viernes, 29 de mayo de 2009

IU pide el voto a quienes “se les ha caído el mundo”

Willy Meyer.

Cayo Lara.

Julio Anguita.

A la hora de pedir el voto para las elecciones europeas del 7-J, Willy Meyer, eurodiputado de IU que repite como cabeza de lista, dice representar a los jóvenes, a los “mileuristas”, a los parados y a los parias. “Hay que votar –sugiere– para acabar con el hastío creado por PP y PSOE en Europa. Esos parados son nuestros amigos. Es nuestra gente. Somos nosotros mismos. Nos dirigimos a los cuatro millones de personas a las que se les ha caído el mundo y no saben por qué”. Y Tania Sánchez, portavoz de IU-Madrid, remata: “Vivimos los problemas de los parados. No abandonaremos a ninguno de ellos. Somos personas de carne y hueso que quieren resolver la crisis”.

Meyer se pregunta por los “responsables” de la crisis, PP y PSOE, que “impusieron el mismo modelo para Europa”. “No vayáis a la vanguardia –clama–. Id a cada rincón, al conflicto, hablad con los trabajadores para que no se queden en casa y castiguen con su voto a las fuerzas que han permitido que el mercado arruine la economía”. Lara, coordinador general de IU, recuerda la marcha de Rosa Aguilar y se esfuerza por apartar los miedos: “Que nadie esté triste porque se haya marchitado alguna rosa, que estamos en primavera, y van a florecer miles de rosas y claveles en IU. Estamos gestando la unidad, decisiva”. Lara propone un “salario máximo interprofesional” para combatir la crisis y evitar abusos y desigualdades, de la misma forma que en su día se creó el salario mínimo interprofesional. Critica que los recortes de gastos que se plantean para combatir la crisis pasen por un recorte salarial de los trabajadores, pero no de los altos directivos, que se embolsan cantidades muy superiores sin ningún tipo de límite.

Por su parte, Julio Anguita, ex dirigente de IU, habla de la “crisis de caballo en la que estamos inmersos”, de la corrupción política como una “segunda naturaleza” y del resultado “de una época del enriquecimiento fácil en la que se veía como algo normal". Anguita recuerda que, “en cierta medida, los ciudadanos son corresponsables de esta situación”, porque, en muchos casos, “han apoyado y votado a políticos corruptos”. En relación con la imputación del presidente de la Comunitat Valenciana, Francisco Camps, asegura que el PP “debe dar ya una muestra de que reprueba determinadas conductas” porque “lo que se traslada a la calle es algo que menoscaba el valor que debe tener la ética política”.