domingo, 20 de septiembre de 2009

Arenys de Munt, ¿una advertencia o una charlotada?



“El domingo –comenta Sota en “Cartas a la República de Barataria”–, en la bonita villa del Maresme de Arenys de Munt (Barcelona), se hizo una consulta popular acerca de la conveniencia o no de la independencia de Cataluña. Seguro que se han enterado, porque anda que no han dado la matraca con el tema. De esa charlotada no voy a hablar más. Y conste que por ‘charlotada’ me refiero a la consulta y las reacciones a la consulta, no a la conveniencia o no de la independencia en sí, que es un tema sobre el que no voy a hablar nada. Más que nada porque no dan más de sí. Pero, adjunto a la charlotada, se dieron dos manifestaciones. Una de la Falange (los medios no han aclarado cual de ellas, que la última vez que miré las papeletas al senado por la provincia de Barcelona había tres o cuatro partidos que se hacían llamar así), y la otra, de los independentistas. En la de los independentistas, en primera fila, llevando la pancarta, estaba Joan Laporta, el presidente del Barça. Y los medios, sin excepción, se han llevado las manos a la cabeza. Y la mayoría de ellos no porque este señor pueda estar o pueda no estar usando su posición en un equipo de fútbol (recordemos, entidad privada, así que con su pan se lo coman los socios) para hacer política... (que tampoco sería el primer caso, además) sino porque se han enterado ahora de que es independentista. Un tío que fue fundador del Partit de la Independència (PI), aquel experimento extraño que se montaron la Rahola (esa señora que cada vez más parece un Rajoy sin barba y con permanente rubia) y el Sis Ales (Àngel Colom Colom) cuando los echaron a escobazos de ERC por exceso de divismo y que duró quince minutos porque eran demasiado gallo para tan nulo corral. Un tío que lleva un par de años poniéndole ojitos tiernos y dejándose querer (por no decir que jugando a la puta y la Ramoneta) ora a ERC, ora a Joan Carretero, otro que ha salido por patas de ERC y se quiere montar su propio partido independentista (Reagrupament, que tiene cojones el nombre). Un tío que no sólo no ha negado nunca, sino que siempre ha reconocido públicamente, que es independentista. ¿Me quieren hacer creer que todos esos datos, que son de dominio público, los sesudos periodistas de todos los medios, sin excepción, no los sabían, y que les ha pillado por sorpresa? Bueno, claro, si no sabían que en la Rambla hay putas...”


Laporta, en la manifestación del Once de septiembre.


La manifestación del once de septiembre de este año, encabezada por el presidente del Barça, Joan Laporta, reunió unas treinta mil personas. El fútbol y la consulta en la localidad de Arenys de Munt (Barcelona) sobre la independencia de Catalunya fueron los dos temas que coparon la concentración, organizada por el independentismo catalán en el centro de Barcelona bajo numerosos globos amarillos volando en el cielo, símbolo de las selecciones deportivas para Cataluña. El presidente azulgrana aseguró que acudía a “título personal”, manifestando que “como ciudadano, tengo mis ideas y mi manera de pensar. Tengo una opinión como persona sobre la independencia”. Laporta, al lado de Carles Mora, alcalde de Arenys de Munt, que ocupara un lugar central, en la cabecera, junto a personalidades de diversas plataformas soberanistas, explicó a los periodistas que “le gustaría votar en ese pueblo” y calificó su iniciativa de positiva y “democrática”.


Cartel que anuncia la consulta de Arenys de Munt.


Dos días más tarde, en Arenys de Munt, se abrían las urnas para una consulta soberanista. El independentismo había recurrido al discurso economicista para atraerse a los catalanes. Arenys se echaba a la calle y lo hacía con el soporte que le daba el hecho de que toda la prensa catalana, española y extranjera, hablara de ella. A algunos les costaba aceptar que no podían votar. Sólo lo podía hacer quien acreditaba residir en Arenys. “Si no es así –explicaban–, sería una charlotada”. A primeras horas, ya había colas para votar en el Centre Moral (una entidad católica vecina del Ayuntamiento, al que se le prohibió ceder una sala) y voluntarios preparando comidas populares o conciertos. Joan Reig, el popular batería de Els Pets, uno de los grupos que había normalizado el pop rock en catalán, mostraba la importancia “de que todo el país vea que aquí tienen agallas para preguntar algo que no debería ser tan raro”. “Con España –decía– no hay camino que recorrer, hay que cortar de buen rollo y ser buenos vecinos”. Entre micrófonos y abrazos, el alcalde, Carles Mòra, no podía disimular su satisfacción.



Llegan los falangista.


Todo trascurría según lo previsto hasta que apareció un autobús con menos de un centenar de falangistas y reclamaron una “Cataluña española”. Hace treinta años, los de la camisa azul ya la montaron al intentar impedir, entonces con la gente asustada y encerrada en sus casas, la retirada de un monumento “a los caídos”. A la misma plaza volvieron los fascistas. Bajaron del autobús al grito de “¡democracia y libertad!” y “¡Viva una Cataluña española!”. La gente de Arenys les insultó e improvisó caceroladas. Salían a cinco o seis mossos por barba. Allí estaba Antonio Jiménez, falangista barcelonés de 76 primaveras. Y otros más jóvenes, que huían de la prensa. Pero a los veteranos les encantaba exhibirse. “Claro que quiero que se pueda opinar, pero dentro de la Constitución –aseguraba Jiménez–. Si estamos aquí, es porque somos legales y demócratas. ¿Que Franco no lo era? Yo de este no quiero saber nada, que soy falangista. Franco era un ‘arrimao’, como Pujol”. Y, durante dos horas, se manifestaron libremente, gritando consignas como “España, una; no 51”, “Separatistas, terroristas”, “Viva Cataluña española”, “No nos engañan, Cataluña es España” y “Fuera la estrella de nuestra senyera”. Fue la nota grotesca de una extraña jornada electoral. Luego, subieron a su autobús y se largaron por donde habían venido. El alcalde, Carles Móra, condenó algunas pedradas que un grupo de independentistas lanzó contra el autobús, rompiendo el cristal de una ventana.



Al independentismo la jornada del domingo le salió redonda. La eficaz actuación de los Mossos no hizo temer en ningún momento por la seguridad, pese a la manifestación de Falange. La participación llegó al 41 % (más que en el referéndum de la Constitución Europea pero menos que en el del Estatut) de los 6.000 mayores de 16 años a quien se dio derecho a voto. Y el “sí” se impuso con el 96%. Muchos municipios, entre ellos, capitales de comarca como Berga o Les Borges Blanques, en manos de CiU y de ERC, ya buscan respectivamente fecha. Seiscientos de los 940 ayuntamientos catalanes tienen mayoría nacionalista. Unos 60 municipios promueven para el 15 de octubre otra consulta como la de Arenys. Algunos recuerdan la misma consulta soberanista prohibida por la Justicia cuando el ex lehendakari Ibarretxe la quiso convocar para Euskadi. La diferencia es que administraciones como un gobierno autonómico no puede hacerla, pero no se puede prohibir que los ciudadanos voten tras instancias privadas, como es el caso de Arenys, en donde la consulta estaba convocada por una asociación, no por una administración pública.


Consulta independista en Arenys de Munt.


Un diálogo atribuido a Jaume Miravitlles explica la actitud de los catalanes ante la independencia. Alguien pregunta: “¿Es usted partidario de la independencia?”. Y el otro: “Por supuesto”. “Entonces tiene que apretar ese botón durante diez minutos”. Y contesta el catalán: “Pero, oiga, yo tengo otras cosas que hacer. No puedo estarme aquí diez minutos perdiendo el tiempo”. Aparte de las bromas, hay estudios muy serios que avalan el avance del independentismo. “El independentismo catalán –dice el politólogo Roger Buch que lleva años investigando el independentismo contemporáneo en Catalunya – no es excluyente, no genera rechazo de España, como sí ocurre en el País Vasco. Las manifestaciones culturales independentistas pueden ser inclusivas, y los catalanes de origen se sienten cómodos con ellas. Actualmente, hay una parte de ciudadanos que no se siente española; otra que sí; y una tercera que se siente española o catalana según le convenga y que se encuentra cómoda dentro de esta contradicción. Por tanto, en la sociedad catalana no hay dos bloques, no es dual y sí plural”. Buch acaba de publicar “L'esquerra independentista avui” sobre la importancia que está adquiriendo esta tendencia política entre los diversos movimientos juveniles catalanes. Lo que no deja de ser un retrato del independentismo actual.


Roger Buch, en Barcelona.


María Teresa Fernández de la Vega, advierte que la consulta sobre la independencia de Cataluña está “fuera de la Constitución y de la Ley” y que no tiene ninguna consecuencia legal. Asegura que es necesario distinguir entre “una consulta popular” y un “referéndum que está establecido, regulado y delimitado por la Constitución y la Ley”. “Por lo tanto –dice–, en este caso, valor jurídico, cero; vinculación legal, cero; consecuencias legales, cero”. Su opinión es más suave que la del ministro de Fomento, José Blanco, que califica el acto de “despropósito”. Para él, lo más “revelante” y “chocante”, es el apoyo de CiU a su celebración. Se trata de un acto ilegal que es prohibido por un juez y que no tiene valor jurídico. Esteban González Pons, vicesecretario de Comunicación del PP, critica que el presidente Zapatero y su Gobierno “están dejando indefensos a los catalanes no nacionalistas, que son la mayoría, y están renunciando a defender la Constitución de 1978”. Para Esperanza Aguirre, la presidenta de la Comunidad de Madrid, se ha ido un paso más allá, al reconocer que “referéndums como los de Arenys, en los que se gana con un 96% y se apedrea a los que están en contra, me levantan el estómago y me recuerdan a los países totalitarios”.


Arenys de Munt, votando.


Joan Puigcercós comenta que lo ideal son que las consultas se extiendan “como una mancha de aceite” y “es necesario que la iniciativa surja de la sociedad civil, no de los partidos”. En declaraciones a Catalunya Ràdio, Joan Carretero, cara visible de Reagrupament.cat, afirmó que le gustaría contar con Joan Laporta “porque multiplica”, dado el tirón popular que mostró en la manifestación independentista de la Diada: “Es un excelente presidente del Barça y un patriota. Le recibiríamos encantados”. Según señala El Periódico de Catalunya, “lo de menos fue el resultado de la votación. Se daba por hecho la victoria fácil del ‘sí’, pero, como el referendo no podía ser vinculante, las expectativas eran otras. La más importante de todas era medir la temperatura en la que se encuentra un movimiento soberanista catalán excitado por los avatares judiciales que había tenido que atravesar la consulta”. La Vanguardia, por su parte, destaca que el civismo ganó en Arenys, donde participó un 41% de los vecinos en la consulta sobre una posible independencia. El Mundo habla de “bufonada independentista en Arenys”. La Razón dice que “Arenys de Munt consuma la farsa del referéndum independentista”. ABC resalta que la consulta soberanista logró menos apoyo que el Estatut.


Después de que la ministra de Defensa, Carme Chacón (PSC), pusiera la consulta al nivel de la protesta de Falange y asegurara que Catalunya no avala “extremismos” porque es un país “de orden y moderación”, Puigcercós reacciona airado. Asegura que Chacón hace “trampas” y denuncia que sus argumentos demuestran que “el discurso anticatalanista y anti-independentista es más fácil cuando hay violencia”. Puigcercós insiste en que “para un referéndum de independencia no se pide permiso. Éste fue el error de Ibarretxe”. Y arremete contra la presidenta de la Comunidad de Madrid: “Aguirre riega en su jardín. Dice cosas que no son ciertas. En todo caso, la única violencia que sentimos el domingo fue la de los nostálgicos del franquismo que se presentaron allí. Los demócratas españoles se deberían plantear en qué nivel queda la cosa si quien defiende la unidad de España es la Falange”. Por su parte, José Montilla, president de la Generalitat, aprovecha la celebración de la Diada para presentar su “antídoto” contra extremismos como el de Arenys: lealtad institucional y estricto cumplimiento de la ley. O sea, del Estatut.


Joan Puigcercós.


Carles Mora, alcalde independista de Arenys, profesor de catalán, castellano y francés, piensa que el castellano es una lengua que enriquece a Cataluña. “Amo el castellano –suele decir– y me apasiona el catalán”. Opina que si todos tuviéramos las mismas ventajas y el mismo trato fiscal, la gente no se plantearía la independencia. “Pero, hoy por hoy, dado que no existe ecuanimidad, soy partidario de la misma” Según él, en Arenys de Munt, se suelen hacer muchas consultas y ya hace muchos años que se pregunta a la gente su opinión sobre cualquier tema. “Yo mismo tengo un teléfono directo con los ciudadanos y, para entrevistarse conmigo, no es estrictamente necesario pedir hora”. Mora está en contra de las pintadas y de cualquier forma de violencia. “Con hábitos democráticos muy enraizados, mi pueblo está muy acostumbrado a participar en consultas. El partido del que soy el máximo representante (yo salí de una asamblea popular; no de mi partido, sino directamente del pueblo), tiene la buena, sana e higiénica costumbre de escoger a sus representantes en unas primarias asamblearias en las que se invita a participar a todo el pueblo, como se hacía en la antigua Grecia. Y entre los que se presentan –yo estuve con cuatro personas más– se escoge a una persona con carácter vinculante. No vivimos de la política. No podemos estar más de dos mandatos. Tenemos un código de conducta que nos exige el partido (coche utilitario, tan sólo podemos tener un cargo, las dietas controladísimas, no podemos aceptar ningún regalo...). Así, todo es más transparente y más sencillo, y a la gente le parece bien”. Los compañeros del PSC han tenido su apoyo en todo momento, pero algunos no comparten el planteamiento de la independencia y defienden el federalismo. Opinión que le merecen todo el respeto pero que no comparte. La presencia de La Falange en su pueblo, espantó a bastante gente mayor que aún tienen presentes muchos recuerdos del franquismo que en Arenys de Munt se cebó especialmente con parte de la población.

Carles Mora, alcalde de Arenys de Munt.


El Parlament de Catalunya elaboró un proyecto de ley basado en el documento base de la Fundación Cercle d'Estudis Soberanistes de 2007 sobre la regulación de las consultas populares por vía de referéndum. El gobierno catalán recibió a distintos expertos para recabar opiniones. Entre los comparecientes se encuentra Alfons López Tena, presidente de la citada fundación y ex vocal del Consejo General del Poder Judicial. Según él, que un ayuntamiento impulse consultas soberanistas es “constitucional y estatutario”. Asegura que, ley en mano, el Estado no podría denegar a un ayuntamiento hacer una consulta con la pregunta: “¿Está usted de acuerdo en reformar las leyes necesarias a efectos de que Catalunya sea un Estado independiente y democrático, integrado en la Unión Europea (UE)?”. López Tena recuerda que el artículo 222 del Estatut establece que los Ayuntamientos pueden promover reformas estatutarias. “Ello se puede hacer preguntando a los ciudadanos en una consulta popular si estarían de acuerdo en que el consistorio impulsase esta eventual reforma. La Constitución también permite a las comunidades autónomas que presenten reformas de la Constitución y de cualquier ley en las Cortes”.


“Un jefe del gobierno que ve cómo se difama a su propio país por parte de unos diarios aleccionados y que ha estado callado sin reaccionar –señala Berlusconi en el programa de la televisión pública italiana, ‘Porta a Porta’ RAI–, ¿no tiene el derecho de recurrir a medios legales para defender que eso no es libertad de prensa sino que se llama difamación?”. Berlusconi había acudido al mismo tras entregar sus nuevas casas a los evacuados de la pequeña localidad de Onna, devastados por el seísmo del pasado 6 de abril. Sólo que éstas eran cabañas de madera pagadas no por él, sino por la Cruz Roja. El Primer Ministro italiano se queja de estar rodeado de “demasiados canallas en política, en la televisión y en los periódicos”, y precisa que nunca había pensado en volver a las urnas ni convocar elecciones anticipadas. Pero Il Cavaliere sufre un fracaso por parte de la audiencia. Sólo logra atraer a un 13,5% de espectadores y pierde contra su Canal 5, que, irónicamente, emite la serie “Honor y respeto”.



Antes eran los grandes medios los que devoraban a los pequeños. Ahora son los grandes los que se devoran entre sí. El grupo mediático News Corporation, del magnate australiano Rupert Murdoch, ha demandado, a través de su controlada Sky Italia, a Mediaset, propiedad del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, por competencia desleal en el sector de la televisión en Italia. Según ha informado News Corporation, Sky Italia ha presentado la demanda ante el Tribunal de Milán, alegando violación de las reglas antimonopolio del Tratado Constitutivo de la Unión Europea y competencia desleal. News Corporation sostiene que el hecho de que el grupo Mediaset, que controla las principales televisiones privadas en abierto del país, se haya negado a venderle espacios publicitarios en sus canales a Sky Italia, viola las normas de mercado europeas y de las comunicaciones italianas.

Montazer Al Zaidi, el periodista iraquí que llamó “perro” y arrojó sus zapatos contra el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, llegó a Siria tras haber sido puesto en libertad. Con su gesto había puesto de manifiesto el resentimiento de muchos iraquíes hacia el ex mandatario, quien siete años antes había ordenado la invasión de Irak. Pero su destino no era Siria sino Grecia, hasta donde se desplazará en avión privado para recibir tratamiento médico debido a la paliza que, presuntamente, sufrió de los guardias iraquíes que le arrestaron. Al Zaidi ha asegurado que, después de haber sido arrestado, fue torturado en una habitación no lejos de donde tuvo lugar la rueda de prensa. Los guardias le agredieron con cables y tubos de metal y le dieron descargas eléctricas. Al Zaidi no se ha mostrado arrepentido de lo sucedido. Al contrario, ha afirmado que aprovechó la oportunidad que tuvo. “No soy un héroe y lo admito –reconoció el periodista a quien, por su buen comportamiento, le redujeron la condena inicial de tres años de cárcel por atacar a un jefe de Estado–. Simplemente, defiendo la postura que he adoptado al ver mi país ardiendo en llamas”.



El jurado popular del juicio celebrado esta semana contra Javier Rodrigo de Santos, ex concejal del PP en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca, lo ha declarado culpable de pagar con una tarjeta del consistorio gastos por un total de 52.583 euros en clubes de alterne. De Santos, durante el juicio, no negó los pagos, atribuyéndolos a su adicción a la cocaína.


Humor del momento, de Kap y de Pep Roig:






Y, para terminar, cuatro vídeos. El primero, sobre la manifestación de la Diada. Está en catalán pero es fácil comprenderlo.


El resto son musicales. El siguiente, sobre la cantante Lucrecia, nacida en La Habana, Cuba, en donde, con solo siete años, comenzó a cursar estudios de música, licenciándose en la especialidad de piano. Participó como cantante y teclista en la orquesta Anacaona, con la que realizó giras por todo el mundo, En España, se quedó a residir en Barcelona. En 1993, participó en el festival internacional de boleros de La Habana, donde fue una de las artistas más destacadas. Ese mismo año representaría a Cuba en el festival de la OTI. En 1994, edita su primer álbum “Me debes un beso”. Su segundo disco, “Prohibido”, se edita en 1996, repitiendo la producción y dirección musical. Un año más tarde, en 1997, publica “Pronósticos” y, en 1999, “Cubaname”, del que extrae la versión de la canción “Youkali” de Kurt Weill y Fernay, que sirve de tema central de la película “Segunda Piel” dirigida por Gerardo Vera y protagonizada por Ariadna Gíl, Javier Bardem y Jordi Mollá. Edita el single “Ampárame” y descubre nuevas facetas personales y musicales. La maternidad le proporciona un estado idóneo para la composición de la mayoría de los temas de su nuevo disco “AGUA”, un Acid Jazz latino. “Mi Gente” es la primera gota de agua de este mar de emociones.


El tercero, es un show sobre tambores.

Link: Drums!
Y por último, el corredor de Fórmula 1, Fernando Alonso, no sobre la pista, sino al frente de una orquesta.

5 comentarios:

Sota dijo...

Joder, cuantísimo honor...

Santiago Miró dijo...

Confieso que nunca me aburro cuando leo tu blog. La fuerza de tu escritura y de tus comentarios me provocan todos los días sorpresas y renovada admiración.

General McArthur dijo...

Pués para ser que no había de "hablar" sobre la charlotada de Arenys y sobre la posible independecia de Cataluña...
¡Tela!
Se me ha hecho bastante largo y repetitivo su articulo, pero no le quito méritos en cuanto a la información.
Los vídeos son sobreros y las fotos, aunque no necesarias, amenizan el rollo-pergamino.
Por cierto..., Laporta se escribe juntito (Joan Laporta, no La Porta)

Gracias.

Santiago Miró dijo...

Gracias por su interés. Reconozco que, a veces, los domingos me paso con la extensión. Procuraré no abusar. Lo de La Porta, en lugar de Laporta, fue un fallo, ya corregido.

Rafael del Barco Carreras dijo...

JUAN LAPORTA Y LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA.



Rafael del Barco Carreras



Me alegró que alguien ajeno a la tradición barcelonesa de la CORRUPCIÓN alcanzara la Presidencia del Barsa… o eso creí. En realidad no me ha interesado nunca ni el Barsa ni el fútbol más allá de mi adolescencia jugando por el campo “dels Penitens” con el “Nuestra Señora del Coll”, y de eso hace 50 años. Pero me llamó la atención un personaje de su entorno y equipo, su cuñado Echevarría (ferviente franquista), y no por él mismo sino por su padre, Juan Echevarría Puig y el caso de la MUTUA UNIVERSAL, por tratarse de un ex del Consorcio de la Zona Franca por los 70. Ver www.lagrancorrupcion.com en MUTUA UNIVERSAL, Juan Echevarría Puig.

Que la palabra INDEPENDENCIA nos suene a GUERRA a todos los VIEJOS, ni es nuevo, ni gratuito. Mi madre, mi padre, mi abuela, no se cansaban de repetir las penurias con el hambre y la muerte rondando, de antes, en, y el después, que recuerdo demasiado bien.

No es mi intención declararme ni anti ni independentista, tengo preocupaciones más allá de sentirme de una u otra nacionalidad. Me sucede al igual con el Barsa, me importa un pito, pero me alegra que gane, y me sucede lo mismo con el Español, y hasta con el Madrid por Europa, pero que Juan Laporta, promocione la independencia, no solo me predispone en contra, sino que arrugo la nariz. Todos los políticos barceloneses me han parecido más adictos a LA PELA que a sus ideas, y tras sus luchas, más que luchas discursos, solo he descubierto el dinero, e irrefrenable ambición de PODER, y en el caso de obtenerlo, multiplicar sus sueldos, cargos y negocios… y lo que es peor, librarse de monumentales estafas.

Mi primera impresión sobre la CORRUPCIÓN Y LAPORTA surge de mis batallitas, y por aquello de que uno no se ha de fiar del dictado de sus sentimientos, me olvidé. Pero él traspasó su mundo familiar, y hasta lo anuló, para lanzarse de lleno al juego propio de los triunfadores y patricios barceloneses, que obviando las amantes, es o era hace un par de años, EL LADRILLO, fórmula segura de enriquecerse, aunque de hecho ya no se vendiera un piso. Pero sin consolidar, o al contrario, sus pelotazos de Bellvitje o el Miniestadi, ya se le sabe tan rico que compra un ático en la alta Diagonal por 3 millones de euros, y LA CAIXA, o sea, el todopoderoso núcleo duro barcelonés, reconociendo sus éxitos, más que sus activos, le concede una hipoteca de DOS MILLONES, en plena crisis.

La Fiscalía parece que también tiene la mosca tras la oreja (aunque en definitiva decida LA POLÍTICA), y de nuevo el Barsa y su presidente, y con Cruiff que ya visitó los juzgados hace 30 años, librándose más por corrupción que inocencia… y actualmente muy presente y citado el Club en el juicio por la CORRUPCIÓN EN HACIENDA, con acusados su ex presidente Núñez y asesor fiscal (personal y del Club) el ex abogado del Estado, Juan José Folchi, consellé en la primera Generalitat, con petición fiscal de 12 años, y que para no desentonar obtiene el tercer grado a solo un mes de entrar en prisión condenado a 3 años y medio, un record de concesión imposible si nos atenemos al Reglamento Penitenciario y su aplicación práctica.

Ver imágenes de su mitin en la Junquera publicadas por GIRONA NOTICIES en www.lagrancorrupcion.blogspot.com y los artículos del AS y EL CONFIDENCIAL sobre la Fiscalía, Cruiff y Mediapro.