miércoles, 19 de febrero de 2014

La IIIª República ni es una quimera ni es una falacia.

 
 Presentación del Manifiesto “Intelectuales por la III República” en el Ateneo de Madrid.
 
 
Una treintena de prestigiosos intelectuales españoles han suscrito un Manifiesto por la III República que fue presentado ayer, en el Ateneo de Madrid al que asistieron centenares de personas y en el que no dejaron de escucharse clamores por la IIIª República. El acto tenía que haber sido presidido por el filósofo y escritor Carlos París, firmante del citado documento y fallecido el pasado 31 de enero. El manifiesto, titulado Intelectuales por la III República” e impulsado por Crónica Popular, está firmado, entre otros, por historiadores como Nicolás Sánchez-Albornoz, Josep Fontana, Ángel Viñas y David Ruiz, escritores como José Manuel Caballero Bonald, Belén Gopegui, Joan Garcés, Isaac Rosa, Antonio Ferres, Julio Rodríguez Puértolas, Juan Antonio Hormigón y Rosa Regás, el ex fiscal anticorrupción Carlos Jímenez Villarejo, el pintor Juan Genovés, el filósofo José Luis Abellán, el director de cine Julio Diamante, los militares Luis Otero y Fernando Reilein, fundadores de la UMD, los actores Amparo Climent y Fernando Marín, y los periodistas Mercedes Arancibia, Ignacio Ramonet, Rodrigo Vázquez de Prada, Miguel Riera y Lorenzo Contreras.

Los firmantes de Intelectuales por la III República afirman: “Treinta y cinco años después de aprobada la Constitución que ha regido desde entonces la vida de nuestra sociedad, tenemos la firme convicción de que ha llegado el momento de poner fin a la anomalía que supone que el jefe del Estado sea un Rey impuesto por el dictador y nunca sujeto a un referéndum de la ciudadanía, el principal precio que se pagó en el proceso de Transición de la dictadura a la democracia, al no tener lugar la ruptura democrática y articularse una reforma pactada, bajo la presión ejercida por el Ejército surgido del golpe de Estado de 1936 contra la II República, los poderes económicos y la larga mano de los EE.UU”.

Para ellos “no es una cuestión de personas, sino de la institución monárquica en sí, a la que consideramos obsoleta, anacrónica y contraria a los principios de la democracia, conforme a la cual, todos los que nos representan han de ser libremente elegidos por el pueblo, incluido el jefe del Estado”. Por ello subrayan que “ha llegado el momento de que los españoles decidamos en plena libertad el régimen que deseamos para España” y piden “la convocatoria de un referéndum, en el que se tenga la posibilidad de elegir libremente entre Monarquía o República”.
 
Intelectuales por la III República termina con las siguientes palabras: “La III República no es una quimera, no es una utopía. Es una urgente necesidad de regeneración democrática. Y puede ser una realidad, si todos nos unimos y luchamos juntos por conseguirlo. Sin olvidar las experiencias republicanas del pasado, la III República ha de mirar hacia el futuro”. En el escrito, se recalca que “no es una cuestión de personas, sino de la institución monárquica en sí, a la que consideramos obsoleta, anacrónica y contraria a los principio de la democracia”. Según Pedro García Bilbao, miembro del Ateneo de Madrid, “la república no divide, es de todos. Es justa, necesaria, imprescindible y forma parte del futuro. Es un peldaño más para que España recupere algún día la legalidad republicana”. El manifiesto, leído por la actriz Amparo Climent, recalca que “el nuevo Estado no sería aconfesional, como el actual, sino laico” y que “todo esto puede ser real y debe ser obra de todos los hombres y mujeres juntos”.