jueves, 22 de marzo de 2007

22 de marzo. Periodistas y políticos

A medida que la última entrevista con Juan Luis Cebrián avanzaba, notaba cómo se iba calentando y llegaba a conclusiones personales sorprendentes.

Primero, me reveló que nadie cuenta lo que pasa. Y luego, que no conocía a nadie que no hubiera mentido en su vida, fuera político o periodista, arquitecto o leñador, como dice la canción. “No creo que sea cierta esa definición de que la misión de los políticos sea engañar y la de los periodistas, decir la verdad. No tengo esa visión tan peyorativa de los políticos ni tan idealista de los periodistas. La cantidad de periodistas que mienten y manipulan a diario, al margen de la enorme cantidad de los que se equivocan por ignorancia, por falta de trabajo o de atención, es también inmensa”.

Aclaró que no es que ambas profesiones tengan objetivos distintos y contradictorios porque, en cierta medida, ni la política ni el periodismo eran profesiones estrictamente hablando. “Lo que pasa es que están ubicados en posiciones diferentes. Obviamente, el Poder trata de ocultar lo que le perjudica y una de las misiones de la prensa y de los periodistas es desvelar informaciones interesantes y útiles para los ciudadanos, aunque perjudiquen al Poder. Y ahí entran en conflicto. Pero esta visión tan angelical de los periodistas y tan demoníaca de los políticos, desde luego no es compartida por mí”.

Pero, evidentemente, políticos y periodistas, aunque sean del mismo partido, no siempre coinciden. Como muestra, baste con recordar lo que ya sabemos: que la opinión de Cebrián sobre la democracia no coincide con la de Rodríguez Zapatero. Este le espetó hace unos días: "Tú no has entendido lo que es la democracia"