburos de todo el planeta. Son frecuentes los petroleros que entran por el Canal de Suez y que tienen accidentes, realizan vertidos o lavan tanques y sentinas mientras navegan. Además, al contrario que en otros lugares como el Báltico, aquí la vigilancia brilla por su ausencia, por lo que se producen muchos vertidos ilegales. El número de accidentes se ha incrementado hasta los 30 ó 35 cada año. Y estamos hablando solo de los que están registrados. En Tarragona los vertidos de crudo son habituales. “Todos estos proyectos son un contrasentido con el plan europeo de reducir un 40% las emisiones de dióxido de carbono y el consumo de petróleo y carbón así como con la intención de incrementar en un 30% el uso de las renovables. Los permisos para estas prospecciones los da el ministerio de Industria y Energía. No obstante, estas licencias las puede echar atrás el de Medio Ambiente si no aprueba el estudio de impacto ambiental presentado por la compañía petrolera. Pero esto, que sí ocurre en otros países, difícilmente pasa en el nuestro. Es muy raro que un Ministerio rechace una licencia autorizada por otro”. El empeño de explotar hidrocarburos en el Mediterráneo dejaría a España descolgada de la política ambiental europea, haciendo oídos sordos a los conocimientos sobre el cambio climático. “Pero, el Gobierno está a tiempo de denegar los permisos. La información científica que existe sobre las especies de las zonas que se pretende abrir al gas y al petróleo es más que suficiente para hacerlo”, recuerda Aguilar.

Xavi Pastor reta al Gobierno español a que imite a Sarkozy, expresidente francés
 
“Es una temeridad que casi la mitad de las aguas españolas en el Mediterráneo esté cubierta por proyectos de hidrocarburos, en funcionamiento o en trámites –señala en el ‘Diario de Mallorca’ Xavier Pastor, otro ejecutivo de Oceana en Europa–. No hay que esperar a que ocurra un vertido para lamentar daños. Los proyectos afectan a caladeros pesqueros y rutas migratorias de cetáceos, atunes y tiburones, por lo que, desde que comiencen los sondeos sísmicos, habrá miles de organismos gravemente afectados”. Las comunidades autónomas afectadas son Andalucía, con proyectos sobre unas 550.000 hectáreas del Mar de Alborán, Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares, donde los proyectos de adquisición sísmica y primeras perforaciones ocuparían una extensión de cerca de 11 millones de hectáreas, si se descuentan las áreas que se solapan. Además, los nuevos proyectos se sitúan junto al límite de la Zona Económica Exclusiva y un futuro vertido podría llegar a aguas de otros países”. Xavier Pastor reclama al Gobierno español que actúe como el expresidente francés, Nicolas Sarkozy quien, en los últimos meses de su mandato, suspendió todos los permisos para la exploración de petróleo y gas en las aguas jurisdiccionales francesas en el Mediterráneo. E invita  al ministro Soria, quien dijo que el permiso dado a la empresa Cairn Energy para realizar prospecciones sísmicas en el Golfo de Valencia no tenía vuelta atrás, sea más serio y contundente. “Quizá es porque, tradicionalmente, los estudios de impacto ambiental presentados por las compañías petrolíferas sobre las zonas donde pretenden actuar tienen un escaso valor. Sin embargo, ahora hemos centrado nuestras alegaciones en desmontar algunas de las inexactitudes que hemos detectado en el informe presentado por la compañía”. Efectivamente, el documento presentado por Oceana al proyecto de prospecciones en 3-D, en el Golfo de Valencia, recalca que el informe de Cairn Energy, en sus más de 800 páginas, “sigue sin recoger ni una sola referencia a los ecosistemas bentónicos que se verán afectados por sus trabajos. Pese a indicar que éstos se realizarán entre los 200 y los 1.350 metros de profundidad, el informe carece de información sobre los fondos en este rango”, denuncia la organización ecologista. “Hicimos una campaña recientemente por el Mediterráneo, saliendo desde Sagunto y, con un robot submarino, documentamos fondos submarinos con arrecifes y especies que, en el informe de Cairn, no aparecen por ninguna parte”, recalcó Pastor. En este sentido, Oceana recalca que la empresa petrolífera “continúa ignorando datos recientes sobre las especies y hábitats que se encuentran” en la zona objeto de las prospecciones y que mantiene aseveraciones que no son ciertas. Entre ellas, cita que tanto los listados de las especies presentes en la zona, como las áreas marinas protegidas afectadas por los sondeos sísmicos, son incompletos.

  Paulino Rivero, presidente del Gobierno de Canarias, propone una consulta.

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, pedía el pasado miércoles al Gobierno de Mariano Rajoy que diera voz a una ciudadanía “dividida” en un tema de “especial trascendencia” para Canarias y España, permitiendo la consulta que ha planteado su Ejecutivo autonómico. “La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría apela al tema legal; nosotros entendemos que podemos llevar a cabo esa consulta. Vamos a ponérselo difícil con argumentos y para eso están los servicios jurídicos”, decía Rivero en una entrevista en Radio Nacional de España e n las islas. El presidente canario explicó que la normativa plantea que Canarias tiene que tomar la iniciativa y “puede plantearlo al Parlamento donde tiene que aprobarlo con mayoría”. En ese sentido, avanzaba, si previsiblemente se aprobaba (dada la mayoría de Coalición Canaria y PSOE), lo trasladarían al Gobierno central. “A Rajoy le llamé el lunes por lealtad institucional –comenta– y fue muy comprensivo. Espero que también lo sea la vicepresidenta y el Gobierno vaya en la línea de dar la voz a los ciudadanos”. En todo caso, el presidente canario dijo que la decisión del referéndum sobre las prospecciones en canarias se ha “tomado” y seguirá la “hoja de ruta trazada por su Ejecutivo autonómico, amparándose en el “respeto al marco institucional”, el artículo 92 de la Constitución y el Estatuto de Autonomía, que “dan pie a que asuntos de especial trascendencia puedan ser consultadas al pueblo. El petróleo –concluyó el presidente autonómico canario– no es la panacea. Es la riqueza para unos pocos, pero no resuelve los problemas del pueblo”.

Soria advierte que el referéndum sería ilegal
 
No obstante, el ministro de Industria, José Manuel Soria, señalaba el miércoles que “no se pueden hacer ni convocar referéndum ilegales” y que una consulta en Canarias sobre prospecciones petrolíferas sería “ilegal” porque se hace sobre una competencia del Estado y “la competencia de las prospecciones solo las tiene el Estado”.  Soria reiteraba que sería bueno para España que se encontrara petróleo en Canarias dada la elevada dependencia energética de nuestro país y recordaba que aún no se han iniciado las prospecciones de los permisos concedidos a Repsol. “Parece que el PP teme la voz de los canarios en asuntos que nos afectan directamente”, le respondió Fernando Ríos Rull. El comisionado para el Desarrollo del Autogobierno del Gobierno alegó que el Reglamento del Parlamento de Canarias (artículo 203), el Estatuto de Autonomía (artículo 32.5) y la Constitución (artículo 92) “prevén la posibilidad de realizar consultas sobre cuestiones de especial transcendencia” y subrayó que, “a nadie se le escapa que el tema de las prospecciones lo es, en tanto afecta al modelo de desarrollo del archipiélago”. Alegó que Soria no tiene credibilidad para hablar del impacto ambiental. “El Ministerio (de Industria), incumpliendo su propia ley de transparencia, oculta toda información sobre la tramitación de la declaración de impacto ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y ni siquiera ha respondido a cuantas alegaciones se han realizado o qué administraciones de las consultadas han acudido a ese trámite”, denunció el comisionado canario, sosteniendo que Soria “no tiene credibilidad para hablar del impacto ambiental, cuando hace meses dijo que las prospecciones se harían con independencia de ese trámite”. El Gobierno canario también denunció el “distinto rasero” que, a su juicio, el Estado y el PP emplean con las prospecciones en Baleares. “Prueba de ello es que el Ministerio acaba de prorrogar el plazo de información pública de las prospecciones para realizar alegaciones en Ibiza, cuando se lo negó a Canarias siendo el mismo plazo inicial (45 días), pero con el agravante de que en el archipiélago fue en pleno agosto”.
 
 El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria (dcha.), junto con el presidente del Govern, José Ramón Bauzá

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, lanzó esta misma semana un jarro de agua fría sobre el president del Govern de Baleares, José Ramón Bauzá, al recordar que el mandatario autonómico ya sabía que el Ejecutivo central “no puede frenar”  las prospecciones petrolíferas autorizadas en las costas de Eivissa. En declaraciones realizadas a la Cadena Cope Canarias, Soria señaló que el propio Bauzá le había telefoneado para decirle que, pese a todo, mantenía su oposición, secundada por todos los partidos políticos y los grupos ecologistas y que estaba teniendo una amplia respuesta mediática que alcanzaba a todos los sectores sociales. El propio Bauzá utilizó las redes para intentar dejar clara su posición y publicó varios mensajes consecutivos en su cuenta de Twitter. Primero, escribió que “si peligra nuestro patrimonio ambiental, peligra el motor de nuestra economía, el turismo”. Después, que “es mi responsabilidad solicitar al Ministerio que estudie fórmulas para detener la concesión otorgada por el gobierno socialista” y, más tarde, que “los ciudadanos de les Illes Balears merecen que el Estado les escuche. Nuestro futuro no quiere prospecciones petrolíferas”.
 
José Ramón Bauzá firmando contra las prospecciones petrolíferas.

La oposición se hizo eco inmediatamente de las declaraciones del ministro Soria. Según Antonio Diéguez (PSIB), todo apuntaba a que el president Bauzá estaba haciendo “postureo” (expresión que se utiliza para explicar una pose no real ante un determinado asunto) con las prospecciones autorizadas en las costas de Baleares. Diéguez señalaba que su formación no tendría problema en acordar una declaración institucional en contra de las prospecciones petrolíferas y que Bauzá está “comprometido, pero no demasiado”. Por su parte, Biel Barceló, portavoz del grupo MÉS, censuraba la posición adoptada por Bauzá en sesión plenaria, “al estar muy preocupados en echar las culpas a la herencia recibida” (se refería a la del expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien, vía Real Decreto, autorizara las prospecciones, en diciembre de 2010). Barceló aseguraba que Bauzá “tira balones fuera” y no se posicionaba “en contra de las prospecciones, ni presentaba iniciativas porque, tal como revelaba Soria, sabe que éstas van a tener lugar”. La portavoz del grupo Popular en el Parlament, Mabel Cabrer, se refería a “la espada de Damocles” que suponen “los permisos concedidos por el ex presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero”. Permisos que “ni fueron impugnados, ni “llevados a los tribunales por el Govern del Pacte”. Según Cabrer, incluso el ex-president Antich (PSIB) realizó, en varias ocasiones, declaraciones a los medios, asegurando que las prospecciones “no eran ningún escándalo y que era normal que el Gobierno central quisiera saber si había o no petróleo en Balears”. En su comunicado, el GOB, pese a estar de acuerdo con el president balear, precisaba que decir que el petróleo de las islas es el turismo, “es una interpretación superficial”, ya que según apunta la organización ecologista “el recurso fundamental” de Baleares es “el patrimonio de las Islas”. Y lamentaba que Bauzá, preocupado por el impacto de las prospecciones de búsqueda de petróleo, impulsara, al mismo tiempo, “una normativa que atenta contra la conservación del patrimonio natural. Para el president es fácil alinearse contra las prospecciones ante la evidente sensibilidad y preocupación del sector hotelero, pero tenemos que recordar que aquí, volviendo al símil del petróleo, el recurso no renovable que está en riesgo no es el turismo, sino el medio ambiente”.

El president Bauzá.

Matías Vallés titula “El jefe Bauzá, en su blog “Al azar”, en el que dice: “Bauzá nunca sospechó que su cargo le obligaría a defender a los ciudadanos de Balears, y mucho menos frente a su idolatrado Madrid. Al plantearse este dilema existencial con motivo de las prospecciones petrolíferas en la costa, ha optado por aceptar ovinamente en la capital y rebelarse en el pueblo con énfasis postizo. El político que ha alumbrado el nuevo siglo de oro del idioma castellano sueña oscuramente con el título de jeque del emirato insular. Acaricia los petrodólares que pagará a su farmacia. Para compensar, lanza la soflama castrista de que ‘Los ciudadanos de las Islas Baleares merecen que el Estado les escuche’. Curiosa invocación, cuando se pasó el último fin de semana sesteando en Valladolid junto a la cúpula del PP en pleno. ¿No halló un hueco para ser escuchado por el Estado, o le prestan tan poca atención como a sus predecesores cuando se expresaban en mallorquín? El jeque Bauzá se lamenta con lágrimas de cocodrilo de que carece de competencias, cuando en sus entrevistas ha abogado por devolverlas masivamente a Madrid. El proyecto petrolífero en curso es tan sangrante que hasta Matutes se encadenará cualquier día en oposición al bombardeo de los fondos marinos. Sin embargo, la liquidación del patrimonio turístico encaja a la perfección con la política apadrinada en el emirato de Baleares por Delgado y Company. Este último cuenta sus declaraciones por atentados contra el medio ambiente. La querella intestina entre el jeque Bauzá y el ministro Soria huele a tongo. No existen precedentes de una derrota de las petroleras, que han disparado el precio que pagamos por la gasolina hasta conseguir que su explotación en aguas baleares se haga rentable. En la anterior reencarnación de la isla, los monarcas del petróleo se gastaban en Mallorca el dinero que obtenían de nuestra adicción a los hidrocarburos. El suicidio del archipiélago nos permitirá veranear en Dubai, mientras Bauzá se desgañita culpando del desastre en ciernes al extinto PSOE. Cargarle las culpas al muerto, un clásico de la corrupción local”.

Pesca de arrastre.
 
Hace dos meses, el Parlamento Europeo votaba a favor de toda una serie de medidas para proteger las aguas profundas del Atlántico nordeste. La propuesta incluía las obligaciones de mejorar los datos científicos que servirán de base para el establecimiento de cuotas y la reducción de las capturas incidentales para especies de aguas profundas. También contenía medidas para proteger los ecosistemas marinos vulnerables de profundidad, mediante la obligación de realizar evaluaciones de impacto previas para las pesquerías de aguas profundas y la introducción de vedas a la pesca de fondo en zonas que contengan dichos ecosistemas. Pero, lamentablemente, no conseguía acordar la eliminación de las prácticas pesqueras de profundidad más destructivas: el arrastre y el enmalle de fondo de profundidades superiores a los 600 metros. Una pesca de arrastre en el mar que equivale a un campo de cultivo que se ha ido arando en la ladera de una montaña hasta modificar su relieve, creando una especie de terrazas. La diferencia está en que los campos se aran una o dos veces al año y la pesca de arrastre puede llevarse a cabo a diario. Los arrastreros de fondo de aguas profundas lo destruyen todo, arrastrando gigantes y pesadas redes, fijadas a unos cables y a unas planchas de acero de más de dos toneladas cada una a través del fondo del mar, para atrapar a un pequeño número de peces de bajo valor. Es como talar un bosque para coger unas cuantas ardillas. La propuesta para la eliminación progresiva de las artes de arrastre y de enmalle de fondo en aguas profundas fue rechazada por muy poca diferencia: 342 votos a favor frente a 326 en contra.


Los arrastreros de fondo de aguas profundas arrastran por el lecho marino gigantescas y pesadas redes fijadas a planchas de metal, derribando lo que encuentran en su camino, incluyendo corales y esponjas que han florecido en esos entornos durante miles de años. El valor del pescado capturado es insignificante y muchas de las flotas de arrastre de aguas profundas de la UE no serían económicamente viables sin las subvenciones de los Gobiernos. Más de 300 científicos se han unido para decir basta a esta destrucción ciega y costosa, subvencionada por el dinero de los contribuyentes. Pero la codiciosa y gran industria pesquera consiguió amarrar parte del apoyo político que se opuso a estos esfuerzos de científicos, a estas organizaciones conservacionistas marinas y al colectivo creciente de pescadores artesanales y de pequeña escala que expresó su oposición a las prácticas pesqueras destructivas de aguas profundas. La coalición Deep Sea Conservation Coalition (DSCC), fundada en 2004 para abordar el problema de la pesca de arrastre de fondo en alta mar, en ausencia de un régimen de gobernanza eficaz, está integrada por más de 70 organizaciones no gubernamentales, organizaciones de pescadores e institutos de derecho y de políticas, todos ellos comprometidos con la protección de las aguas profundas. Fue la organización rechazada por el Parlamento Europeo.

Los animales que viven en las profundidades de los océanos están siendo destruidos por esas enormes redes de pesca que capturan o aplastan todo a su paso. Intereses pesqueros, sobre todo en Francia, han tratado de sabotear la propuesta para prohibir los tipos de pesca de aguas profundas más destructivos en el Atlántico Nororiental. La comunidad de Avaaz ayudó a hacer historia a principios de este año, cuando 180.000 miembros enviaron mensajes para apoyar a los diputados para poner fin a la sobrepesca. La votación fue aprobada por mayoría absoluta. Ahora, pretendían hacerlo de nuevo para salvar la vida en las aguas profundas antes de que fuera demasiado tarde.
Los fotomontajes de esta semana son sobre animales domésticos y otros no tan domésticos que viven en la tierra y a todos caen bien, como ese elefante republicano bajo su trofeo real. Otros animales que producen simpatía y ternura:












El humor de Erlich:






Otros humoristas en la prensa de esta semana: El Roto, Forges, Peridis, Fontdevila, J. Morgan, A. López, Manchando…
 









 
Pep Roig nos muestra: Víctimas de la trampa universal, El dominador de consciencias, Abuso del poder del abuso, Epidemia de amnesia, y Se quiere lo que se conoce.
 




 
Terminamos con cuatro vídeos. El primero demuestra que los inmigrantes irregulares que entraron en Ceuta a nado desde Marruecos fueron rechazados por las balas de goma de la Guardia Civil. Ya son 14 los cuerpos de los inmigrantes rescatados junto a las costas de Ceuta.



En el segundo, mostramos una chirigota, de José Antonio Vera Luque, que está triunfando en las redes sociales por la contundencia de su letra que repasa el comportamiento del Gobierno con relación a los grandes temas de Estado. Todos los ministros son caricaturizados al servicio de esta chirigota para el pueblo llano.


En los dos últimos, recurrimos de nuevo a la música: un mambo de West Side Story, interpretado por la filarmónica de Berlín.



Y Alisa Balsom, una solista de trompeta: